1
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES
DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA HUMANA
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR ...
2
Índice
Capítulo 1. Presentación ...........................................................................................
3
Capítulo 1. Presentación
1.1 Introducción
Andalucía está situada entre el paralelo 36º 00’ y el 38º30’ del hemisferio no...
4
evolución histórica de sus modelos socioeconómicos y culturales, de su capacidad
tecnológica y de su grado de adaptación...
5
las actividades sociales y económicas en las políticas de protección de la
naturaleza4
.
En este contexto, veremos cómo ...
6
Dentro del paradigma de desarrollo sostenible, analizaremos, como impulsor
de ventajas competitivas, los sistemas de ges...
7
1.2 Justificación
El presente trabajo se realiza como la última fase del Máster impartido por la
Universidad Pablo de Ol...
8
Como consecuencia de ese estudio denominado “La artesanía como elemento
de desarrollo local sostenible en los Parques Na...
9
Capítulo 2. Marco teórico de referencia.
2.1. Evolución histórica del concepto de espacio natural protegido
El origen hi...
10
privada. Tenemos que esperar a principio del siglo XX para que Suecia, Suiza y
Alemania declaren los primeros Parques N...
11
naturales o por acontecimientos históricos, legendarios o religiosos)
“Particularidades o Curiosidades Excepcionales” (...
12
montañosas deprimidas, que según Mata Olmo12
“era una concepción incipiente
de desarrollo rural integrado”.
Uno de los ...
13
En la Dictadura de Franco la política de protección sufre su peor época ya que
no era propicia para impulsar acciones p...
14
La misión 565 fue una iniciativa de los Servicios del ICONA con el fin de pasar
de las 103.000 has protegidas, 0,2 % de...
15
Con la entrada en vigor de la Ley de Espacios Naturales Protegidos (LENP) de
2 de mayo de 1975, se pretende dar una vis...
16
que los paisajes rurales sean entendidos y valorados como patrimonio y como
recurso19
.
Una de las principales novedade...
17
Promover la aplicación de medidas de conservación, restauración y mejora
de los recursos naturales que lo precisen
Form...
18
2.2. Los Espacios Naturales Protegidos en Andalucía.
En los años setenta, España experimenta los mayores cambios social...
19
definidas en la LENP: Reserva Integral, Parque Nacional, Paraje Natural de
Interés Nacional y Parques Naturales.
En And...
20
El Gobierno de Andalucía comienza su política de declaración de espacios
protegidos en 1984 y en muy poco tiempo supera...
21
para su protección (conocida como Ley del Inventario), por el entonces llamado
ecodesarrollo. El modelo andaluz de prot...
22
la misma, tiene que ir aparejada el fomento de la riqueza económica, de forma que
el aprovechamiento ordenado de los re...
23
Tabla II: Figuras de protección y número de espacios protegidos recogidos en
la Ley del Inventario del año 1989
AMBITO ...
24
2.3. Los Parques Naturales Andaluces
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), define
los Pa...
25
“No cabe duda que la diversidad que caracteriza hoy al paisaje mediterráneo
está íntimamente vinculada a la singularida...
26
las singularidades, el alto grado de endemismos, la diversidad, el valor ecológico y
el gran potencial productivo que h...
27
modelado por la mano del hombre, dando lugar a paisajes culturales. En sentido
estricto, por lo tanto, no podemos habla...
28
Los veinticuatro Parques Naturales existente en Andalucía, la mayoría de ellos
en áreas geográficas marginales, ocupan ...
29
sector primario constituye un factor esencial con los denominados Parques
serranos de interior y aquellos PN donde el s...
30
Tabla III: Año de declaración, población, superficie, número de municipios y ámbito geográfico
PROVINCIA PARQUE NATURAL...
31
En la tabla IV, vemos la evolución que ha experimentado la población en
Andalucía , en los Parques Naturales en su tota...
32
Capítulo 3. La sostenibilidad ambiental, sociocultural y
económica
A grandes rasgos, en Europa existen básicamente dos ...
33
Iniciativas Comunitarias como el PRODER, LEADER y ADAPT44
han permitido
mejorar las expectativas de bienestar de la pob...
34
vida y el bienestar al conjunto de las sociedades humanas, desde el respeto a sus
diferentes culturas e integrando la p...
35
3.1. Desarrollo rural
A la hora de hablar de Desarrollo48
Rural surge una cuestión semántica muy
importante ya que tene...
36
En el Plan Estratégico Nacional de Desarrollo Rural 2007-2013, elaborado
según los principios y estrategias del Fondo E...
37
vida y diversificación de la actividad económica; conservación del patrimonio rural
y agrario haciendo especial mención...
38
3.2. Los Planes de Desarrollo Sostenible en los Parques Naturales de
Andalucía.
En la Conferencia Mundial sobre el Medi...
39
integración requiere desde un punto de vista estratégico y operativo integrar los
factores socioeconómicos y ambientale...
40
la organización institucional adecuada y eficiente para promover los cambios
necesarios54
.
La percepción social sobre ...
41
Capítulo 4. La Marca Parque Natural de Andalucía como
visualización de un Desarrollo Rural
Antes de analizar la marca P...
42
Todos los Sistemas de Gestión de la Calidad se encuentran “normados” por un
organismo internacional no gubernamental ll...
43
Los SGA representa “la parte del sistema general de gestión que incluye la
estructura organizativa, las actividades de ...
44
Previene los accidentes ambientales
Garantiza el cumplimiento de la legislación ambiental
Aumenta la formación y la imp...
45
4.2. Ecoetiquetas
Las ecoetiquetas62
son distintivos que nos indican que el producto que la lleva
tiene una incidencia ...
46
Los criterios medioambientales exigidos para la concesión de la ecoetiqueta
deben ir más allá del simple cumplimiento d...
47
Esta ecoetiqueta requiere la implantación de un Sistema de Calidad y un
Sistema de Gestión Ambiental en las empresas ub...
48
4.3. Denominación de Origen Protegida y la Indicación Geográfica
Protegida.
El Reglamento (CE) 510/2006 del Consejo, de...
49
permite influir sobre el precio final de éstos. También estas figuras fomentan la
organización del sector productivo y ...
50
4.4 La Marca Parque Natural de Andalucía
La marca Parque Natural de Andalucía es un
distintivo de calidad promovido por...
51
participación en la construcción de su identidad. Y en lo ambiental colabore con la
gestión del espacio, la preservació...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA N...
Nächste SlideShare
Wird geladen in …5
×

ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA AMBIENTAL.

83 Aufrufe

Veröffentlicht am

En el contexto territorial objeto de nuestro proyecto de investigación, los Parques Naturales de Andalucía, tienen aprobados los Planes de Desarrollo Sostenible. Estos documentos son básicos en el desarrollo del trabajo, al igual que la serie de los Informes de Medio Ambiente en Andalucía (IMA 1987/2012) dado que utilizaremos la información y datos contenidos en los mismos para la elaboración del análisis y evolución del proyecto marca PNA , ya que mi pregunta objeto de investigación es la siguiente: ¿en qué medida la Marca Parque Natural está sirviendo como factor de conservación del Patrimonio territorial y por consiguiente a la estrategia del desarrollo para la conservación?.

Veröffentlicht in: Umweltschutz
  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA AMBIENTAL.

  1. 1. 1 FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA HUMANA ESTUDIO ANALÍTICO DE LA MARCA PARQUE NATURAL COMO FACTOR DE CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO NATURAL EN EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA AMBIENTAL. INFORME DE INVESTIGACIÓN, PARA OBTENER EL GRADO DE SUFICIENCIA INVESTIGADORA, EN EL MASTER EN INVESTIGACIÓN SOCIAL APLICADA AL MEDIO AMBIENTE REALIZADO POR José María Gallego Manzano DIRECTORA Dra. Gwendoline de Oliveira Neves SEVILLA, 24 septiembre de 2014
  2. 2. 2 Índice Capítulo 1. Presentación .................................................................................................................. 3 1.1 Introducción ............................................................................................................................ 3 1.2 Justificación ............................................................................................................................ 7 Capítulo 2. Marco teórico de referencia.......................................................................................... 9 2.1. Evolución histórica del concepto de espacio natural protegido............................................ 9 2.2. Los Espacios Naturales Protegidos en Andalucía............................................................... 18 2.3. Los Parques Naturales Andaluces ...................................................................................... 24 Capítulo 3. La sostenibilidad ambiental, sociocultural y económica ....................................... 32 3.1. Desarrollo rural .................................................................................................................... 35 3.2. Los Planes de Desarrollo Sostenible en los Parques Naturales de Andalucía................... 38 Capítulo 4. La Marca Parque Natural de Andalucía como visualización de un Desarrollo Rural ........................................................................................................................................................... 41 4.1. Los sistemas de gestión de calidad ambiental. .................................................................. 41 4.2. Ecoetiquetas ........................................................................................................................ 45 4.3. Denominación de Origen Protegida y la Indicación Geográfica Protegida. ........................ 48 4.4 La Marca Parque Natural de Andalucía .............................................................................. 50 Capítulo 5. Análisis y resultados de la investigación. ................................................................ 60 Capítulo 6. Conclusiones. .............................................................................................................. 68 BIBLIOGRAFÍA................................................................................................................................. 73 WEBGRAFIA .................................................................................................................................... 75
  3. 3. 3 Capítulo 1. Presentación 1.1 Introducción Andalucía está situada entre el paralelo 36º 00’ y el 38º30’ del hemisferio norte con un clima de tipo mediterráneo que se caracteriza por una gran irregularidad en el régimen de lluvias, con veranos largos y calurosos y los inviernos cortos y suaves. La diversidad e irregularidad del clima mediterráneo; la existencia de un gran valle central y unas cordilleras, Sierra Morena con una alineación Este-Oeste; las Sierras Béticas, con una alineación SO-NE; la presencia de una fachada atlántica con masas de agua fría y poco salinas, con un recorrido de marea de varios metros y dos importantes estuarios de los ríos Guadiana y Guadalquivir se contrapone a la fachada mediterránea, con aguas cálidas, de alta concentración en salinidad, con un recorrido mareal de centímetros y deltas poco importantes; la coexistencia de suelos escasamente desarrollados y ácidos como los de Sierra Morena frente a los calizos de las Sierra Béticas con formaciones típicas (margas azules y calizas), junto a los suelos profundos y bien desarrollados del valle del Guadalquivir; y por último la situación en la zona templada del hemisferio norte, frontera entre dos continentes y con un predominio de frentes atlánticos hacen de Andalucía, desde el punto de vista del medio físico, un enclave de complejidad, que por sí misma explica la gran biodiversidad de nuestro territorio y la importancia que ostenta la naturaleza. Andalucía alcanza cotas de diversidad biológica excepcionalmente altas en el contexto geográfico de la cuenca mediterránea occidental. Como hemos apuntado, esta diversidad se debe, por un lado a factores físicos y biogeográficos y, por otro, a factores eco-culturales, derivados del manejo histórico de los recursos por parte del hombre, los cuales evidencian, en el medio natural, la
  4. 4. 4 evolución histórica de sus modelos socioeconómicos y culturales, de su capacidad tecnológica y de su grado de adaptación a la naturaleza1 . Este rico patrimonio natural podía estar en peligro de desaparición si no fuera por normas legislativas que protegen los ecosistemas, la flora y la fauna que las habita; una nueva conciencia social y nuevos paradigmas y estrategias. Este enfoque debería suponer un cambio profundo en la relación entre conservacionistas y desarrollistas, entre los gestores de los espacios protegidos y los agricultores y ganaderos, en la Política Agraria Común y los fines y objetivos de los Fondos Comunitarios2 . En definitiva supondría entender que no existe conservación sin desarrollo3 , es más para poder conservar nuestros espacios y nuestras especies es imprescindible mantener modelos económicos que activen un verdadero desarrollo rural. En este marco geográfico, referencial y conceptual, con los instrumentos legislativos, económicos y administrativos para la gestión del patrimonio territorial (entendiendo este como la suma de patrimonio cultural tangible e intangible) vamos a desarrollar el presente trabajo. A lo largo del mismo haremos un recorrido desde la concepción original y romántica de las áreas protegidas de finales del siglo XIX, que era la de preservar la naturaleza en su estado primigenio hasta el existente hoy en día, que tiene sus raíces en la Cumbre sobre la Tierra (Rio de Janeiro, 1992) y el IV Congreso Mundial de Parques y Espacios Protegidos (Caraca, 1992), donde la actividad humana, a lo largo de milenios, ha conformado espacios y paisajes culturales. Por consiguiente las estrategias de conservación pasan necesariamente por integrar 1 “Estrategia andaluza de gestión integrada de la biodiversidad” (2013). CONSEJERÍA DE AGRICULTURA PESCA Y MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 2 En el Marco de Apoyo Comunitario 2.007-2013 se han corregido estas deficiencias, incentivándose un desarrollo rural para prácticas agrarias y ganaderas tradicionales. 3 Desarrollo no es igual a crecimiento ya que este término es meramente cuantitativo mientras que desarrollo lleva implícito características eminentemente cualitativas.
