Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Die SlideShare-Präsentation wird heruntergeladen. ×

EDUCACIÓN, ESTADO Y SOCIEDAD

Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Nächste SlideShare
El estado y la educacion
El estado y la educacion
Wird geladen in …3
×

Hier ansehen

1 von 5 Anzeige
Anzeige

Weitere Verwandte Inhalte

Diashows für Sie (20)

Andere mochten auch (20)

Anzeige

Ähnlich wie EDUCACIÓN, ESTADO Y SOCIEDAD (20)

Weitere von MCarorivero (20)

Anzeige

Aktuellste (20)

EDUCACIÓN, ESTADO Y SOCIEDAD

  1. 1. Universidad Nacional Abierta Dirección de Investigaciones y Postgrado Maestría en Educación Abierta y a Distancia Área de Incumbencia: Administración y Gerencia Unidad Curricular: Política, Economía y Educación Educación, Estado y Sociedad Una síntesis paradigmática Láres, R. (1998). Educación, Estado y Sociedad Una síntesis paradigmática. Conferencia dictada en el seno de la Asamblea Nacional de Educación, UCAB, Caracas (Compilación con fines instruccionales)
  2. 2. 2 Educación, estado y sociedad Una síntesis paradigmática Ronald Láres Profesor de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) Conferencia dictada en el seno de la Asamblea Nacional de Educación, UCAB, Caracas 1998 Muy buenos días distinguidos asambleístas, colegas, expositores. Mi ponencia se titula "Educación, Estado y sociedad, una síntesis paradigmática". En pocas palabras, si pudiésemos denominar este momento histórico habría que decir que estamos viviendo una situación de transición, caracterizada por el desconcierto y la incertidumbre, debemos, en consecuencia, realizar un singular esfuerzo por exorcizar la soledad e inventar nuevas maneras de vivir el pensamiento y la acción en este siglo XX, a finales de este siglo XX, tan consensuadamente neoliberal, tan consensuadamente neoconservador, es necesario vivir la realidad y buscar la manera de sentir esa realidad, tal como lo dijera Teodoro Adorno, "la utopía sería ser de otra manera, sin miedo". Los cambios más notorios de los que nos habla la nueva época, se están expresando en la transformación del saber y del conocimiento, aplicados en la cotidianidad por mujeres y hombres en esta sociedad planetaria contemporánea, los cambios más visibles se están expresando por las transformaciones tecnológicas en la electrónica, la cibernética, la ingeniería genética, operacionalizados a través de los servicios personales, de las tecnologías domésticas, de la computación y de las telecomunicaciones, esta situación está teniendo un tremendo impacto en el campo educativo y no ha sido analizada, no ha sido asimilada ni ha sido adaptada. Esta situación, en consecuencia, lleva a admitir que en el horizonte educativo enfrentamos la plena vigencia de modelos pedagógicos y de didácticas específicas que están expresando una desfasada manera fuerte en el sentido de aprender a aprender, este modelo pedagógico no tiene virtualidad en la praxis, porque no agencia aprendizajes de los aspectos más importantes de la realidad socioeducativa, hay que entender que hoy se están produciendo aprendizajes diferenciados, como diría cualquier mortal, desde mi propio saber, desde los saberes de mi grupo inmediato y de los que emergen de los saberes socialmente acumulados, estas consideraciones están haciendo aun más complicada la actividad educativa. La velocidad de los cambios en la manera como se produce, como se desarrolla y como se distribuye el conocimiento está exigiendo hoy un profundización del binomio investigación-enseñanza y al mismo tiempo está exigiendo una información actualizada de manera acelerada, pero ello pudiera implicar un peligro
  3. 3. 3 en cuanto a desplazar a la profundidad del conocimiento, ya que nuestras sociedades están expresando hoy día una intoxicación en la información. A pocos años del cierre del nuevo milenio, Venezuela se está enfrentando a grandes desafíos que pautan su existencia como región diferenciada y de características distintivas e incluso se ciernen sobre nuestro país algunos peligros que pudieran desmembrar la configuración del Estado Nación, y en este sentido, frente a las transformaciones de la sociedad global, Venezuela se encuentra ante el reto de redefinir sus objetivos de desarrollo, del accionar del Estado y de la economía del mercado, de la legitimidad y de la supervivencia de sus instituciones públicas y de la necesidad de construir y fortalecer al mismo tiempo un proyecto educativo alternativo. La presión internacional, la globalización de los mercados y la mundialización de la economía está promoviendo la necesidad de que el Estado pueda ser readecuado a los imperativos de una inserción competitiva. Ya en décadas pasadas los estudiosos de la realidad social latinoamericanos, Fernando Cardozo, Sergio Aranda, Teotonio Dos Santos, intuían que el Estado-Nación en América Latina era tan pequeño que podía resultar incapaz de resolver los grandes problemas y tan grande que era incapaz de resolver los pequeños problemas. Frente a esta situación el estado del bienestar ha sido arropado y atrapado por una tendencia neoliberal que niega a densos sectores de la población venezolana la posibilidad de una existencia digna, este Estado que reduce el bienestar social está negando la posibilidad del acceso el progreso social y económico, supuestamente ese mismo Estado había construido. Las cifras demoledoras y dramáticas expresadas hoy en la brillante conferencia de Guillermo Luque sirven como marco de referencia para esta situación. La postura neoliberal como organización social reduce permanente y sistemáticamente los ámbitos del Estado, Justificando que el Estado benefactor no cumplió las funciones sociales para la cual fue configurada por que