Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Die SlideShare-Präsentation wird heruntergeladen. ×

Etnobotánica Taller Elaboración de compendios botánicos.pdf

Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Anzeige
Wird geladen in …3
×

Hier ansehen

1 von 120 Anzeige
Anzeige

Weitere Verwandte Inhalte

Weitere von JESUSARMANDOHARO (20)

Aktuellste (20)

Anzeige

Etnobotánica Taller Elaboración de compendios botánicos.pdf

  1. 1. Taller Elaboración de compendios botánicos Parte I 2 de septiembre, 2022 Jesús Armando Haro
  2. 2. Objetivo y contenidos • El objetivo es compartir con los participantes una metodología para el estudio documental de las plantas, basado en la experiencia que desarrollamos en el Concurso Saberes del Monte (2016-2019) con el pueblo guarijío de Sonora. I. Introducción al estudio de las plantas. Se pretende contextualizar el enfoque desarrollado mediante pinceladas históricas en disciplinas relacionadas. Evidenciar el potencial de su estudio integral. II. Compendios botánicos 1. Un ejemplo introductorio de aplicación metodódológica. III. ¿Quiénes son las plantas? Nociones de morfología, fenología, fitoquímica y etnobotánica. IV. Compendios botánicos 2. Aspectos clave en la recopilación y análisis documental de las especies vegetales. Sesión I Sesión II
  3. 3. ¿Porqué es importante contextualizar el abordaje respecto a las plantas (medicinales)? Se distinguen posiciones diferenciadas: • 1. Adopción acrítica de los saberes populares. • 2. Restricción al valor identitario de las plantas en las culturas. • 3. Descrédito de su eficacia terapéutica. Adopción acrítica de los saberes “científicos”. • 4. Descalificación de su estudio etnobiológico: sólo importan los principios activos (se valora la bioprospección). • 5. Reducción a algunos de sus aspectos (morfología, taxonomía, fitoquímica, etnobotánica). • 6. Valorización de su potencial terapeútico. En coadyuvancia o de forma privilegiada. • 7. Apreciación del potencial coevolutivo, multifactorial, su relevancia múltiple y sinérgica.
  4. 4. Durante milenios los humanos hemos usado plantas, como fuente de alimento, medicina, tintes, textiles, materiales de construcción, armas y herramientas, moneda, ropa y en rituales asociados con la vida social. La importancia de las plantas se puede encontrar tanto en el lenguaje como en expresiones no verbales de la cultura, como pinturas, monumentos, estatuas, esculturas, así como en las variadas evidencias de sus usos.
  5. 5. “Las plantas han sido además el primer factor, y uno de los más poderosos, para la civilización y el desarrollo cultural de la humanidad, cuando el hombre inició el cultivo de aquellas que le servían de alimento, o la búsqueda de otras, valiosas, que le indujeron a emprender grandes viajes, que contribuyeron decisivamente al conocimiento de la configuración de la Tierra. Las plantas han sido también, debido a su fabulosa capacidad para la elaboración de sustancias, «maestras» para el hombre, al revelarle caminos de síntesis de numerosos compuestos, que después ha imitado en el laboratorio, y cualidades que ha tratado de hallar en otros compuestos por él producidos”. Serrano Carcía, Manuel. (1974). Las plantas en la historia del hombre, discurso inaugural del año académico 1974-75. Universitat de Barcelona.
  6. 6. Las especies que componen la capa vegetal que cubre el planeta no solo son indispensables para la supervivencia humana, sino también coadyuvantes en la evolución sociocultural de la especie y su habitat.