  5. 5. 5 las actividades sociales y económicas en las políticas de protección de la naturaleza4 . En este contexto, veremos cómo se ha incrementando la superficie protegida en España desde 1916, año en que se promulga la “Ley de Parques Nacionales” basado en un modelo centralizado, hasta el momento actual del Estado de las Autonomías, fundamentado en uno descentralizado. Nos detendremos en lo que supuso para Andalucía la “Ley de Conservación de los Espacios Naturales Protegidos y de la Flora y Fauna Silvestre” de 1989 en el contexto geográfico de la ecorregión mediterránea y su correspondiente “enfoque en la gestión mediterránea”5 . A continuación profundizaremos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA), las diferentes figuras de protección y la dimensión internacional de la citada Red haciendo especial hincapié en la figura de protección de Parque Natural. Veremos que puede suponer para la gestión de estos espacios el desarrollo económico y como hemos pasado del denominado “ecodesarrollo” al concepto de “desarrollo sostenible”, qué significa este paradigma y como se integra la sostenibilidad ambiental, sociocultural y económica en el desarrollo rural y en los denominados Planes de Desarrollo Sostenible de los Parques Naturales andaluces, y al objeto de subvertir la problemática que vive en la actualidad el mundo rural estudiaremos como la mayor sensibilización de la sociedad y la tendencia cada vez más acusada de la Unión Europea demuestra la creciente puesta en valor de los espacios naturales protegidos como activos fundamentales en las estrategias de desarrollo rural, para lo cual se precisa de procesos productivos innovadores, tecnológicamente avanzados, “limpios”, modernos, flexibles y una sociedad formada y emprendedora. 4 VARIOS AUTORES (2002). “Integración territorial de espacios naturales protegidos y conectividad ecológica en paisajes mediterráneos”. SEVILLA, CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 5 GARCÍA MORA, M.R. y MONTES, C (2003). Vínculos en el paisaje mediterráneo. El papel de los espacios protegidos en el contexto territorial. SEVILLA, CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE JUNTA DE ANDALUCÍA
  6. 6. 6 Dentro del paradigma de desarrollo sostenible, analizaremos, como impulsor de ventajas competitivas, los sistemas de gestión integral y las buenas prácticas ambientales y como pueden favorecer estas prácticas a las empresas que las adoptan. Profundizaremos en los códigos de conductas y en las ecoetiquetas para por último centrarnos en la Marca Parque Natural de Andalucía. Una vez sentadas las bases conceptuales y metodológicas de los términos, Parque Natural, Desarrollo rural y Marca de Calidad, proponemos analizar en qué grado se están cumpliendo los objetivos que persigue la marca Parque Natural de Andalucía (marca PNA). En el contexto territorial objeto de nuestro proyecto de investigación, los Parques Naturales de Andalucía, tienen aprobados los Planes de Desarrollo Sostenible. Estos documentos son básicos en el desarrollo del trabajo, al igual que la serie de los Informes de Medio Ambiente en Andalucía (IMA 1987/2012) dado que utilizaremos la información y datos contenidos en los mismos para la elaboración del análisis y evolución del proyecto marca PNA , ya que mi pregunta objeto de investigación es la siguiente: ¿en qué medida la Marca Parque Natural está sirviendo como factor de conservación del Patrimonio territorial y por consiguiente a la estrategia del desarrollo para la conservación?.
  7. 7. 7 1.2 Justificación El presente trabajo se realiza como la última fase del Máster impartido por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla durante los años 2006 y 2007 titulado “Investigación Social aplicada al medio ambiente”. Cuando se cumplen treinta años de la Ley de la creación de la Agencia de Medio Ambiente y veinticinco años de la llamada Ley del Inventario puede ser un buen momento para hacer un alto en el camino y reflexionar sobre que ha sucedido en estos años, cuales los logros y cuales las asignaturas pendientes desde la óptica de una persona que fue protagonista durante más de una década, ya que participó en las estrategias y en la gestión de los espacios naturales protegidos de Andalucía. Fue en el año 1989, como consecuencia de la Ley del Inventario, cuando nace una ONG vinculada a los espacios protegidos andaluces, hablamos de la Federación de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (FENPA), que tuvo entre sus prioridades concienciar a los habitantes de estos espacios sobre las potencialidades de los recursos endógenos para revitalizar las economías rurales y crear riqueza, empleo y por consiguiente calidad de vida. Se buscaba la complicidad de los vecinos en la conservación de tan rico patrimonio territorial. Uno de los trabajos llevados a cabo por la FENPA en el periodo1999/ 2000, dentro de una iniciativa comunitaria ADAPT6 , fue un estudio de investigación de la artesanía como elemento de desarrollo local sostenible en los Parque Naturales. El objetivo general de ese proyecto de investigación era el análisis de las actividades artesanales, entendiendo esta como aquella actividad en la que en el proceso de transformación interviene la mano humana como parte de creación artística y manual, existente en los ámbitos territoriales protegidos bajo la figura de Parque Natural con el fin de permitir su promoción y comercialización. 6 Adaptación de los Trabajadores a las Transformaciones Industriales: Su misión es impulsar proyectos de formación innovadores que beneficien a los trabajadores amenazados de desempleo o cuya formación sea insuficiente o inadaptada
  8. 8. 8 Como consecuencia de ese estudio denominado “La artesanía como elemento de desarrollo local sostenible en los Parques Naturales de Andalucía”, y en base a la colaboración suscrita entre la Federación de Parques Naturales Regionales de Francia y la Consejería de Medio Ambiente7 , nace la marca Parque Natural de Andalucía, una iniciativa de la Junta de Andalucía para fomentar el desarrollo sostenible de los Parques Naturales andaluces y, con ello, favorecer la calidad de vida y la permanencia de las poblaciones que residen en ellos. La responsable del proyecto de investigación de la artesanía en los Parques Naturales fue la Dra. Gwendoline de Oliveira Neves, y el que suscribe, Secretario General de la FENPA. Catorce años después volvemos a coincidir, pero en esta ocasión el “gerente” es el alumno y la que fue la responsable es ahora la directora del presente trabajo para obtener el grado de suficiencia investigadora en el “máster en investigación social aplicada al medio ambiente”. Esta coincidencia es una de las razones que me llevan a realizar el trabajo propuesto, otra tan importante como la indicada, es la fuerte convicción en que el patrimonio territorial de las ecorregiones mediterráneas precisa de la labor humana para su conservación. Por lo tanto, los ciudadanos que habitan en esos reservorios de biodiversidad: social, ecológica, natural, económica y cultural son los operarios y gestores del territorio, y que por el mero hecho de hacer posible que esas “fábricas de oxígeno y sumideros de dióxido de carbono” sigan existiendo deberían tener derecho a un “Salario Social”. Son los “artesanos de la naturaleza”, ya que con sus manos producen paisajes, bienes y servicios para toda la colectividad. Y al igual que el concepto de desarrollo sostenible tiene vocación8 de mediador entre pasado y futuro, los “artesanos de la naturaleza” son el punto de unión entre nuestros ascendientes y los hijos de nuestros hijos. 7 DE HARO ARAMBARRI, I et al (2001) Revista de Medio Ambiente: “el proyecto de la marca Parque Natural de Andalucía” - Dirección General de la Renpa y Servicios Ambientales. CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 8 GUTIÉRREZ CORTINES, C (coord.) (2002): “Desarrollo sostenible y patrimonio histórico y natural: una nueva mirada hacia la renovación del pasado”. ESPAÑA, FUNDACIÓN MARCELINO BOTÍN
  9. 9. 9 Capítulo 2. Marco teórico de referencia. 2.1. Evolución histórica del concepto de espacio natural protegido El origen histórico de los espacios naturales protegidos se encuentra en la voluntad de evitar la desaparición de lugares excepcionales destacados por la grandiosidad de sus paisajes, la riqueza y singularidad de su fauna y flora o por su estado primigenio. Los primeros Parques Nacionales fueron entendidos como recintos aislados y nacen de una sensibilidad romántica de nostalgia de la naturaleza surgida a la sombra del positivismo ilustrado. Los términos pintoresco, agreste, belleza natural, lugar singular… forman parte de la terminología con los que se argumentan los valores de conservación de estos lugares.9 En el último cuarto del siglo XIX, en los EE UU con extensísimos territorios públicos en un óptimo estado natural10 , como contra punto a los costes medioambientales que provoca el vertiginoso crecimiento económico, nace la protección efectiva del territorio de singulares valores naturales. En 1872 se creó el Parque Nacional de Yellowstone con los objetivos de la preservación de los lugares destacados por su belleza natural, el fomento de la silvicultura y la racionalización de la explotación forestal, al tiempo que se consideraba estos grandes espacios como “laboratorios naturales” de un innegable valor científico. Se origina un nuevo concepto de utilización de los espacios forestales, puesto que casi 900.000 hectáreas, fueron destinadas a cumplir una función recreativa sin menoscabo de la protección de sus valores naturales (Solé y Bretón, 1986). Después del primer Parque Nacional surgen otros en Canadá (1885), Australia y Nueva Zelanda. Por el contrario en el Viejo Continente, la sobreexplotación del medio natural llevaba varios siglos produciéndose, con una tasa elevada, comparativamente, de población y con un porcentaje muy elevado de propiedad 9 VARIOS AUTORES (2002). “Integración territorial de espacios naturales protegidos y conectividad ecológica en paisajes mediterráneos” (pág. 13/26). SEVILLA, CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 10 MULERO MENDIGORRI, A (2002). “La protección de los Espacios Naturales en España”. MADRID, EDICIONES MUNDI PRENSA
  10. 10. 10 privada. Tenemos que esperar a principio del siglo XX para que Suecia, Suiza y Alemania declaren los primeros Parques Nacionales y unos años después hacen lo mismo Italia y Francia. En España, como señala Mangas Navas (1984) existe una larga tradición de preservar determinadas zonas “ésta se ha ejercido desde el exclusivismo del poder y casi siempre subyace tras la misma una motivación recreativa de tipo predatorio (caza y pesca) con la existencia del Patrimonio Nacional cuyos feudos mas significativos son los Reales Sitios”. Se debe a Pedro Pidal, aristócrata, senador conservador e insigne cazador y aficionado naturalista, la declaración y protección, a finales del siglo XIX, de determinados espacios en función de sus atractivos cinegéticos tales como el Coto Regio de los Picos de Europa y a principios del XX el Coto Real de Gredos (bajo jurisdicción de la Comisaría Regia de Turismo). Por último cabe destacar como los antecedentes de las medidas de conservación y proteccionistas del Estado Español, la creación en 1857 del Catálogo de Montes de Utilidad Pública, considerado por algunos autores como la primera iniciativa protectora surgida en España11 . El 7 de diciembre de 1916 se promulga la Ley de Creación de Parques Nacionales, una Ley escueta de tres artículos que disponía en el Ministerio de Fomento las competencias de creación de acuerdo con los propietarios de los terrenos y que definía esos espacios como “son Parque Nacionales, para los efectos de esta Ley aquellos sitios o parajes excepcionalmente pintoresco, forestales o agrestes…”. La idea de Pidal se basaba en los Parque de los Estados Unidos lo cual choco con la realidad española, provocando una pronta aparición de problemas, ya que no encontró una respuesta favorable en las poblaciones afectadas. Por Real Decreto de 23 de febrero de 1917 se aprueba el Reglamento y con el tres figuras: Sitios Nacionales (lugares sobresalientes por sus condiciones 11 MULERO MENDIGORRI, A (2002). “La protección de los Espacios Naturales en España.” MADRID, EDICIONES MUNDI PRENSA
