Successfully reported this slideshow.

Hector lumisaca

187 Aufrufe

Veröffentlicht am

  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

Hector lumisaca

  1. 1. UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN HUMANAS Y TECNOLOGIAS ESCUELA DE: INFORMÁTICA APLICADA A LA EDUCACION SEXTO: SEMESTRE “A” RESUMEN: EVALUACION EDUCATIVA SEGÚN VARIOS AUTORES DOCENTE ING: PATRICIO TOBAR ALUMNO HECTOR LUMISACA AÑO LECTIVO 2013-2014 RIOBAMBA- ECUADOR
  2. 2. DEFINICIÓN DE EVALUACIÓN SEGÚN VARIOS AUTORES (TEJADA, 1991:88). El objeto de la evaluación puede ser diverso, pero en general los autores coinciden en torno ha: los alumnos, el personal docente y no docente, el currículo, los recursos, los planes y programas, los proyectos, las estrategias metodológicas, las instituciones de formación y los contextos. La finalidad que persigue la evaluación puede ser: Diagnóstica, formativa y sumativa. Relativa a las personas: rendimiento. Relativa al sistema: gestión. Relativas al conocimiento: investigación. Evaluar hace referencia a cualquier proceso por medio del cual una o varias características de un alumno, de un grupo de estudiantes, de un ambiente educativo, de objetivos educativos, de materiales, profesores, programas, etc., reciben la atención del que evalúa, se analizan y se valoran sus características y condiciones en función de unos criterios o puntos de referencia, para emitir un juicio que sea relevante para la educación. (Gimeno Sacristn, 1992). La evaluación es una operación sistemática, integrada en la actividad educativa con el objetivo de conseguir su mejoramiento continuo, mediante el conocimiento lo más exacto posible del alumno en todos los aspectos de su personalidad, aportando una información ajustada sobre el proceso mismo y sobre todos los factores personales y ambientales que en esta inciden. Sea la en qué medida el proceso educativo logra sus objetivos fundamentales y confronta los fijados con los realmente alcanzados. (A. Pila Telea). La evaluación interna y externa La escuela que cada vez se concibe más a sí misma como autónoma y como realidad que aprende, requiere incrementar y desarrollar la evaluación interna (o autoevaluación) y resituar la evaluación externa. Si un centro educativo adquiere y toma protagonismo y autonomía en su organización y funcionamiento y en los planteamientos educativos y curriculares estará muy interesado por conocer cuáles son sus logros, lo relevante del camino recorrido, las dificultades y deficiencias encontradas y relanzar desde ahí su programa. Para que la escuela funcione siempre bien, no nos debemos fijar sólo en el rendimiento del alumno; son múltiples los factores que contribuyen hoy en día a la calidad y excelencia de la escuela. El afianzar la evaluación interna no va en contra de la evaluación externa; al contrario, ambas se complementan. Mientras que la evaluación externa se preocupa más de los resultados, de comparar y clasificar, la autoevaluación atenderá más los procesos y los aspectos formativos de la evaluación. La autoevaluación es una realidad cada vez más presente a la que Joaquín Gairín (1996), caracteriza por:
  3. 3. Se inicia en el centro educativo: la realizan profesionales que actúan en él; sin excluir la posibilidad de ayudas externas su objeto es mejorar y comprender la práctica Se busca: reflexionar sobre lo que se hace: clasificar la comprensión de lo que se hace y/o pretende hacer; impulsar el diálogo y la participación; mantener e incrementar la moral y cohesión de los miembros; Proveer información sobre aspectos de la institución; corregir errores; intensificar el esfuerzo de lo esencial; aumentar la coherencia y coordinación del personal; ayudar al perfeccionamiento del profesorado. El modelo de autoevaluación implica actividad colectiva y supera la consolidación que atribuye todas las causas de los eventos a acciones individuales. En este sentido resulta ser una clave fundamental en la reestructuración institucional, sustituyendo el control burocrático y unidireccional por la autorregulación y autocontrol. La participación en los procesos de autoevaluación no sólo es una exigencia técnica, sino social. La participación de los usuarios de las instituciones aporta validez a las preguntas, indicadores, criterios, etc. El problema no residirá en admitir esa participación sino en delimitar la forma y el grado como se ha de desarrollar. La autoevaluación como concreción de una reflexión permanente y compartida sobre la acción educativa deja así de ser sentida como una amenaza, fiscalización o imposición para convertirse en una excusa, medio para el intercambio, el encuentro o la ayuda. Esta modalidad de evaluación podría clasificarse al mismo tiempo de externa e interna, en la medida en que pueden intervenir agentes externos que faciliten el proceso de autorreflexión: está guiada