Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Die SlideShare-Präsentation wird heruntergeladen. ×

Alejandro Cardini: Neurobiología de las emociones

Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Wird geladen in …3
×

Hier ansehen

1 von 43 Anzeige
Anzeige

Weitere Verwandte Inhalte

Diashows für Sie (20)

Andere mochten auch (20)

Anzeige

Ähnlich wie Alejandro Cardini: Neurobiología de las emociones (20)

Aktuellste (20)

Anzeige

Alejandro Cardini: Neurobiología de las emociones

  1. 1. Presenta: Alejandro César Cardini May
  2. 2. Disciplina que agrupa distintas especialidades que se ocupan del estudio del sistema nervioso. El sistema nervioso es el rector y coordinador de todas las funciones, conscientes e inconscientes del organismo, consta del sistema cerebroespinal (encéfalo y medula espinal), los nervios y el sistema vegetativo o autónomo.
  3. 3. El Cerebro es el órgano clave de todo este proceso. Sus diferentes estructuras rigen la sensibilidad, los movimientos, la inteligencia y el funcionamiento de los órganos. Su capa mas externa, la corteza cerebral, procesa la información recibida, la coteja con la información almacenada y la transforma en material utilizable, real y consciente.
  4. 4. La inteligencia comenzó a investigarse por Binet, al diseñar los análisis y exámenes de Coeficiente intelectual. La tesis de Binet era que entre más elevado fuese el coeficiente intelectual, más exitoso iba a ser el individuo.
  5. 5. La inteligencia emocional, es un término acuñado más recientemente por investigadores de las universidades de Yale y New Hampshire , y sobretodo dado a conocer por el libro sobre ese tema de Daniel Goleman. Es un término que describe el equilibrio entre la razón y la emoción. Se puede medir, tomando en consideración sus cuatro funciones esenciales: •La aptitud para identificar su propio estado emocional y el de los demás. •La aptitud para comprender el desarrollo natural de las emociones. •La aptitud para razonar sobre las propias emociones y aquellas de los demás. •La aptitud para regular las propias emociones y las de los demás
  6. 6. El coeficiente emocional es una medida similar a la del coeficiente intelectual, sin embargo toma a consideración las 4 funciones esenciales previamente mencionadas y es una medida del equilibrio entre la razón y las emociones del individuo. La tesis que nos presenta Sebastian Servan- Schreiber es de que el 80% de los éxitos están basados en el coeficiente emocional y solamente el 20% en el coeficiente intelectual. Hace esta afirmación basándose en descubrimientos de que el éxito de una persona (posición social, salario, estado marital, tener hijos o no, etc.) no está tan entrelazado con el coeficiente intelectual, y por lo mismo no debe ser el único valor que lo afecta.
  7. 7. La tesis propuesta por Goleman es que el dominio de la inteligencia emocional da una mayor garantía en cuanto respecta al éxito que el coeficiente intelectual, y por lo mismo debe fomentarse de una manera equitativa o mayor en las instituciones de educación. Esto se ve comprobado por estudios realizados en niños pobres de un barrio de Boston, ya que su éxito parecía verse más afectado no por su Coeficiente Intelectual, sino por su capacidad de controlar sus emociones, regular su frustración y cooperar con sus compañeros. Debemos darle prioridad al fomento de la inteligencia emocional, y no tanto al desarrollo de lógica físico-matemática, ya que la inteligencia emocional es mayor garantía.
  8. 8. La Tercera Revolución de la psicología.
  9. 9. Según Servan-Schreiber, la psicología del siglo XX ha sido dominada por dos grandes teorías, ya sea la de Freud o la de Darwin. Ahora, después de cien años, se ha llegado a una integración entre sus perspectivas que nos permite hablar sobre el equilibrio de las emociones. Darwin, consideraba que las especies progresaban solamente a través de la adición sucesiva de estructuras y funciones nuevas que le permitieran adaptarse mejor a su medio ambiente. Por otro lado, Freud, nos habla del hombre con la existencia de una vida psíquica (denominada inconsciente) de la cual el ser humano no tiene noción ni razón con la cual limitarla.
  10. 10. A finales de Siglo XX, el médico e investigador estadounidense proporcionó una explicación neurológica a la tensión entre el cerebro primitivo y el cerebro racional. Es decir, estableciendo al cerebro primitivo como el Ello, al cerebro racional como el Súper-Yo y al Yo siendo el sujeto dentro de quién sucedía la batalla. Y de ahí, denominó al gran tema que veremos en la diapositiva siguiente: “La guerra entre dos cerebros”
  11. 11. X
