Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Die SlideShare-Präsentation wird heruntergeladen. ×

Master bio humis

Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Nächste SlideShare
Manual bio flush
Manual bio flush
Wird geladen in …3
×

Hier ansehen

1 von 4 Anzeige

Weitere Verwandte Inhalte

Diashows für Sie (20)

Ähnlich wie Master bio humis (20)

Anzeige

Aktuellste (20)

Anzeige

Master bio humis

  1. 1. BIO HUMIS Es un producto a base de ácidos húmicos que actúan directamente sobre la nutrición de la planta. Liberando nutrientes fijados en el suelo, estabilizando el Ph, aumentando la permea- bilidad del suelo y su aireación, poniendo a disposición de las raíces más CO² para su correcta respiración. Producen agregados con otras partículas inorgánicas, evitando el encharcamiento del suelo. Aumentan la capacidad de retención de agua (por adherencia) y la capacidad de cambio del suelo. Evitan la retrogradación del fósforo y la potasa formando humatos y humofosfatos, mejorando el estado nutricional de la planta. La actividad de los ácidos húmicos puede resumirse en los siguientes puntos: AL SUELO - Incrementan la capacidad de intercambio cationico y la fertilidad del suelo. - Los ácidos hú- micos son reservas de nutrientes para las plantas. - Forman agregados estables con lo que se mejora la estructura del suelo. - Por su acción quelatante, transforman en asimilables para la planta los nutrientes presentes en el suelo. - Estimulan el crecimiento de colonias de microor- ganismos que actúan en la descomposición de residuos de cosechas. - Mejoran las característi- cas de los suelos sodicos, permitiendo mayor penetración del agua y mejorando la estructura. - Estabilizan y regulan el Ph del suelo. AL FOLLAJE - Los ácidos húmicos facilitan la entrada de los fertilizantes foliares, herbicidas, funguicidas, etc., potencializando su efecto. A LAS SEMILLAS - Promueven la germinación y el vigor inicial de las plántulas. COMPOSICIÓN: Acidos húmicos derivados de leonardita (fúlvicos, úlmicos y húmicos) 85% Microorganismos Eficientes 15% INDICACIONES DE USO: Puede aplicarse a las semillas, almácigos, a las raíces de las plántulas antes del transplante, en el riego (de superficie, goteo, etc.) y al follaje junto con otros agroquímicos. Para tratar semillas
  2. 2. se utilizan de 2 a 4 gramos por cada litro de agua de la solución, sé inmersiona la semilla duran- te unas 6 a 8 horas, se deja secar y se siembra inmediatamente. Es compatible con la mayoría de los agroquimicos de uso común, excepto con aquellos de pH ácido. NUNCA MEZCLE CON NITRATO DE CALCIO u otros productos formulados con altos contenidos de calcio. ADVERTENCIAS DE USO: Utilice el equipo de seguridad adecuado (overol, lentes, mascarillas). Evítese el contacto directo con la piel y los ojos. PRIMEROS AUXILIOS: En caso de ingestión, aplicar tratamiento sintomático. MEDIDAS DE PROTECCIÓN AL AMBIENTE: Disponga de los envases vacíos de acuerdo a l re- glamento de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al ambiente en materia de re- siduos peligrosos. No contamine cuerpos de agua, especialmente donde haya peces, o que se utilicen para consumo humano o como abrevaderos para ganado. ALMACENAMIENTO Y TRANSPORTE: No se almacene ni transporte junto a alimentos, ropa, forrajes. Almacénese en un lugar fresco y seco. No se deje al intemperie. SENASA N 16.601 ¿Qué beneficios tienen los ácidos húmicos en los suelos y plantas? Los ácidos húmicos influyen positivamente en la fertilidad de un suelo favoreciendo la actividad microbiana y realizando diversas acciones en función del tipo de suelo donde los apliquemos. Si hablamos de terrenos arcillosos, ayudan a mejorar la estructura del suelo, consiguiendo me- jorar la permeabilidad del terreno y aumentar la aireación a nivel radicular de la planta. En los suelos arenosos, que suelen tener bajos niveles de materia, ayudan a incrementar el intercam- bio catiónico de los macro y micronutrientes, mejoran la capacidad de retención de agua y por lo tanto se evita una pérdida de nutrientes por lixiviación. De forma general, la aplicación de ácidos húmicos y fúlvicos en el suelo, contribuyen al desblo-
