Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.

042b - PAZ O GUERRA EN PALESTINA Y EN EL MUNDO. LA PAZ, NATURALMENTE

92 Aufrufe

Veröffentlicht am

PAZ O GUERRA EN PALESTINA Y EN EL MUNDO. LA PAZ, NATURALMENTE

Veröffentlicht in: Seele & Geist
  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

042b - PAZ O GUERRA EN PALESTINA Y EN EL MUNDO. LA PAZ, NATURALMENTE

  1. 1. ¿PAZ O GUERRA EN PALESTINA Y EN EL MUNDO? ¡LA PAZ, NATURALMENTE! Sumario 1. Los pueblos tienen la llave de la paz o la guerra página 1 2. El Señor Jesús Cristo es el Rey de la paz “ 2 3. En cambio Satanás es el príncipe de la guerra “ 2 3. Los Moderado de las religiones de Palestina “ 3 Los pueblos tienen la llave de la paz o la guerra: Tal llave está en sus manos cuando preparan las consultas electorales; por lo tanto ellos deben estar mucho atentos en el seleccionar los candidatos a las elecciones. No deben ser elegidos los arribistas y todos los que entran en política por interés personal y tantomenos los violento, siempre mucho peligrosos cuando detienen un poder. El Señor Jesús nos ayuda a reconocerlos: de las sus obras; por lo tanto no debemos hacer engañar de sus discursos. Deben ser nombrados candidatos los que han dado ya demostración de capacidad y corrección y entre de ellos sobre todo los que no buscan de ser elegidos, los que no gritan, que no despotrican, no ofenden, no prometen meravillas y no hacen proclamas. Deriva de ello que debemos presentar como candidato a representarnos solamente de las personas tranquilas, competentes en su profesión o oficio, los que juren sobre las Sagradas Escrituras de empeñarse en política no para hacer sus intereses, sino para hacer aquellos del pueblo y para trabajar por la justicia y la paz. Los pueblos no deben hacer guerra a ningún otro pueblo, porque sólo en la justicia y en la paz ellos pueden convivir en amistad progresando en sapiencia y conciencia. Es así que ellos harán la voluntad de Dios, como el Señor Jesús enseña. El verdadero político también debe tener bien presente la finalidad espiritual de la vida humana y por lo tanto debe imprimir toda su actividad a la Ley Moral, que desciende del Decálogo 1 y de los Mandamientos del amor 2 , ya que los objetivos de la vida terrenal no son volverse ricos, potentes o admirados, pero de vivir evangélicamente, como el Señor Jesús les enseñó ante todo a los Judíos. Debemos vivir para ampliar nuestra Conciencia, renunciando a los vicios y a los placeres del mundo y la carne para poder retornar a la Casa del Padre como el figliol pródigo de evangélica memoria 3 . No se puede retornar a la Casa del Padre si se queda súcubes de los ídolos, cuales el sexo, el poder, el dinero y los placeres del mundo y la carne. La via de la vuelta a Dios la ha trazada el Señor Jesús en los Evangelios; si nos atuviéramos a Sus reglas de vida, no disiparemos aquella riqueza de incomparable valor que es la vida en el planeta Tierra, una de las 1 Deuteronoio 5, 6-22 2 Levitico 19, 17-18 y Deuteronomio 6, 1-9 3 Vangelo di Luca 15, 11-32 1
  2. 2. escuelas del Espíritu, aquel fundamental 4 , porque está aquí que somos expuestos a luchas, tentaciones y dolores 5 . El verdadero político sabe que el bien del pueblo se es basado en la justicia por la que nace la paz; con la justicia y la paz también se consigue el respeto de los otros y el ambiente en que se vive; el político en actividad también debe siempre tener en mente la regla áurea de Jesús Redentor "Hechas a los otros todo lo que queréis que ellos a os hagan 6 “. Es necesario difundir en el pueblo el concepto que la política no debe convertirse en una profesión y por lo tanto ningún debe quedar en política más que tres o cuatro años y es decir por un sólo mandato y a lo sumo dos en casos excepcionales; o bien, el político debe entender exclusivamente la política como un servicio de devolver y no como el trabajo de su vida. En el mundo son