Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Die SlideShare-Präsentation wird heruntergeladen. ×

Antonio estrada. las letras no matan

Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
1
Antonio Estrada. Las letras no matan
Antonio Avitia Hernández
México, 2016
2
El 14 de enero de 1989, en el suplemento Sábado, del periódico Uno más uno,1 con
la aprobación y edición de su director ...
3
de su padre, el jefe cristero Florencio Estrada y la migración de su madre y sus
hermanos hacia la ciudad de México.
Los...
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Wird geladen in …3
×

Hier ansehen

1 von 34 Anzeige
Anzeige

Weitere Verwandte Inhalte

Diashows für Sie (20)

Andere mochten auch (20)

Anzeige

Ähnlich wie Antonio estrada. las letras no matan (20)

Weitere von avitiadgo (20)

Anzeige

Aktuellste (20)

Antonio estrada. las letras no matan

  1. 1. 1 Antonio Estrada. Las letras no matan Antonio Avitia Hernández México, 2016
  2. 2. 2 El 14 de enero de 1989, en el suplemento Sábado, del periódico Uno más uno,1 con la aprobación y edición de su director Huberto Batis, sobrino del santo durangueño Luis Batis, apareció el artículo: Antonio Estrada. Una literatura en el ostracismo, en el que se narran algunos detalles sobre la Segunda Rebelión Cristera en el estado de Durango, la participación de los indígenas tepehuanes como cristeros indígenas no católicos y excomulgados, así como la de una gran cantidades de grupos y parcialidades de; cristeros; mestizos e indígenas, conservadores, masones, Ejército mexicano, agraristas, Brigadas Femeninas Santa Juana de Arco; o Bi –Bi, Brigada Invisible, Brigada Invencible, la Iglesia Católica, los miembros de la Acción Católica de la Juventud Mexicana, ACJM, entre otros. El texto también trataba sobre la biografía del escritor huazamoteco durangueño Antonio Estrada Muñoz; de su entrañable amistad con el reconocido escritor Juan Rulfo; de los agobiantes problemas económicos que tuvo Estrada durante toda su vida, para sostener a su familia, con el noble y mal pagado oficio de escritor; de su estancia, junto con sus hermanos, como alumnos de educación primaria, en la Escuela para Huérfanos de Cristeros de la Divina Infantita; de su formación como escritor, de sus múltiples dificultades para publicar su primera novela: Rescoldo. Los últimos cristeros, en la que Estrada narra las vicisitudes que sufrió de niño, él, junto con su familia, durante la Segunda Rebelión Cristera, entre 1934 y 1936,2 en la Sierra del municipio del Mezquital, en el estado de Durango, así como del sacrificio 1 AVITIA HERNÁNDEZ, ANTONIO. “Antonio Estrada. Una Literatura en el ostracismo”, en: Sábado, Suplemento cultural del periódico Uno más uno, # 589, México, 14 de enero de 1989, pp. 3 a 6 2 En la sierra de Durango, la Segunda Rebelión Cristera se prolongó desde 1934 hasta 1941.
  3. 3. 3 de su padre, el jefe cristero Florencio Estrada y la migración de su madre y sus hermanos hacia la ciudad de México. Los protagonistas de la novela Rescoldo; Florencio Estrada con guitarra y Frumencio Estrada con acordeón en Huazamota, junto con unos amigos, en 1920 (circa) En Una literatura en el ostracismo, se hacía además el relato de cómo; aún después de que el escritor durangueño había fallecido, la familia de este, recibió por espacio de mucho tiempo, el apoyo económico solidario de su entrañable amigo Juan Rulfo y también la amistad que llevó, a él y a su colega Vicente Leñero, a buscar juntos el cobijo de la Editorial Jus, para publicar sus primeros escritos novelados. La represión de que Antonio Estrada fue objeto, por parte del gobierno fascista priista,
  4. 4. 4 por su militancia en el movimiento navista potosino, en los años sesentas del siglo veinte, por la escritura y publicación de su libro La grieta en el yugo, mismo que fue llevado a las llamas por los esbirros del cacique local potosino Gonzalo N. Santos. En especial, en las hojas del suplemento en cuestión, también se pudo leer sobre la suerte editorial de otros textos de Antonio Estrada así como de la existencia de diversos libros inéditos del escritor durangueño huazamoteco. Florencio Estrada y Dolores Muñoz, en Los Ángeles, California, 1925 (circa)
  5. 5. 5 En el periodismo cultural mexicano, si se observa con detenimiento, casi siempre se tratan temas de las diversas artes y algo sobre literatura; en la mayoría de los casos, de escritores extranjeros o de algunos nacionales muy conocidos, o bien, sobre las novedades de las publicaciones de los sellos editoriales más conspicuos. Florencio Estrada, Antonio Estrada y Dolores Muñoz