  11. 11. 11 naturales o por acontecimientos históricos, legendarios o religiosos) “Particularidades o Curiosidades Excepcionales” (las que merecen una protección en sí misma, independientemente de la extensión y el lugar donde se encuentra ubicada) y la de “Árboles Notables”. Uno de los principios rectores de la política de conservación era el fomento del turismo, por esa razón en el Órgano de gestión la Junta Central de Parques Nacionales, uno de sus componentes era el Comisario Regio de Turismo como vocal nato. Cada Parque dispondrá de otro Órgano de gestión en la que un componente de gran relevancia y significado es el Presidente de alguna de las “Sociedades” (Amigos del Árbol, Económica de amigos del País, Excursionistas, Turismo etc.). Una de las disposiciones más interesantes del Real Decreto es la encomienda que se les hace a los Ingenieros-Jefes de los Distritos Forestales de elaborar una relación de los sitios más notables y merezcan la protección de algunas de las figuras regladas. El Decreto invita también a las Sociedades a que contribuyan al proceso de propuestas. El protagonismo del Cuerpo de Ingenieros de Montes y el sistemático trabajo se desarrolla con una estricta aplicación de los criterios de selección donde se recogían una descripción biogeográfica y territorial de los mismos (propiedad de la tierra, estado de las comunicaciones, situación socioeconómica, un notable aspecto botánico, así como criterios paisajísticos, geomorfológicos o faunísticos). También se introducen criterios históricos y religiosos. Desde los inicios de la política conservacionista española el legislador ha reconocido la función de uso público de los espacios protegidos, entendida, en esa época, desde una perspectiva “regeracionista” como un ejercicio de cultura y civilización, al mismo tiempo que como una fuente de ingresos para unas zonas
  12. 12. 12 montañosas deprimidas, que según Mata Olmo12 “era una concepción incipiente de desarrollo rural integrado”. Uno de los problemas encontrados en la declaración de espacios protegidos es la propiedad de la tierra, por lo cual en el Real Decreto de 1929 se introduce la consideración de utilidad pública incluidos en los predios de los Parques Nacionales y de forma excepcional en las otras categorías protectoras. Esta normativa posibilita la expropiación forzosa. Hernández-Pacheco, geólogo de formación, propone que la protección de los espacios naturales debe desarrollarse hasta cubrir una amplia representación de lo más valioso, de acuerdo con unos criterios científicos desde el punto de vista vegetal, faunístico, geológico y geográfico aunque esos ámbitos no cumplan con el requisito de espectacularidad paisajística y atractivo turístico que se habían aplicado con anterioridad (Casado, 1997). En esta época se cambia las prioridades forestales por las geológicas y se declaran ocho Sitios Naturales entre los años del 27 al 30. Con la República se otorga gran importancia a la conservación de la naturaleza pero vinculándola a un función social prioritaria (facilitar el contacto de los ciudadanos y expropiar si es preciso) y se potencia los instrumentos de gestión más técnicos. Se establecen los planes de aprovechamientos, se crean servicios de guía para la atención turística y se prohíbe terminantemente la caza. Otro aspecto que experimenta una cierta modificación es la idea de Sitio que “equivale a un Parque Nacional de dimensiones reducidas por cuanto exige unas condiciones similares de belleza natural, pintoresquismo, hermosura de formaciones hidrológicas o magnificencia de panorama y paisaje. Por último en el año 1935 se asigna la presidencia de la Comisaría de Parques Nacionales al Director General de montes, Caza y Pesca, el declive de la política protectora se inicia en ese momento y los planteamientos productivistas se instalaran en la administración forestal y tardará 4 décadas en cambiar de sesgo. 12 VARIOS AUTORES (1994). “El medio rural español: cultura, paisaje y naturaleza: homenaje a D. Ángel Cabo Alonso”. volumen 2. Universidad de Salamanca pp. 1074
  13. 13. 13 En la Dictadura de Franco la política de protección sufre su peor época ya que no era propicia para impulsar acciones protectoras sin rentabilidad económica salvo la caza y la pesca. Se declaran en 20 años tres Parque Nacionales y un Sitio Natural13 y con la entrada en vigor de la Ley de Montes del año 57 se implanta definitivamente la ideología forestal productivistas de los bosques y otros terrenos forestales. Desde ese año hasta el 1970 solo se declara el Parque Nacional de Doñana y fue por la presión internacional. “En las décadas de los años sesenta/setenta, durante los años del desarrollismo14 , surge un proceso que auspició el incremento del número de visitantes a los escasos espacios protegido, verificándose fenómenos de masificación y la peligrosa extensión de la urbanización en sus áreas de influencia”15 . Por otra parte la incipiente apertura de un Régimen que daba sus últimos coletazos conformó la primera iniciativa sólida para establecer en nuestro país un auténtico, estable y representativo sistema de áreas protegidas. Se crea el ICONA en 1971, la misión 565, la Ley de Espacios Naturales Protegidos de 1975 y la elaboración del Inventario Abierto de Espacios Naturales. Con el ICONA se debía materializar la intervención administrativa sobre un patrimonio natural cada vez más necesitado de protección, por eso este organismo es proteccionista aunque tiene que coexistir con otra dimensión estrictamente forestal y productivistas. Durante los tres primeros años de vida se declararon más espacios que en los trece años anteriores, dos Parques Nacionales16 y tres Sitios Naturales, además por Decreto de 23 de diciembre de 1972 se crea las Reservas, la figura de un Conservador en cada espacio, la creación de un Patronato para el control de los Parques Nacionales y las Juntas Rectoras para los Sitios y Monumentos. 13 Parques Nacionales: Teide (Tenerife, 1954), Caldera de Taburiente (La Palma , 1954); Aigües Tortes y Lago de San Mauricio (Lérida, 1935). Sitio Natural: Lago de Sanabria (Zamora, 1946) 14 Consecuencia de la instauración de la denominada “ideología clorofila” (Gaviria 1969 y 1971) en la sociedad española. 15 MULERO MENDIGORRI, A (2002). “La protección de los Espacios Naturales en España.” MADRID, EDICIONES MUNDI PRENSA 16 Tablas de Daimiel y Timanfaya
  14. 14. 14 La misión 565 fue una iniciativa de los Servicios del ICONA con el fin de pasar de las 103.000 has protegidas, 0,2 % del territorio al 1% (500.000 has) en solo seis años. Para alcanzar este objetivo hacían falta medidas de índole legal, como la nueva Ley de Espacios Protegidos, financieros, recursos económicos estimados en 5.000 millones de pesetas en seis años y administrativo consistente en elaborar un Inventario Nacional de Espacios Naturales. La Ley de Espacios Naturales Protegidos que se aprobó el 2 de mayo de 1975 no recoge las medidas protectoras homologadas por la UICN unos años antes, ni tampoco establece zonas de influencia entre el espacio protegido y el entorno que eviten rupturas territoriales bruscas, ni exención tributaria y desgravación fiscal a los territorios privados ubicados en los espacios protegidos. A pesar de todo, esta Ley supone un gran avance en las políticas de conservación. Se crean cuatro figuras: Reserva Integral con un carácter eminentemente científico, Parque Nacional para territorios extensos con ecosistemas primigenios con fines culturales y educativos y recreativos , Parajes Naturales de Interés Nacional donde el aprovechamiento económico o el uso público se admite si es compatible con el objetivo de conservación (estas tres figuras se aprueban por Ley) y Parque Natural que se aprueba por Decreto y es la más permisiva con el objetivo de potenciar el contacto del hombre con la naturaleza armonizando la conservación con el aprovechamiento ordenado de sus recursos. La creación de la figura de Parque Natural tiene una gran trascendencia por las políticas protectoras ulteriores. A imagen de los Parques Naturales Regionales franceses que tiene como objetivo permitir la continuidad de los usos tradicionales del suelo sin menoscabo del respeto al carácter natural que los define (Leenhart, M, 1989). Se trata de un planteamiento muy adecuado ya que en nuestro continente, donde las áreas naturales soportan una intensa presión antrópica la figura de Parque Natural se adapta mejor que la de Parque Nacional. Precisamente la constatación de esta realidad tuvo mucho que ver en el cambio de orientación de la filosofía conservacionista mundial que originariamente consideraba como espacios a proteger “aquellos no transformados o pocos modificados por la explotación y ocupación humana” (UICN, 1974).
  15. 15. 15 Con la entrada en vigor de la Ley de Espacios Naturales Protegidos (LENP) de 2 de mayo de 1975, se pretende dar una visión diferente de la conservación de la naturaleza en nuestro país, y aunque fue muy criticada en su momento, tuvo la virtud de crear la figura de Parque Natural y la elaboración de un Inventario Abierto de Espacios Naturales de Protección Especial concluido en 198017 . Con esta Ley 15/75 la superficie de los espacios protegidos casi se duplica sobrepasando las doscientas mil hectáreas. Esta es la última etapa de un modelo de protección centralizado, ya que con la aprobación de la Constitución de 1978 se crean 17 Comunidades Autónomas cada una con una legislación, unas estructuras administrativas y presupuestarias diferentes y figuras de protección muy heterogéneas y con objetivos diversos. La Ley 4/1989 de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre (LCEN), constituye la legislación básica de conservación de la naturaleza. Por otra parte supone un marco unitario de referencia para todas las iniciativas encaminadas a la protección de los recursos naturales, de las especies amenazadas de la flora y de la fauna y de los ecosistemas en los que estos se desarrollan, ofreciendo instrumentos de coordinación para las políticas de conservación de la naturaleza que puedan emanar de las distintas Comunidades Autónomas, reservándose a favor del Estado la declaración y gestión de los parques nacionales, y adecuando el ordenamiento jurídico español a las directrices derivadas de la normativa europea18 . Esta Ley propone diversas medidas para tratar de conjugar los intereses que convergen en las áreas protegidas en el sentido de hacer compatibles y complementarios la conservación de la naturaleza y el fomento de la riqueza económica mediante el desarrollo rural. Para evitar que las políticas generales produzcan en su aplicación territorial concreta efectos contrarios, es indispensable 17 MULERO MENDIGORRI, A. Pág. 40 a 46 de “la protección de Espacios Naturales en España” ediciones Mundi Prensa 2002 18 FLORIDO TRUJILLO, G y LOZANO VALENCIA, P.J. (2005). Las figuras de protección de los espacios naturales en las Comunidades Autónomas españolas: una puesta al día. BOLETIN DE LA A.G.E. Nº 40 (págs.57-81)
  16. 16. 16 que los paisajes rurales sean entendidos y valorados como patrimonio y como recurso19 . Una de las principales novedades de la LCEN es la relativa a la planificación ambiental extendiendo las técnicas planificadoras a todos los recursos naturales existentes en los espacios naturales protegidos y su zona de influencia. Con ello se incrementa el grado de seguridad jurídica, tanto para los poderes públicos como para los ciudadanos, al permitir a unos y otros conocer de antemano qué áreas y qué recursos van a estar protegidos y cuáles son las posibilidades de aprovechamiento20 . De los diferentes planes que se recogen en esta Ley (La Directrices de Ordenación de los Recursos Naturales, El Plan Director de la Red de Parques Nacionales, Los planes de recuperación y conservación de especies en peligro o vulnerables, Los de protección del hábitat, El plan de manejo) vamos a profundizar en los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y en los Planes Rectores de Uso y Gestión (PRUG) por su importancia en la planificación ambiental y territorial que afectan al espacio en su naturaleza ambiental, urbanística o de desarrollo de actividades sectoriales y, por consiguiente, en la gestión y gobernanza de los Parques Naturales. Según el artículo 4.3 de la mencionada Ley 4/89, los PORN tienen como objetivos los siguientes: Definir y señalar el estado de conservación de los recursos y ecosistemas en el ámbito territorial de que se trate Determinar las limitaciones que deban establecerse a la vista del estado de conservación Señalar los regímenes de protección que procedan 19 GÓMEZ MENDOZA, J. “Desarrollo rural y espacios naturales protegidos” (Universidad Autónoma de Madrid) 20 ROCA FERNÁDEZ-CASTANYS, M.L. (2005). “El aprovechamiento turístico de los espacios naturales protegidos”. SEVILLA. CONSEJERÍA DE TURISMO, COMERCIO Y DEPORTE, JUNTA DE ANDALUCÍA.