  7. 7. “Entre el milenio IX y VI antes de nuestra era se produce la transición desde el paleolítico al neolítico y se pasa de la época de recolectores a la de agricultores. Se empiezan a producir plantas medicinales para uso doméstico. Existen evidencias arqueológicas de ciertas plantas, como el yezgo (sauco menor, Sambucus sp.), la fumaria (Fumaria officinalis), la verbena (Verbena officinalis), la jabonera (Saponaria officinalis) o el trébol de agua (Menyanthes trifoliata)”. Berdonces, J.L. (2003). Historia de la fitoterapia. Natura Medicatrix 21 (3): 142-152. Algunos antecedentes arqueohistóricos
  8. 8. El uso de plantas por los indígenas americanos se remonta a más de 10,000 años. Se han encontrado semillas de muchas especies de calabazas que datan de 6,000 años antes de nuestra era, en antiguos poblados de Mesoamérica. Hoyt, Erich . (1992). International board for plant genetic resources international board for plant genetic resources. IBPGR, WWF. IUCN.
  9. 9. Algunos datos históricos sobre la búsqueda de medicamentos • En China el emperador Huang Ti menciona casi 2,000 medicamentos y 16,000 fórmulas que fueron usadas casi 2500 años sin mayores cambios. • En Mesopotamia, los registros sumerios, asirios y babilónicos dan cuenta de más de 500 distintos remedios: plantas medicinales (250), sustancias minerales (120) y de origen animal (180). • En el antiguo Egipto el Papiro de Ebers nombra 842 prescripciones y más de 700 drogas. • En la India antigua fueron usadas casi 600 drogas. • Las diferentes versiones del Corpus Hipocrático mencionan de 195 a 400 drogas. • En la farmacopea de Galeno, que dominó el régimen terapéutico durante 1500 años hasta principios del siglo XIX, existían más de 800 medicamentos hoy considerados placebos.
  10. 10. En el llamado Papiro de Ebers, escrito en el antiguo Egipto hace más de 3 mil años, se describen técnicas de sugestión hipnótica, conocidas asimismo en la India por yoguis y fakires y por los magos en Persia. El papiro de Ebers detalla los conjuros que se debían utilizar para curar determinadas enfermedades y enumera varios remedios prácticos. Tanto el efecto placebo como el nocebo se conocen desde los orígenes de la práctica terapéutica, aun cuando no fueran conceptualizados como tales, sino como efectos de la sugestión simbólica en la salud. Así en la compilación ayurvédica Ashtanga Hridaya Sustrasthana, de alrededor del año 600 a.n.e., se señala que los afligidos por emociones intensas negativas suelen tener muy mal pronóstico
  11. 11. *Exigencia sistemática: los saberes deben ordenarse racionalmente. *Exigencia metódica: estos saberes deben ser obtenidos mediante métodos válidos. *Exigencia teórica: coherencia con el resto del saber. En la Grecia del siglo V a.n.e. se comenzaron a cumplir tres principios sobre el conocimiento: Laín Entralgo, Pedro. 1972. Historia universal de la Medicina. Madrid: Salvat. -494 Guerras Médicas, Marathon. 480 Batallas de Termópilas y Salamina. Fortificación de Atenas y Construcción de El Pireo. Xerxes invade Persia. Nace Herodoto. Mármol de Apolo Delphi. 470 Atenas de Pericles. -Sófocles (470-410). Democrito (470-370). -468 Templo de Zeus Olimpia. 458 Esquilo: Orestiada, Prometeo encadenado. -450-405 Eurípides 447 Partenón. Fidias
  12. 12. Sócrates (469-339 a.C.), el “tábano de los dioses”: Estableció una ontología de la virtud (Areté) como fuente del saber racional. Partir de reconocer el no saber. Su método se basaba en el diálogo, en la conversación, la "dialéctica", que constaba de dos fases: la ironía y la mayéutica. En la primera fase el objetivo fundamental era, a través del análisis práctico de definiciones concretas, reconocer nuestra ignorancia. La segunda consistiría propiamente en la búsqueda de la verdad, modelo de referencia para todos nuestros juicios morales. Sólo sabiendo qué es algo, independientemente de su apariencia, podremos conocerlo verdaderamente y construir una ciencia (episteme) sobre ello. Idea de verdad como descubrimiento íntimo. La virtud (Areté) es consecuencia del conocimiento: ciencia y perfección moral son una misma cosa: Proclamaba la autarquía: “la carencia de gloria es un bien”.