  12. 12. La vida psíquica es resultado de un esfuerzo permanente de simbiosis entre dos cerebros. Tenemos por un lado, el cerebro cognitivo, consciente, racional y volcado en el mundo externo. Por otro lado, tenemos también al cerebro emocional, el cual es inconsciente, preocupado por sobrevivir y ante todo conectado al cuerpo y al placer inmediato. Estos dos cerebros son relativamente independientes entre si, y cada uno contribuye de maneras muy diferentes a nuestra experiencia de vida y nuestro comportamiento.
  13. 13. En el centro de nuestros cerebros, compartimos el cerebro más antiguo con todos los mamíferos y con los reptiles (parcialmente). A este cerebro, se le denomina el cerebro reptiliano o el cerebro límbico (Broca). A continuación, podemos ver imágenes que nos muestran la localización de este cerebro dentro del humano.
  14. 14. El cerebro límbico controla las emociones y la fisiología del cuerpo. Está constituido dentro de las capas más profundamente adentradas en el cerebro. Es un cerebro dentro del cerebro. La estructura molecular en el cerebro límbico es muy distinta a aquella en el neo-cortex (capa exterior de la que hablaremos a continuación) ya que las neuronas es vez de estar organizadas en capas regulares, están más bien amalgamadas. Esto, a pesar de hacer un tratamiento mucho más primitivo de la información, también nos permite entrar en reacción de manera mucho más rápida ya que la transmisión eléctrica se da con menor esfuerzo y tiempo. El cerebro límbico es responsable de acciones tales como los reflejos ante situaciones de estrés agudo.
  15. 15. Aparte de lo previamente mencionado, el tejido cerebral que encontramos en el Neo-cortex es muy distinto a aquel que encontramos en el cerebro límbico, y por lo mismo incluso son afectados por enfermedades o agentes patogénicos distintos El cerebro límbico es un centro de control que recoge continuamente información proveniente de distintas partes del cuerpo, y responde de manera apropiada controlando el equilibrio fisiológico (teniendo como objetivo principal la supervivencia). Servan-Schreiber nos habla de que el cerebro límbico controla la respiración, el ritmo cardiaco. La tensión arterial, el apetito, el sueño, la libido, la secreción de hormonas y el funcionamiento del sistema inmune. Desde este punto de vista, las emociones no son más que la experiencia consciente de un largo conjunto de reacciones fisiológicas que ajustan las actividades de los sistemas biológicos del cuerpo a los imperativos del entorno interno y externo.
  16. 16. Debido a la estrecha relación entre el cerebro límbico y el cuerpo, suele resultar más fácil que se interactué con este a través del cuerpo que a través del lenguaje, tal se puede llevar a cabo a través de medicamentos, o a través de metodologías alternativas tales como la acupuntura, el masaje, el control de la alimentación, movimientos oculares, frecuencia cardiaca, ciclos de sueño etc.
  17. 17. Ya hablamos del sistema primitivo cerebral del hombre, es hora de hablar de su cerebro nuevo, llamado neo-cortex. Su nombre significa literalmente “corteza nueva”, y esta es la superficie plisada que da al cerebro su apariencia tan característica. También es este cerebro el que envuelve al cerebro emocional. Desde un punto de vista evolutivo, es la capa que se formó más recientemente, y por lo mismo es la que se encuentra en las formas de vida más desarrolladas. A continuación, veremos imágenes que nos muestran la ubicación del neo-cortex
  18. 18. El neo-cortex o cerebro cortical, es aquella parte de nuestros cerebros que está dedicada al lenguaje y al razonamiento. Es en el hombre, en donde encontramos el neo-cortex más desarrollado y grande de todas las especies, y por lo mismo es que tenemos nuestras vastas capacidades racionales y lingüísticas. Mientras que nuestros cerebros límbicos son del mismo tamaño que aquellos de otras especies. Nuestra corteza cerebral, es un componente esencial que nos da nuestras características como seres humanos.
  19. 19. ¿Qué pasa si no hay entendimiento entre ambos cerebros?
  20. 20. Los dos cerebros, emocional y cognitivo, perciben la información proveniente del mundo exterior simultaneamente. A partir de ahí, pueden cooperar o disputarse el control del pensamiento, de las emociones y del comportamiento. El resultado de esta interacción es lo que determina que sentimos, como lo sentimos y nuestras relaciones con el mundo y los demás. Cuando existe una continua competencia entre ambos cerebros, nuestras decisiones son pobres y carecen de objetividad y efectividad. En cambio, cuando nuestros cerebros se complementan de manera que el límbico nos indica lo emocional que queremos vivir, y el cognitivo la manera más inteligente de lograr esto, llegamos a un nivel de armonía interior que sustenta las experiencias duraderas del bienestar y de la plenitud.