por principios democráticos; y más allá del valor que pueda tener para los centros educativos, permite generar un conocimiento sobre las escuelas y favorecer los procesos de autorreflexión. CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN La evaluación educativa debe tener en cuenta las siguientes características: Globalidad La evaluación tiene una dimensión holística, debe considerar todos los aspectos del funcionamiento del centro, todos los factores que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es importante evaluar el Centro y no solo aspectos específicos o puntuales. Continua La evaluación necesita integrarse en el proceso del curso para poder intervenir como orientadora y reguladora permanente del mismo. No se trata de una repetición obsesiva de pruebas sino que conduzca a una permanente adaptación. Sistemática Ha de ajustarse a un plan. Debe ser algo ordenado y relacionado con vistas a lograr más fines.
  4. 4. Contextualizada Debe tener en cuenta a cada uno como es, sus antecedentes y experiencias, su nivel de desarrollo físico y mental, su motivación y expectativas… Surge así una pregunta compleja de resolver: si partimos del presupuesto de que todos somos diferentes, ¿podemos evaluar a todos por igual? Diagnóstica Identifica las deficiencias y dificultades, así como los logros y fracasos, analizando sus causas. Reguladora La recogida de información y el análisis de la misma cobra sentido si revierte en el proceso educativo regulándolo, es decir, introduciendo variaciones para mejor lograr los objetivos y responder así con eficacia. Es lo que algunos autores denominaron evaluación formativa, pues al realizar el seguimiento se va aprendiendo a actuar más adecuadamente. Criterial Que la valoración tenga como referencia, más que la comparación o clasificación, los criterios previamente establecidos por todos y recogidos en los Planteamientos Institucionales. Colaborativa, compartida Que todos se sientan artífices y colaboren; de esa forma se sentirán responsables y participarán igualmente en la propuesta de mejora. Útil y orientadora La evaluación tiene un carácter funcional, es decir, debe resultar útil y orientar a los implicados e interesados en la misma. SEGÚN EL PROGRAMA DE COOPERACIÓN IBEROAMERICANA EN EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN DE LA OEI (ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS) ADICIONAL A LA EVALUACIÓN DE LOS ESTUDIANTES, EN MÉXICO Han creado un programa denominado: “Aprovechamiento escolar” de Carrera Magisterial. En este programa los docentes en forma voluntaria se someten a una evaluación anual del desempeño, que incluye las actividades diarias en el aula (35 puntos), las habilidades profesionales (25 puntos), la educación (15 puntos), la
  5. 5. realización de cursos acreditados (15 puntos) y la antigüedad (10 puntos). Sobre la base de los resultados de la evaluación se concede a los maestros aumentos de sueldo. EN CHILE También han implementado un programa similar, llamado Asignación de Excelencia Pedagógica (AEP), cuyo propósito es lograr el fortalecimiento de la calidad de la educación a través del reconocimiento del mérito profesional de los docentes de aula. Se trata de un proceso de acreditación voluntario que permite identificar a los docentes que demuestren tener conocimientos, habilidades y competencias de excelencia en su desempeño profesional, quienes serán los beneficiarios de la AEP. Tal asignación consiste en un beneficio económico que se pagará a los profesores acreditados como docentes de excelencia; además, tendrán un reconocimiento público por sus méritos profesionales y podrán optar a formar parte de la Red de Maestros de Maestros, cuya finalidad es contribuir al desarrollo profesional de los docentes en ejercicio. El modelo de medición de la Prueba AEP, define operacionalmente los criterios contenidos en los cuatro dominios de los Estándares de Desempeño para la Asignación de Excelencia Pedagógica: Preparación del proceso de enseñanza; Creación de un ambiente propicio para el aprendizaje; Desarrollo del proceso de enseñanza para el aprendizaje; y Responsabilidades profesionales de los docentes ESPAÑA Además, realizó un diagnóstico general del sistema educativo, el cual abarca los siguientes aspectos: 1) Los resultados de rendimiento de los estudiantes de 14 y 16 años en las principales áreas del currículo. 2) Los planes de estudios y métodos de enseñanza utilizados a esas edades. 3) El funcionamiento de los centros docentes y, en particular, la función directiva, la participación de la comunidad escolar y la convivencia en los centros. 4) La función docente examinando los temas de formación inicial y permanente y las responsabilidades específicas del profesorado. 5) El contexto socio-educativo y especialmente las relaciones entre la familia y el centro educativo.

×