  3. 3. queo de los nutrientes y actúan como agentes complejantes naturales, facilitando la asimila- ción de los mismos en la planta. Entre los efectos beneficiosos que provocan sobre la planta podemos observar: un incremen- to radicular, por tanto una mayor absorción de elementos nutritivos; un mayor desarrollo ve- getativo; favorecen los procesos fisiológicos y contribuyen a un mayor rendimiento del cultivo. En resumen, los ácidos húmicos aportan entre otros beneficios ya mencionados: - Estimulan el desarrollo radicular. - Ayudan a liberar lentamente las fuentes de nitrógeno, fósforo, potasio y azufre para la nutrición de las plantas y el crecimiento microbiano. - Participan en la regula- ción del pH del suelo. - Contribuyen a la absorción de energía y calientan el suelo, debido a su color oscuro. - Aumentan la Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC). - Ayudan a la estructura del suelo agregando partículas de arcilla y limo, y contribuyen a evi- tar la erosión del suelo. - Ayudan a ligar los micronutrientes y evitan así la posibilidad de su acarreo y pérdida. - Tienen efecto quelatante sobre fierro (Fe), manganeso (Mn), zinc (Zn) y cobre (Cu). - Pueden actuar como estimulantes del crecimiento de las plantas por medio de los constituyentes orgánicos en las substancias húmicas. - Contribuyen a la reduccion potencial de costos, al reducir el uso de ciertos plaguicidas. Ácidos húmicos en protección de cultivos - Incremento de resistencia: Mejoran la sanidad del cultivo al aportar mayor resistencia contra ataque de patógenos por la acción de los fenoles. - Prevencion de enfermedades: Favorecen la actividad de la planta y con ello su inmunidad contra la invasión de parásitos en las células. - Estímulo de microorganismos: Al estimular la actividad de micorriza y antagonistas, se produce equilibro biológico en la zona de las raíces. ¿Qué son los ácidos húmicos? Los ácidos húmicos están presentes en los suelos y son la parte más activa de la materia or- gánica del mismo. Son una mezcla de moléculas orgánicas complejas que se forman por des- composición y oxidación de la materia orgánica. Por tanto, la humificación es un proceso progresivo que lleva a la formación de ácidos hú- micos. Como ya hemos comentado anteriormente, cuando hablamos de ácidos húmicos in-
  4. 4. cluimos en este concepto también a los ácidos fúlvicos. La diferencia entre unos y otros es su distinto comportamiento en medio básico y ácido. Tanto los ácidos húmicos como los fúlvicos son solubles en medio básico y por ello, se emplea para extraerlos en forma líquida, un extractante alcalino, generalmente hidróxido potásico. Al ponerlos en medio ácido, los húmicos precipitan por ser insolubles en este medio, mientras que los fúlvicos, se mantienen en fase líquida al ser solubles en medio ácido. Este diferente comportamiento en medio ácido es en lo que se basa el método oficial de análi- sis para separar y cuantificar los ácidos húmicos y fúlvicos de un producto. Además de esta diferencia los ácidos húmicos y fúlvicos tienen otras diferencias químicas y de comportamiento. Los ácidos húmicos tienen mayor peso molecular que los fúlvicos, mayor ca- pacidad de intercambio catiónico y mayor capacidad de retención de agua. Los ácidos húmicos tienen una acción más lenta y duradera sobre la estructura del suelo y sobre la planta, mientras que los ácidos fúlvicos tienen una acción más rápida sobre la planta pero menos persistente.

×