Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Die SlideShare-Präsentation wird heruntergeladen. ×

HORMONAS CORTICOADRENALES.pptx

Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Wird geladen in …3
×

Hier ansehen

1 von 23 Anzeige
Anzeige

Weitere Verwandte Inhalte

Aktuellste (20)

Anzeige

HORMONAS CORTICOADRENALES.pptx

  1. 1. HORMONAS ACRENOCORTICALES Dr. Alvaro N. Hostia Cardeña Medico Nefrólogo – HNGAI 2021
  2. 2. ANATOMIA • Las glándulas adrenales son estructuras bilaterales localizadas inmediatamente por encima de los riñones. Están constituidas por tejido neuronal y epitelial (o seudoepitelial). • La porción externa de la glándula suprarrenal, denominada corteza suprarrenal tiene tres zonas: la zona glomerular, la zona fascicular y la zona reticular, que producen mineralocorticoides, glucocorticoides y andrógenos suprarrenales, respectivamente. • Poco después de la formación de la corteza, unas células derivadas de la cresta neural y asociadas a los ganglios simpáticos, conocidas como células cromafines, emigran a la corteza y quedan encapsuladas por las células corticales. Por tanto, las células cromafines forman la parte interna de la glándula suprarrenal, que se denomina médula suprarrenal. Tienen capacidad de convertirse en neuronas simpáticas posganglionares. Se inervan por neuronas simpáticas preganglionares colicolinérgicas, y pueden sintetizar el neurotransmisor noradrenalina.
  3. 3. CORTEZA SUPRARRENAL • La corteza suprarrenal secreta los dos tipos principales de hormonas corticosuprarrenales, los mineralocorticoides y los glucocorticoides. Además de estas hormonas, produce pequeñas cantidades de hormonas sexuales, en particular de andrógenos, que inducen los mismos efectos que la hormona sexual masculina testosterona. • Los mineralocorticoides reciben este nombre porque afectan sobre todo a los electrólitos del compartimiento extracelular, especialmente al sodio y al potasio. Los glucocorticoides se denominan así porque poseen efectos importantes de aumento de la glucemia. • Se han aislado más de 30 esteroides de la corteza suprarrenal, pero tan solo dos son determinantes para la función endocrina normal del cuerpo humano: la aldosterona, que es el mineralocorticoide principal, y el cortisol, que es el glucocorticoide principal.
  4. 4. SÍNTESIS Y SECRECIÓN DE HORMONAS CORTICOSUPRARRENALES 1. LA ZONA GLOMERULAR, una capa delgada de células situada inmediatamente por debajo de la cápsula, contribuye con casi el 15% a la corteza suprarrenal. Son las únicas capaces de secretar aldosterona porque contienen la enzima aldosterona sintetasa, necesaria para la síntesis de la hormona. La secreción de estas células está controlada sobre todo por las concentraciones de angiotensina II y potasio en el líquido extracelular; ambos estimulan la secreción de aldosterona. 2. LA ZONA FASCICULAR, la zona media y más ancha, representa casi el 75% de la corteza suprarrenal y secreta los glucocorticoides cortisol y corticosterona, así como pequeñas cantidades de andrógenos y estrógenos suprarrenales. La secreción de estas células está controlada, en gran parte, por el eje hipotalámico-hipofisario a través de la corticotropina (ACTH). 3. LA ZONA RETICULAR, la capa más profunda de la corteza, secreta los andrógenos suprarrenales deshidroepiandrosterona (DHEA) y androstenodiona, así como pequeñas cantidades de estrógenos y algunos glucocorticoides. La ACTH también regula la secreción de estas células, aunque en ella pueden intervenir otros factores tales como la hormona corticótropa estimuladora
  5. 5. LAS HORMONAS CORTICOSUPRARRENALES SON ESTEROIDES DERIVADOS DEL C OLESTEROL • Si bien las células de la corteza suprarrenal pueden sintetizar de novo pequeñas cantidades de colesterol a partir del acetato, casi el 80% del colesterol empleado para la síntesis de esteroides proviene de las LDL del plasma circulante. • Difunden desde el plasma al líquido intersticial para unirse a receptores específicos localizados en estructuras de la membrana de la célula corticosuprarrenal conocidas como depresiones revestidas. Estas depresiones penetran en el citoplasma por endocitosis, transformándose en vesículas que, por último, se fusionan con los lisosomas y liberan el colesterol destinado a la síntesis de los esteroides suprarrenales. • El transporte del colesterol a las células suprarrenales está sometido a mecanismos de