  6. 6. 6 Así, una investigación sobre lo que entonces; en el año 1989, era un tema poco tratado, o casi ignorado, como la literatura sobre la Segunda Rebelión Cristera, provocó diversas reacciones entre los lectores del suplemento. En el pequeño mundo culturero durangueño, algunos críticos locales externaron sus propias opiniones, descalificaciones o prejuicios sobre la literatura de Antonio Estrada, con expresiones como: “Antonio Estrada Es un escritor primitivo”. O, “Antonio Estrada es un autor muy costumbrista”. O bien, “A algunos le dio la fiebre estradista”. Y cosas por el estilo. Doña Dolores Muñoz y sus hijos, en la ciudad de México, 1938 (circa)
  7. 7. 7 Meses antes. Patricio Avitia, luego de leer Rescoldo, y convencido de la calidad literaria de la novela, inició una interesante estrategia para que la Editorial Jus volviera a publicar la novela cristera de Estrada. Se trataba de pedir; en todas las librerías que visitaba, la novela de Estrada que invariablemente estaba agotada y fuera de catálogo, por lo que pedía a los dependientes que solicitaran a Jus el libro en cuestión. Antonio, Florencio, Adolfo y Rogelio Estrada Muñoz, alumnos de la Escuela para Huérfanos de Cristeros de La Divina Infantita, 1940 (circa)
  8. 8. 8 Los hijos de Florencio Estrada; Rogelio, Adolfo, Florencio y Antonio. En el Asilo de Cristo Rey, de la Divina Infantita, en la ciudad de México, el 8 de Mayo de 1937 Es difícil saber si fue la estrategia de Patricio Avitia, o la publicación de artículo del suplemento Sábado o la influencia del historiador Jean Meyer, lo que llevó a Consuelo Zaizar, quien entonces era una funcionaria menor de la Editorial Jus, a convencer a su jefe Juan Landerreche, de la conveniencia de hacer una nueva edición de Rescoldo y realizar una presentación de la misma, en la Feria del Libro del Palacio de Minería de 1990. Aun cuando Landerreche desconocía que el contenido de la novela de Estrada no era muy conveniente para la extrema derecha mexicana y que ponderaba al pueblo
  9. 9. 9 tepehuán, del cual el mismo Landerreche desconocía su lugar de residencia. Afortunadamente hizo caso al trabajo de Zaizar y la novela volvió a estar en los escaparates de algunas librerías. A la presentación de la segunda edición de Rescoldo asistió, el entonces joven, José Gil Olmos quien, como buen profesionista del periodismo, hizo su nota para el periódico El Nacional,3 con los datos precisos y destacó la aclaración que hizo Jean Meyer en el sentido de que Juan Rulfo le había comentado que: Rescoldo es una de las cinco mejores novelas de la literatura mexicana. El mismo Juan Landerreche y Consuelo Zaizar organizaron otra presentación de la segunda edición de Rescoldo, en el Museo Regional de Durango. En esta ocasión, fue muy evidente la oposiciónabierta de la periodista durangueña Beatriz Quiñonez, al reconocimiento de los méritos literarios del escritor huazamoteco, al mismo tiempo, en algunos círculos intelectuales de la ciudad de Durango, se dudaba de la veracidad de la opinión de Juan Rulfo con respecto a Rescoldo y, a algunos colegas, fue necesario enseñarles, ante sus propios ojos, la página específica del primer tomo del libro La Cristiada de Jean Meyer, en la que se consigna la mencionada sentencia rulfiana, laudatoria a favor de las letras de Estrada.4 3 GIL OLMOS, JOSÉ. “Rescoldo, Los últimos cristeros, vuelve a prensas luego de 28 años” El Nacional, Sección Cultura, México, domingo 12 de marzo de 1989, p. 2. 4 MEYER, JEAN. La Cristiada, Tomo 1, México, Ed. Siglo XXI, 1977. p.404
  10. 10. 10 Antonio Estrada Muñoz, en 1950 (circa) Por su parte, Carlos Luján, el entonces director de Radio Universidad de la UJED, haciendo lo correspondiente, en su labor de difusor de la cultura local, aprovechando el poderoso medio radiofónico, y apoyado por el personal de la estación, se dedicó a dar lectura y representación novelada a diversos textos de Antonio Estrada, con el beneplácito de los radioescuchas de la Perla del Guadiana.
  11. 11. 11 Antonio Estrada, el rescoldo de los cristeros, en la ciudad de México, en 1960 (circa) Paulatinamente, varias opiniones sobre Rescoldo, surgieron de diversas plumas en el país, mientras que Héctor, de Jorge Gram y Pensativa, de Jesús Goytortúa, perdían la supremacía, entre los lectores, como las novelas emblemáticas de la Cristiada.