  17. 17. 17 Promover la aplicación de medidas de conservación, restauración y mejora de los recursos naturales que lo precisen Formular criterios orientadores y ordenadores de las políticas sectoriales y de las actividades económicas y sociales, públicas y privadas, para que sean compatibles con las exigencias señaladas El PORN, como instrumento de ordenación, distribuye y asigna los usos en el territorio de acuerdo con la capacidad de carga de los ecosistemas diseñando una zonificación del espacio (Zona A o de reserva; zona B de regulación especial y zona C de regulación común), fijando unos objetivos y unas directrices y normas generales en diferentes aspectos, tales como: conservación de los recursos naturales y culturales; aprovechamiento sostenible; uso público, educación ambiental y turismo activo en el medio rural; investigación científica, infraestructuras; régimen de suelo y ordenación urbana; construcción, mejora, mantenimiento y rehabilitación de edificaciones y otros usos y actividades21 . El PRUG es el instrumento básico para la gestión de los espacios protegidos. En él se desarrollan las previsiones de los PORN, regulando específicamente los distintos usos y actividades que son compatibles y concretando los criterios de gestión y las actuaciones prioritarias. Aunque según la LCEN su redacción solo se impone como preceptiva para los parques, parece aconsejable que otras figuras de protección también dispongan de normas similares, razón por la que UROPARC-España propone distinguir dos categorías de espacios protegidos según requieran una” gestión activa” o meramente “pasiva” (conservación)22 . 21 VARIOS AUTORES (2005). PORN/ PRUG/ PDS Parque Natural Sierra Norte de Sevilla. SEVILLA, CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 22 ROCA FERNÁDEZ-CASTANYS, M.L. (2005). El aprovechamiento turístico de los espacios naturales protegidos. SEVILLA. CONSEJERÍA DE TURISMO, COMERCIO Y DEPORTE, JUNTA DE ANDALUCÍA.
  18. 18. 18 2.2. Los Espacios Naturales Protegidos en Andalucía. En los años setenta, España experimenta los mayores cambios sociales y políticos de los últimos cincuenta años, y por supuesto no es ajena a los nuevos vientos que corren en relación con las cuestiones ambientales, aceleradas estas por la crisis del petróleo como consecuencia de multiplicarse el precio del barril de crudo un trescientos por cien una vez finalizada la guerra del Yon Kipur entre árabes e israelíes el 25 de octubre de 1973. Respecto a las políticas de conservación de la naturaleza en 1974, en España solo está protegido el 0,2 % (0,1 MM de has.), mientras que Francia cuenta en ese mismo año con más de dos millones de hectáreas protegidas, el 4% de su superficie, Inglaterra el 9% (1,3 MM de has.) y Alemania Federal el 14% (2,9 MM de has.). En la década de los setenta, respecto a la superficie de espacios protegidos los países de nuestro entorno nos superan nada menos que en un orden de magnitud. Como decíamos en el apartado anterior, el 2 de mayo de 1975 entra en vigor la Ley de Espacios Naturales Protegidos y el 29 de diciembre de 1978 la Constitución Española, ley de leyes que en su título VIII organiza territorialmente España en Comunidades Autónomas con autonomía para la gestión de sus respectivos intereses y con competencias, entre otras materias, en la protección del medio ambiente. Este es el punto de partida en el que se encuentra la España preautonómica. La asunción de competencias en materia de medio ambiente, en general, y la gestión y conservación del patrimonio natural en particular va a suponer un cambio sustancial que nos pondrá, en tan solo dos décadas, por delante de los países de la Unión Europea en materia de protección y conservación de espacios naturales. Las nuevas Administraciones Autonómicas van asumiendo las competencias en materia de ordenación del territorio y la declaración y protección de espacios naturales, declarándose numerosos espacios protegidos, según las cuatro figuras
  19. 19. 19 definidas en la LENP: Reserva Integral, Parque Nacional, Paraje Natural de Interés Nacional y Parques Naturales. En Andalucía antes de la ley 15/75 existían 3 espacios protegidos con 40.435 has. (0,46 % de su territorio): el Parque Nacional de Doñana con 39.225 has. declarado en 1.969; el Torcal de Antequera con 1.200 has. y el Picacho de la Virgen de la Sierra 9,9 has. en la Subbeticas, ambos con la figura de sitio Natural de Interés Nacional y declarados en 1.929. En aplicación de la Ley 15/75, el Gobierno de la Nación amplia la superficie del Parque Nacional de Doñana23 hasta 50.720 has., por Ley 90/78 de 28 de diciembre y cambia de régimen de protección a el Torcal de Antequera pasando a ser Parque Natural por R.D. de 27/10/78. Cuando entra en vigor el Estatuto de Autonomía para Andalucía, Ley Orgánica 6/1981, de 30 de diciembre, Andalucía tiene protegido el 0,59% de su superficie, 51.920 has. Asumidas las competencias en materia de conservación de la naturaleza, el 12 de junio de 1984 el Parlamento de Andalucía aprueba por la Ley 6 la creación de la Agencia de Medio Ambiente, la primera Institución que se constituye en España siguiendo las directrices de la Cumbre de Estocolmo de 1972 que proclamaba que todas las competencias en materia de medio ambiente deben ser residenciadas en una única estructura administrativa. Esta característica, unida a su carácter de Organismo Autónomo, mayor agilidad a la hora de la gestión burocrática, y depender directamente de la Presidencia de la Junta de Andalucía la dotó de una gran eficacia a la hora de dar respuesta a las cuestiones ambientales24 . 23 El 10 de noviembre de 2004, el Tribunal Constitucional dicta la sentencia 194/2004 en la que estima parcialmente los recursos de inconstitucionalidad 460/98, 469/98 y 483/98 interpuestos respectivamente por el Gobierno de la Junta de Andalucía, Las Cortes de Aragón y la Diputación General de Aragón contra determinados preceptos de la Ley41/97 de 5 de noviembre por la que se modifica la ley 4/89 de 27 de marzo de conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres. El alto Tribunal considera inconstitucional el modelo de gestión compartida Estado-Comunidades de los Parques Nacionales al estimar que dicha gestión debe corresponder “en exclusiva” a estas últimas. 24 SUAREZ JAPÓN, J.M. (2000). “La protección del espacio en Andalucía: Una visión subjetiva desde la experiencia” pp. 380-393.MURCIA, GEOGRAFÍA Y ESPACIÓS PROTEGIDOS, AGE Y FENPA
  20. 20. 20 El Gobierno de Andalucía comienza su política de declaración de espacios protegidos en 1984 y en muy poco tiempo supera al resto de Comunidades Autónomas en superficie protegida. Así, el Parlamento de Andalucía declara las Reservas Integrales25 de la Laguna de Fuente de Piedra 1.364 has. , las Zonas Húmedas del Sur de Córdoba 123 has. , Isla de Enmedio, Marisma del Burro y las 12 Lagunas de Cádiz 397 has. y el Paraje Natural de las Marismas del Odiel con 7.185 has. De igual manera el Gobierno andaluz, a instancia de la Agencia de Medio Ambiente, declara mediante Decretos26 5 Parques Naturales: Sierra de Grazalema 47.000 has, Sierra de Cazorla, Segura y las Villas 214.000 has., Sierra de María 9.012 has., Cabo de Gata 26.000 has. y las Subbeticas 31.568 has. En cuatro años, de 1984 a 1988 se pasa de tener tres espacios protegidos, Parque Nacional de Doñana, el Parque Natural de el Torcal de Antequera y un Paraje Natural, que representa el 0,6% aproximadamente de la superficie de Andalucía , al 4,45% del territorio andaluz: 387.500 has.27 Tabla I: Evolución de la superficie protegida en Andalucía AÑO SUPERFICIE (ha) % TERRITORIO ANDALUZ 1982 51.920 0,59 1988 387.500 4,45 1989 1.497.195 17,1 2002 1.620.011 18,5 2012 1.771.008 20,2 Elaboración propia a partir de la serie del Informe de Medio Ambiente de Andalucía 1987/2012 Andalucía apuesta, en su Ley 2/89 de 18 de julio por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos y se establecen medidas adicionales 25 Ley 1/84 de 9 de enero; Ley 11/84 de 19 de octubre; Ley 2/87 de 2 de abril y Ley 12/84 de 19 de octubre 26 Decretos: 316/84 de 18 de diciembre; 10/86 de 5 de febrero, 236/87 de 30 de septiembre; 314/87 de 23 de diciembre y el 232/88 de 31 de mayo 27 Informe General del Medio Ambiente en Andalucía 1987. AMA, JUNTA DE ANDALUCÍA
  21. 21. 21 para su protección (conocida como Ley del Inventario), por el entonces llamado ecodesarrollo. El modelo andaluz de protección de los espacios naturales se basa, por lo tanto, en hacer compatible el binomio conservación-desarrollo, o aún mejor sitúa el desarrollo rural como eje imprescindible para la conservación, es lo que se podría denominar como una estrategia extensiva de conservación puesta en escena en aquellas regiones donde todavía persisten sistemas agro-silvo- pastoriles de grandes superficies y de un elevado valor ambiental y paisajístico28 . Los Planes de Ordenación de Recursos Naturales previstos en el Artículo 15 de la Ley de Conservación de la Naturaleza deben preceder a la declaración de Parques y Reservas. Sin embargo se permite como excepción que puedan declararse esos espacios por una Comunidad Autónoma si existen razones que así lo justifiquen29 . Este era el caso de Andalucía que además de los Planes Rectores de Uso y Gestión, establece en su Ley Autonómica, artículo 20, el instrumento básico para el fomento del ecodesarrollo los Planes de Desarrollo Integral (PDI)30 y los Programas de Fomento (PF). Su objetivo primordial se dirige a dinamizar y racionalizar las estructuras socioeconómicas de las comarcas incluidas en los parques naturales y sus zonas de influencia. Para instrumentalizar los PDI se crean las Gerencias de Promoción, ejecutándose las grandes líneas de desarrollo integral a través de los PF que elabora el Instituto de Fomento de Andalucía (IFA)31 . En la exposición de motivos de la ley andaluza queda muy claro cuál es el principio regulador, el leif motiv que mueve al gobierno de esta Comunidad Autónoma: “La diversidad y magnitud de la riqueza ecológica de Andalucía y la evidencia de la huella humana sobre los espacios naturales, permite propiciar una política de conservación compatible con el desarrollo económico. En general la idea de conservación debe entenderse en sentido amplio, por lo que, inherente a 28 SUNYER, C Y MANTEIGA, L. (1998).” Instrumentos financieros para la Red Natura 2000 y la conservación de la naturaleza”. MADRID, TERRA 29 ROCA FERNÁDEZ-CASTANYS, M.L (2005). “El aprovechamiento turístico de los espacios naturales protegidos”. SEVILLA, CONSEJERÍA DE TURISMO, COMERCIO Y DEPORTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 30 Pasarían a denominarse Planes de Desarrollo Sostenible 31 AGENCIA DE MEDIO AMBIENTE (1989). Informe General del Medio Ambiente en Andalucía. SEVILLA, AMA, JUNTA DE ANDALUCÍA
  22. 22. 22 la misma, tiene que ir aparejada el fomento de la riqueza económica, de forma que el aprovechamiento ordenado de los recursos naturales redunde en beneficio de los municipios en que se integren”. Esta Ley, al contrario que las primeras leyes de otras Autonomías, como la Ley Catalana 12/85, que se promulgaron con anterioridad a la aparición de la Ley 4/89, tiene la doble vertiente de texto regulador y declarativo, al tiempo que dispone de un Órgano Administrativo, la referida anteriormente Agencia de Medio Ambiente, donde se residencia de forma única y exclusiva todas las competencias en materia no solo de conservación y protección de la naturaleza sino también, y esto a la larga ha resultado de suma importancia, todas las competencias en materia de prevención y calidad ambiental. Con la entrada en vigor de la Ley del Inventario, se declararon sesenta nuevos espacios, quedando la red articulada en 1 Parque Nacional, 22 Parques Naturales, 31 Parajes Naturales y 28 Reservas Naturales, en total 1.478.848 has. lo que supuso que el 17,02 % del territorio andaluz quedara protegido. Las provincias de Cádiz y Huelva son las que más superficie protegida aportan con el 32% de su territorio y Jaén el 22%. Por el contrario Almería con el 8% y Málaga con el 4% las que menos. Además de las figuras de protección reguladas en la Ley básica estatal, en Andalucía se crean las siguientes figuras: Paraje Natural, Parque Periurbano, Reserva Natural Concertada32 . 32 ANEXO I. Tipologías de espacios protegidos en el sistema de planificación de la RENPA
  23. 23. 23 Tabla II: Figuras de protección y número de espacios protegidos recogidos en la Ley del Inventario del año 1989 AMBITO FIGURA Nº ESPACIOS 1989 SUPERFICIE TOTAL (ha) Nacional Ley 4/89 PARQUE NACIONAL 1 50.720,0 PARQUE NATURAL 22 1.360.337,0 RESERVA NATURAL 31 22.715,7 * MONUMENTO NATURAL 0 0 PAISAJE PROTEGIDO 0 0 Regional Ley 2/89 PARAJE NATURAL 28 63.422,5 PARQUE PERIURBANO 0 0 RESERVA N CONCERTADA 0 0 Total 8 82 1.497.195,0 Elaboración propia a partir de la serie del Informe de Medio Ambiente de Andalucía 1989/1990 *Incluye 18.347 has de zona de protección de las 4.368,7 has. de Reservas Naturales.