retroalimentación que pueden modificar en gran medida la cantidad disponible para la síntesis de esteroides. Por ejemplo, la ACTH, que estimula la síntesis de esteroides suprarrenales, incrementa el número de receptores de LDL de la célula corticosuprarrenal y la actividad de las enzimas que liberan el colesterol a partir de las LDL. Cuando el colesterol entra en la célula, pasa a las mitocondrias, donde se escinde por acción de la enzima colesterol desmolasa para formar pregnenolona; este es el paso que acaba limitando la síntesis de los esteroides suprarrenales. Este paso inicial de la síntesis de los esteroides en las tres zonas de la corteza suprarrenal se estimula por los diversos factores que controlan la secreción de los
  6. 6. VÍAS DE SÍNTESIS DE LOS ESTEROIDES SUPRARRENALES • Casi todas estas etapas suceden en dos orgánulos celulares, las mitocondrias y el retículo endoplásmico, pero algunas tienen lugar en las primeras y otras en el segundo. • Un cambio, incluso de una sola enzima, puede provocar la formación de tipos muy distintos y porcentajes diferentes de hormonas. Los esteroides suprarrenales se degradan sobre todo en el hígado, se conjugan, con el ácido glucurónico y en menor medida forman sulfatos. Aproximadamente el 25% de estos conjugados se eliminan por la bilis y luego, por las heces. Los demás conjugados generados en el hígado ingresan en la circulación, pero no se unen a las proteínas plasmáticas, son muy solubles en el plasma y, por esta razón, se filtran con rapidez en los riñones y se excretan con la orina.
  7. 7. • Produce el mineralocorticoide aldosterona, que regula la homeostasia de la sal y el volumen. La zona glomerular está poco influida por la ACTH, y se regula más bien por el sistema renina-angiotensina, la [K+] sérica y el péptido natriurético auricular (ANP). • No expresa CYP17, por tanto, las células de esta zona nunca elaboran cortisol, ni tampoco ningún tipo de andrógenos suprarrenales. • Un rasgo completamente propio de la zona glomerular dentro de las glándulas esteroideas es la expresión de CYP11B2 denominada aldosterona sintasa, cataliza las tres últimas reacciones desde DOC a aldosterona dentro de la zona glomerular. • La aldosterona se une a la albúmina y a la proteína transportadora de glucocorticoides en la sangre con baja afinidad, y muestra una semivida biológica de unos 20 minutos. • Casi toda la aldosterona se inactiva tras el primer paso hepático, conjugada con un grupo glucurónido y eliminada por el riñón. ZONA GLOMERULAR: MINERALOCORTICOIDES
  8. 8. MECANISMO DE ACCIÓN DE LA ALDOSTERONA Su mecanismo de acción primario está mediado por la unión a un receptor intracelular específico (el receptor de mineralocorticoides [RM]). • Tras disociarse de las proteínas chaperonas, traslocarse al interior del núcleo, dimerizarse y unirse a los elementos de respuesta a los mineralocorticoides (MRE), el complejo RM-aldosterona regula la expresión de genes específicos. El cortisol se une al RM y activa los mismos genes que la aldosterona. • Algunas células que expresan el RM también expresan 11β-HSD2, que convierte el cortisol en el esteroide inactivo cortisona. La cortisona puede convertirse de nuevo en cortisol por la 11β-HSD1, que se expresa en varios tejidos que responden a
  9. 9. EFECTOS RENALES Y CIRCULATORIOS DE LA ALDOSTERONA La [Na] de los LE asciende solo unos pocos mEq. Debido a qué; cuando se reabsorbe el sodio en el LT, se produce al mismo tiempo una absorción osmótica de cantidades equivalentes de agua. De igual modo, los pequeños incrementos del Na estimula la sed, lo que favorece la secreción de la ADH, que promueve la reabsorción de agua por los TD y TC. • Escape de Aldosterona: un incremento del volumen del líquido extracelular mediado por la aldosterona que se prolongue más de 1 a 2 días inducirá también un ascenso de la presión arterial, lo cual inducirá a su vez natriuresis por presión y diuresis por presión. Provoca una secreción de iones hidrógeno, intercambiados por potasio, por parte de las células intercaladas de los tubos colectores corticales. Ejerce casi los mismos efectos sobre las glándulas sudoríparas y salivales que sobre los túbulos renales. Favorece la reabsorción de sodio y la secreción de potasio por las células epiteliales de los túbulos renales, sobre todo por las células principales de los TC y, en menor medida, en los TD y los CC.