muchos los ejemplos de pueblos que se hacen la guerra de decenios, ma aquí hay una entre los peores: la guerra que se hacen Palestinos y Judíos en la Tierra del Señor Jesús. Ellos competen a odiarse y a vengarse y así siguen a no poner ien práctica ni el Torá ni el Alcorán, para no hablar de los Evangelios que completan las dos Sagradas Escrituras antiguas. Parece que Judíos y Palestinos no aprendan nada ni del Alcorán ni del Torá y tantomenos de los Evangelios; ellos no aprenden ni siquiera de los sufrimientos que los dos pueblos padecen. El Señor Jesús Cristo es el Rey de la paz 7 : Los dos pueblos, Judío y palestino, no reflejan sobre el hecho que Jesús es el Rey de la Paz y que también es el Redentor y el Salvador de todos los hombres 8 . Deriva de esto que todos tienen que recurrirle a para ayuda, a cualquier pueblo, religión o fe política pertenezcan 9 . Satanás, en cambio, es el príncipe de la guerra: Judíos y Palestinos, también sabiéndolo bien, no reflejan tampoco sobre el hecho que Satanás es el engañador y el Enemigo del hombre 10 además el Inspirador del odio y cada conflicto, armado o menos 11 , y de cada injusticia. A pesar de que el Biblia y el Alcorán 12 digan explícitamente que Satanás es nuestro enemigo y que quiere el odio y la guerra entre los hombres, tal como la Virgen le confirma a Medjugorje en Palestina 13 , la tierra del Cristo, Judíos y Palestinos siguen haciéndose la guerra desde hace decennios. Satanás es el Infatigable en el hacer mal a los hombres 14 cuanto menos a 4 Jakob Lorber, Il Signore parla, página 185, Armenia 5 Jakob Lorber, Il Signore parla, página 162, Armenia 6 Vangelo di Matteo 7, 12 7 Vangelo di Giovanni 14, 27 y 16, 33 8 Eileen Caddy, Le porte interiori, Mensajes del 24 y 25 de Diciembre, Amrita ; Maria Valtorta, L’Evangelo come mi è stato rivelato, Vol. X°, página 148, CEV srl, 03036 Isola del Liri (FR), Italia 9 Cerchio Firenze 77, Le grandi verità ricercate dall’uomo, página 160, Mediterranee 10 Genesi, capítulo 3 11 Maria di Nazareth, Messaggi da Medjugorje, Mensaje del 25 de Septiembre de 2001, Shalom 12 Alessandro Nangeroni, Dizionario del Corano, página 113, sura II 32 y 169, sura XXXVI 60-64 y sura CXIV 4-5, Xenia Tascabili 13 Maria di Nazareth, Messaggi da Medjugorje, Mensaje del 25 de Septiembre de 2001, Shalom 14 Maria Valtorta, L’Evangelo come mi è stato rivelato, Vol. V°, página 348, CEV srl, 03036 Isola del iri (FR), Italia 2
  3. 3. nivel de pensamiento 15 . También la enemistad y lo que consigue de ello hasta la guerra ha nacido en la mente de Satanás que rompió las hostilidades a Dios, la primera guerra de la Creación. Desaforadamente, los jefes de los dos pueblos Medianos Orientales no quieren aprender nada ni de la experiencia de la violencia ciega del terrorismo, así desolador como sangre derramado, sufrimientos y bienes destruídos. Eso también demuestra que puede ser más fácil hacer la guerra que la paz, aunque las tribolaciónes y los sufrimientos causados por la guerra. Palestinos y Judíos no escuchan ni siquiera las exhortaciones de todos los sabios del mundo, lo primero de los que es Papa Giovanni Paolo II por autoridad moral. También la mayoría de los Judíos y los Palestinos quiere la paz, pero prevalecen los Fundamentalistas de los dos pueblos, que quieren la guerra, también porque ellos no van al frente, ellos hacen ir los hijos del pueblo. La paz debe ser una conquista valiente, pero incruenta de los corazones, tal como el Señor Jesús y el indiano Gandhi, la gran alma de la India, enseñan; por lo tanto las mayorías silenciosas de los pueblos deben hacerse sentir de los políticos guerreristas con manifestaciones por la paz, hasta que no la habrán conseguida. La paz debe ser objeto de sus ruegos y sus obras, o bien de resueltas iniciativas de pacificación, bajo la égida de las dos religiones hermanas, Judía y Musulmana, aliadas en la finalidad común: justicia y paz por los