  12. 12. 12 En el mismo año de 1989, Christopher Domínguez Michael, en su Antología de la narrativa mexicana del siglo XX, primer tomo, reprodujo dos capítulos de Rescoldo y citó algunos reconocimientos al valor literario del mismo, como parte importante de la literatura nacional aunque, de manera inopinada, Domínguez Michael, ubicó el nacimiento de Antonio Estrada en el inexistente poblado durangueño de Tenanzintla.5 Por su parte, en 1995, José Luis Martínez, en su texto La Literatura mexicana del siglo XX, hizo otro tanto y enfatizó la calidad literaria de Rescoldo, en contraste con su poca suerte editorial.6 En el año de 1999, editorial Jus sacó a la venta la tercera edición de Rescoldo, esta vez con el número 6 en la Colección Clásicos Cristianos y con prólogos de José Luis Martínez y Jean Meyer. En esta edición, se eliminaron algunos absurdos yerros que tenía el texto, producto de las correcciones del líder sinarquista Salvador Abascal, otrora director de Jus, a principios de los años sesentas del siglo XX, los errores impuestos por Abascal, se habían colado hasta la segunda edición. Además se añadió un breve vocabulario, elaborado por Patricio Avitia, para explicar el significado de algunos regionalismos, arcaísmos y palabras de origen tepehuán que dan brillo y originalidad a la novela. De nuevo, en el año de 2008, Editorial Jus volvió a probar suerte al poner a la venta la cuarta edición de la elogiada, entrañable y controversial novela del narrador huazamoteco. Al año siguiente, por primera vez, el Instituto de Cultura del Estado 5 DOMÍNGUEZ, MICHAEL, CHRISTOPHER. Antología de la narrativa mexicana del siglo XX, Tomo I, México, Fondo de Cultura Económica, Colección Letras Mexicanas, 1989, p. 423 a 434. 6 MARTÍNEZ, JOSE LUIS y CHRISTOPHER DOMÍNGUEZ MICHAEL. La Literatura mexicana del Siglo XX, México, CONACULTA, 1995, pp. 98 a 99.
  13. 13. 13 de Durango, ICED, en ese momento bajo la dirección del cineasta Juan Antonio de la Riva, atrajo, en coedición con Jus, un sobretiro del texto como la quinta edición. Posteriormente, con la misma portada, Jus tiró la sexta edición. En diversas obras de narrativa de las Cristiadas a favor de la guerra y neutrales, como las novelas: Héctor, Jahel y La guerra sintética, de Jorge Gram, Alma mejicana, de Jaime Randd, Entre las patas de los caballos, de Luis Rivero del Val, La virgen de los cristeros, de Fernando Robles, Pensativa, de Jesús Goytortúa, Cristo Rey o La persecución, de Alberto Quiroz y Los recuerdos del porvenir, de Elena Garro, los personajes protagónicos, jóvenes católicos citadinos y los hijos de los hacendados miembros de la clase media y de la burguesía local provinciana mexicana, son: empleados de comercio, estudiantes o profesionistas libres, casi siempre criollos y antiyanquis, aunque son buenos consumidores de los productos estadounidenses. Sin problemas económicos, están en contra de la educación racionalista y a favor de la educación confesional. Sin llegar a ser nazis, son nacionalistas, conservadores, papistas, tradicionalistas, anticomunistas, antiagraristas, e incluso antisemitas. En apariencia, ausentes de pecado y con un estrecho concepto de la decencia y las buenas costumbres, nunca pueden ser capaces de caer en la tentación de la carne, son los personajes prototipo de la derecha mexicana. El papel de los acejotaemeros y de los hijos de los hacendados, en las novelas, cuentos y piezas teatrales de tema cristero a favor de la guerra, está predestinado, de tal suerte que, en su ficcionalización, los citadinos e hijos de hacendados, son presentados de manera, velada o abiertamente, segregacionista, en términos raciales, y de manera inopinada, en los relatos, jerárquicamente son puestos por encima de los campesinos e indígenas. Están llamados a ser los
  14. 14. 14 dirigentes: morales, materiales y militares de la guerra en defensa de la religión, por Diosy por la Patria. Sólo en los casos de las novelas: Entre las patas de los caballos, de Cristo Rey o La persecución y Los recuerdos del porvenir se ha podido identificar la relación histórica directa del relato novelístico y sus personajes protagónicos citadinos con los acontecimientos narrados. En este contexto, al realizar la confrontación de la ficción de estas novelas con los hechos históricos, en los textos a favor de la guerra y en algunos neutrales, la imaginación ficcional y la intención de divulgación ideológica de la derecha mexicana y del racismo criollo, gana el terreno a la realidad de la poca participación y a la ausencia de liderazgo de hacendados y los católicos conservadores citadinos en la guerra. Imagen del héroe criollo charro católico, conservador hacendado