el Estado se excedió en la regulación económica, no permitiendo que el mercado liberara sus fuerzas creativas y autoreguladoras o porque el Estado se convirtió en propietario y productor ineficiente de bienes y servicios, de tal manera que entonces está pidiendo que el Estado ofrezca cada vez más espacios económicos y sociales a otros sectores para que construyan su propia dinámica y para que se fortalezca la economía de de mercado, pero debemos enfatizar que un mercado dejado a sus anchas, sin un Estado honesto que oriente, controle, impulse estrategias de desarrollo nacional va a generar mayores niveles de desigualdad social y mayores niveles de desigualdad económica, por eso entendemos que el Estado debe seguir cumpliendo su rol fundamental, porque es la única forma de garantizar la equidad y la justicia social. El derrumbe del estado de bienestar social facilita que la teoría económica nos presente como única vía posible alternativa el manejo de lo social por la vía del
  4. 4. 4 mercado y en ese sentido en nuestro país se han realizado, a costa de la gobernabilidad, acuerdos que han secuestrado al Esto, permitiendo que los partidos políticos no cumplan sus programas y propuestas que fueron sustentadas para ser electos, de tal manera que la política se convierte en un bien mercantil que puede ser libremente apropiada, de tal manera que con esto se justifica la privatización de lo público y en todo caso quedando lo público sólo como estrictamente estatal. En esta disyuntiva el espíritu público ha sido sustituido por los intereses de grupo y en este caso la partidocrasia asalta al Estado, despojándola de los programas para la reforma y de los créditos necesarios para impulsarla, se está consolidado lo que expresaba Leonardo Gracia para América Latina y en particular para Venezuela, es la puesta en práctica de la política siciliana. En relación con el Estado docente, nosotros tenemos que señalar que compartimos la tesis del Estado docente porque tiene un sustento no sólo teórico metodológico, sino un sustento histórico, un sustento filosófico, un sustento social y un sustento de carácter cultural. Destacados educadores venezolanos han expresado su opinión con relación al Estado docente. José Miguel Cortázar en un interesante ensayo "Estado docente, alcance y significado", señala: "la doctrina del Estado docente concibe a la educación como de naturaleza política e ideológica, vinculada a orientar valo res y a permitir la integración social, no admitiendo imposiciones extrañas a las virtudes nacionales, a los principios constitucionales y a las normas jurídicas de la nación venezolana". Guillermo Luque en un ensayo titulado "Educación y sociedad en la Venezuela del siglo XX, una síntesis para la reflexión y la polémica", señala 'la educación y la cultura en general, en tanto importante como pro yectos nacionales, su fluido vital tiene que ser controlado por el Estado porque realmente tiene mayor significación”. Luis Ugalde, que está con nosotros y acaba de hacer una interesante exposición en un artículo en El Nacional en el año 1996 expresa: " La sociedad que no quiera autoliquidarse no le quitará al Estado el papel rector en la educación", y la profesora Josefina Bruni Celli en el libro Ideas para el Debate Educativo, señala la responsabilidad del Estado para orientar, dirigir, impulsar, planificar y evaluar las políticas educativas. Estas opiniones comprometen la necesidad de la defensa de la tesis del Estado docente y de la educación pública, hoy arrollada por los intentos de la privatización, intentos que niegan que la educación sea considerada como un derecho humano básico inalienable. Frente a esta situación es necesario hacer algunas puntualizaciones, es necesario reasumir la educación como un proyecto cultural y como proyecto histórico, sometida a ritmos acelerados y vertiginosos cambios, hay que reconocer que hoy se están desarrollando en el plano educativo, modalidades de socialidad diferentes a la que habíamos conocido, la
  5. 5. 5 interacción maestro-alumno está siendo transformada y está siendo desplazada por la computación, por los video juegos, por el encuentro de pares por las formas nuevas narrativas que aparecen en el hipertexto. Hay que reconocer al mismo tiempo la inauguración de una nueva lógica que soslaya las categorías preestablecidas y está privilegiando lo inédito, lo posible y lo impredecible. Hay que reconocer que al interior y en el corazón de nuestras escuelas se están desarrollando núcleos tecnocráticos que están convirtiendo a la labor docente en una simple técnica, soslayando su pertinencia como trabajador de la cultura. Esta situación genera la formación de docentes castradores, punitivos, autoritarios, tal como lo señala el Dr. Arnaldo Esté en su interesante texto "El aula punitiva", es necesario, en consecuencia, desarrollar una educación y una formación de docentes comprometida para rescatar y reconstruir el espacio público y democrático. El nuevo proyecto educativo debe ser concebido como un proyecto que ofrezca respuestas concretas a la creciente desigualdad, de la sociedad venezolana, un proyecto educativo que establezca una relación compatible con la naturaleza y que en una educación polivalente y con una visión prospectiva, contribuya a la formación de sujetos transformadores, autores y actores de una Venezuela más justa. Quizás el reto más grande que tenemos nosotros los educadores es la capacidad para desarrollar y construir las nuevas preguntas que la nueva lógica nos está reclamando y así y desde allí trazar el tejido que una lo público y lo privado para recomponer un interés social y una responsabilidad colectiva coherente con los cambiantes tiempos. Muchísimas gracias

×