dos pueblos. A tal fin Palestinos y Judíos deberían hacer frecuentes encuentros de ruego juntos perdonándose recíprocamente. Y los Mass Media deberían participar en tales encuentros dándoles el máximo resalto. Los Moderados de las religiones de Palestina: los Moderados de las religiones de Palestina son la mayoría silenciosa de la Palestina misma. Ellos deben declarar que solamente Satanás tiene interés a hacer hacer la guerra a los hombres, porque odia a los hombres y quiere la muerte que es lejanía de Dios. Los Fundamentalistas que predican a la guerra y los Terroristas son hijos del Demonio y por lo tanto son hombre-demonios. Generalmente los guerreristas y los violentos son súcubes de Satanás y persiguen de ello los objetivos; por lo tanto las mayorías silenciosos deben alejarse de ellos, porque los violento ignoran la misericordia y el perdón, tal como el Alcorán enseña: "Sabes perdonar. Invita a cumplir el bien. Alejarse de las personas que ignoran la fe 16 “. Desde hace tiempo los pueblos judío y palestino ya deberían tener reflectado sobre la identidad, sobre el número y sobre la influencia de los respectivos políticos violentos, que no son tan pocos como se cree; son muchos y por lo tanto hacen daños incalculables, también sin usar armas de destrucción de masa: ¡no los reelegid vosotros más! Los dos pueblos interpretan la ley del talión en el modo equivocado, porque son dominadas por Fundamentalistas violentos, los que tienen la cultura de la muerte y la llevan consigo en todo 15 In este Catecismo se vea el escrito “Asaltos y ataques demoniacos” que encontraréis en la carpeta de Ángels y Demonios de los Ahondamientos de las religiónes 16 Alessandro Nangeroni, Dizionario del Corano, página 95 (Opere buone), sura VII 199, Xenia Tascabili 3
  4. 4. sitio vayan. La cultura de la guerra y la venganza ellos hace ciegos porque ignoran la misericordia y el perdón recíproco. Los jefes de los dos pueblos parece que no conozcan el verdadero significado de la ley del talión, que es una ley penal, no un mandamiento moral. “Tomamos la ley del talión, la famosa fórmula ojo por ojo, diente por diente que a nuestra latinidad parece espantosa; nos la interpretamos a la letra,(nuestra nota: tal como hacen los Judíos y los Palestinos es esta época: fin del secundo Millenio), indignándose de frente a una moral que al mal contesta con el mal, al crimen con la atrocidad. Es un completo contrasentido, explicable con nuestra ajenidad al genio de las escrituras semíticas (nuestra nota: ¡pero judíos y palestinos son de origen semita por lo tanto ellos bien saben cómo interpretarla!) De otra parte el talión no es una ley moral pero una regla penal. El judío del tiempo de Jesús, Jesús mismo (nuestra nota: pero también el árabe del tiempo de Mahoma), rehusando la abstracción, no podían tener un diccionario jurídico especializado: ellos no se imagina, ni niños y tampoco adultos, mientras que hojean un código penal para encontrar allí de las prescripciones generales o de las reglas detalladas; todo eso se conciliaría mal con el estilo de las parábolas. Cuánto es concreto en la vida ellos lo expresan de manera concreta: usan las metáforas: “ojo por ojo diente por diente" es una de ellas, pero no significa para nada que quien ciega debe a su vez ser cegado. Todo eso sería contrario a la ley hebrea de amor que manda de amar lo próximo como nosotros mismos y que prescribe de perdonar al enemigo (nuestra nota: conceptos semejantes le son expresados en el Alcorán). Es un modo imaginativo, el único que corresponda a la mentalidad semita, de hacer comprender que a cada delito debe equivaler un castigo proporcionado....17 . Los Judíos y los Árabes, conociendo la ley del talión, deberían comprender bien la Divina ley de causa y de efecto porque todo lo que les ocurre in esta época (fine del secundo Milenio) es fruto de una concatenación de causas de ellos mismos movidas y de