Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.
40
WWW.DIALOGOEJECUTIVO.COM.MX
COLUMNA FH EN RED
Carlos Vargas
Es propietario de Factor
Humano (FH) en Red y es
consultor ...
41
MARZO 2016
Ser responsable
y rendir cuentas
son conductas que
reflejan madurez
y profesionalismo,
creando hábitos,
cond...
42
WWW.DIALOGOEJECUTIVO.COM.MX
COLUMNA FH EN RED
¿Empresario o capo?
Un capo es un jefe de la mafia, que suele ser persona...
EL Chapo Guzmán; un caso IPADE
Nächste SlideShare
Wird geladen in …5
×

EL Chapo Guzmán; un caso IPADE

627 Aufrufe

Veröffentlicht am

En los debates en los que llegué a participar en estos días, a través de redes sociales, hubo uno que me llamó la atención, fue un comentario de un personaje del mundo de las organizaciones que me decía respecto a El Chapo: “Un chico pobre, que empezó a trabajar a los nueve años porque el gobierno, el Estado, la sociedad y el país no le dieron la oportunidad de estudiar y porque no quiso ser ‘otro pobre más’. A los 15 empezó su negocio y hoy tiene un
emporio a nivel mundial… Mucho, mucho que aprenderle. Debiera ser caso IPADE, mínimo”.