  24. 24. 24 2.3. Los Parques Naturales Andaluces La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), define los Parques Naturales (Categoría V-UICN) como áreas protegidas manejadas especialmente para la conservación de paisajes terrestres y marinos con fines recreativos, son espacios extensos transformados por la actividad secular humana en paisajes culturales. Los Parques Naturales (PN) son grandes áreas en las que además de valores de flora, fauna y de paisaje existe un importante patrimonio cultural material e inmaterial: artesanía, arquitectura rural, gastronomía, folklore etc. En la gestión de estos espacios se pretende armonizar la conservación de los recursos33 , el disfrute de la naturaleza, la educación e investigación científica y el desarrollo socioeconómico. En el estudio que bajo el título de “Vínculos en el paisaje mediterráneo. El papel de los espacios protegidos en el contexto territorial”34 , que sirvió de base para la elaboración del Plan Director de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA), se dice: “Cuando nos referimos a la naturaleza mediterránea no podemos perder la perspectiva que ésta, tal y como hoy la conocemos, es el resultado de la existencia de vínculos entre el hombre y la naturaleza desde hace miles de siglos. En esta ecorregión la domesticación de los animales y la frutalización del bosque (González Bernáldez, 1992) modificó la composición florística, la estructura y el paisaje (Blanco et al., 1997; García Antón et al., 2003). El resultado de esta relación secular hombre-naturaleza es que prácticamente no existe ecosistema mediterráneo que no haya sido modificado por el hombre, y que gran parte de los bosques originales hubieran sido transformados hace 7.000 años (Makhzoumi y Punggetti, 1999)”. 33 CASTRO NOGUEIRA, H (1992). “Parques Naturales Andaluces”. PARALELO 37º, Nº 14-15 34 GARCÍA MORA, M.R. y MONTES, C (2003). “Vínculos en el paisaje mediterráneo. El papel de los espacios protegidos en el contexto territorial”. SEVILLA, JUNTA DE ANDALUCÍA
  25. 25. 25 “No cabe duda que la diversidad que caracteriza hoy al paisaje mediterráneo está íntimamente vinculada a la singularidad de su clima, elemento unificador de este territorio y su cultura, y a lo impredecible de las perturbaciones de origen natural, pero también a la replicación por el hombre de ciertas perturbaciones naturales. En el intento de adaptación a un medio ambiente altamente cambiante y poco previsible, el hombre mediterráneo ha necesitado diversificar los recurso y su aprovechamientos y adaptar su estilo de vida- basado en la incertidumbre- a modelos dinámicos y altamente flexibles, domesticando los sistemas a través de imitar pautas naturales. La trashumancia, los aterrazamientos, los sistemas de rotación de cereales, leguminosa y oleaginosa, y el uso secular del agua ha condicionado en gran medida el paisaje de la ecorregión. Al mismo tiempo, el fuego controlado y el pastoreo han permitido secularmente moldear y abrir los sistemas naturales mediterráneos. Estos paisajes seminaturales constituyen en la actualidad gran parte de los espacios naturales protegidos de la ecorregión y en el caso de España, el 80% de la superficie de ZEPAs se corresponde con zonas sometidas a agricultura semiextensiva o extensiva (Beaufoy et al., 1995).”35 La relación bidireccional hombre-naturaleza ha condicionado el uso de los recursos y la configuración del territorio mediterráneo, y ha permitido y mantenido la existencia de ecosistemas relevantes, muchos de ellos considerados de importancia internacional, ejemplo las salinas costera o las dehesas. “En el área ecomediterránea no se puede separar al hombre de la naturaleza ya que no hablamos de paisajes naturales en sentido estricto, sino de paisajes culturales (Naveh y Liberman, 1993). No basta con compaginar las actividades productivas con la conservación, sino que es fundamental mantener un uso diverso del territorio e imitar la cultura tradicional de aprovechamiento de los recursos y estilos de vida que han determinado, en gran medida, la configuración de un paisaje heterogéneo y ecológicamente complementario. Tanto es así que 35 GARCÍA MORA, M.R. y MONTES, C (2003). “Vínculos en el paisaje mediterráneo. El papel de los espacios protegidos en el contexto territorial”. SEVILLA, JUNTA DE ANDALUCÍA.
  26. 26. 26 las singularidades, el alto grado de endemismos, la diversidad, el valor ecológico y el gran potencial productivo que hoy encontramos en las áreas protegidas y en las zonas rurales del Mediterráneo es consecuencia de la actitud histórica de las sociedades humanas de esta región. En todo lo anterior radica la importancia que tiene la existencia de un patrimonio protegido”.36 El resultado de la estrategia ancestral del territorio ha consistido en una gestión basada en la heterogeneidad, conectividad y permeabilidad. Bajo este enfoque mediterráneo, el ser humano y sus actividades se consideran un elemento dinamizador de los sistemas naturales, lo que justifica “la necesidad de integrar los flujos ecológicos del territorio junto con los socioeconómicos y culturales”37 Desde el punto de vista de la gestión, la “gestión pasiva” o de control de determinadas actividades consideradas negativas para la conservación, es un modelo de gestión útil en los espacios prístinos pero no lo es en el caso de los espacios naturales mediterráneos que precisan de una “gestión activa” donde es necesario considerar tanto los valores naturales y culturales y la interacción entre ambos.38 En efecto, cuando nos referimos a la naturaleza mediterránea no podemos olvidarnos de que ésta, tal y como la conocemos en la actualidad, es el fruto de la interacción entre el hombre y el medio desde hace miles de años. El resultado de la relación secular hombre-naturaleza es que prácticamente no existe ecosistema mediterráneo que no haya sido modificado por el hombre. Nuestro viejo continente ha sido crisol de culturas casi tan antiguas como las que se desarrollaron en el “creciente fértil”, debido a lo cual la naturaleza se ha 36 GARCÍA MORA, M.R. y MONTES, C (2003). “Vínculos en el paisaje mediterráneo. El papel de los espacios protegidos en el contexto territorial”. SEVILLA, CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 37 GARCIA MORA, M.R. y MONTES, C (2003). “Vínculos en el paisaje mediterráneo. El papel de los espacios protegidos en el contexto territorial”. SEVILLA, CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, JUNTA DE ANDALUCÍA 38 GOMEZ-LIMÓN, J, DE LUCIO FERNANDEZ, J.V y MÚGICA de la GUERRA, M. De la declaración a la gestión activa: Los espacios Naturales Protegidos del Estado Español en el umbral del siglo XXI.EUROPARC-ESPAÑA
  27. 27. 27 modelado por la mano del hombre, dando lugar a paisajes culturales. En sentido estricto, por lo tanto, no podemos hablar de naturaleza primigenia, sino todo lo contrario, de naturaleza antropizada por siglos y siglos del uso y explotación de los recursos. En nuestro contexto territorial, por lo tanto, más que hablar de “espacios naturales” deberíamos de hablar de “espacios culturales”, de tal forma que las políticas39 de declaración y protección de esos ecosistemas tienen que tener presente necesariamente la cultura campesina (agrícola y ganadera) que ha gestionado los recursos naturales de generación en generación hasta la actualidad. Para gestionar los ecosistemas mediterráneos con la doble finalidad de conservarlos y explotarlos de manera sostenible hay que hacerlo fundamentalmente desde la óptica cultural. Los paisajes mediterráneos son paisajes culturales y para conservarlos tenemos que posibilitar y fomentar los sistemas tradicionales de uso extensivo y semiextensivo (dehesa, olivar, viñedos, cereal, bancales…) de los recursos naturales. En este contexto conceptual y geográfico están los 24 Parque Naturales de Andalucía que involucran a un número muy importante de municipios y población que habitan en las áreas de influencia socioeconómica, por lo que Andalucía cuenta con una valiosa oportunidad de incorporar una estrategia de desarrollo local sostenible en esos ámbitos territoriales a fin de difundir un modelo de desarrollo rural compatible con la preservación y puesta en valor del patrimonio natural y cultural. Esto permite que se pueda plantear una estrategia de desarrollo local sostenible. 39 En Andalucía, se crea la consejería de Cultura y Medio Ambiente en la Legislatura 1990/1994, pasando a depender de la misma el Organismo Autónomo Agencia de Medio Ambiente.
  28. 28. 28 Los veinticuatro Parques Naturales existente en Andalucía, la mayoría de ellos en áreas geográficas marginales, ocupan un total de 1.505.302 40 has (84,99 % de la superficie protegida). Decíamos en la introducción al presente trabajo que, desde el punto de vista fisiográfico, Andalucía es de una gran diversidad, por consiguiente esta complejidad tiene que reflejarse en los “espacios culturales” que estamos describiendo y aunque estos 24 espacios se encuentran tutelados bajo la misma figura de protección, las diferencias que se dan entre ellos son muy considerables. Con respecto a la superficie, como vemos en la tabla III, tenemos cinco PN que superan las ciento sesenta mil hectáreas cada uno frente a diez que no superan las veintidós mil hectáreas. Los casos más extremos se dan entre el PN de Cazorla, Segura y las Villas con 209.920 hectáreas y los Montes de Málaga con 5.000 escasas hectáreas. Otro tanto ocurre con respecto al número de términos municipales afectados por esta figura de protección, así tenemos el PN de Castril y Despeñaperros con un solo municipio y los PN de Sierra Nevada y Sierra de Aracena y Picos de Aroche con 60 y 29 municipios41 respectivamente. Lo mismo sucede cuando nos fijamos en la población residente, es lo que pasa cuando comparamos PN como Bahía de Cádiz, Alcornocales o Doñana con más de 130.000 habitantes cada uno (no tenemos en cuenta los municipios con más de 100.000 habitantes42 ) con otros como Despeñaperros con prácticamente 1.000 vecinos o Sierra Norte de Sevilla que con 177.476 has, y diez municipios no llega a los treinta mil habitantes. La interrelación entre los vecinos con cada parque difiere notablemente según el aprovechamiento de los recursos naturales en las economías locales tales como los aprovechamientos forestales, la ganadería y agricultura extensiva frente a espacios donde el dinamismo económico del sector secundario y de servicio hacen que el sector primario tenga una escasa relevancia. Estas diferencias tienen una división geográfica muy definida coincidiendo los PN donde la economía del 40 Datos elaborados en base a la página web: Información ambiental espacios protegidos parques naturales, septiembre 2014. Sin embargo en la publicación denominada “Medio Ambiente en Andalucía (2014). Datos básicos” de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio aparece la cifra de 1.419.561,85. 41 En total hay 337 municipios de los 772 existentes en Andalucía con parte o la totalidad de su término municipal bajo la figura de PN. 42 Ya que la marca PNA excluye a los municipios mayores de 100.000 habitantes.