los efectos que son derivados de ellas. Tal cadena debe ser partida por ellos mismos. Ellos saben o deberían saber de tener pesadas responsabilidades, a nivel de pueblos 18 , no solamente en el pasado, pero también en esta época (fin del segundo Milenio), por los comportamientos de estos últimos cuarenta años, durante los que cada parte beligerante ha movido causas horrendas cuyos efectos recaen y recaerán infaliblemente sobre cada parte, también en futuro, a la sola finalidad de darles las necesarias enseñanzas del dolor 19 , los únicos que el hombre, por fin, comprende; tal comprensión amplía su conciencia, finalidad de la vida humana. Se espera, sobre todo por su bien, que ellos comprendan pronto los errores que han cometido hasta ahora y elijan para siempre la paz, ya que todo lo que nos ocurre en el vita,de bien o de mal, depende de remuneraciones 20 o correcciones divinas 21 , consiguientes a 17 Robert Aron, Gli anni oscuri di Gesù, página 56, Oscar Mondadori 18 Cerchio Firenze 77, Dizionario del Cerchio, página 156 (Karma collettivo), Mediterranee 19 Cerchio Firenze 77, Dizionario del Cerchio, páginas 75-77 (Dolore) y página 153-154 (Karma), Mediterranee 20 Carlo Miglietta, Perché il dolore?, La risposta della Bibbia, páginas 61-62, Gribaudi 21 Carlo Miglietta, Perché il dolore?, La risposta della Bibbia, páginas 47-52 y 118-126, Gribaudi 4
  5. 5. comportamientos errados sobre la base de una ley inmutable: la ley de causa y de efecto o ley kármica 22 , es decir la ley de la misericordia y el amor 23 . Por lo tanto, el terror, los sufrimientos, las muertes o las matanzas actuales son fruto de violaciones pasadas y recientes a las leyes de Dios, Decálogo y Mandamientos del amor, que valen por todos los hombres y por todas las religiones. También las violaciones recientes de tales leyes, causas, tendrán ,como efectos, tribolaciónes y sufrimientos futuros. La espiral de las venganzas, cada vez más atroces, que han culminado con las acciones de los kamikazes islámicos y las consiguientes represalias hebreas cada vez más violentas, debe ser cortada lo más pronto posible a la raíz, también para evitar que las consecuencias de sus odio continuan a difundirse no sólo en Mediano Oriente, pero en todo el mundo. También ésta es una responsabilidad kármica que cae y caerá sobre sus cabezas. Sin embargo es bien conocido a los dos pueblos beligerantes que la finalidad de la vida del hombre es el amor, tal como enseñan lo Antiguo Testamento 24 y el Alcorán 25 cuyos contenidos esencial son conocidos a todos. La historia enseña que las guerras no resolven los problemas de los hombres, más bien los agravan; en el cado de los Judíos and de los Palestinos el sangre llama sangre, la venganza llama venganza porque ellos interpretan erróneante la ley del talión. El único remedio es el perdón recíproco para ponerse capaces de observar la Nueva Justicia, amáis a vuestros enemigos y rogáis por vuestros perseguidores 26 , predicada por el Mesías de todos los pueblos y todas las religiones 27 . La nueva Justicia del Cristo cambia el modo de pensar, de hablar y de actuar hombre, siempre que este lo quiera; pero para cambiarlo, es necesario pedir ayuda - también por la Virgen que Una con Él 28 al Señor Jesús - el Cristo que nos redime y salva 29 . El hombre de cualquiera religión, que empieza a vivir evangélicamente, le cambia gradualmente sí mismo y se transforma de ser material en ser espiritual con la determinante ayuda del Gran Madre Espíritu Santo 30 . A tal transformación corresponde una ampliación de nuestra conciencia que nos hace ponerse altruistas. La paz no se conquista con la lógica demoníaca - humana, sino con aquella divina; es la lógica del Espíritu, la que nos enseña a amarrnos y que somos Uno, porque Todo es Uno 31 . No es fácil hacer la paz, porque la paz volve a pedir el perdón y el hombre, se sabe, no es propensa a perdonar, también a causa de las tentaciones y las interferencias de Satanás que 22 Cerchio Firenze 77, Le grandi verità ricercate dall’uomo, páginas 43-49 (La dinamica del karma), Mediterranee 23 Cerchio Firenze 77, Maestro perché?, páginas 75-77, Mediterranee 24 Levitico 19, 18 y Deuteronomio 6, 4-9 ; Vangelo di Matteo 22. 