Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.

Breve biografìa de una vida a la deriva

  • Loggen Sie sich ein, um Kommentare anzuzeigen.

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

Breve biografìa de una vida a la deriva

  1. 1. BREVE BIOGRAFÍA DE UNA VIDA A LA DERIVA (anónima a medias) A mis viejos maestros de marxismo no los puedo entender, unos están en la cárcel otros están en el poder (Poemínimos1 de Efraín Huerta) Nací un día nublado de julio del ’71. Hijo2 putativo de la resaca del 68 y su lucha revolucionaria, y biológica de Hilario Ortega y Beatriz Rivera Nuñez. Ambos maestros de rancho de los que forjaron generaciones a fuego lento en cortijos y pueblos a los que se llegaba después de horas de caminata y sudor. Crecí al vapor, robando luz al sol y aspirando a crecer para poder irme de casa. A los 17 me enrolé en movimientos marxistas que hablaban de cambio, revolución, socialismo y comunismo científico con organizaciones campesinas. Gracias a eso conocí la selva lacandona unos años antes de la aparición del EZLN. Pude hablar con los campesinos y conocer sus aspiraciones y 1 Creo que cada poema es un mundo. Un mundo y aparte. Un territorio cercado, al que no deben penetrar totalmente indocumentados, los huecos, los desapasionados, los censores, los líricamente desmadrados. Un poemínimo es un mundo, sí, pero a veces advierto que he descubierto una galaxia y que los años luz no cuentan sino como referencia, muy vaga referencia, porque el poemínimo está a la vuelta de la esquina o en la siguiente parada del Metro. Un poemínimo es una mariposa loca, capturada a tiempo y a tiempo sometida al rigor de la camisa de fuerza. Y no lo toques ya más, que así es la cosa, la cosa loca, lo imprevisible, lo que te cae encima o tan sólo te roza la estrecha entendedera -y ya se te hizo.- Efraín Huerta (Silao, Guanajuato, 18 de junio de 1914 - Ciudad de México, 20 de febrero de 1982). Poeta mexicano. 2 Fotos de Memo Vásquez, tomadas del 1er. Congreso Internacional en la red sobre interculturalidad y educación 2010 en: http://www.cii.letra25.com/index.php? option=com_content&view=article&id=81&Itemid=103 y de la página personal del autor.
  2. 2. necesidades. Fueron días de tormento y ansiedad, sintiendo un frío que cala los huesos y un respeto por la selva que todo te da y todo te quita. También conocí Guatemala y Belice. Después se fue quitando esa enfermedad (no te curas nunca porque no sólo es una ciencia, sino una filosofía, una manera de ver el mundo, una concepción de las cosas y los fenómenos, pero me fui alejando porque al interior del ‘partido’ habían también corrupción, preferencias, traiciones). Y empecé a pensar que la política, cuando no es sumisión es manipuleo. Hoy no pertenezco a ningún “ismo”. Apenas (y a penas) terminé el bachillerato, a los 21. Lograron conseguirme una plaza de maestro. Me mandaron a una zona lejana, Potlula, lo que me ayudó a huir de este ambiente familiar tan agobiante (aunque después me di cuenta que vayas donde vayas nunca puedes huir de ti mismo). Ya tenía 2 hijos con una mujer que ha sido muchas mujeres en mi vida, la que ayuda, la que muerde, la que avala, la que presiona, la que espera, la que soporta, la que señala, la que conforta, etc.), así que la responsabilidad y la necesidad me orilló a cumplir en mi trabajo y a estudiar la U.P.N.3 En la Universidad aprendí muchas cosas, que ya se me olvidaron, pero conservo la aceptación de la crítica y el ejercicio de la autocrítica…será por esos que hago puras cosas criticables. Estando en el magisterio he tenido, como todos, satisfacciones, fallas, momentos de reconocimiento social por la labor docente y señalamientos directos por errores en el quehacer educativo. Por eso creo que los maestros somos una colectividad con sellos diferentes, convicciones distintas, personalidades diversas, obsesiones y compulsiones variadas. Pero esa pluralidad une, o ata. 3 Universidad Pedagógica Nacional, México.
  3. 3. De la misma manera como concibo al colectivo docente, concibo al alumnado que me ha correspondido atender: una diversidad de maneras de pensar en una diversidad de contextos familiares y sociales que provoca una multiplicidad de personalidades. Como casi siempre he laborado en el medio rural, mi trabajo ha sido con indígenas zayaritos de la costa, sierra sur (porque la zona de Potlula abarca parte de la Sierra Sur) y del Valle. He aprendido mucho, y siempre me llevo más de lo que dejo en las comunidades. Son 12 años, casi, de llevarse mucho y dejar poco. En la actualidad trabajo en Santiago Matamoros, donde existe una diversidad cultural digna del estudio de los mejores antropólogos por la variedad de híbridos culturales que allí convergen y de los que me gustaría saber más para actuar más. Por eso también quiero estudiar. Ojalá. Me gusta estar acá, en Matamoros, me gusta esa “mezcolanza” de culturas, sus fiestas de 4 o 5 días, su ‘agüita de lumbre’, su lengua medio indígena y medio norteamericana. Me gusta. He tenido la oportunidad de cambiar de zona escolar, pero aquí me atrae y pienso estar unos años. Hay ambientes que favorecen y este es uno de ellos. En este quehacer también he ostentado cargos sindicales, lo que da poder. Pero ese poder no lo ejerzo como vicio, o por placer; no me embriaga, como el amor o las buenas compañías, lo veo como una responsabilidad que se merece cada día por muchos días. Hoy tengo 1 trabajo que generalmente disfruto, 2 obsesiones, 3 necesidades y 4 hijos, la menor de ellos de 2 años en una niña “dulce y tierna” en la que desbordo mi alegría por vivir porque ella se desborda en alegría cuando me ve y trato de corresponder con la misma moneda. Siempre pago mis deudas, tarde que temprano. Todavía no camina, pero no tiene prisa porque no hay a donde llegar.
  4. 4. De los otros tres podría hablar mucho pero prefiero callar porque hay silencios que dicen más. Los archivo todos los días en la pupila. No he sido el gran padre, ni el gran maestro ni nada, pero pongo pasión a lo que hago y mi casa siempre la llevo a cuestas como un caracol. Ayer llevé esta biografía de una vida a la deriva a la U.P.N. y me dijeron que tenía que completar como mínimo 3 cuartillas, me dio risa y me puse a pensar que hasta cuando escribo mi vida escribo incompleto. Así que le voy a agregar lo siguiente: quiero estudiar porque quiero nuevas perspectivas (otras visiones y ópticas) de lo que soy, hago, pienso y digo. Y es que hay que luchar contra tantos atavismos, contra milenios de imponer una manera de ver, de ser y de sentir. Quiero ser de esos tipos (que se ven muy raramente) que son congruentes: hacen lo que dicen y dicen lo que piensan. Me mueven también otras cosas, hay una parte de ego.
  5. 5. Quién puede negar que el estudio incrementa el ego…y en estos tiempos, en la era vacía, quién no busca un reconocimiento y la elevación de su autoestima. De mis “filias” y “fobias” seguiremos hablando en otro momento porque empiezo a aburrirme de estar sentado frente a esta máquina y como ya completé mis tres cuartillas ya me puedo ir a buscar tareas más placenteras. Autor: Anónimo También puedes encontrar este documento en: BREVE BIOGRAFÍA DE UNA VIDA A LA DERIVA (anónima a medias)

×