  13. 13. Hipócrates (c. 460-377 a. C) afirmaba que el estudio de las enfermedades debe fundarse “…en cuanto hay de común y cuanto de individual en la naturaleza humana: en la enfermedad, en el enfermo, en la dieta y en quien la prescribe (porque de eso dependen los desarrollos favorables o funestos); en la constitución general y específica de los fenómenos celestes y de cada región, en las costumbres del pueblo, el régimen, las profesiones, la edad de cada uno; en las conversaciones, los modos, los silencios, los pensamientos; en el sueño y el insomnio, en los sueños (cómo y cuándo), en los gestos involuntarios (arrancarse los cabellos, rascarse, llorar); en los paroxismos, las heces, las orinas, los esputos, el vómito, en la concatenación de las enfermedades (cuáles derivan de las pasadas y cuales generan hacia el futuro); y en los accesos (si son signo de muerte o de crisis), en el sudor, los escalofríos, el frio, la tos, los estornudos, el bostezo, la respiración, los eructos, las flatulencias (silenciosas o ruidosas), las hemorragias, las hemorroides. Sobre la base de todo esto se debe extender la indagación, y también todo lo que de esto se deriva”. El interés holístico se denota en la visión hipocrática como perspectiva integradora, tanto clínica como epidemiológica, al vincular los aspectos que hoy conocemos como biológicos con el medio geográfico y con las características sociales y culturales de las comunidades, incluyendo al “modo de vida” en el pronóstico de la salud individual y poblacional La medicina helenística surgió de la Grecia racionalista del siglo V a.n.e., con los esbozos de un método científico de signo contextual:
  14. 14. Principios terapéuticos básicos •Primum non nocere, “lo primero es ni dañar”, favorecer o al menos, no perjudicar. •Abstenerse de lo imposible •Atacar la causa del daño • Contraria contrariis • Individualización del tratamiento • Oportunidad (kairós) de la intervención Tx • No olvidar el Todo
  15. 15. Hierbas comunes en Grecia antigua: anís black helebore cassia Pepino silvestre Comino Cyclamen, raíz. frankincense germander Miel Lechuga silvestre. Mirra. Aceite de oliva. Adormidera, semillas. Parsnip seseli Los griegos tenían un amplio conocimiento en plantas medicinales. Aunque realizaron observaciones sistemáticas no realizaron experimentos científicos. No obtuvieron una comprensión causal de la acción de los medicamentos, llamados farmakon, la misma palabra para veneno. Teofrasto de Ereso (-371-287), filósofo griego en Atenas desde edad temprana. Estudió con Platón y Aristóteles. Presidió la escuela peripatética 36 años, En Sistema Naturae elaboró la primera clasificación sistemática de las plantas, según propiedades médicas. Por ello, "padre de la botánica". En Los caracteres morales hay un primer esfuerzo por sistematizar los caracteres humanos. “La produzione di Teofrasto fu immensa: il regno vegetale e la sua vita, metafisica, etica, storia, retorica, poetica e politica». (http://www.summagallicana.it/lessico/t/Teofrasto.htm).