  10. 10. La zona fascicular produce el glucocorticoide denominado cortisol. Esta zona es un tejido esteroidogénico lleno de gotículas de lípidos que son ésteres de colesterol almacenados. Estas células elaboran algo de colesterol de novo, pero también lo importan de la sangre en forma de lipoproteínas. El colesterol se convierte de forma secuencial en pregnenolona, progesterona, 17-hidroxiprogesterona, 11-desoxicortisol y cortisol. Una vía paralela consiste en la conversión de progesterona a 11-desoxicorticosterona (DOC) y, posteriormente, a corticosterona. El cortisol se transporta en la sangre principalmente unido a la globulina transportadora de corticoides (CBG) (denominada también transcortina), que se une al 90% de la hormona circulante, y también a la albúmina, en un 5-7%. La semivida circulante del cortisol es de unos 70 minutos. El cortisol se inactiva de forma reversible mediante la conversión a cortisona. Esta acción se cataliza por la enzima 11β-hidroxiesteroide deshidrogenasa de tipo 2 (11β-HSD2). La inactivación es reversible, otra enzima, la 11β-HSD1, convierte de nuevo la cortisona en cortisol. Esta conversión tiene lugar en ZONA FASCICULAR: GLUCOCORTICOIDES
  11. 11. MECANISMO DE ACCIÓN DEL CORTISOL El cortisol actúa principalmente mediante el receptor para glucocorticoides, que regula la transcripción de los genes. Cuando no existe la hormona, el RG se localiza dentro del citoplasma en forma de un complejo estable con varias chaperonas moleculares. La unión del RG y el cortisol induce la separación de estas proteínas chaperonas, tras la cual: 1. Se produce una rápida traslocación del complejo RG-cortisol al interior del núcleo. 2. Tiene lugar la dimerización y unión a los elementos de respuesta a los glucocorticoides (GRE) cerca de los promotores basales de los genes regulados por el cortisol. 3. Se produce el reclutamiento de las proteínas coactivadoras y el ensamblado de los factores de transcripción generales que permiten una mayor transcripción de los genes diana.
  12. 12. ACCIONES FISIOLOGICAS DEL CORTISOL Acciones Metabólicos – Hidratos de carbono • Aumenta la glucemia mediante la estimulación de la gluconeogénesis. 1. Induce la expresión de los genes de las enzimas gluconeogénicas hepáticas fosfoenolpiruvato carboxicinasa (PEPCK), fructosa 1,6-bifosfatasa y glucosa-6-fosfatasa (G6Pasa). El ritmo de gluconeogenia se eleva, a menudo, entre 6 y 10 veces. 2. El cortisol moviliza los aminoácidos de los tejidos extrahepáticos, sobre todo del músculo. 3. El cortisol antagoniza los efectos de la insulina para inhibir la gluconeogenia en el hígado. • El aumento llamativo del depósito de glucógeno en los hepatocitos que acompaña al incremento de la gluconeogenia potencia los efectos de otras hormonas glucolíticas, como la adrenalina y el glucagón, para movilizar la glucosa en los períodos de necesidad, como sucede entre las comidas. • El cortisol también reduce, aunque en grado moderado, la utilización de glucosa por la mayoría de las células del cuerpo. Reduce la captación de glucosa mediada por Glut4 en el músculo esquelético y el tejido adiposo. • Valores elevados de glucocorticoides reducen la sensibilidad de muchos tejidos, en particular del músculo esquelético y del tejido
  13. 13. ACCIONES FISIOLOGICAS DEL CORTISOL Acciones Metabólicos – Proteínas • Produce el descenso de los depósitos de proteínas de la práctica totalidad de las células del organismo, con excepción de las del hígado. • Reduce la formación de ARN y la síntesis posterior de proteínas de muchos tejidos extrahepáticos, sobre todo del músculo y del tejido linfático. • El cortisol estimula la producción de proteínas en el hígado. Además, las proteínas del plasma (formadas por el hígado y liberadas a la sangre) también aumentan. • Reduce el transporte de aminoácidos a las células musculares y quizás a otras células extrahepáticas. el cortisol moviliza los aminoácidos de los tejidos extrahepáticos y, a través de este mecanismo, agota los depósitos tisulares de proteínas. Acciones Metabólicos – Grasas • El cortisol moviliza a los ácidos grasos del tejido adiposo. Lo que aumenta también la utilización de los ácidos grasos con fines energéticos, ejerce asimismo un efecto directo que potencia la oxidación de los ácidos grasos en el interior de la célula. • En los períodos de ayuno prolongado o de estrés, la mayor movilización de grasas por el cortisol, junto con el incremento en la oxidación de los ácidos grasos en la célula, inducen una desviación de los sistemas metabólicos celulares, que pasan de la utilización energética de glucosa a la utilización de ácidos grasos. • No obstante, este mecanismo del cortisol tarda varias horas en manifestarse íntegramente y no es tan rápido ni tan potente como el desplazamiento inducido por el descenso de la insulina.