en un sistema social inamovible, en el que, de acuerdo con la raza, cada cual tiene su lugar en la sociedad como amo y siervo. El siervo mestizo o indígena siempre estará feliz y agradecido de tener un amo criollo que lo guíe y tome sus decisiones, mientras que el amo será la opción paternal que cuidará a sus peones como parte de su propia heredad. En desigualdad de estatus, los indígenas y mestizos nunca podrán acceder más que a la dispensada amistad del amo. De esta manera, las narraciones de tema cristero escritas por los criollos, católicos conservadores citadinos, acejotaemeros y hacendados, pregonan y generan una suerte de héroe cristero de ficción, diseñado a la medida de sus necesidades de legitimación ideológica e incluso psicológica, por encima de los demás sectores participantes de la guerra a los que se ubica como deuteragonistas o simplemente se les omite. Esta situación de la narrativa a favor de la guerra, es relativamente fácil de entender por lo limitado
  15. 15. 15 del acceso a las letras y a los tipos de las imprentas por parte de los propios protagonistas combatientes cristeros; campesinos mestizos e indígenas, entre los que la oralidad y la lírica narrativa son las formas tradicionales más comunes de relato histórico. En este sentido es de enfatizar que Rescoldo. Los últimos cristeros, de Antonio Estrada Muñoz, es la única novela, a favor de la guerra, que soporta históricamente a la ficcionalización, en el contexto de la creación y recreación de sus personajes y sucesos, campesinos e indígenas cristeros, durante la Segunda Rebelión Cristera. En Rescoldose introducen personajes que no aparecen ni aparecerán en las demás novelas de tema cristero. Se trata de los cristeros indígenas no católicos y sincréticos. Coras, huicholes, tepehuanes y mexicaneros, que se unieron a las Cristiadas, en pro y en contra, de acuerdo a intereses que poco o nada tenían que ver con los templos, los cirios y las sotanas, cosas extrañas y poco frecuentes en el ámbito serrano. El encuentro y la tensión ritual y litúrgica junto con las tragicómicas situaciones sincréticas, aportan a Rescoldo una originalidad sin similitudes en la literatura mexicana. Sobre Rescoldo, al paso de los años: Jean Meyer, Guy Thiebaut, Vicente Leñero, José Luis Martínez, Christopher Domínguez Michael, Adolfo Castañón, Juan José Doñán, Ángel Arias Urrutia, AliciaOlivera de Bonfil, Agustín Vaca, María del Carmen Lucía Ramírez Coronado, Irma Angélica Camargo Pulido, María Rosa Fiscal, Luisa Paulina Nájera Pérez, Xorge del Campo, Álvaro Ruiz Abreu, Roberto Salcido de Paz y Flor Estrada, entre otros, han multiplicado los análisis, estudios, tesis de
  16. 16. 16 licenciatura y maestría, comentarios y críticas que ponderan la alta calidad literaria de la novela.7 En 2010, en Madrid, España, la editorial Encuentro, en sociedad con Jus, publicó la primera edición extranjera de Rescoldo, al tiempo que puso el texto parcialmente accesible mediante la red y, para el año de 2013, la Universidad Juárez del Estado de Durango, UJED, sacó la, hasta ahora, última edición de la novela de la Segunda Cristiada durangueña. . 7 CAMARGO PULIDO, IRMA ANGÉLICA. Rescoldo, Los últimos cristeros de Antonio Estrada. Valor literario e histórico en sincronía, México, tesis de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 2003. Ver también: MARTÍNEZ., JOSÉ LUIS. “La mejor novela cristera”, en: ESTRADA, ANTONIO. Rescoldo, México, Editorial Jus, Tercera edición, Colección Clásicos Cristianos # 6, 1999, pp.5 y 6. MEYER, JEAN. “Rescoldo”, en: ESTRADA, ANTONIO. Rescoldo, México, Editorial Jus, Tercera Edición, Colección Clásicos Cristianos # 6, pp.7 a 11. DOMÍNGUEZ, MICHAEL, CHRISTOPHER. Antología de la narrativa mexicana del siglo XX, Tomo I, México, Fondo de Cultura Económica, Colección Letras Mexicanas, 1989, pp. 51 a 53 y 423 a 434. MARTÍNEZ, JOSE LUIS y CHRISTOPHER DOMÍNGUEZ MICHAEL. La Literatura mexicana del siglo XX, México, CONACULTA, 1995, pp. 98 a 99. MUSACCHIO, HUMBERTO. Milenios de México. Diccionario enciclopédico de México, Tomo I, México, Raya en el Agua, 1999, pp. 922.. Ver también: THIEBAUT, GUY. Le Contre-Révolution mexicaine á travers sa Littérature, Paris, L’Harmattan, l997, pp. 300 a 301. CAMPO, XORGE DEL. Diccionario ilustrado de narradores Cristeros, Zapopan, Jalisco, Editorial Amate, 2004, pp. 37 a 38. CORTES GAVIÑO, AGUSTÍN. La novela de la Contrarrevolución Mexicana (La novela cristera), México, Tesis de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 1977, pp. 59 a 62. NÁJERA