  16. 16. Considerado el padre de la farmacéutica por algunos, Pedanio Dioscórides Anazarbeo (40-90), de Anazarbus, Cilicia (Asia Menor), médico, farmacólogo y botánico de la antigua Grecia. Ejerció de médico en Roma en los ejércitos de Nerón entre los años 54 y 58m lo que le ofreció oportunidad de viajar y conocer remedios, músicas y países. Su obra De Materia Medica alcanzó una amplia difusión y se convirtió en el principal manual de farmacopea durante toda la Edad Media y el Renacimiento, quizás la obra médica más veces reeditada y traducida de la historia. El texto describe 600 plantas medicinales, cerca de 90 minerales y alrededor de 30 sustancias de origen animal. Se dice que para cada planta o sustancia presentada produjo un dibujo que indicaba sus virtudes terapéuticas. “En los libros anteriores a éste, queridísimo Ario, hemos tratado acerca de los aromas, de los aceites, de los perfumes, de los árboles y de los frutos y de las lágrimas que producen, también de los animales, de los cereales, de las hortalizas y de las hierbas que poseen agudeza. En este libro tercero presente trataremos de las raíces, de los zumos, de las hierbas y de las semillas, tanto de las de naturaleza medicinal como de las afines” (De Materia Medica I).
  17. 17. En la teoría de las signaturas se alude a la convicción de que la forma de las plantas, los animales o los minerales portan a menudo signos que permiten conocer sus virtudes. Así, una planta o alguna de sus partes, muestra morfológicamente la enfermedad que puede tratar; en muchos casos los nombres de las plantas se han inspirado en esta doctrina. Es el caso del cardo mariano (Silybum marianum), considerado galactógeno por las manchas blancas de sus hojas. O de Pulmonaria officinalis, cuyas hojas representaban a pulmones ulcerados, por lo que en varios idiomas su nombre común se asocia al pulmón (en inglés, lungwort; alemán, lungenkraut; gallego herba dos bofes (pulmones de los animales). La nuez (Juglans regia L.), que podía sanar los males de la cabeza gracias a su semejanza con el cerebro. En algunos casos, la doctrina del signo, como también se le llama, ha demostrado ser heurística. Así se ha confirmado para las virtudes analgésicas de la eufrasia, eyebright en inglés (Euphrasia spp.), útil para dolencias oculares, como insinúa su flor blanca con centro morado. Otro es el diente de león (Taraxacum off.), cuya flor amarilla se usa para estimular excreción de bilis y orina. O el azafrán de otoño (Colichicum autumnale), de raíz que simula un pie afectado por gota, y que posee colchicina, por lo que se usa para producir uno de los fármacos de elección en gota aguda. La doctrina de las signaturas
  18. 18. En 610, Muhammed (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) recibió su primera revelación, origen de El Corán y el Islam, religión monoteísta que fundó una civilización que se expandió rápidamente, con notables aportes en filosofía, artes, ciencias (astronomía, matemáticas, alquimia, medicina). Para el Islam hay un aspecto sagrado en la búsqueda del conocimiento científico. En las versiones islámicas del temprano método científico, la ética desempeñaba un papel muy importante. Durante este período se desarrollaron los conceptos de citación y revisión por pares. “Quien deja su casa para dedicarse a la ciencia, sigue los caminos de Aláh”.
  19. 19. Avicena, Ibn Sina ‫سینا‬ ‫بن‬ ‫عبدهللا‬ ‫بن‬ ‫الحسین‬ ‫علي‬ ‫أبو‬ (980-1037), polímata y el más famoso médico persa de Oriente y Occidente. Reconocía el carácter eterno de la materia, a la que veía como causa de la diversidad de las cosas singulares. Se manifestó contra las supersticiones astrológicas y de otro tipo. Su obra principal, Dònish-Nameh ("Libro del saber"), contiene una exposición sucinta de sus concepciones lógicas y físicas. En Al Qanun (1025) diferencia entre alimento y medicamento, exponiendo que el alimento es el nutriente que hace crecer y mantener el cuerpo, mientras que el medicamento es el que combate el mal que éste produce. La mejor alimentación es la que es capaz de convertirse en sangre pura, por ejemplo, el pan de sémola o la carne de pollo. En la segunda parte describe la restitución de la salud mediante drogas o un régimen nutritivo apropiado. Concibió la hipótesis de que en el agua y en la atmósfera existían organismos minúsculos que transmitían ciertas enfermedades infecciosas. “La medicina es el arte de conservar la salud y eventualmente de curar la enfermedad ocurrida en el cuerpo” (Urdjuza Fi-Tib)