  14. 14. EFECTOS ANTIINFLAMATORIOS DE LAS CONCENTRACIONES ALTAS DE CORTIS OL El cortisol ejerce los siguientes efectos preventivos de la inflamación: 1. Estabiliza las membranas lisosómicas. Por tanto, en las células dañadas se produce una importante disminución de la liberación de casi todas las enzimas proteolíticas que inducen la inflamación y que se encuentran normalmente en los lisosomas. 2. Reduce la permeabilidad de los capilares, esto impide la salida de plasma hacia los tejidos. 3. Disminuye la migración de los leucocitos a la zona inflamada y la fagocitosis de las células dañadas. Se deben al descenso, inducido por el cortisol, de la síntesis de prostaglandinas y leucotrienos. 4. Inhibe al sistema inmunitario y reduce mucho la multiplicación de los linfocitos, sobre todo de los linfocitos T. 5. El cortisol disminuye la fiebre, sobre todo porque reduce la liberación de interleucina 1 por los leucocitos, uno de los principales estimuladores del sistema termorregulador hipotalámico. Reduce el número de eosinófilos y de linfocitos de la sangre; este efecto comienza a los pocos minutos de la inyección de la hormona y se acentúa después de unas horas. Los glucocorticoides inducen atrofia del timo y de otros tejidos linfoides. Aunque los corticoides pueden inhibir la inmunidad
  15. 15. OTROS EFECTOS DE LOS CORTICOIDES Efectos del cortisol sobre los aparatos reproductores: El cortisol reduce la función del eje reproductor a nivel hipotalámico, hipofisario y gonadal. Efectos óseos del cortisol: Aumentan la reabsorción ósea: • Reducen la absorción intestinal de Ca++ y la reabsorción renal del mismo. • Inhiben de forma directa la función formadora de hueso de los osteoblastos. Acciones del cortisol sobre el tejido conjuntivo: • Inhibe la proliferación de los fibroblastos y la formación de colágeno. El soporte de tejido conjuntivo de los capilares se altera • Aumentan las lesiones capilares o la formación de hematomas. Acciones del cortisol a nivel renal: • Inhibe la secreción y acción de la hormona antidiurética (ADH). • Aumenta el filtrado glomerular al incrementar el gasto cardíaco y por acción directa a nivel renal. Acciones del cortisol sobre el músculo: • Proteólisis excesiva por el cortisol. • Las concentraciones elevadas de cortisol pueden causar una hipopotasemia Acciones del cortisol sobre el tubo digestivo • Realiza un efecto trófico sobre la mucosa digestiva. • Induce el apetito • Estimulación mediada por cortisol de la secreción de ácido gástrico y pepsina
  16. 16. Las corticotropas estimulan (es decir, «son trópicas para») la corteza suprarrenal como parte del eje hipotálamo- hipofiso-suprarrenal (HHS). Las corticotropas producen la hormona adrenocorticotropa (ACTH; también denominada corticotropina), que estimula dos zonas de la corteza suprarrenal. Es un péptido de 39 aminoácidos que se sintetiza como parte de una prohormona de mayor tamaño, la proopiomelanocortina (POMC). La POMC alberga la secuencia de péptidos para la ACTH, formas de la hormona estimuladora de los melanocitos (MSH), endorfinas (opioides endógenos) y encefalinas. La ACTH circula como hormona libre no ligada a proteínas, y su semivida es corta, de unos 10 minutos. Se une al receptor 2 de melanocortina (MC2R) en las células de la corteza suprarrenal. La pro-CRH se procesa hasta dar lugar a un péptido de 41 aminoácidos amidado, CRH. La CRH estimula de forma aguda la secreción de ACTH e incrementa la transcripción del gen POMC. Las neuronas parvicelulares que expresan CRH también coexpresan ADH, y la ADH potencia la acción de la CRH sobre las corticotropas. La secreción de ACTH muestra un prominente patrón REGULACIÓN DE LA SECRECIÓN DE CORTISOL POR LA CORTICOTROPINA PROCEDENTE DE LA HIPÓFISIS