PÉREZ, LUISA PAULINA. La narrativa cristera (Visión panorámica), México, Tesis de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas, Facultad de filosofía y Letras de la UNAM, 1986, p. 101. OCAMPO, AURORA M. y Col. Diccionario de escritores mexicanos, Desde las generaciones del Ateneo y novelistas de la revolución hasta nuestros días, Tomo II (D – F), México, UNAM / Instituto de Investigaciones Filológicas, 1992, pp. 139 a 140. MEYER, JEAN. La Cristiada, Tres Tomos, México, Ed. Siglo XXI, 1977. CASTAÑON, ADOLFO. Arbitrario de la Literatura mexicana, México, ed. Vuelta, Colección Paseos # 1, 1993. MEYER, JEAN Y JUAN JOSÉ DOÑÁN. Antología del cuento cristero, Guadalajara, Secretaría de Cultura de Jalisco, 1993.SALCIDO DE PAZ, ROBERTO. Los últimos cristeros, discurso(s) desde el testimonio. Mirada multifocal a la obra de Antonio Estrada Muñoz. Tesis de maestría en Ciencias y Humanidades – Literatura. Instituto de Ciencias Sociales e Investigaciones Históricas, Universidad Juárez del Estado de Durango. UJED, Durango, 2012. ESTRADA, FLOR. “Nuestro Padre Jesús – Lilith: Desafío por la resignación”, en: ESTRADA MUÑOZ, ANTONIO. La sed junto al río. CONACULTA / INBA / Gobierno del Estado de Durango / ICED / 450 Aniversario de Durango. Colección Autores del 450. No 2. Durango. 2013.
  17. 17. 17 En el año de 2011, como participación de la sociedad civil activa, el entusiasta grupo artístico femenino de Las Congregantes, en la celebración del primer cincuentenario de la primera edición de Rescoldo, organizó y desarrolló, algo así como una representación escénica de algunos fragmentos de la novela de Estrada. En el mismo 2011. Matías Meyer logró poner en la pantalla las imágenes de su muy libre adaptación cinematográfica de la novela de Antonio Estrada. Si bien, de acuerdo con los créditos, la película está basada en la novela del huazamoteco durangueño, el público tiene muchos problemas al intentar relacionar las imágenes que presenta Matías Meyer con la novela de Estrada, toda vez que en la cinta se obvia la participación de una gran cantidad de personajes y situaciones que son importantes en la trama original de la novela. Así, una persona que imparte clases de narración cinematográfica externó que; el análisis comparativo entre la novela y la película, conformarían una excelente clase de elaboración de un guión o de adaptación cinematográfica. Lo anterior no ha obstaculizado el hecho de que la cinta de Matías Meyer, clasificada como western teológico y que contó con el apoyo de los gobiernos panistas de los estados de Guanajuato y Jalisco, haya sido galardonada en diversos festivales internacionales.8 Sobre la película el propio director declaró: 8 MEYER, MATÍAS. Los últimos cristeros. México-Holanda, español. Compañías productoras: Axolote Cine, IMCINE, Eficine, Una Comunión, IDTV Film Con el apoyo de: Hubert Bals Fund, The Netherlands Film Fund, Gobierno de Jalisco, Gobierno de Guanajuato Ventas internacionales: FiGa. Dirección: Matías Meyer. Con: Alejandro Limón, Jesús Moisés Rodríguez, Antonio García, Salvador Ferreiro, Abel Lozano Producción: Julio Bárcenas, Matías Meyer Co-Producción: Paola Herrera, Enrique Rivero, Frans Van Gestel. Guión: Matías Meyer, Israel Cárdenas. Adaptado de: Rescoldo, los últimos cristeros de Antonio Estrada. Fotografía: Gerardo Barroso Alcalá. Dirección de arte: Nohemí González. Edición: León Felipe González. Música: Galo Durán Diseño sonoro: Alejandro De Icaza Asesor histórico: Jean Meyer
  18. 18. 18 “Una adaptación siempre es una aproximación. Fue un trabajo de síntesis sobre todo. En la novela digamos que se narran 2 años, en mi película son 15 días, y son los últimos días antes de morir. Pero yo creo que lo medular de la novela está en la película. La pregunta que se hace Antonio Estrada en su novela autobiográfica es: ¿por qué su padre (el coronel Florencio Estrada) deja a su familia y opta por el sacrificio? En mi película, la duda constante está entre las familias o la lucha y creo que al final uno entiende la decisión que toma Florencio. Me inspiré de los personajes de la novela para los míos y por eso les dejé los nombres y apodos. Mi objetivo era transportarnos a un espacio y tiempo precisos y pasar tiempo con los últimos cristeros, los más radicales. Observar y no tanto narrar, para de esta forma lograr una experiencia más interna y participativa del espectador. Siempre me fascinó ver la Cristiada como una “imitatio cristi colectiva”, en esa fe radica la singularidad de estos combatientes.”9 El mismo Matías Meyer