  29. 29. 29 sector primario constituye un factor esencial con los denominados Parques serranos de interior y aquellos PN donde el sector servicio ostenta una gran supremacía en la economía del territorio, son los denominados Parques litorales y urbanos43 . En la tabla III hemos recogido una serie de datos de interés de los Parques Naturales de Andalucía, como el año de declaración, superficie protegida y población en los años 1991, 2001 según los Planes de Desarrollo Sostenible y e l censo poblacional de 2011 en base al Instituto Nacional de Estadística (INE) así como el tipo de espacio según localización geográfica, serrano de interior eminentemente rural o litoral urbano. En el caso del Parque Natural de los Alcornocales también lo hemos considerado serrano de interior aunque tiene su parte oriental bajo la influencia litoral/urbano por el Campo de Gibraltar . Otro tanto podíamos decir, por la gran influencia del turismo de la Costa del Sol, de los Parques Naturales de la Sierra de las Nieves y de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. También hemos reflejado la provincia/as a la que pertenece el espacio protegido y observamos que 19 son uniprovinciales, 4 biprovinciales y uno, Doñana que abarca tres provincias, esta delimitación administrativa para esto últimos cinco PN genera una complejidad añadida. 43 IMA (1990). “Caracterización socioeconómica de los Parques Naturales Andaluces”. SEVILLA. AGENCIA DE MEDIO AMBIENTE. JUNTA DE ANDALUCÍA ( pp111 a123)
  30. 30. 30 Tabla III: Año de declaración, población, superficie, número de municipios y ámbito geográfico PROVINCIA PARQUE NATURAL AÑO SUPERFICIE (ha) POBLACIÓN 1991 POBLACIÓN 2001 POBLACION 2011 ÁMBITO GEOGRÁFICO Almería Sierra Mª- los Vélez 1987 22.562 12.438 12.077 12.688 SERRANO INTERIOR Almería Cabo de Gata-Nijar 1987 49.512 20.433 23.949 39.018 LITORAL URBANO Cádiz Bahía de Cádiz 1989 10.522 227.427 261.120 306.751 LITORAL URBANO Cádiz La Breña y Marismas del Barbate 1989 5.077 34.434 34.643 35.782 LITORAL URBANO Cádiz Del Estrecho 2003 18.931 14.512 15.670 17.856 LITORAL URBANO Cádiz-Málaga Sierra de Grazalema 1984 53.411 78.976 78.366 81.004 SERRANO INTERIOR Cádiz-Málaga Los Alcornocales 1989 167.767 129.941 136.438 133.984 SERRANO INTERIOR Córdoba Sierras Subbeticas 1988 32.056 70.962 70.067 71.835 SERRANO INTERIOR Córdoba Sierra de Cardeña y Montoro 1989 38.449 11.828 11.202 11.623 SERRANO INTERIOR Córdoba Sierra de Hornachuelos 1989 60.032 23.242 22.539 23.857 SERRANO INTERIOR Granada Sierra de Baza 1989 53.649 30.206 30.637 30.797 SERRANO INTERIOR Granada Sierra de Castril 1989 12.696 3.247 2.614 2.402 SERRANO INTERIOR Granada Sierra de Huetor 1989 12.128 10.345 11.260 13.054 SERRANO INTERIOR Granada- Almería Sierra Nevada 1989 172.238 82.776 86.039 99.452 SERRANO INTERIOR Huelva Sierra de Aracena y Picos de Aroche 1989 186.827 40.074 38.209 38.000 SERRANO INTERIOR Huelva/ Sevilla /Cádiz Doñana 1989 53.835 123.435 134.626 166.604 LITORAL URBANO Jaén Sierras de Cazorla Segura y Las Villas 1986 209.920 89.864 83.756 78.043 SERRANO INTERIOR Jaén Despeñaperros 1989 7.649 1.087 1.021 996 SERRANO INTERIOR Jaén Sierra Andújar 1989 74.774 50.134 49.934 52.523 SERRANO INTERIOR Jaén Sierra Mágina 1989 19.961 37.369 34.750 33.472 SERRANO INTERIOR Málaga Montes de Málaga 1989 4.996 6.236 6.162 7.348 LITORAL URBANO Málaga Sierra de las Nieves 1989 20.163 44.919 44.007 48.545 SERRANO INTERIOR Málaga- Granada Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama 1999 40.663 34.748 35.674 46.830 SERRANO INTERIOR Sevilla Sierra Norte de Sevilla 1989 177.484 29.994 29.002 27.229 SERRANO INTERIOR TOTAL 24 ------- 1.505.302 1.208.627 1.253.762 1.379.693 ------------------- ---- Elaboración propia a partir de estadísticas del INE para 2011 y PDS para los años 1991 y 2001
  31. 31. 31 En la tabla IV, vemos la evolución que ha experimentado la población en Andalucía , en los Parques Naturales en su totalidad y en los serranos y en los de interior del 1991 al 2001 y al 2011. La conclusión que podemos obtener de la comparación de los datos reflejados en esta tabla es el escasísimo crecimiento que han experimentado los Parques Naturales del interior, 3,09 % respecto a la población de Andalucía de un 21,37 %. Sin embargo los parques del litoral experimentaron un crecimiento del 34,44 %. Esto indica un estancamiento de la población en los espacios protegidos eminentemente rurales con el consiguiente agravamiento de la problemática de estos espacios: despoblamiento, envejecimiento, desempleo y masculinización. Tabla IV: Evolución porcentual de la población en diferentes ámbitos geográficos de 1991 a 2011 Periodo Andalucía Parques Naturales P.N. interior P.N. litoral 1991/2001 6,67 % 3,73 % - 0,58 % 11,65 % 2001/2011 13,77 % 10,00 % 3,69 % 20,41 % 1991/2011 21,37 % 14,15 % 3,09 % 34,44 % Elaboración propia a partir de estadísticas del INE para 2011 y PDS para los años 1991 y 2001
  32. 32. 32 Capítulo 3. La sostenibilidad ambiental, sociocultural y económica A grandes rasgos, en Europa existen básicamente dos estrategias de conservación de la naturaleza. Una denominada “intensiva”, adecuada para los ecosistemas existentes en el centro y norte de Europa y conformadas por espacios medianos o pequeños en fase crítica por la gran competencia por el suelo para otros usos. En contraposición con lo anterior, en el sur de Europa y en zonas de alta montaña, existen espacios de grandes extensiones donde perviven los sistemas agroganaderos y forestales de elevado valor ambiental. La conservación de estos espacios se encuentra estrechamente relacionada con el mantenimiento de esos sistemas agrosilvopastoriles. En Andalucía hay una clara diferencia en el uso del suelo, la tasa de envejecimiento y densidad poblacional entre los espacios protegidos del litoral, con una tasa de migración positiva, con los de interior o de montaña que tienen tasa de migración negativa como son: “Alcornocales”, “Castril”, “Aracena”, “Cazorla”, “Despeñaperros”, “Mágina” y “Sierra Norte”. La realidad socioeconómica de los Parques Naturales del interior del territorio andaluz, determina unos espacios montañosos en regresión, con una economía de base agraria, donde el paro, despoblamiento y el envejecimiento de la población son causas y a la vez consecuencia de este conflicto en el desarrollo integral del territorio. La población ha pasado en los últimos 50 años de ser eminentemente rural y de dedicación al sector primario a urbana y de dedicarse en su mayoría al sector terciario. Para mitigar esta problemática, la Unión Europea ha puesto en ejecución una serie de propuestas para un desarrollo territorial policéntrico con una nueva relación entre el campo y la ciudad (De Oliveira Neves G. 2014) y ha desarrollado programas para el acceso de la población rural a las infraestructuras involucrando a la misma en la conservación del patrimonio cultural y natural.
  33. 33. 33 Iniciativas Comunitarias como el PRODER, LEADER y ADAPT44 han permitido mejorar las expectativas de bienestar de la población del mundo rural. Además de estos instrumentos de ayudas, la Unión Europea dispone de un innumerable listado de programas, fondos e instrumentos económicos45 y financieros, como los fondos estructurales, fondos de cohesión y las medidas de acompañamiento de la política agrícola que inciden directamente en los objetivos de desarrollo del mundo rural y que en el territorio andaluz tienen una importancia muy significativa para cohesionar y equilibrar las grandes diferencias entre las poblaciones rurales y urbanas. En el territorio rural andaluz la red de Parques Naturales es la de mayor relevancia para el futuro de la conservación del patrimonio ecológico-cultural andaluz, no solo por la extensión de la superficie que abarcan sino por la importancia socioeconómica y de desarrollo rural que representan. De hecho, en la exposición de motivos de la Ley del Inventario anteriormente citada dice: ”Es necesario, pues, implicar en la conservación de la naturaleza a los sectores económicos, pues en otro caso la política impulsada desde la Administración quedaría vacía de contenido, al faltar el apoyo de la población afectada de forma que toda actuación que pretenda desconocer la interrelación entre naturaleza y desarrollo resulta a la larga frustrada”. Se establecen así los principios del desarrollo sostenible46 , que significa hacer compatible el binomio desarrollo-conservación y el deseado carácter complementario entre sistemas ecológicos y sociales. La sostenibilidad surge como un nuevo paradigma que propugna la necesidad de extender la calidad de 44 PRODER (Programa Operativo de Desarrollo y Diversificación Económica de Zonas Rurales en las Regiones de Objetivo I); LEADER + (Lazo Entre Acciones para el Desarrollo de la Economía Rural); ADAPT (Adaptación de los Trabajadores a las Transformaciones Industriales) 45 Instrumentos financieros anteriores al actual Marco Comunitario de Apoyo 2007-2013 Fondos estructurales: FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional); FEOGA (Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agraria); FSE (fondo Social Europeo); IFOP (Instrumento Financiero de Orientación Pesquera); Fondos de Cohesión. Instrumento financiero de Medio Ambiente: LIFE-naturaleza; LIFE-medio ambiente Iniciativas Comunitarias: INTERREG; PRODER; LEADER; REGIS; ADAPT; NOW etc. Medidas de acompañamiento de la Política Agrícola : Medidas agroambientales; Reforestación de tierras agrarias 46 El Informe Brundtland publicado en 1987 por la Comisión Mundial de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Medio Ambiente, titulado Nuestro Futuro Común puso de moda el término “desarrollo sostenible” como aquel que “permite satisfacer nuestras necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas”.
  34. 34. 34 vida y el bienestar al conjunto de las sociedades humanas, desde el respeto a sus diferentes culturas e integrando la preservación del medio ambiente como elemento propio que se añade a los componentes económicos y sociales que se tenían usualmente en cuenta. La definición de desarrollo sostenible es muy genérica e imprecisa. Un concepto ambiguo y tautológico con un grado de imprecisión notable que se ha convertido en un objeto estratégico de instituciones públicas y privadas. Es un nuevo paradigma que puede considerarse como un marco de referencia respecto a los modelos de desarrollo económico y social47 . En términos generales puede afirmarse que la definición acuñada en 1987 sigue vigente, al menos en lo que respecta a los principios básicos de su filosofía: Debe ayudar a solventar el mayor problema de la humanidad: la pobreza. Solidaridad en el espacio Debe garantizar el uso de los recursos para las generaciones venideras. Solidaridad en el tiempo Debe ser, no solo compatible con la conservación del medio ambiente, sino también incorporar tecnología social y ambientalmente apropiadas, potenciando la base de los recursos naturales Finalmente, ese desarrollo debe ser también un desarrollo económicamente viable, lo que obliga a la formulación de una nueva economía ecológica para la gestión racional del medio ambiente 47 RODÓ, J. QUERALT, A y TORRES, P (2004). “La dimensión identitaria de la sostenibilidad”. REVISTA INSTITUCIONES Y DESARROLLO Nº 16. INSTITUT INTERNACIONAL DE GOBERNABILITAT DE CATALUNYA
  35. 35. 35 3.1. Desarrollo rural A la hora de hablar de Desarrollo48 Rural surge una cuestión semántica muy importante ya que tenemos que definir que es rural, o que entendemos por mundo rural y por espacio rural. Encontrar una definición que aglutine las peculiaridades de lo rural de manera unívoca no es tarea sencilla (De Oliveira Neves 2014), ya que en la actualidad existe una permeabilidad importante de las características de lo urbano con lo rural debido fundamentalmente a la pérdida de fronteras en el tiempo y en el espacio. Vivimos en un mundo globalizado en sus aspectos económicos pero también sociales. Los medios de transportes, la red de carreteras, el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información y un largo etcétera hace que exista una nueva relación entre lo global con lo local, es lo que en palabras de Roland Robertson llama “glocal y glocalización”49 . No obstante hay algunas especificidades que pueden servirnos a la hora de distinguir lo rural de lo urbano basadas fundamentalmente en la problemática de esos territorios y que básicamente son el envejecimiento, la desertificación y el abandono. Por otra parte también es característico del mundo rural las explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales, actividades agrosilvopastoriles de uso extensivo que van a conformar un paisaje con dos tipos de poblamiento, el diseminado a manera de Galicia o Asturias y el concentrado como en Andalucía (De Oliveira Neves G. 2012). Por lo tanto podemos definir el término rural y /o el mundo rural en virtud de cierta característica de despoblamiento, envejecimiento y desertización y de la manera, casi tradicional, de la explotación de la agricultura, ganadería y aprovechamientos forestales. 48 El término crecimiento responde al incremento cuantitativo y el vocablo desarrollo al aumento cualitativo. Lo que crece se hace mayor cuantitativamente y lo que se desarrolla se convierte en algo cualitativamente mejor o diferente. Probablemente el desarrollo sostenible precisa de la implantación de nuevas tecnologías y procesos productivos limpios con un tejido empresarial más modernizado y dinámico y unos trabajadores más formados y cualificados. 49 ROBLES, A.J.: ¿La transformación cultural frente a la globalización?