  17. 17. 1. Los efectos agudos de la ACTH se observan en minutos. La ACTH aumenta con rapidez la expresión del gen de la proteína reguladora aguda esteroidogénica (StAR), y activa la proteína StAR por fosforilación dependiente de la proteína cinasa A (PKA). 2. Los efectos crónicos de la ACTH se observan en varias horas. La ACTH aumenta también la expresión del receptor de LDL y del receptor barredor BI (ST-BI; el receptor para HDL). 3. Las acciones tróficas de la ACTH sobre la zona fascicular y reticular se producen en semanas y meses. En estas condiciones, los corticoides exógenos reprimen por completo la producción de CRH y ACTH, lo que determina la atrofia de la zona fascicular y una disminución de la producción endógena de cortisol. Al final del tratamiento, estos pacientes deben ir reduciendo lentamente la dosis de glucocorticoides exógenos para que el eje hipotálamo-hipófisis- suprarrenal se recupere, y la zona fascicular aumente
  18. 18. Empieza a aparecer tras el nacimiento hacia los 5 años de edad. Los andrógenos suprarrenales, sobre todo DHEAS, el principal producto de la zona reticular, empiezan a poderse detectar en la circulación hacia los 6 años de vida. La 3β-HSD se expresa en mucha menor cantidad en la zona reticular que en la fascicular, de forma que en esta zona predomina la «vía 5Δ». La zona reticular expresa cofactores o condiciones que inducen la función 17,20-liasa de CYP17, lo que genera la molécula precursora de andrógenos de 19 carbonos. deshidroepiandrosterona (DHEA) a partir de la 17-hidroxipregnenolona. Además, la zona reticular expresa DHEA sulfotransferasa (gen SULT2A1), que convierte DHEA en DHEAS. Se elabora también una cantidad limitada del andrógeno Δ4 androstenodiona. DHEAS se puede convertir en DHEA por las sulfatasas periféricas, y DHEA y androstenodiona se pueden convertir en andrógenos activos (testosterona, dihidrotestosterona) a nivel periférico en ambos sexos. En los hombres, la contribución de los andrógenos suprarrenales a los andrógenos activos se considera despreciable. Sin embargo, en las mujeres la suprarrenal aporta el 50% de los andrógenos circulantes activos, que son necesarios para el crecimiento del vello púbico y axilar, y para la libido. La ACTH es el principal regulador de la zona reticular. Tanto la DHEA como la androstenodiona muestran el mismo ritmo diurno que el cortisol (pero no la DHEAS, porque su semivida circulante es larga). Además, la zona reticular muestra los mismos cambios atróficos que la zona ZONA RETICULAR: ANDROGENOS
  19. 19. El 80% de las células de la médula suprarrenal segregan adrenalina, y el 20% restante, noradrenalina. Aunque la adrenalina circulante procede exclusivamente de la médula suprarrenal, sólo el 30% de la noradrenalina circulante tiene este origen. El 70% restante se libera en las terminaciones nerviosas posganglionares simpáticas y se difunde hacia el sistema vascular. Como la médula suprarrenal no es la única fuente de producción de catecolaminas, este tejido no resulta esencial para la vida. MEDULA SUPRARRENAL La síntesis se inicia con el transporte del aminoácido tirosina hacia el citoplasma de la célula cromafín, y su consiguiente hidroxilación por la enzima limitante de la velocidad de la reacción tirosina hidroxilasa, para dar lugar a dihidroxifenilalanina (DOPA). Se transporta a las vesículas secretoras (gránulos cromafines). Dentro de ellas, la dopamina se convierte en noradrenalina por la enzima dopamina- β-hidroxilasa. Dos enzimas fundamentales participan en la degradación de las catecolaminas: la monoaminooxidasa (MAO) y la catecol-O-metiltransferasa (COMT). El principal destino de las catecolaminas suprarrenales es la metilación por COMT
  20. 20. La secreción de adrenalina y noradrenalina desde la médula suprarrenal está regulada principalmente por señales simpáticas descendentes como respuesta a diversas formas de estrés, como el ejercicio, la hipoglucemia y la hipovolemia por hemorragia. Los centros autónomos primarios que inician las respuestas simpáticas se localizan en el hipotálamo y el tronco del encéfalo, y reciben impulsos aferentes de la corteza cerebral, el sistema límbico y otras regiones del hipotálamo y el tronco del encéfalo. La señal química para la secreción de catecolaminas en la médula suprarrenal es la acetilcolina (ACh), que se segrega en las neuronas simpáticas preganglionares y se liga a los receptores nicotínicos de las células cromafines. La ACh aumenta la actividad de la enzima limitadora de la velocidad tirosina hidroxilasa en las células cromafines, y también aumenta la actividad de la dopamina-β- hidroxilasa y estimula la exocitosis
  21. 21. GRACIAS POR TU ATENCION

×