declaró también que: “Había una parte en la trama que quité… Era de un padre que les decía a los hombres que si no dejaban las armas, serían excomulgados de la Santa Iglesia. Y el coronel Florencio Estrada le responde: ‘Nuestra lucha no es por la Iglesia, es por Dios’. Eso no funcionaba a nivel rítmico, era muy informativa esa escena y la producción no está hecha para informar a nadie ni para manipular.”10 9 ÍÑIGUEZ MENDOZA, ULISES. “Los últimos cristeros. Entrevista a Matías Meyer, en: El ojo que piensa. Revista de cine iberoamericano. Nueva época. Guadalajara. Universidad de Guadalajara. Año 3, enero-junio de 2012. En: http://www.elojoquepiensa.net/05/index.php/lorem-ipsum/entrevista- a-matias-meyer-los-ultimos-cristeros 10 VERTIZ DE LA FUENTE, COLUMBA. “Los últimos cristeros de Matías Meyer”, en: Proceso, México. 27 de marzo de 2012.
  19. 19. 19 Los otros textos de Antonio Estrada Entre 1961 y 1962 Antonio Estrada radicó en San Luis Potosí, ahí participó en el Movimiento Navista, que dirigió el doctor Salvador Nava, contra el cacique potosino Gonzalo N. Santos. En su reportaje político La grieta en el yugo,11 Estrada recogió la secuencia del movimiento, compiló corridos y testimonios de la lucha contra quien él llamó El Señor del Cargaleote y señaló la participación de la UNS, Unión Nacional Sinarquista, de San Luis Potosí, en la lucha contra Santos. Como es del conocimiento común, las letras no matan. Sin embargo, los escritos que cuestionan las corrupciones, impunidades, crueldades y represiones de los gobiernos autoritarios, fascistas, nazis y antidemocráticos, generan un gran temor entre quienes tienen las riendas del poder, en un efecto parecido al del pequeño e indefenso ratón, ante el poderoso león. Como consecuencia de la publicación en la primera edición de La grieta en el yugo, Antonio Estrada se vio obligado a huir de San Luis Potosí, junto con su esposa y sus entonces tres hijos, hasta Mérida, Yucatán, para salvarse de la persecución de los esbirros de Gonzalo N. Santos, toda vez que, como ya se apuntó, los secuaces del cacique, sin el menor escrúpulo y en el mejor estilo nazi, prendieron fuego a la primera edición del libro de Estrada, aunque rápidamente se hizo una segunda edición. Como narrativa literaria, La grieta en el yugo tiene poco valor, en algunos momentos el texto es tan combativo que raya en el panfleto, es más bien, como su nombre lo dice, un reportaje político. 11 ESTRADA MUÑOZ, ANTONIO. La grieta en el yugo, México, s.p.i., s. / l. 1963.
  20. 20. 20 En la lucha política potosina de principios de los años noventa del siglo XX, La grieta en el yugo fue uno de los textos que inspiró el nuevo brío del movimiento democrático del doctor Salvador Nava, previo a su fallecimiento. Entre 1960 y 67, diversos cuentos de Estrada fueron publicados en la Revista El cuento, el periódico El Universal y en la antología Pasos. Estrada siguió escribiendo en condiciones por demás difíciles y a principios de 1967, salió a la circulación La sed junto al río, que es la novela menos estudiada de Estrada, de la que pocos han gozado su complicada, pero bien lograda, estructura literaria y que se refiere al limitado campo de decisión de las mujeres, en el ámbito rural mexicano de los años cincuentas, del siglo XX. En las fojas de La sed junto al río, editorial Jus enumera las obras de Estrada y se compromete a publicar sus textos inéditos: Rescoldo, con un tiraje de 4 mil ejemplares, publicada en 1961. La sed junto al río, con un tiraje de 3 mil ejemplares y publicada en 1967 y Los indomables, que la editorial anunciaba como, en prensa. Las tres novelas anteriores conforman el Tríptico duranguense, de novela costumbrista de Antonio Estrada. También se menciona en segunda y tercera de forros, de La sed junto al río: La grieta en el yugo (reportaje político-caso San Luis Potosí), que ya se apuntó, con dos ediciones: la primera en enero de 1963 y la segunda en junio de 1963, de 5 y 10 mil ejemplares respectivamente. De la misma manera se anunciaba la próxima aparición de la novela moderna La buena cizaña y de la colección de relatos Narrativa típica-Fábula popular. La sed junto al río tuvo su segunda edición en 1989, publicada por Jus, junto con la segunda edición de Rescoldo y, en 2013, el Gobierno del Estado de Durango, en
