Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.

El falso expolio aleman

0

Teilen

Nächste SlideShare
(204)(long)las 2 españas
(204)(long)las 2 españas
Wird geladen in …3
×
1 von 2
1 von 2

Weitere Verwandte Inhalte

Ähnliche Bücher

Kostenlos mit einer 14-tägigen Testversion von Scribd

Alle anzeigen

Ähnliche Hörbücher

Kostenlos mit einer 14-tägigen Testversion von Scribd

Alle anzeigen

El falso expolio aleman

  1. 1.   1   EL FALSO EXPOLIO ALEMAN. Manfred Nolte Steve H. Hanke, profesor de economía aplicada de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, sostiene que el 75% de los temas económicos que se vuelcan diariamente en los medios de comunicación son irrelevantes, inexactos o directamente falsos. La afirmación puede parecer exagerada, una vez aclarado que el 25% restante goza de todas las credenciales de la credibilidad, pero el sentido de la denuncia tiene un fondo bastante asumible. Lo que resulta absolutamente patente es que el discurso económico en nuestro entorno, atizado por una determinada prensa partidista así como por algunas cadenas televisivas dedicadas a laminar en serie las más patentes evidencias, convirtiendo en negro lo blanco, y sembrando de dudas cualquier simple evidencia, se acerca peligrosamente al porcentaje de irrelevancia o falsedad proclamado por el Profesor Hanke. Una de los grandes temas de intoxicación informativa, minado con inexactitudes y falsedades, casi nunca irrelevantes, es el que concierne a la presencia y actuación de Alemania en el actual concierto europeo y por consecuencia directa el que afecta a su máxima mandataria, la Canciller Ángela Merkel. La demonización de Alemania y de su primera dignataria se ha convertido en un deporte de masas y a ello han contribuido los agentes arriba señalados y en general la falta de rigor e incultura en la que ha venido cayendo un público complaciente que, como es comprensible, se ve arrastrado por la inercia informativa, por la frecuencia y ahínco de las descalificaciones que no encuentran opositores con análoga talla y relevancia. Centrémonos en el más reciente de los ejemplos. El Instituto Leibniz de Macroeconomía de Halle (Alemania) ha publicado el pasado 10 de agosto una nota o informe de cinco páginas titulado ‘El beneficio de Alemania en la crisis griega’. El estudio viene a demostrar lo que cualquier párvulo sin mayor conocimiento ni formación puede testimoniar con su propia conducta: que ante una amenaza del signo que sea –siempre con repercusión en el infante y generalmente en su integridad física- el niño buscará un lugar de protección (‘safe haven’) de forma intuitiva e inmediata, por ejemplo acudiendo a un
  2. 2.   2   familiar o profesor que proteja su integridad. En el mundo de los adultos, la protección del patrimonio sigue el mismo patrón huyendo de los activos malos, dudosos o menos líquidos hacia otros activos buenos, sólidos y más líquidos. La literatura financiera define dicha conducta como ‘huida hacia la seguridad’(‘flight to safety’). Y constituye el pan nuestro de cada día. Justamente los tipos de interés a largo plazo de las emisiones públicas definen en su tipo de interés la menor protección y atractivo de aquellos países con tipos de interés elevados, frente a la mayor protección y atractivo de los tipos de interés reducidos. La base antropológica de dicha actuación reside en una condición innata en el ser humano cual es preservar su bien y minimizar su mal. Mera racionalidad. De ahí que la nota del Instituto de Halle recoja los beneficios estimados para el sector publico alemán, derivados de la crisis Greco-Europea de la deuda debido a los menores tipos de interés que ha debido satisfacer por sus emisiones el tesoro alemán. En ocasiones, para vencimientos inferiores a dos años, a tipos de interés negativos, como también ha ocurrido puntualmente para las emisiones a corto plazo del tesoro español. Y ello debido a la suma de dos efectos. El primero a que, en tiempos de crisis, los inversores buscan rápidamente inversiones seguras -la ya referida ‘huida hacia la seguridad’- materializadas en activos de ‘lugares refugio’ (‘safe haven’). Alemania ha representado tradicionalmente uno de esos ‘lugares refugio’ para los inversores. El segundo efecto se refiere a la política monetaria practicada por el Banco Central europeo durante la crisis, esto es a partir de 2007, con el efecto inducido deflactor sobre los tipos de interés del euro. Como resultado conjunto de ambos efectos la nota estima que el tesoro alemán pudo ahorrar entre 2010 y mediados de 2015 la suma de cien mil millones de euros, cifra superior a toda la deuda griega con Alemania, directa, a través del FMI o a través del Mecanismo de Estabilidad europeo. Pero vayamos a lo nuestro. La transmisión de la noticia en los medios de comunicación de nuestro país han estado teñidos por un sesgo pernicioso rayano a la calumnia. Pregúntese el lector cual ha sido la primera impresión derivada de la lectura de la noticia y la respuesta no es otra que el beneficio ilegitimo alcanzado en Alemania en detrimento de Grecia, algo así como un trasvase de beneficios de un país a otro de tal manera que lo que uno ha ganado lo ha perdido el otro, creando en Grecia una grave crisis humanitaria. Lo cual representa una falsedad ignominiosa. Porque, ¿qué culpa tiene Alemania de ser la primera potencia europea y de gestionar la Sra. Merkel una de las economías más prosperas, competitivas y saneadas del planeta? Lo que hay que preguntar a los inversores que han buscado refugio en la deuda publica alemana es si lo han hecho bajo coacción, y si no repetirían su decisión una y mil veces en análogas circunstancias. Y todas las economías europeas debemos igualmente interrogarnos si no es un ideal –difícilmente alcanzable- emular los niveles de solvencia del gigante europeo y aprender de su buen hacer. Las conclusiones del informe de Halle dan valor numérico a un arbitraje concreto producido en un periodo determinado de la corta historia del euro. Pero la búsqueda de la calidad es el teorema del Perogrullo que se repite miríadas de veces cada segundo en el planeta, en todos los ordenes de la vida, no solo en las finanzas privadas o en otros ámbitos de la actividad económica.

×