  36. 36. 36 En el Plan Estratégico Nacional de Desarrollo Rural 2007-2013, elaborado según los principios y estrategias del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, se garantiza la complementariedad con el Sexto Programa “Medio Ambiente 2010: el futuro está en nuestras manos”, al tiempo que se centra en los objetivos de las estrategias de Lisboa50 y Gotemburgo51 , relativas respectivamente, a la mejora de la competitividad y la creación de empleo, y al desarrollo sostenible y la integración del medio ambiente en la política de desarrollo rural. En este Programa la definición de zonas rurales se basa en la densidad poblacional. A nivel local, la OCDE clasifica como rurales aquellos municipios cuya densidad de población es inferior a 150 habitantes/Km2 . A nivel regional de Nomenclatura de Unidades Territoriales Estadísticas (NUTS 3 ó 2), hay tres tipos: Regiones predominantemente rurales: más del 50% de la población viven en comunidades rurales (con menos de 150 habitantes/Km2 ) Regiones intermedias: entre un 15% y un 50% de la población vive en municipios rurales Regiones predominantemente urbanas: menos del 15% de la población vive en municipios rurales. Según está metodología en Andalucía52 el 31% del territorio es predominantemente rural y el resto, el 70% era rural intermedio. En base al Plan Estratégico Nacional, Andalucía aprobó el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía para el periodo 2007-2013 teniendo entre los objetivos más sustantivos los siguientes: formación del capital humano; aumento de la competitividad e internalización de la industria agroalimentaria impulsando la innovación y la utilización de las nuevas tecnologías; mantenimiento de la población en las zonas rurales y vertebración del territorio; mejora de la calidad de 50 La estrategia de Lisboa (marzo 2000): Una Europa más competitiva con más y mejores empleos 51 Consejo Europeo de Gotemburgo (junio 2001); propuesta de la Comisión: “Desarrollo sostenible en Europa para un mundo mejor: estrategia de la Unión Europea para un desarrollo sostenible” 52 Datos de 2004
  37. 37. 37 vida y diversificación de la actividad económica; conservación del patrimonio rural y agrario haciendo especial mención a la Red Natura 2000. En estos espacios, la estrategia de conservación de la naturaleza tiende a la integración con el necesario desarrollo rural. Es la denominada “estrategia extensiva”, que ya se recogía en la citada Ley del Inventario de los Espacios Naturales Protegidos de Andalucía al señalar como objetivo básico de la gestión ambiental el desarrollo socioeconómico de los municipios con territorio en Parque Natural y como ya señalamos anteriormente, para hacer posible este objetivo básico se crearon nuevos instrumentos de planificación: el Plan de Desarrollo Sostenible y los Programas de Fomento.
  38. 38. 38 3.2. Los Planes de Desarrollo Sostenible en los Parques Naturales de Andalucía. En la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible organizada por Naciones Unidas en Río de Janeiro (Brasil) el año 1992, también conocida como Cumbre de la Tierra53 se elaboró el Programa de Acción denominado Agenda 21. Se trataba de apoyar iniciativas que construyeran un modelo de desarrollo sostenible para el siglo XXI, de ahí su nombre. La Agenda 21 fue suscrita por 172 países miembro de Naciones Unidas. Estos países se comprometían a aplicar políticas ambientales, económicas y sociales en el ámbito local encaminadas a lograr un desarrollo sostenible. Cada región o cada localidad, por su parte, desarrollaría su propia Agenda Local 21, en la que deberían participar tanto ciudadanos, como empresas y organizaciones sociales, con el objetivo de generar y consensuar un programa de políticas sostenibles. Se podría definir la Agenda 21 como una estrategia global que se lleva a la práctica de manera local y que implica a todos los sectores de una comunidad: sociales, culturales, económicos y ambientales. Es, en definitiva, un compromiso hacia la mejora del medio ambiente y, por ende, de la calidad de vida de los habitantes de una comunidad, municipio o región. En principio, la Agenda 21 debe contemplar tres aspectos: la sostenibilidad medioambiental, la justicia social y el equilibrio económico. Todas ellas dependen de la participación ciudadana. No es posible la Agenda 21 sin la participación de la ciudadanía, aunque alentada de manera efectiva por los poderes públicos y las diferentes asociaciones públicas o privadas (Alburquerque, F 2003) Por otra parte la Agenda 21 considera fundamental la mejora o reestructuración del proceso de adopción de decisiones, de forma que se integren plenamente las cuestiones socioeconómicas y ambientales. Este principio de 53 http://www.ecologiaverde.com/que-es-la-agenda-21/#ixzz375UnT3SD
  39. 39. 39 integración requiere desde un punto de vista estratégico y operativo integrar los factores socioeconómicos y ambientales en la definición de las políticas, esquemas de planificación y gestión. Como decíamos anteriormente, la “ruralidad” de un municipio se caracteriza por la densidad de población, elevada significación de la actividad agraria, bajos niveles de renta, aislamiento geográfico y dificultades de vertebración territorial, conformando por ello un escenario privilegiado para poder implantar nuevas estrategias, acciones y programas capaces de aunar la mejora de la calidad de vida de sus habitantes, la conservación de valores naturales y el uso racional del territorio. La sostenibilidad y el desarrollo sostenible se han convertido en objetivos estratégicos de muchas instituciones públicas y privadas. A pesar de esta profusión en su uso (a menudo más formal que real) hay que reconocer que se trata de unos conceptos con un grado de imprecisión notable, hecho que no siempre ha contribuido a facilitar la traducción en acciones concretas. En base a las estrategias definidas en las Agenda 21, los Planes de Desarrollo Sostenible pretenden resolver esta tesitura ya que tratan de tácticas de desarrollo concertadas y consensuadas con la sociedad local que habita en las áreas de influencia socioeconómicas de los Parques Naturales de Andalucía El desarrollo sostenible entendido como proceso requiere, por lo tanto, un cambio estructural en los sistemas productivos, estilos de consumo, formas de gestión y pautas de comportamiento de las instituciones y de la sociedad en su conjunto. A pesar de que este enfoque parece ser aceptado a nivel declarativo, requiere ser traducido a criterios operativos que orienten a los poderes de decisión hacia formas de gestión capaces de actuar sobre la realidad, así como reinventar
  40. 40. 40 la organización institucional adecuada y eficiente para promover los cambios necesarios54 . La percepción social sobre la declaración de Parque Natural ha sido negativa toda vez que se pensaba que podía ser un obstáculo para la realización de actividades productivas que con anterioridad a esa declaración se permitían. Por fortuna esta visión tradicional de incompatibilidad entre crecimiento económico y conservación del medio ambiente está cambiando ya que se ve al espacio natural protegido como un activo estratégico para el desarrollo (Alburquerque 2000). Dado que como hemos afirmado anteriormente, en el área mediterránea los espacios naturales son espacios culturales, es necesario trabajar en la línea de incrementar el valor de los recursos naturales o de introducir nuevas actividades económicas en esos territorios que sean compatibles con el medio natural: turismo de naturaleza, agricultura ecológica, marcas de calidad etc.; en definitiva hablamos de una estrategia de Desarrollo para la Conservación. El objetivo final de los PDS es la mejora del nivel y calidad de vida de la población de las áreas de influencia socioeconómica de los Parques Naturales, de forma compatible con la conservación ambiental y considerando estos espacios protegidos como un activo fundamental en el desarrollo económico local. Como objetivos específicos los PDS persiguen los aprovechamientos productivos y las actividades empresariales vinculadas con la utilización sostenible de los recursos del PN, ofreciendo con ello oportunidades de empleo e ingresos a la población local. Así mismo los PDS contemplan las exigencias de infraestructuras, equipamientos básicos, formación de los recursos humanos, investigación y valorización del patrimonio cultural y natural (Alburquerque 2000). 54 ALBURQUERQUE, F (2000). Planes de Desarrollo Sostenible en los Parques Naturales de Andalucía; aproximación conceptual y metodológica. SEVILLA, INSTITUTO DE DESARROLLO REGIONAL, FUNDACIÓN UNIVERSITARIA
  41. 41. 41 Capítulo 4. La Marca Parque Natural de Andalucía como visualización de un Desarrollo Rural Antes de analizar la marca Parque Natural de Andalucía como un sistema que se asocia en el marco de la Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible y en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía como distintivo voluntario de calidad y cumplimiento estricto de los requisitos medioambientales, hablaremos de otros instrumentos voluntarios tales como los sistemas de gestión de calidad y ambiental, las ecoetiquetas y las denominaciones de origen. Examinaremos las diferencias y semejanzas entre los distintos sistemas, los objetivos y requisitos, las ventajas e inconvenientes de su implantación, su utilidad y como pueden incidir en el éxito ambiental y/o económico de los mismos. 4.1. Los sistemas de gestión de calidad ambiental. Entendemos por sistema el modo estructurado y documentado que permite realizar todas las tareas de una organización (gestión). Y entendemos por calidad55 al conjunto de propiedades o características56 que cumple con los requisitos establecidos Los Sistemas de Gestión de la Calidad57 son un conjunto de normas y estándares internacionales que se interrelacionan entre sí para hacer cumplir los requisitos de calidad que una empresa precisa para satisfacer los requerimientos acordados con sus clientes a través de una mejora continua, de manera ordenada y sistemática. 55 Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, define calidad (del latín qualitas”, como: “Propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor” 56 Según la Organización Internacional de Normalización, entiende por calidad:”El grado en que un conjunto de características inherentes cumple con los requisitos” y una característica es “un rasgo diferenciador”. Las características pueden ser inherentes, es decir, permanentes, existen en el producto o servicio; asignadas, no son intrínsecas al producto o servicio y por consiguiente no son características de la calidad; también las características pueden ser cuantitativas y cualitativas. 57 http://www.sistemasycalidadtotal.com/calidad-total/sistemas-de-gestion-de-la-calidad- %E2%94%82-historia-y-definicion/
  42. 42. 42 Todos los Sistemas de Gestión de la Calidad se encuentran “normados” por un organismo internacional no gubernamental llamado ISO58 (Organización Internacional para la Estandarización). La serie de normas de la familia ISO- UNE-EN 900059 se han elaborado para la implementación y la operación de Sistemas de Gestión de Calidad eficaces. Como consecuencia del éxito de la serie de normas ISO 9000 para los sistemas de gestión de calidad, en la década de los años noventa surgen los estándares de Sistemas de Gestión Ambiental (SGA), entendiendo por Gestión Ambiental todas las tareas que realiza una organización para minimizar o reducir los impactos ambientales que generan sus actividades productivas, pudiendo ser voluntarias (compromisos de mejora) o de cumplimiento legal (obligación). Actualmente existen dos normas de carácter voluntario para diseñar e implantar un SGA. Se trata de la norma de ámbito internacional ISO 14001 “Sistemas de Gestión Ambiental-Especificación con directrices para su uso” (AENOR 1996)60 , y la Norma Europea (Comunitaria): Reglamento (CE) nº 761/2001, EMAS Sistema Comunitario de Gestión y Auditoria Ambientales. El EMAS fue creado en 1993 y revisado en 2001, incorporando la norma ISO 14001 en su totalidad. El cumplimiento de cualquiera de estas dos normas puede ser certificado/verificado por entidades independientes acreditadas, lo que permite demostrar ante terceros la excelencia ambiental. 58 Esta organización comenzó en 1926 como la organización ISA, International Federation of the National Standardizing Associations (ISA). Se enfocó principalmente a la ingeniería mecánica y posteriormente, en 1947, fue reorganizada bajo el nombre de ISO ampliando su aplicación a otros sectores empresariales. 59 ISO-UNE-EN nº: año. Esta es la forma precisa de referenciar la norma en español. Nosotros, a partir de ahora la citamos de la forma abreviada ISO nº: año 60 La actividad de AENOR comenzó en 1986 mediante una Orden Ministerial que desarrollaba el Real Decreto 1614/1985, siendo reconocida como la única entidad para desarrollar las tareas de normalización y certificación en nuestro país
  43. 43. 43 Los SGA representa “la parte del sistema general de gestión que incluye la estructura organizativa, las actividades de planificación, las responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos para desarrollar, aplicar, alcanzar, revisar y mantener la política ambiental” (DOCE 2001 a). Los SGA se basan en la realización de auditorías ambientales, que deben ser una “evaluación sistemática, documentada, periódica y objetiva del comportamiento de la organización, del sistema de gestión y de los procedimientos destinados a proteger el medio ambiente” (DOCE 2001 a). La implantación de un SGA conlleva la realización de las siguientes etapas61 : Análisis ambiental para conocer nuestro punto de partida: impactos ambientales, el grado de cumplimiento legal, situación respecto a los requisitos de la norma, etc. Interés inicial por parte de la organización y definición de la política ambiental de la empresa que deberá asegurar el desarrollo de la declaración de los principios y objetivos, y definir las líneas de actuación y las responsabilidades Planificar el trabajo, los objetivos y las metas Implantar, medir registrar Comprobación y acción correctora (auditoría interna) Revisión por la Dirección Certificación y Declaración Ambiental Entre las ventajas de la implantación de un SGA estructurado, podemos indicar las siguientes: Mejora de la eficiencia medioambiental de la empresa Minimiza los impactos ambientales significativos 61 CLEMENTS, R. B. 1997. Guía completa de las Normas ISO 14001. BARCELONA, GESTIÓN 2000 S.A.