Carlos Vargas H
@Broker_DTalento

Veröffentlicht in: Leadership & Management
  • Als Erste(r) kommentieren

EL Chapo Guzmán; un caso IPADE

  1. 1. 40 WWW.DIALOGOEJECUTIVO.COM.MX COLUMNA FH EN RED Carlos Vargas Es propietario de Factor Humano (FH) en Red y es consultor en recursos hu- manos y cazatalentos para diversas corporaciones. Un caso Ipade o Harvard En los años 20, 30 y 40 existían códigos de respeto entre las grandes mafias, tipo Alcapone, Frank Costello, Joseph Bonanno El Chapo Guzmán Una negra historia El caso de JoaquínArchivaldo Guzmán Loera, alias El Chapo Guzmán, (nacido en La Tuna, Badiraguato, Sinaloa, México, 25 de diciembre de 1954), líder de la organización internacional de la droga, llamada la Alianza de Sangre, también conocida como el Cártel de Sinaloa, ha dis- parado las más increíbles reacciones, en todos los niveles de la sociedad, desde el hombre de la calle, hasta el empresario o el responsable de capacitar gente en las organizaciones. Las opiniones recorren el tema en forma vertical y horizontal, sobre todo cuando se supo que dos actores de cine, el estadounidense Sean Penn y Kate del Castillo, mexicana, nacionalizada estadounidense, lo habían entrevistado y al parecer forman parte de un equi- po de trabajo del propio criminal para producir una película teniendo por argumento su negra historia, como lo fue en Colombia y en su tiempo Pablo Escobar Gaviria. Debate En los debates en los que llegué a participar en estos días, a través de redes sociales, hubo uno que me llamó la atención, fue un comentario de un personaje del mundo de las organi- zaciones que me decía respecto a El Chapo: “Un chico pobre, que empezó a trabajar a los nueve años porque el gobierno, el Estado, la sociedad y el país no le dieron la oportunidad de estudiar y porque no quiso ser ‘otro pobre más’. A los 15 empezó su negocio y hoy tiene un emporio a nivel mundial… Mucho, mucho que aprenderle. Debiera ser caso Ipade, mínimo”. El Chapo y un supuesto liderazgo En nuestra colaboración del pasado 22 de julio del 2015, titulada El Chapo Guzmán no es un Robín Hood, es una cartografía del Mexico oscuro, expresaba que debemos hacer del liderazgo
  2. 2. 41 MARZO 2016 Ser responsable y rendir cuentas son conductas que reflejan madurez y profesionalismo, creando hábitos, conductas positivas y no pasar la culpa a otros. La expresión de que El Chapo no tuvo oportunidades por culpa de otros y de no querer ser un pobre más, no cabe en esta reflexión de ser accountable un concepto supremo, y reforzaba al comentar: “No nos confundamos El Chapo Guzmán es un vulgar criminal, se ve a sí mismo como un líder de buenos sentimientos”. El liderazgo es el arte de la persuasión, el acto de motivar a la gente a hacer más de lo que creyó posible en pos de un bien mayor. El liderazgo deseable será fuerte y sabio. Se trata de buscar líderes competentes y carismáticos que generen entornos que permitan incluso impulsar e inspirar, a muchos otros a conseguir mucho. Que sean inspiración para una sociedad mejor. El estilo de controlar de El Chapo basado en el miedo, el terror, se llama sumisión. La responsabilidad Partamos del concepto de la responsabilidad, palabra definida en el medio organizacional como accountability para hacer que los integrantes las organizaciones asuman su responsa- bilidad y rindan cuentas de manera objetiva y oportuna. La palabra accountability nos lleva a ser accountable, que significa cumplir con el puesto, la responsabilidad para la que fuimos contratados, hacer las cosas día con día mejor, buscar la excelencia, hacer todo lo necesario para contribuir a los resultados de la organización a la que uno pertenece; esto implica com- promiso, ser proactivo, productivo y siempre agregando valor, bajo un marco ético profesional. Madurez y profesionalismo Serresponsableyrendircuentassonconductasquereflejanmadurezyprofesionalismo,creandohábi- tos,conductaspositivasynopasarlaculpaaotros.LaexpresióndequeElChaponotuvooportunidades por culpa de otros y de no querer ser un pobre más, no cabe en esta reflexión de ser accountable. Es un hecho que el ser humano por necesidad, se debe relacionar con otros y, para ello, debe cumplir una serie de reglas de comportamiento, según el lugar y el tiempo en el que se encuentre. Estas obligaciones, que cada individuo debe cumplir con los demás, se denominan responsabilidades sociales. La idea de que los individuos tengan una responsabilidad para su sociedad se remonta a los filósofos griegos y el sistema romano de legalidad y nosotros vivimos en un sistema legal. La responsabilidad social, hoy día, se considera un concepto normativo no obli- gatorio o ley blanda (es decir, sin la fuerza de la ley), tales como los plasmados en algunos acuerdos internacionales, por ejemplo, la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos, adoptada por la UNESCO. Lo anterior da origen no sólo a diferentes tentativas o percepciones sec- toriales de establecer mecanismos de responsabilidad social -la más notable entre las cuales son las referentes a responsabilidad social corporativa o res- ponsabilidad social empresarial (RSE), sino también a nuevas propuestas acerca de las implicaciones institucionales del concepto. ¿Un caso Ipade? El objetivo del Ipade es formar líderes en la alta dirección mediante una propuesta innovadora académica, enfoques globales de los negocios, responsabilidad social y en apego a los principios cristianos, con el ánimo de transformar de forma positiva una las organizaciones de todos los sectores y a la sociedad en general. A través de la metodología del caso y centrada en los participantes, se propician procesos de análisis, diagnóstico y proyección, que permiten que el director reflexione acerca de su empresa y su persona en el quehacer de tomar decisiones y de conducir, con sentido hu- mano, a una organización. Con lo anterior, el director de empresas contribuye positivamente a la comunidad empresarial de un país. El Ipade tiene una misión, visión y valores muy claros, y en ninguna de sus partes empatan con un comportamiento y una organización como la del Cártel de Sinaloa. 41 MARZO 2016
  3. 3. 42 WWW.DIALOGOEJECUTIVO.COM.MX COLUMNA FH EN RED ¿Empresario o capo? Un capo es un jefe de la mafia, que suele ser persona principal en las familias cercanas a estas organizaciones ilegales. La propuesta de que llegue a ser un caso Ipade, nos llevaría a las preguntas: • ¿Debemos o podremos tener por empresarios a personajes como El Chapo? • ¿Cuál será la opinión, al respecto, de Carlos Slim, Lorenzo Sertvije, Alberto Bailleres?EsteúltimofuereconocidoporelSenadodelaRepúblicaconlapre- sea Belisario Dominguez, entregada a personas destacadas porsusvirtudes. Creo que este tema del bien y el mal, más bien sería un caso para el desa- parecido programa de Chabelo, en su sección Mi conciencia y yo, o lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer. Dudas de que sea un caso ejemplar Me niego a aceptarque una figura así sea un caso ejemplar, es un serque generó miles de muertos, miles de intoxicados, secuestrados, que destruyó a familias enteras. El Chapo es autócrata, con un liderazgo fundamentado en el terror, el miedo, el dinero. Sería tanto como hacer apología de un criminal. • ¿Dónde quedaría la responsabilidad social, la ética, la moral? • ¿Cómo definiríamos nuestra cultura organizacional cuando basemos nues- tros negocios en los principios de negocio y de vida de El Chapo Guzmán? Los grandes capos, gángsters En los años 20, 30 y 40 existían códigos de respeto entre las grandes mafias, tipo Alcapone, Frank Costello, Joseph Bonanno. El capo es definido como malhechor, es el que forma parte de una banda organizada que opera en las grandes ciudades. Con su habitual concreción y sutileza define la Real Academia de la Lengua Española (RAE) el término gánster. Algo más generosa es Wikipedia cuando buscamos información sobre la mafia, arro- jando un extenso artículo en el que podemos conocer los orígenes de esta organización siciliana, que rápidamente extendió su formato a otros grupos criminales del mundo. http://www.abc.es/20101217/medios-redes/ganster- historia-201012170904.html Quién no recuerda la película El Padrino, un jefe de la mafia, que respeta a su familiaya la de los contrincantes, honorentre la mafias, eso hoydía no existe. Entonces ¿el fin justifica los medios? Cuidado, el camino podría serequivocado para nuestros hijosynietos poniendo a El Chapo como ejemplo para nuestras familias, organizaciones, para nuestro país. Vamos preguntando al Ipade si incorporaría un caso Harvard de El Chapo en sus programas de estudio. Con esas premisas se justificaran cientos de personas, incluso políticos, por ejemplo: los presidentes municipales sin estudios, bajo la expresión “no quiero ser un pobre más”… Si así tenemos como país un gran problema de corrupción, impunidad y cinismo, con esa justificación de “no quiero ser un pobre más” ¿a dónde llegaremos? Bien dice el refrán cada cabeza es un mundo; pero ese mundo no cabe en mi cabeza, imaginando a cientos, sino miles o millones de fa- milias diciendo a sus hijos o nietos: “No tuviste oportunidades” y “antes de llegar a pobre, trafica con drogas, mata, roba, secuestra….el fin justicia los medios” ¿será la fórmula? ¿Vamos a culpar a otros de lo que no tengo yo? ¿En dónde queda la responsabilidad? Y como soy víctima, ¿tengo licencia para dilinquir? ¿Ésta es la salida en nuestro país para combatir el desempleo o la pobreza?

×