  21. 21. 21 coedición con el CONACULTA, el ICED y la Comisión para los Festejos del 450 Aniversario de la Fundación de Durango tiró la tercera ediciónde La sed junto al río, con el número 2, dentro de la Colección Autores del 450. En esta última se contó con el acucioso ensayo literario de Flor Estrada, primero que se hace en específico sobre este complicado texto. Desde 1989, pasaron veintiún años y muchos funcionarios de la cultura local durangueña, hasta que, en 2010, durante la administración; abierta, incluyente, respetuosa y democrática de la ingeniera Corín Martínez Herrera, en el Instituto de Cultura del Estado de Durango, ICED, los hasta entonces libros inéditos de Antonio Estrada: Los indomables, La buena cizaña y el libro de cuentos Narrativa típica12 pudieron ser publicados, integrados en el volumen titulado Narrativa póstuma, con la ediciónde esos tres libros del narrador huazamoteco, se estableció a Estrada, tal vez, como el más regionalista de los narradores durangueños, quien en sus letras usa profusamente el maravilloso, complicado y amplio léxico arcaico rural regional de la primera mitad del siglo XX. Es de suponer que para Corín Martínez Herrera, el llevar a buen término una edición del estigmatizado escritor no fue una tarea muy halagüeña. Sin embargo, el compromiso de un funcionario honesto implica la atención a los ciudadanos, sin distinción de género, de raza, de ideología, de preferencia sexual o religión, entre otros. Pero sobre todo, sin menoscabo de la integridad, tanto de contenido como de forma, de la obra artística que; de hecho, forma parte del acervo y patrimonio local y nacional. 12 Al parecer, Antonio Estrada quería cambiarle por el de Sembrar un manantial,
  22. 22. 22 Portada de la primera edición de Rescoldo
  23. 23. 23 Segunda edición de Rescoldo Tercera edición de Rescoldo
  24. 24. 24 Portada de cuarta y sexta ediciones de Rescoldo Quinta edición de Rescoldo
  25. 25. 25 Séptima edición de Rescoldo Octava edición de Rescoldo
  26. 26. 26 La grieta en el yugo Primera edición de La sed junto al río
  27. 27. 27 Segunda edición de La sed junto al río Tercera edición de La sed junto al río
  28. 28. 28 Narrativa póstuma, incluye: Los indomables. La buena cizaña y Narrativa típica
  29. 29. 29 Cartel de la película Los últimos cristeros, de Matías Meyer.
  30. 30. 30 Bibliografía directa de Antonio Estrada ESTRADA MUÑOZ, ANTONIO. Rescoldo, Los últimos cristeros, México, Ed. Jus, Colección Voces Nuevas # 17, 1961. _________. Rescoldo, Los últimos cristeros, México, Ed. Jus, Segunda Edición 1988. _________. Rescoldo, México, Ed. Jus, Tercera Edición, Colección Clásicos Cristianos #6, 1999. _________. Rescoldo, México, Ed. Jus, Cuarta Edición, 2008. _________. Rescoldo, México, Ed. Jus / ICED, Quinta Edición, 2009. _________. Rescoldo, México, Ed. Jus, Sexta Edición, 2009. _________. Rescoldo, México, Ed. Encuentro / Jus, Séptima Edición, 2010. _________. Rescoldo, Durango, UJED, Octava Edición, 2013. _________. La grieta en el yugo, México, s.p.i., 1963. _________. La sed junto al río, México, Ed. Jus, colección Voces Nuevas # 26, 1967. _________. La sed junto al río, México, Ed. Jus, Segunda Edición, 1988. _________. La sed junto al río, Durango, Gobierno del Estado de Durango / CONACULTA / ICED / Comisión para los Festejos del 450 Aniversario de la Fundación de Durango, Tercera edición. Colección Autores del 450 #2, 2013. _________.”La gavilla”, en: Pasos, Imagen multiplicada del vivir, amar y morir, México, taller de Escritores Renovación / Ediciones Oasis, 1968, pp.187 a 196. _________.“Leandra”, en: Pasos, Imagen multiplicada del vivir, amar y morir, México, taller de Escritores Renovación / Ediciones Oasis, 1968, pp. 11 a 15. __________ “Eudocio Mister” en: Pasos, Imagen multiplicada del vivir, amar y morir, México, taller de Escritores Renovación / Ediciones Oasis, 1968, pp. 95 a 103. __________ “El pañito” en: Pasos, Imagen multiplicada del vivir, amar y morir, México, taller de Escritores Renovación / Ediciones Oasis, 1968, pp. 105 a 108. __________ “La cita” en: Pasos, Imagen multiplicada del vivir, amar y morir, México, taller de Escritores Renovación / Ediciones Oasis, 1968, pp. 153 a 161. Hemerografía directa de Antonio Estrada ESTRADA MUÑOZ, ANTONIO. “Vente pasmao”, El universal, Suplemento dominical. Revista de la semana, cuarta sección, México, año XLVI, domingo 12 de agosto de 1963, p. 3.
  31. 31. 31 ____________“El Lobo”, “Udocio Mister” y “El Pasmao” ”, en: Sábado, Suplemento Cultural del Periódico Uno más Uno, 14 de enero de 1989 ____________”Valentín de la Sierra”, en: Sábado, suplemento cultural del periódico Uno más uno, México, 21 de enero de 1989, p.4. ___________“La otra mejilla”, en: Letras libres # 22, Año II, México, octubre de 2000, p.74. ___________“El sombrero”, en: El cuento, Revista de imaginación, Tomo I, Número 13, México, junio de 1965, pp. 471 a 474. ___________ “Los benditos”, en: El cuento, Revista de imaginación, Tomo I, Número 4, México, agosto de 1964, pp. 94 a 97.