  21. 21. La evolución tenía como prioridad la supervivencia y la transmisión de nuestros genes a la siguiente generación. Sea cual sea la complejidad del cerebro, este debe mantener la capacidad de detectar peligro o encontrar parejas adecuadas para reproducirse. Si no tuviéramos esta prioridad, como especie, estaríamos instintos dese hace siglos. Para nuestra fortuna filogenética, nuestro cerebro límbico trabaja las 24 horas del día, 7 días a la semana, y nunca falla, así que cuando detecta un peligro o encuentra una pareja apropiada para la reproducción, se desata una cadena de procesos bioquímicos que nulifica casi totalmente la vista neo cortica del hombre, y nos tornamos a los instintos, por ejemplo; si ahorita estuviéramos en un examen y de pronto se comenzara a incendiar cercano a ti. Te levantas y corres aunque no haya indicación de tal, sin considerar siquiera al examen.
  22. 22. Evidentemente, estos procesos evolutivos que llevan a nuestra supervivencia como individuos, y como especie. Nos influenciarán de diversas maneras en nuestros comportamientos. De hecho, investigaciones por la Universidad de Yale han demostrado que el cerebro límbico tiene la capacidad de “ desconectar” o alienar completamente al cortex anterior si se detecta una situación de peligro. El cerebro cognitivo, en una situación de alarma, no será afectado ni recibirá notificación alguna ya que es desconectado por la adrenalina en el sistema del individuo. Es por esto, que la mayoría de las veces no recordamos con exactitud los eventos dónde pasamos por mucho estrés. Ante emociones o amenazas muy fuertes (directas o indirectas, es decir situaciones que no son exactamente peligrosas o amenazantes, pero que para esa persona en específico implica una amenaza grave) es posible que la repercusión se vea en el cerebro límbico, y por esto debemos buscar alternativas de comunicación aparte del habla, para así poder sanar los problemas psíquicos del paciente.
  23. 23. Por el contrario, el cerebro cognitivo controla la atención consciente y capacidad de atemperar las reacciones emocionales antes de que se tornen desproporcionadas. Esta regulación impuesta por el cerebro cognitivo nos libera de caer en un tipo de tiranía de las emociones, y por lo mismo, nos salva de una vida regida por instintos y reflejos. Sin embargo, el arma cognitiva es un cuchillo de doble filo, si se fomenta demasiado, se puede perder ese contacto sagrado con el cerebro emocional y por lo mismo no poder responder a los llamados de su cuerpo cuando estos son necesarios.
  24. 24. Es por esto, que lo que debemos buscar más elementalmente es el balance entre nuestros dos cerebros, tenemos que saber acceder a cada uno y canalizarlo y emplearlo para los requisitos específicos de la situación. Siempre considerando llenar los requisitos con cualquiera de ambas partes.
  25. 25. Para vivir en armonía en la sociedad humana hay que alcanzar y mantener un equilibrio entre nuestras reacciones emocionales inmediatas –instintivas- y las respuestas racionales que preservan los vínculos sociales a largo plazo. De esta forma los pensamientos, decisiones y gestos se ajustan y fluyen de manera natural, sin que prestemos una atención particular. Existe un señalador fisiológico muy simple de esta armonía cerebral, del que Darwin estudiará los fundamentos biológicos: la sonrisa. Sonrisa falsa: se nos impone por razones de orden social. Una sonrisa cálida y verdadera, nos da a entender intuitivamente que la persona se encuentra en un estado de armonía entre lo que piensa y lo que siente. El cerebro tiene una capacidad innata para alcanzar el estado de fluir. Su símbolo más universal es la sonrisa en el rostro de Buda.
  26. 26. Cuando el cerebro emocional se desajusta, el corazón sufre y termina por agotarse. A cada instante el equilibrio de nuestro corazón influye en el cerebro. Algunos cardiólogos y neurólogos han llegado a habla de un “sistema corazón-cerebro” indisociable. Si existiese un medicamento que permitiera armonizar esta relación íntima entre corazón cerebro, tendría efectos beneficiosos sobre el conjunto del organismo. Retrasaría el envejecimiento, reduciría el estrés y cansancio, acabaría con la ansiedad, haría funcionar al máximo nuestras capacidades de concentración, etc.