  20. 20. El Canon de medicina (c. 1025) fue el primer libro médico basado en evidencias y ensayos clínicos, incluyendo pruebas de eficacia. Contiene un conjunto de reglas para el uso experimental de medicamentos: 1. El medicamento debe estar libre de contaminación extraña accidental. 2. Deben usarse en una sola enfermedad y no en una combinación de varias enfermedades. 3. Los medicamentos deben probarse con dos tipos de enfermedades contrarias, porque a veces un medicamento cura una enfermedad por sus cualidades intrínsecas y, a veces, por pura casualidad. 4. La calidad de la medicina debe coincidir con la fuerza de la enfermedad. Por ejemplo, algunos medicamentos actúan con el calor mientras que algunas enfermedades se caracterizan por la frialdad, por lo que estos no tienen efecto sobre ellas. 5. El tiempo de acción debe ser observado, para no confundir la acción propia del medicamento y un efecto accidental. 6. El efecto esperado de la droga debe ocurrir constantemente o en muchos casos porque de lo contrario se debe considerar como un efecto accidental. 7. La experimentación debe llevarse a cabo en el hombre, si se experimenta un medicamento en un león o un caballo no se puede extraer de esta prueba ninguna conclusión de que sea eficaz o no en cuanto a su efecto sobre el hombre.
  21. 21. Ibn al-Baitar ‫ار‬َ‫ط‬‫ي‬ِ‫ب‬‫ال‬ ‫إبن‬ (1021–1080), “el malagueño, medico andalusí, escribió el Libro recopilatorio de medicinas y productos alimenticios simples, que incluye 1.400 plantas, alimentos y medicamentos, de los cuales 300 eran descubrimientos propios, Sus descripciones terapéuticas, basadas en la medicina bereber, aunque incorpora los 5 tratados de Dioscórides y los 6 de Galeno, además de otros textos naturalistas, somete a verificación algunos postulados. Llegó a ser botánico jefe de Egipto. “Sus inquietudes tenían dos vertientes: la primera, conocer lo que otros autores habían dicho sobre estos temas y, la segunda, comprobar si esas informaciones se correspondían con la realidad. Para cumplir el primer objetivo se dedicó a estudiar las obras de los grandes sabios (griegos, persas, siriacos, indios, caldeos y árabes, orientales y andalusíes) que le habían precedido o eran contemporáneos suyos: Dioscórides, Galeno, Aristóteles, Avicena, al-Rāzī, Ibn Māsawayh, Abū Ḥanīfa al-Dīnawarī, al-Zahrāwī, Ibn Wāfid, al-Gāfiqī, al-Ḥarīf al-Idrīsī, Ibn al-’Awwām, Abū l-’Abbās al-Nabātī, etc. Para llevar a cabo el segundo, efectuó trabajos de campo: herborizaciones y análisis de los lugares donde los elementos existían, así como entrevistas personales -tanto a expertos en el tema, como a curanderos, simples campesinos, etc.- para comprobar si las denominaciones, descripciones morfológicas y terapéuticas, entre otras, eran correctas”. http://dbe.rah.es/biografias/12546/ibn-al- baytar
  22. 22. En el medioevo, el concepto de causalidad se operacionalizó en justificación del dogma. Llegó a ser la base para gran parte de la síntesis neoplatónica de Alberto Magno (1206-1280) y Tomás de Aquino (1226-1274), jugando un papel importante sus famosas pruebas de la existencia de Dios Durante seis siglos no hay filosofía ni ciencia independiente en Europa. Solamente la teología está autorizada a decir qué es conocimiento. García, Rolando. 2006. Epistemología y teoría del conocimiento. Salud Colectiva 2 (2): 113-122. En la escolástica el conocimiento era considerado posible merced a un acto intuitivo de naturaleza suprarracional. “San Agustín dijo que no se puede ser cristiano y filósofo al mismo tiempo ´porque es vana la pretensión de la mente de llegar a verdad alguna: a la verdad se llega sólo por la revelación a través de la fe´. La Edad Media