  44. 44. 44 Previene los accidentes ambientales Garantiza el cumplimiento de la legislación ambiental Aumenta la formación y la implicación del personal Puede reducir los costes ambientales y optimiza los consumos de materias primas y energía Respecto a las ventajas de la certificación/verificación, podemos indicar las siguientes: Mejora la imagen global de la empresa Es una herramienta de marketing Aumenta la competitividad ya que puede ser un requisito a valorar por los clientes Facilita las relaciones con la Administración púbica facilitando las posibles ayudas y subvenciones Respecto a los aspectos negativos de la implantación y certificación/verificación podemos señalar los siguientes: Los costes económicos varían en función de la norma de certificación/verificación, tipo de establecimiento, situación de partida etc. Puede suponer un gran esfuerzo para la gestión y excesiva dedicación de los recursos humanos disponibles Disponer de suministros que cumplan con las exigencias y requisitos Dificultad de suministrar la información ambiental a los clientes
  45. 45. 45 4.2. Ecoetiquetas Las ecoetiquetas62 son distintivos que nos indican que el producto que la lleva tiene una incidencia menor en el medio ambiente (menor impacto) que otros productos similares del mercado que hacen la misma función. Las ecoetiquetas son de carácter voluntario y, generalmente, están basadas en el ciclo de vida de un producto y otorgadas por un organismo oficial que las verifica y certifica. El etiquetado ecológico tiene como finalidad la protección del entorno natural que en el mercado debe favorecer a los productos menos contaminantes frente a los más contaminantes. Se trata, por consiguiente, de obtener una ventaja competitiva basada en la diferenciación. Todas las ecoetiquetas deben cumplir 5 normas fundamentales: I. Deben ser exactas, verificables, y no engañosas. II. No deben crear barreras comerciales. III. Deben estar basadas en las ciencias. IV. Deben tomar en consideración el ciclo vital completo del producto o servicio. V. Deben estimular la mejora del producto o servicio. Gracias al ecoetiquetado se promueve la fabricación de productos ecológicos y se pone a disposición de los consumidores una mejor información de manera sencilla, rápida y veraz a fin de identificar los productos más respetuosos con el medio ambiente. Las características del etiquetado ecológico se pueden resumir en: Carácter voluntario, es la dirección de la empresa quien decide libremente solicitar la etiqueta o no de tal manera que los productos que no estén ecoetiquetados no son excluidos del mercado. 62 En el cuarto programa de acción de medio ambiente de la UE 1987/1992 se establecen procedimientos para el fomento de la iniciativa privada y se aprueba el Reglamento de las Ecoetiquetas
  46. 46. 46 Los criterios medioambientales exigidos para la concesión de la ecoetiqueta deben ir más allá del simple cumplimiento de la normativa medioambiental63 , en definitiva exige un plus de cumplimiento. Dado que el ecoetiquetado se basa en el ciclo de vida del producto esto posibilita que las mejoras introducidas en el mismo no transfieran el daño ecológico de una fase de vida del producto a otra Los programas de ecoetiquetado deberán estar definidos dentro de una Política empresarial integral, es decir que incluya otras medidas adicionales tales como la formación y educación de empleados, suministradores y usuarios. Y las ventajas podemos enunciarlas como que mejora la imagen ante: los clientes, las administraciones públicas, ante los inversores e instituciones financieras, frente a las compañías de seguros y ante las organizaciones sociales (consumidores, ecologistas etc.). Una ecoetiqueta implantada en la comarca de Doñana es la Etiqueta de Calidad Doñana 2164 “que es un distintivo de calidad creado por la Fundación Doñana 21 con objeto de poner en alza los valores diferenciales de las empresas y productos de la Comarca de Doñana. A través de la Etiqueta Doñana 21 las empresas adheridas incorporan a su trabajo cotidiano evidencias de gestión responsable, respecto a estándares reconocidos de calidad y medio ambiente, así como de respeto al entorno social y económico en el que desarrollan sus actividades, coincidiendo con los objetivos estratégicos del Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana. A través de este marchamo de calidad se ha desarrollado un potencial para mejorar procesos, realizar cambios organizacionales, mejorar la aptitud ante los mercados y asegurar la calidad conforme a criterios de sostenibilidad”. 63 Para la marca PNA solo es necesario cumplir con la legislación y las normas recogidas en los PORN y los PRUG 64 http://www.donana.es
  47. 47. 47 Esta ecoetiqueta requiere la implantación de un Sistema de Calidad y un Sistema de Gestión Ambiental en las empresas ubicadas en el entorno socioeconómico del Parque Natural y Parque Nacional de Doñana. Para optar a la etiqueta de calidad las empresas deberán cumplir los siguientes requisitos: Definir, desarrollar, implantar y evaluar un Sistema de Aseguramiento de la Calidad que cumpla los requisitos de la norma ISO 9001 así como un Sistema de Gestión Ambiental que se ajuste a la norma ISO 14001. Desde el año 200565 , las empresas pueden sustituir el sistema de gestión de la calidad por otras certificaciones existentes: marca PNA66 , Agricultura Ecológica etc. Elaborar un programa anual de mejora, mejora continua Tener a disposición del público la política medioambiental de la empresa La etiqueta de calidad Doñana 21 se conceden por tres años, durante los cuales se deberá pasar auditorias anuales para lo cual un Comité de Garantía vela por el cumplimiento del reglamento de la referida etiqueta. “La etiqueta Doñana 21 no es una denominación de origen, ya que no establece diferenciación de los productos en función de su procedencia, sino una marca de garantía de calidad y compromiso con la gestión medioambiental abierta a todas las empresas de la Comarca, pertenecientes a cualquier sector empresarial, que apuesten por un desarrollo económico de calidad y vinculado a la conservación del medio ambiente” (Arellano López, A. 2008). 65 ARELLANO LÓPEZ, A (2008) ”Marca de Calidad. Etiqueta Doñana 21”. Encuentro de Marcas de Calidad en Espacios Naturales Protegidos, 27 y 28 de marzo Sevilla, pp.65-66. Fundación Doñana 21 66 En la marca PNA no existe esa posibilidad, cada producto o servicio se certifica. En caso de productos alimentarios se exige proceda de agricultura ecológica
  48. 48. 48 4.3. Denominación de Origen Protegida y la Indicación Geográfica Protegida. El Reglamento (CE) 510/2006 del Consejo, de 20 de marzo de 2006, sobre protección de las indicaciones geográficas y de las denominaciones de origen de los productos agrícolas y alimenticios, establece las definiciones de Denominación de Origen Protegida67 (DOP) y de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Constituyen el sistema para el reconocimiento de una calidad diferenciada, consecuencia de características propias y diferenciales, debidas al medio geográfico en el que se producen las materias primas, se elaboran los productos, y a la influencia del factor humano que participa en las mismas. En dicho Reglamento se define una DOP como un nombre que identifica un producto: Originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país; cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, y cuyas fases de producción tengan lugar en su totalidad en la zona geográfica definida. Y una IGP como un nombre que identifica un producto: originario de un lugar determinado, una región o un país; que posea una cualidad determinada, una reputación u otra característica que pueda esencialmente atribuirse a su origen geográfico, y de cuyas fases de producción, al menos una tenga lugar en la zona geográfica definida. La ventaja fundamental de la denominación de origen y la identificación geográfica es que garantizan al consumidor un nivel de calidad más o menos constante y unas características específicas. A cambio, los productores obtienen una protección legal contra la producción o elaboración de tales productos en otras zonas, aunque se utilicen los mismos ingredientes y procedimientos, que les 67 http://www.magrama.gob.es/es/alimentacion/temas/calidad-agroalimentaria/calidad- diferenciada/dop/htm/informacion.aspx
  49. 49. 49 permite influir sobre el precio final de éstos. También estas figuras fomentan la organización del sector productivo y facilita el acceso de productores a mercados nacionales e internacionales. Aunque el contenido, alcance y significado de cada una de estas etiquetas puede ser muy diferente, (por ejemplo en lo relativo a requisitos específicos y sistemas de control y certificación), en la mayoría de ellas el aspecto promocional es el de mayor importancia. Así, los productos identificados con este tipo de etiquetas se benefician de la promoción genérica y común que realizan las instituciones (públicas o privadas) depositarias de la marca.
  50. 50. 50 4.4 La Marca Parque Natural de Andalucía La marca Parque Natural de Andalucía es un distintivo de calidad promovido por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía que se inscribe en el marco de la Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible y que ofrece al empresariado una puerta abierta a nuevos canales de promoción, difusión, comercialización y venta de determinados productos o servicios de los Parques Naturales andaluces. Básicamente tiene dos objetivos: Apoyar iniciativas empresariales acorde con el desarrollo sostenible Ofrecer a los visitantes productos y servicios diferenciados con productos naturales, artesanales y auténticos En Andalucía de los 16568 espacios naturales protegidos, los 24 Parques Naturales ocupan el 85% de la superficie protegida. Este hecho es de gran importancia con respecto al desarrollo rural ya que esta figura de protección persigue hacer compatible y potenciar mutuamente conservación y desarrollo económico, al igual que en los parques naturales regionales franceses en los que se basan nuestra norma del Inventario (Gómez Mendoza J. 1994). Uno de los aspectos más significativos de los parques naturales franceses es el fomento de la “imagen de marca” para el desarrollo local. Desde 1995, la Federación de Parques ha relanzado la estrategia de uso de la marca en cuatro direcciones: pilotar y regir la estrategia, definir y poner en marcha la misma; asegurar la coherencia entre Parques y constituir un lugar de intercambio69 , de tal manera que en el aspecto territorial y humano contribuya al desarrollo local y 68 IMA 2012 CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO. JUNTA DE ANDALUCÍA 69 ADAM, S. (2001) La marca “Parque Natural Regional”: al servicio de una estrategia. MA n º 36. CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE. JUNTA DE ANDALUCÍA
  51. 51. 51 participación en la construcción de su identidad. Y en lo ambiental colabore con la gestión del espacio, la preservación ambiental y la integración paisajística En base a esta estrategia en 1998 la Federación de Parques Naturales Regionales de Francia y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía70 , llegaron a un compromiso de colaboración dentro del marco de la Iniciativa Comunitaria Adapt, denominado “Adaptación de las empresas al Desarrollo Sostenible en Parques Naturales”. Este proyecto que se realiza durante el año 2000, tuvo un eje relativo a la creación de estructuras de apoyo e intercambio entre empresas con tres acciones: Identificación de trabajos tradicionales (artesanía) abandonados con posibilidades de un futuro para su recuperación Formación para la mejora e la gestión empresarial desde los principios del desarrollo sostenible Desarrollo de un modelo de Marca Parque Natural y creación de una Red de empresas adheridas a la Marca Como resultado del referido proyecto, un total de 16 empresas ubicadas en Parques Naturales andaluces obtuvieron, de manera provisional y durante un año, la autorización para el empleo de la Marca, de las que 7 fueron de artesanía71 , 6 del sector turístico y 3 de productos naturales72 . Dichas empresas pudieron utilizar un total de 40 productos y servicios de los que 23 eran manufacturas artesanales, 11 productos naturales y 6 servicios de turismo de naturaleza. Un año más tarde, el 1 de agosto de 2001 se publica la Orden por la que se regula el régimen jurídico y el procedimiento de concesión de licencia de uso de la marca Parque Natural de Andalucía (marca PNA). Esta iniciativa, pionera en 70 DE HARO ARAMBERRI, I et al (2001). El proyecto de la marca Parque Natural de Andalucía. MA n º 36. CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE. JUNTA DE ANDALUCÍA 71 Seleccionadas del trabajo realizado por la FENPA en el año 1999 denominado ““La artesanía como elemento de desarrollo local sostenible en los Parques Naturales de Andalucía”, 72 En la actualidad, según la Web de la CMAOT “empresas y productos marca parque natural (agosto 2014)”, de las 16 empresas iníciales solo permanecen con el distintivo de la marca PNA 6, de las que tres son de producto artesanal (supervivencia del 43%), dos de turismo de la naturaleza y una de producto natural (supervivencia del 33% respectivamente)

×