34-40 25 Alessandro Nangeroni, Dizionario del Corano, página 94 (Onestà), sura XVI 90 y páginas 94-95 (Opere buone), sura III 195, sura IV 36 y 40, sura VII 199, sura XLV 30, Xenia Tascabili 26 Vangelo di Matteo 5, 43-48 27 Vangelo di Matteo 28, 16-20 ; Vangelo di Marco 16, 15-18 ; Vangelo di Luca 24, 44-49 28 Maria Valtorta, L’Evangelo come mi è stato rivelato, Vol. I°, página 119, CEV srl, 03036 Isola del Liri (FR), Italia 29 Vangelo di Giovanni, capítulo 15 ; Eileen Caddy, Le porte interiori, Mensajes del 24 y 25 de Diciembre, Amrita 30 Tommaso apostolo, Il Quinto Vangelo, trad. Mario Pincherle, páginas 101-105, Macroedizioni 31 Eileen Caddy, La voce di Dio a Findhorn, página 26, Mediterranee ; Le porte interiori, Mensaje del 29 de Agosto, Amrita 5
  6. 6. quiere el odio y la guerra 32 . Sabemos que el Demonio influye negativamente también sobre nuestros pensamientos y sobre nuestra psique con vibraciones malévolas 33 . El perdón cristiano recíproco es la única via por la paz duradera en Palestina, junto a la búsqueda de los valores que los unen, cuales la común descendencia, el territorio común, el creer en el único Dios. El Señor Jesús tuvo la misma descendencia y también este por ellos es un valor. La paz, en Palestina como en otro lugar, siempre es el fruto del perdón recíproco y puede ser conseguida solamente si la mayoría silenciosa de los dos pueblos rehusará los hijos a los correspondientes ejércitos. No será fácil, pero no hay otra via que la desobediencia civil, que es iniciada ya en Israel. Entre los Palestinos es más difícil, también porque son súcubes de los Fundamentalistas islámicos; por lo tanto, entre de ellos, los que son dispuestos a hacer la guerra a los Judíos están en número mayor que en Israel; peor aún: muchos Palestinos son dispuestos a poner su vida en las manos satánicas de los Terroristas convirtiéndose en kamikaze. La situación entre los Palestinos es pues mucho más grave también porque son muchas las escuelas islámicas que enseñan a combatir al enemigo, enseñando falsamente que la Gihad o Jihad es la guerra santa para imponer el Islam a otros pueblos mientras la Gihad o Jihad significa "esfuerzo espiritual por la fe o por la acción y la misión morales 34 ". La paz en Palestina será posible también cuando los dos pueblos se decidan a vivir evangélicamente. Para hacer las paz nos quiere Conciencia, ánimo y sentido común; bastaría que Judíos y Palestinos reflejaran sobre qué han conseguido haciéndose guerra en estos últimos cuarenta años: muertos, sufrimientos, lágrimas, destrucciones y terror. Judíos y Palestinos deben comprender que si los dos pueblos provienen de Abraham y viven en el mismo territorio, eso significa que la Vida les ha asignado los la prueba de la convivencia 35 y el respeto recíproco con la finalidad última de inducirlos a amarse lo un el otro como hermanos. El Señor Dios dijo: <<No anidáis odio contra un hermano, pero no titubeáis a reprenderlo, para no cargarvos de un pecado en sus respetos. No vos venguéis y no conserváis rencor contra vuestros connacional. Cada uno de vosotros debe amarles su prójimo como sí mismo. YO SOY el Señor 36 . Siglos después del Levitico, lo Altísimo se encarnó en el hombre a Jesús 37 y llevó a perfección el segundo mandamiento del amor aquel hacia los hermanos hombres que ya hemos citado 38 . 32 Maria de Nazareth, Messaggi da Medjugorje, Mensaje del 25-9-2001, Shalom 33 En este Catecism se vea lo escrito “Asaltos e Ataques demoniacos” en la carpeta di Ángeles y Demonios de los Ahondemientos 34 Ralf Elger y Friederike Stolleis, Piccolo dizionario dell’Islam, página 136, Einaudi Tascabili 35 Il Corano, trad. Bonelli, sura V 52-53, Ulrico Hoepli 36 Levitico 19, 17-18 37 Maria di Nazareth, Messaggi da Medjugorje, Mensaje del 25 de Abril de 1966, MIR 38 Vangelo di Matteo 5, 43-48 6