  27. 27. En 1890, Williams James, escribe que la emoción era ante todo un estado corporal, y sólo después una percepción en el cerebro. El corazón dispone de su propio sistema de neuronas semiautónomo y es también una pequeña fábrica de hormonas; secreta su propia adrenalina, secreta y segrega la liberación de hormonas que regulan la tensión arterial, secreta su propia reserva de oxitocina. Todas estas hormonas actúan directamente sobre el cerebro La importancia del corazón en el lenguaje de las emociones, no sólo es una imagen. El corazón percibe y siente.
  28. 28. La relación entre el cerebro emocional y el corazón se denomina “sistema nervioso periférico autónomo” que está constituido por dos ramales que inervan cada uno de los órganos del cuerpo a partir del cerebro emocional. 1. ramal simpático: libera adrenalina y noradrenalina. Controla las reacciones de lucha y huida. Su actividad acelera el ritmo cardiaco. 2. ramal parasimpático: libera un neurotransmisor que acompaña los estados de relajación y calma. Su actividad disminuye la velocidad cardiaca. El equilibrio entre estas dos ramas es lo que ha permitido a los mamíferos desarrollar relaciones sociales cada vez más complejas entre ellas sería la relación amorosa y la de la seducción. (cuando el niño que te gusta te ve, sientes que se acelera el corazón (simpático) si respiramos hondo para recobrar la calma (parasimpático).
  29. 29. En los estados de estrés, ansiedad, depresión o cólera, la frecuencia del ritmo cardíaco entre dos latidos se torna irregular o "caótica". En los estados de bienestar, compasión, o de gratitud, esta frecuencia se torna "coherente": la alternancia de aceleraciones y desaceleraciones del ritmo cardíaco es regular. La coherencia maximiza la variación ene l transcurso de un intervalo de tiempo dado y conduce a una mayor -y más sana- frecuencia cardíaca.
  30. 30. El estado de coherencia cardíaca también influye en el resto de los ritmos fisiológicos. En particular, la frecuencia natural de la tensión arterial y la de la respiración se alinean rápidamente con la coherencia cardíaca, y estos tres sistemas se sincronizan. Se trata de un fenómeno comparable al alineamiento "en fase" de las ondas luminosas en un rayo láser, que precisamente se designa con la palabra "coherencia". Esta alineación es la que proporciona la energía y potencia al láser.
  31. 31. La noción de coherencia del corazón, y el hecho de que sea posible aprender a controlarla con facilidad, va en contra de todas las ideas recibidas acerca de la manera de controlar el estrés. Un estrés crónico provoca ansiedad y depresión. También implica consecuencias negativas en el cuerpo: insomnio, arrugas, hipertensión, palpitaciones, dolor de espalda, La conclusión que se puede extraer de los estudios sobre los beneficios de la coherencia cardíaca está en las antípodas de lo anterior: hay que afrontar el problema al contrario. En lugar de intentar siempre obtener circunstancias externas ideales, hay que empezar por controlar el interior: nuestra fisiología. Al acabar con el caos fisiológico y maximizar la coherencia, nos sentiremos mejor de manera automática, de repente, y mejoraremos nuestra relación con los demás, nuestra concentración, nuestra eficacia y nuestros resultados.
  32. 32. Las diferentes etapas de este método han sido desarrolladas y comprobadas por el HeartMath Institute de California, un centro consagrado al estudio y la aplicación de la coherencia cardíaca. La primera vez que se practica es necesario en primer lugar abstraerse del mundo exterior y aceptar apartar toda preocupación durante unos minutos. Haciendo ejercicios de respiración y relajación. Para esta segunda etapa, lo más sencillo es imaginar que se respira a través del corazón (o de la región central del pecho, si todavía no se siente directamente el corazón) eso va tranquilizando La tercera etapa consiste en conectarse a la sensación de calor o de expansión que se desarrolla en el pecho, y acompañar la y animarla con el pensamiento y la respiración.
  33. 33. El simple hecho de evocar una emoción positiva relacionada con un recuerdo o incluso una escena imaginaria, induce rápidamente una transición de la frecuencia cardíaca hacia una fase de coherencia. El cerebro emocional responde a este mensaje reforzando la coherencia del corazón. Este vaivén produce un círculo virtuoso que permite, con un poco de práctica, mantener este estado de coherencia máxima durante treinta minutos o más. Esta coherencia entre el corazón y el cerebro emocional estabiliza el sistema nervioso autónomo, el equilibrio simpático-parasimpático. Una vez alcanzado este estado de equilibrio, nos hallamos en situación óptima para hacer frente a todas las eventualidades. Cuanto más se practica esta técnica, más fácil resulta entraren coherencia. Una vez que se está familiarizado con este estado interior se puede uno comunicar, por así decirlo, con su propio corazón.
