Successfully reported this slideshow.
La sabiduria del Mendigo    Serafin era um viejo mendigo que deambulaba por las calles de laciudad. A su lado, su fiel esc...
 Serafin no pedia dinero.Aceptaba siempre un pan, un banana, un pedazo de torta o unalmuerzo hecho con las sobras de comid...
   Quando su ropa ya no daba mas, siempre era socorrido por algunalma caritativa. Cambiaba su apariencia y era el blanco d...
    No bebia bebida alcoholica, estaba siempre tranquilo, inclusocuando no habia recibido ni un poco de comida.Decia siemp...
    De todo lo que le daban o encontraba, le daba primero a Moteado que paciente, comia y se quedaba esperando por un poqu...
    Aquella figura me dejaba siempre pensativo, pues yo no entendiaaquella vida vegetativa, sin progreso, sin esperanza y ...
    Cierto dia, con la disculpa de ofrecerle unas bananas, fui aconversar un poco con el viejo Serafin.Inicie la conversac...
    Nuestra amistad comenzo con un pedazo de pan. El parecia estarhambriento, yo le ofreci un poco de mi almuerzo y el lo ...
     Curioso pregunte:- Como ustedes se ayudan?El me vigila cuando estoy durmiendo; nadie puede acercarse,porque el ladra ...
     Continuando la conversacion, pregunte:Serafin, usted tiene algun deseo en la vida?Si, respondio el – tengo deseos de ...
     Sali y compre un perro caliente para ese mendigo. Regrese y selo entregue. El abrio sus ojos, me dio una sonrisa, agr...
     No entendi aquel gesto del mendigo, pues imaginaba que lasalchicha era el mejor pedazo.No me contuve y le pregunte in...
     El con la boca llena respondio:Para el mejor amigo, el mejor pedazo!Y continuo comiendo, alegre y satisfecho..
     Me despedi de Serafin, pase la mano por la cabeza de Moteadoy sali pensando...Aprendi que es bueno tener amigos. Pers...
Jamas olvidare la sabiduria de aquel hermitaño:"PARA EL MEJOR AMIGO, EL MEJOR PEDAZO“ !Autoria: Innocêncio de Jesus Viégas...
Nächste SlideShare
Wird geladen in …5
×

El mendigo y su perro

297 Aufrufe

Veröffentlicht am

  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

El mendigo y su perro

  1. 1. La sabiduria del Mendigo    Serafin era um viejo mendigo que deambulaba por las calles de laciudad. A su lado, su fiel escudero, un perro callejero que entendiapor el nombre de Moteado.
  2. 2.  Serafin no pedia dinero.Aceptaba siempre un pan, un banana, un pedazo de torta o unalmuerzo hecho con las sobras de comida de los mas ricos.
  3. 3.    Quando su ropa ya no daba mas, siempre era socorrido por algunalma caritativa. Cambiaba su apariencia y era el blanco de lasbromas.Serafin era conocido como un hombre bueno , que había perdidola razon, la familia, los amigos e incluso la identidad.
  4. 4.     No bebia bebida alcoholica, estaba siempre tranquilo, inclusocuando no habia recibido ni un poco de comida.Decia siempre que Dios le daria un poco en la hora precisa, ysiempre en la hora que Dios determinaba, alguien le regalaba unaporcion de alimentos.Serafin agradecia com reverencia y oraba a Dios por la personaque lo ayudaba.
  5. 5.     De todo lo que le daban o encontraba, le daba primero a Moteado que paciente, comia y se quedaba esperando por un poquito mas.No tenian donde dormir; en donde anocheciera, ahi dormian.Cuando llovia, buscaban abrigo debajo del puente, y ahi elmendigo quedaba meditando con la mirada perdida en elhorizonte.
  6. 6.     Aquella figura me dejaba siempre pensativo, pues yo no entendiaaquella vida vegetativa, sin progreso, sin esperanza y sin un futuroprometedor.
  7. 7.     Cierto dia, con la disculpa de ofrecerle unas bananas, fui aconversar un poco con el viejo Serafin.Inicie la conversacion hablando de Moteado, le pregunte que edadtenia el perro, cosa que Serafin no sabia. Decia no tener idea, puesse encontraron un dia cuando ambos andaban por las calles y medijo:
  8. 8.     Nuestra amistad comenzo con un pedazo de pan. El parecia estarhambriento, yo le ofreci un poco de mi almuerzo y el lo agradeciomoviendo el rabo. Desde entonces no me ha abandonado. El meayuda mucho y yo le retribuyo esa ayuda siempre que puedo.
  9. 9.      Curioso pregunte:- Como ustedes se ayudan?El me vigila cuando estoy durmiendo; nadie puede acercarse,porque el ladra y ataca.Tambien cuando el duerme, yo quedo vigilando para que otroperro no lo incomode.
  10. 10.      Continuando la conversacion, pregunte:Serafin, usted tiene algun deseo en la vida?Si, respondio el – tengo deseos de comer un perro caliente, deaquellos que Teresa vende alli en la esquina.-Solo eso? - le dije.Si, en este momento es solo eso lo que deseo.-Pues bien, voy a satisfacer ahora ese grande deseo.
  11. 11.      Sali y compre un perro caliente para ese mendigo. Regrese y selo entregue. El abrio sus ojos, me dio una sonrisa, agradecio elregalo y enseguida saco la salchicha, se la dio a Moteado y el secomio el pan con el aderezo.
  12. 12.      No entendi aquel gesto del mendigo, pues imaginaba que lasalchicha era el mejor pedazo.No me contuve y le pregunte intrigado:Por que usted le dio a Moteado la salchicha?
  13. 13.      El con la boca llena respondio:Para el mejor amigo, el mejor pedazo!Y continuo comiendo, alegre y satisfecho..
  14. 14.      Me despedi de Serafin, pase la mano por la cabeza de Moteadoy sali pensando...Aprendi que es bueno tener amigos. Personas en quien podamosconfiar.Por otro lado, es bueno ser amigo de alguien y tener lasatisfaccion de ser reconocido como tal.
  15. 15. Jamas olvidare la sabiduria de aquel hermitaño:"PARA EL MEJOR AMIGO, EL MEJOR PEDAZO“ !Autoria: Innocêncio de Jesus ViégasFormatação – machadofilho@globo.comTraduccion: Neny Garcia

×