  7. 7. Los Beligerantes de Palestina deben también comprender que en el Evangelio ellos encuentran escrito el modo con que pueden resolver sus problemas, siempre que renuncien, los Judíos al sentido de superioridad y la voluntad de dominio y a los Árabes al odio y a la altanería y se determinen a convivir pacíficamente reflejando solamente sobre los frutos de la justicia y la paz y sobre lo que los une: la hermandad, porque también los descenden del Padre-Madre-Dios 39 de todos los hombres 40 . Si los Árabes interpretaran bien el Alcorán y los Judíos el Torá, los tres pueblos que les viven en el área del río Jordano, Jordania, Israel y OLP, podrían pensar a fundar un estado federal como el EE.UU. o como quieren hacer los Europeos. Y sucesivamente podrían ampliar a todo el Mediano Oriente tal Unión por su bien y de todos los pueblos de aquella área. Para realizar este proyecto es pero indispensable que los Árabes reconozcan los errores de interpretación del Alcorán, entre cuyo también aquel de la excesiva procreación, que es fundada sea sobre la poligamia que sobre el hacer procrearles a sus novias muchos hijos, también de parte de los que no tienen los medios para mantener bien más que una esposa y más que un hijo; se vea él Elaborado 4 de este Catecismo entre los Ahondamientos de las religiones "Contribución al conocimiento del Alcorán con señal de numerosos errores de interpretación de la Revelación de Dios al profeta Mahoma, cometido con astucia y maldad de los Fundamentalistas islámicos" Es notorio que - también porque algunos Fundamentalistas árabes lo han dicho abiertamente en televisión - que la excesiva procreación constituye por ellos un instrumento para plannificar una futura dominación en otros Países 41 declarando la asillamada guerra o revolución santa, que, en cambio, son demoníacas. Tal excesiva procreación también es uno de los obstáculos a la paz en Palestina. Puesto que es bien difícil que los Fundamentalistas islámicos reconozcan sus errores, porque los Judíos odian y quieren la guerra y el dominio sobre los otros pueblos, es indispensables que tales errores sean reconocidos por los Moderados Árabes, que constituyen la mayoría islámica. Tal mayoría tiene que reunirse - mezquita por mezquita - para declarar al mundo que los Fundamentalistas violentos, criminales, guerreristas o terroristas no hacen parte del Islam y constituyen una religión satánica. Naturalmente, una parecida declaración pública, al que debe ser dado el máximo resalto sobre los Medios de comunicación de Masa, puede ser hecha solamente en los Países donde hay un régimen democrático o similar. Los principios exponidos por los pueblos judío y palestino también valen por los otros pueblos o tribu que se hacen guerra en todas las partes del mundo, a empezar de África. Pero hasta que serán religiones que interpretando mal la propia Escritura sagrada, como hacen los Árabes y los otros Mahometanos con el Alcorán, será difícil que la paz pueda reinar sobre la Tierra, porque al hombre necesitan Conciencia y ánimo para reconocer los propios errores y los 39 Eileen Caddy, La voce di Dio a Findhorn, páginas 103-104, Mediterranee 40 Eileen Caddy, Le porte interiori, Mensaje del 4 de Septiembre, Amrita 41 Magdi Allam, Jihad in Italia, páginas 198-199, Oscar Mondadori 7
  8. 8. derechos de los demás... y ruegos; no para nada la Virgen de Medjugorje nos exhorta a rogar con el corazón 42 , como hacía Su Hijo Jesús 43 . Concluyéndose puede decir que la paz está en las manos de los hombres, pero ellos tienen que elegirla y conquistarla. ¡Qué Dios nos ayuda! 42 Maria di Nazareth, Messaggi da Medjugorje, Mensaje del 2 de Mayo de 1985, MIR 43 Vangelo di Giovanni, capítulo 17 8

×