Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.

Desnacionalizados & Ex-patriados: Cuerpos sufrientes

161 Aufrufe

Veröffentlicht am

Una lectura personal y política de la condición de los venezolanos como sujetos que han sido vejados en sus cuerpos y desnacionalizados por el Estado que controla su país.

Veröffentlicht in: Präsentationen & Vorträge
  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

Desnacionalizados & Ex-patriados: Cuerpos sufrientes

  1. 1. En el MAMBO de Bogotá, tomé una foto de la fotografía “This photograph is my proof”, mientras pensaba en los regímenes autocráticos que controlan nuestros cuerpos. Pensaba en las fotografías que no tomé en Argentina. Pensaba en mi amigos que recién iniciaron este año su viaje de expatriados. Quebrados. Autocracia. Control biopolítico. Iria Puyosa 2018
  2. 2. «... el fin del sistema no se logra cuando, incluso bajo el más monstruoso terror, la población se torna voluntariamente coordinada, es decir, cuando abandona sus derechos políticos. El propósito de un sistema arbitrario es destruir los derechos civiles de toda la población, que en definitiva se torna tan fuera de la ley en su propio país como los apátridas y los que carecen de un hogar. La destrucción de los derechos del hombre, la muerte en el hombre de la persona jurídica, es un prerrequisito para dominarle enteramente.» Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.
  3. 3. «... lo que rehúye la comprensión humana y la experiencia humana —los sufrimientos, es decir, lo que transforma a los hombres en "animales que no se quejan".» Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.
  4. 4. «... migraciones de grupos que, a diferencia de sus más afortunados predecesores (...) no fueron bien recibidos en parte alguna ni pudieron ser asimilados en ningún lugar. Una vez que abandonaron su país quedaron sin abrigo; una vez que abandonaron su Estado se tornaron apátridas; una vez que se vieron privados de sus derechos humanos carecieron de derechos y se convirtieron en la escoria de la Tierra. Nada de lo que se estaba haciendo, por estúpido que fuera y por muchos que fuesen los que lo sabían y los que preveían sus consecuencias, pudo ser deshecho o evitado. Cada acontecimiento poseía la irrevocabilidad de un juicio final, de un juicio no formulado por Dios ni por el diablo, sino considerado más bien como la expresión de una irremediable y estúpida fatalidad.» Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.
  5. 5. «(...) la pérdida de la nacionalidad privaba a las personas no sólo de protección, sino también de toda identidad claramente establecida y oficialmente reconocida, un hecho del cual eran muy exacto símbolo los febriles esfuerzos por obtener al menos un certificado de nacimiento del país que les desnacionalizó; uno de sus problemas quedaba resuelto cuando lograban el grado de distinción que rescataba a un hombre de la amplia multitud innominada. Sólo la fama respondería eventualmente a la repetida queja de los refugiados de todos los estratos sociales de que "aquí nadie sabe quién soy yo"; y es cierto que las posibilidades de un refugiado famoso mejoran de la misma manera que un perro con un nombre tiene más probabilidades de sobrevivir que un simple perro callejero que es tan sólo un perro.» Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.
  6. 6. «Cuanto más eran excluidos del Derecho en cualquier forma, más tendían a buscar una reintegración en lo nacional, en su propia comunidad nacional. Los refugiados fueron sólo los primeros en insistir en su nacionalidad y en defenderse contra los intentos de unirles con otros apátridas. Desde entonces ni un solo grupo de refugiados o de personas desplazadas ha dejado jamás de desarrollar una furiosa y violenta conciencia de grupo y de clamar por sus derechos como —y sólo como— [venezolanos].» Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.
  7. 7. Este es el curioso fenómeno que lleva a que quienes nunca nos identificamos con una "Patria", al ser convertidos en ex-patriados nos veamos forzados a integrarnos a un grupo de identidad nacional al cual está atada colectivamente nuestra supervivencia. Como expatriados y migrantes perdemos parte de nuestra preciada individualidad.
  8. 8. «En una situación en donde la línea divisoria entre la ficción y la realidad queda enturbiada por la monstruosidad y la consistencia interna de la acusación, para resistirse a la tentación de someterse a la simple posibilidad abstracta de culpa, no sólo se necesita la fuerza de carácter para soportar constantes amenazas, sino una gran confianza en la existencia de seres humanos semejantes — parientes, amigos o vecinos— que no crean nunca en esa "historia".» Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.
  9. 9. «Hay una solidaridad entre hombres como tales que hace a cada uno responsable de todo el agravio y de toda la injusticia del mundo, especialmente de los crímenes que suceden en su presencia o con su conocimiento. Si no hago lo que puedo para impedirlos soy también culpable. Si no arriesgo mi vida para impedir el asesinato de otros, sino que me quedo como si nada, me siento culpable de un modo que no es adecuadamente comprensible por la vía política y moral”.» Karl Jaspers. La cuestión de la culpa alemana.

×