Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.

EL NÁUFRAGO

304 Aufrufe

Veröffentlicht am

¿Qué hacemos en tiempos de problemas? ¿Nos enfrentamos a ellos? Les contare esta historia que nos trae Esopo para darnos una lección de vida con: “El náufrago”.
http://in-outnetwork.com/?p=2099/&ad=
Cuenta Esopo que un millonario navegaba en un barco junto a otros pasajeros. El mal tiempo los rodeó y una súbita y violenta tempestad afectó al barco y este empezó a hundirse. Mientras los demás pasajeros, con gran esfuerzo trataban de salvarse nadando, el Millonario se dedicaba a invocar a su diosa para que calme las aguas y le prometía ofrendas de toda clase si es que lograba salvarlo.
Uno de los náufragos que escuchaba sus plegarias le dijo: “Oiga, pídale a su diosa, pero también mueva sus brazos”.
Reflexión
Muchas veces cuando tenemos problemas somos comodones y creemos que rezando o pidiendo ayuda a otra gente se va a resolver todo. Así como el millonario ateniense esperamos que otros agentes o factores externos nos resuelvan las cosas y esa es la actitud más tonta que podemos tener. Más como emprendedores, debemos saber reaccionar en los tiempos malos y actuar para enfrentar los problemas. Son nuestros problemas y nosotros tenemos que resolverlos. Hagamos las cosas y no dejemos que “la suerte” lo haga por nosotros.

NO ESPERES A QUE ALGUIEN MÁS LO HAGA POR TI. ÚNETE A NOSOTROS! http://in-outnetwork.com/?p=2099/&ad=

Veröffentlicht in: Business
  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

EL NÁUFRAGO

  1. 1. EL NÁUFRAGO
  2. 2. Cuenta Esopo que un millonario navegaba en un barco junto a otros pasajeros. El mal tiempo los rodeó y una súbita y violenta tempestad afectó al barco y este empezó a hundirse. Mientras los demás pasajeros, con gran esfuerzo trataban de salvarse nadando, el Millonario se dedicaba a invocar a su diosa para que calme las aguas y le prometía ofrendas de toda clase si es que lograba salvarlo. Uno de los náufragos que escuchaba sus plegarias le dijo: “Oiga, pídale a su diosa, pero también mueva sus brazos”.
  3. 3. Reflexión Muchas veces cuando tenemos problemas somos comodones y creemos que rezando o pidiendo ayuda a otra gente se va a resolver todo. Así como el millonario ateniense esperamos que otros agentes o factores externos nos resuelvan las cosas y esa es la actitud más tonta que podemos tener.
  4. 4. Más como emprendedores, debemos saber reaccionar en los tiempos malos y actuar para enfrentar los problemas. Son nuestros problemas y nosotros tenemos que resolverlos. Hagamos las cosas y no dejemos que “la suerte” lo haga por nosotros.
  5. 5. VISITA NUESTRAS REDES SOCIALES Y EL BLOG Y CONTÁCTANOS!! ANÍMATE A SER EL ARQUITECTO DE TU PROPIO DESTINO. Haz clic aquí

×