Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.
La condesa de Chinchón
Museo del Prado Madrid, España Localización 144 cm Anchura 216 cm Longitud Óleo sobre lienzo Técnica pictórica Neoclasicis...
La condesa del Chinchón  ( 1795  y  1797 ) es una de las obras que  Goya  realizó en su etapa de madurez pictórica. A esta...
María Teresa Josefa de  Borbón  y Vallabriga (Velada-1780, París-1828), XV condesa de Chinchón, esposa de Manuel Godoy e h...
Infancia (0-17 años), palacio y convento   El 26 de noviembre de 1780 nació  María Teresa en el palacio de Velada  En 1783...
El 20 de septiembre quedaron las niñas en el monasterio de San Clemente de Toledo, con la servidumbre que se trajeron de A...
Nächste SlideShare
Wird geladen in …5
×

Estefania 4eso

342 Aufrufe

Veröffentlicht am

Veröffentlicht in: Reisen
  • Login to see the comments

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

Estefania 4eso

  1. 1. La condesa de Chinchón
  2. 2. Museo del Prado Madrid, España Localización 144 cm Anchura 216 cm Longitud Óleo sobre lienzo Técnica pictórica Neoclasicismo Estilo artístico 1795-1797 Año Francisco de Goya Pintor Información
  3. 3. La condesa del Chinchón ( 1795 y 1797 ) es una de las obras que Goya realizó en su etapa de madurez pictórica. A esta etapa pertenecen también retrato del despreciado "Godoy" ( Academia de San Fernando ), "La duquesa de Alba con vestido blanco" ( Palacio de Liria ), "Jovellanos", " La familia de Carlos IV " y sus famosas "Majas" (estos cuatro, en el Museo del Prado ). Magistral y de deliciosa sencillez resulta este retrato de María Teresa de Borbón y Vallabriga . De él se ha escrito que constituye un remanso de paz y un oasis de dulzura, y que parece alojado en un más allá poético y melancólico. La dama estaba embarazada de su primera hija con Godoy , Carlota. Lleva en el pelo un tocado con espigas de trigo verde, alusión a la fecundidad. Por encima de la extraordinaria pincelada, suelta y vaporosa, o de la sinfonía plateada del vestido, la belleza del cuadro radica en la incomparable sensación de ternura. Goya consigue hacernos participes del afecto que siente hacia la condesa gracias a la plasmación de sus gestos tímidos y casi infantiles, a su sonrisa triste y apenas esbozada, y a la dulzura con la que cuida su vientre. La condesa aparece con la boca cerrada en una sonrisa tímida porque se cree que le faltaban varios dientes; sin embargo estaba muy orgullosa de sus brazos que enseña en la mayoría de los cuadros. Lleva un gran anillo con una efigie de su marido. Este retrato pertenecía a los duques de Sueca , descendientes de la condesa, hasta que en el año 2000 fue adquirido por el gobierno español para el Museo del Prado .
  4. 4. María Teresa Josefa de Borbón y Vallabriga (Velada-1780, París-1828), XV condesa de Chinchón, esposa de Manuel Godoy e hija del Infante don Luis Antonio de Borbón y de María Teresa de Vallabriga . Su padre fue el hermano menor del rey Carlos III , el cual para asegurar la sucesión de la corona en su hijo Carlos (IV), no concedió permiso matrimonial a su hermano Luis Antonio y dicto una pragmática mediante la cual se apartaba de la sucesión a todo infante que se casara sin consentimiento real o lo hiciera con persona desigual. Luis Antonio finalmente, ya con 49 años, renunció a la sucesión de la corona y se casó morganáticamente con María Teresa de Vallabriga.
  5. 5. Infancia (0-17 años), palacio y convento El 26 de noviembre de 1780 nació María Teresa en el palacio de Velada En 1783 se trasladaron al nuevo palacio de la Mosquera . Francisco de Goya estuvo durante los veranos de 1783 y 1784 en la pequeña corte del Infante de Arenas de San Pedro, realizando numerosos retratos al matrimonio y a sus hijos. A partir de entonces, los personajes ilustrados de la corte, descubren el talento de Goya y comienzan a encargarle retratos. Goya recuerda con agrado su estancia en Arenas , y conmovido cuenta por carta a su amigo Martín Zapater sobre sus cacerías con el Infante: " he salido dos veces a cazar con su Alteza y tira muy bien y la última tarde me dijo sobre tirar a un conejo; este piamontés aún es más aficionado que yo". El infante don Luis muere el 7 de agosto de 1785 y el rey Carlos III cofia el cuidado de sus tres hijos a Francisco Antonio de Lorenzana, cardenal arzobispo de Toledo y gran amigo del infante desde que este (siendo cardenal) le llevo como canónigo a la catedral toledana.
  6. 6. El 20 de septiembre quedaron las niñas en el monasterio de San Clemente de Toledo, con la servidumbre que se trajeron de Arenas. La madre no las puede ver hasta siete años después (antes de partir hacia Zaragoza), pero sigue con inquietud la suerte de sus hijos (les manda frutas, ropas y otros efectos). María Teresa, hija de un infante, no llevaba el apellido de su padre ni tenía prerrogativa alguna. No veía a su madre, por más que esta lo solicitara al inflexible rey. Su hermano Luis María estaba bajo la tutoría directa del cardenal Lorenzana, en el arzobispado, pero ella y su hermana recibían la austera educación del convento. Luis María muere el primero de marzo de 1823 y al poco se produce la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis, restituyendo el absolutismo de Fernando VII. María Teresa no tiene más remedio que exiliarse en París en 1824, junto a su hermana María Luisa y el esposo de esta, el duque de San Fernando, debido a su vinculación con los constitucionalistas y sus ideas liberales. En París vivió una estrecha y atormentada amistad con el coronel Mateos, que se enriqueció a su costa y la trataba con desprecio. Allí murió el 24 de noviembre de 1828 de cáncer de útero. Después de muerta, el 1 de enero de 1829 una real orden le concede en propiedad la mitad de los bienes confiscados a Godoy tras el motín de Aranjuez. Heredadas por su hija Carlota y su marido en detrimento de su padre Godoy, exiliado en Roma (villa Matei), con el que llego a un acuerdo testamental en 1845 a cambio de una pensión. Los restos de María Teresa reposan en la capilla del Palacio de Boadilla del Monte en un panteón obra de Valeriano Salvatierra.

×