  32. 32. 32 Fuentes: AVITIA HERNÁNDEZ, ANTONIO. “Antonio Estrada. Una Literatura en el ostracismo”, en: Sábado, Suplemento cultural del periódico Uno más uno, # 589, México, 14 de enero de 1989, pp. 3 a 6. CAMARGO PULIDO, IRMA ANGÉLICA. Rescoldo, Los últimos cristeros de Antonio Estrada. Valor literario e histórico en sincronía, México, tesis de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 2003. CAMPO, XORGE DEL. Diccionario ilustrado de narradores Cristeros, Zapopan, Jalisco, Editorial Amate, 2004, pp. 37 a 38. CASTAÑÓN, ADOLFO. Arbitrario de la Literatura mexicana, México, ed. Vuelta, Colección Paseos # 1, 1993. CORTES GAVIÑO, AGUSTÍN. La novela de la Contrarrevolución Mexicana (La novela cristera), México, Tesis de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 1977. DOMÍNGUEZ, MICHAEL, CHRISTOPHER. Antología de la narrativa mexicana del siglo XX, Tomo I, México, Fondo de Cultura Económica, Colección Letras Mexicanas, 1989. ESTRADA MUÑOZ, ANTONIO. La grieta en el yugo, México, s.p.i., 1963. ESTRADA, FLOR. “Nuestro Padre Jesús – Lilith: Desafío por la resignación”, en: ESTRADA MUÑOZ, ANTONIO. La sed junto al río. CONACULTA / INBA / Gobierno del Estado de Durango / ICED / 450 Aniversario de Durango. Colección Autores del 450. No 2. Durango. 2013. GIL OLMOS, JOSÉ. “Rescoldo, Los últimos cristeros, vuelve a prensas luego de 28 años” El Nacional, Sección Cultura, México, domingo 12 de marzo de 1989, p. 2. ÍÑIGUEZ MENDOZA, ULISES. “Los últimos cristeros. Entrevista a Matías Meyer, en: El ojo que piensa. Revista de cine iberoamericano. Nueva época. Guadalajara. Universidad de Guadalajara. Año 3, enero-junio de 2012. En: http://www.elojoquepiensa.net/05/index.php/lorem -ipsum/entrevista- a-matias-meyer-los-ultimos-cristeros.
  33. 33. 33 MARTÍNEZ, JOSE LUIS y CHRISTOPHER DOMÍNGUEZ MICHAEL. La Literatura mexicana del Siglo XX, México, CONACULTA, 1995. MARTÍNEZ., JOSÉ LUIS. “La mejor novela cristera”, en: ESTRADA, ANTONIO. Rescoldo, México, Editorial Jus, Tercera edición, Colección Clásicos Cristianos # 6, 1999, pp.5 y 6. MEYER, JEAN Y JUAN JOSÉ DOÑÁN. Antología del cuento cristero, Guadalajara, Secretaría de Cultura de Jalisco, 1993. MEYER, JEAN. La Cristiada, Tomo 1, México, Ed. Siglo XXI, 1977. MEYER, JEAN. “Rescoldo”, en: ESTRADA, ANTONIO. Rescoldo, México, Editorial Jus, Tercera Edición, Colección Clásicos Cristianos # 6, pp.7 a 11. MEYER, MATÍAS. Los últimos cristeros. México-Holanda, español. Compañías productoras: Axolote Cine, IMCINE, Eficine, Una Comunión, IDTV Film Con el apoyo de: Hubert Bals Fund, The Netherlands Film Fund, Gobierno de Jalisco, Gobierno de Guanajuato Ventas internacionales: FiGa. Dirección: Matías Meyer. Con: Alejandro Limón, Jesús Moisés Rodríguez, Antonio García, Salvador Ferreiro, Abel Lozano Producción: Julio Bárcenas, Matías Meyer Co-Producción: Paola Herrera, Enrique Rivero, Frans Van Gestel. Guión: Matías Meyer, Israel Cárdenas. Adaptado de: Rescoldo, los últimos cristeros de Antonio Estrada. Fotografía: Gerardo Barroso Alcalá. Dirección de arte: Nohemí González. Edición: León Felipe González. Música: Galo Durán Diseño sonoro: Alejandro De Icaza Asesor histórico: Jean Meyer. MUSACCHIO, HUMBERTO. Milenios de México. Diccionario enciclopédico de México, Tomo I, México, Raya en el Agua, 1999, pp. 922.. NÁJERA PÉREZ, LUISA PAULINA. La narrativa cristera (Visión panorámica), México, Tesis de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas, Facultad de filosofía y Letras de la UNAM, 1986. OCAMPO, AURORA M. y Col. Diccionario de escritores mexicanos, Desde las generaciones del Ateneo y novelistas de la revolución hasta nuestros días, Tomo II (D – F), México, UNAM / Instituto de Investigaciones Filológicas, 1992. SALCIDO DE PAZ, ROBERTO. Los últimos cristeros, discurso(s) desde el testimonio. Mirada multifocal a la obra de Antonio Estrada Muñoz. Tesis de maestría en Ciencias y Humanidades – Literatura. Instituto de Ciencias Sociales e Investigaciones Históricas, Universidad Juárez del Estado de Durango. UJED, Durango, 2012.
  34. 34. 34 THIEBAUT, GUY. Le Contre-Révolution mexicaine á travers sa Littérature, Paris, L’Harmattan, l997. VERTIZ DE LA FUENTE, COLUMBA. “Los últimos cristeros de Matías Meyer”, en: Proceso, México. 27 de marzo de 2012.

×