  34. 34. Pero, para aquellos de entre nosotros que hayan sido heridos por la vida y cuyas cicatrices todavía no se hayan cerrado, dirigir la mirada hacia el interior puede resultar doloroso y generar ansiedad. En ese caso, lo que está bloqueado es el propio acceso a nuestra fuente interna de coherencia. Lo más normales que eso se produzca a resultas de un traumatismo en el quelas emociones hayan sido tan potentes que el cerebro emocional y el corazón no funcionen como antes. Ahora ya no son una brújula, sino un banderín agitado en una borrasca. En estas situaciones puede utilizarse otro método para recuperar el equilibrio, un método tan sorprendente como eficaz, y que tiene su origen en el mecanismo de los sueños: la integración neuro-emocional mediante movimientos oculares.
  35. 35. X
  36. 36. Los sucesos más dolorosos dejan una marca profunda en nuestro cerebro. Un estudio del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Harvard ha permitido incluso ver a qué se parece esta huella. Cuando se pasa por situaciones difíciles, se tiende a pensar y repensar lo que pasó. Y lo que eso ocasiona es que se está arrinconando las emociones, van con retraso; continuamente apegadas al pasado cuando ya ha pasado el tiempo suficiente para que la visión racional de la situación hay a evolucionado. Sucede como si las partes del cerebro cognitivo que contienen todo el saber apropiado no llegasen a entrar en contacto con las zonas del cerebro emocional marcadas por el traumatismo, que continúan evocando las emociones dolorosas. Las cicatrices emocionales del cerebro límbico parecen estar dispuestas a manifestarse siempre que flaquea la vigilancia de nuestro cerebro cognitivo y su capacidad de control, aunque sea temporalmente.
  37. 37. Consiste en pedir al paciente que traiga a la mente el momento traumático, mientras el terapeuta pide al paciente que siga los movimientos de su mano con la vista, de tal manera que hace reproducir en ella los movimientos oculares que solemos hacer durante el sueño, y esta serie de movimientos oculares iban disminuyendo en el miedo que dominaba al paciente al inicio de la sesión.
  38. 38. Tanto si se trata de la intensidad del traumatismo, o de la situación de fragilidad de la víctima, un suceso doloroso se convierte en "traumático". Según la teoría del EMDR (Movimiento de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares), en lugar de ser digerida, la información concerniente al traumatismo permanece bloqueada en el sistema nervioso, grabada en su forma inicial. Las imágenes, pensamientos, sonidos, olores, emociones, sensaciones corporales, y las convicciones que se extraen sobre uno mismo («No puedo hacer nada, me van a abandonar»), se almacenan en un sistema de neuronas que cuenta con vida propia. Anclado en el cerebro emocional, desconectado del conocimiento racional, este sistema se convierte en un paquete de información no tratada y disfuncional que el menor recuerdo del traumatismo inicial puede reactivar
  39. 39. Un recuerdo grabado en el cerebro puede ser estimulado a partir de cualquiera de sus constituyentes. El acceso a un recuerdo en el cerebro se lleva a cabo por analogía. A menudo, el acceso a los recuerdos dolorosos se realiza a través del cuerpo. La fuerza del método EMDR radica en que en primer lugar evoca el recuerdo traumático con todos sus distintos componentes -visual, emocional, cognitivo y físico (las sensaciones corporales)-, y después estimula el «sistema adaptativo de tratamiento de información», que hasta ese momento no había logrado digerir la huella disfuncional. Los movimientos oculares comparables a los que se producen espontáneamente durante el sueño tienen como objeto aportar la ayuda necesaria al sistema natural de curación del cerebro para que consiga lo que no pudo lograr sin ayuda exterior.
  40. 40. Hay dos cerebros que forman al ser humano, el cognitivo y el emocional, son distintos pero debe buscarse un balance en cuanto a su comunicación para así desarrollarse sana y plenamente. Para comunicarse con el cerebro emocional, el lenguaje no es tan eficaz como otras técnicas de contacto más físico. Siendo la más efectiva el EMDR
  41. 41. Referencias  Curación Emocional, David Servan-Schreiber. Editorial Kairós. Quinta Edición, diciembre 2004. Cap. 2, 3, 4 Y 5, p. 22-98.  http://www.wordreference.com/definicion/neurobiolo g%C3%ADa  http://es.mimi.hu/medicina/neurobiologia.html  http://docencianacional.tripod.com/primeros_auxilio s/anato4.htm

×