  23. 23. El rasgo más característico de la medicina medieval en su primer período (hasta el siglo X) fue la influencia del cristianismo primitivo, que se conjuntaba al saber greco- romano y las costumbres germánicas. Se enfatizaba la curación como acto de caridad, la creencia en el milagro, el culto a los santos, las apariciones, los talismanes, los exorcismos y el apego a las reliquias. El modelo de atención a la salud no conllevaba intenciones curativas, sino solamente paliativas. Las especulaciones en torno a la orina y pulso fueron parte fundamental.La astrología médica, piedra angular en el diagnóstico. Hubo enfoque empírico, basado en la medicina antigua y saberes populares. La sangría era común, destinada a desintoxicar el organismo
  24. 24. Leech era la palabra colectiva en inglés para profesionales de la medicina, aquellos que practicaban todas las formas de curación. Varias obras sobreviven de la medicina anglosajona en Inglaterra, entre ellas Herbarium Apuleius (480-1050), uno de los manuscritos herbales más copiados, disponible en inglés moderno. Este trabajo contiene recetas y usos de más de 100 hierbas. Otro trabajo disponible en inglés moderno es el Leechbook of Bald (925), que contiene muchas fórmulas y remedios herbales en un sistema bastante sofisticado de terapéutica, pero también muchas nociones supersticiosas sobre cómo aplicar tratamientos herbales. The 'eyesalve' recipe calls for two species of Allium (garlic and onion or leek), wine and oxgall (bile from a cow’s stomach). Anglo-Saxon cow bile and garlic potion kills MRSA Methicillin-resistant Staphylococcus aureus.
  25. 25. Desde finales de la antigüedad clásica y a lo largo de toda la Edad Media los tratados sobre las plantas y sus propiedades curativas se copiaron una y otra vez partiendo de los textos griegos, variando paulatinamente por las traducciones, nuevos textos y exclusiones, con influencias del mundo árabe, judío y bizantino. La información de un “herbario” (compilación de plantas medicinales) se ordenaba de una forma muy parecida: • Nombre de la planta, • Lista de sus sinónimos, • Descripción de sus características, • Distribución geográfica y hábitat • Enumeración de los primeros autores que han citado la planta • Propiedades curativas, • Modo de colectarla y prepararla, • Lista de los medicamentos que se pueden preparar con ella, • Enfermedades que cura • Principales contraindicaciones. No solo reorganizaron los textos existentes, sino que también agregaron o eliminaron información. Se agregaron nuevas hierbas que se descubrieron que eran útiles o hierbas específicas que se conocían en un área geográfica particular. Se eliminaron las hierbas que resultaron ser ineficaces. También se agregaron o modificaron dibujos para que el lector identificara efectivamente la hierba. Los Herbals que fueron traducidos y modificados en los monasterios fueron algunos de los primeros textos médicos producidos y utilizados en la práctica médica en la Edad Media
  26. 26. Durante la Edad Media europea se efectuaron algunos registros etnobotánicos médicos en los monasterios. Destaca la abadesa germana benedictina Hildegarda von Bingen, la «Sibila del Rin» (1098-1179), médica, filósofa, naturalista, compositora, poetisa, lingüista y mística. Desde niña, tuvo débil constitución física y sufría constantes enfermedades: a los tres años tuvo la visión de «una luz tal que mi alma tembló».
  27. 27. Entre 1151-1158 escribió su Libro sobre las propiedades naturales de las cosas creadas (Liber subtilitatum diversarum naturarum creaturarum), dividido en dos en el siglo XIII: Physica, texto sobre las ciencias naturales, y Causae et Curae, sobre las enfermedades, sus causas y síntomas, con particular interés en las propiedades curativas de plantas, animales, minerales y metales. Destaca la influencia del ambiente, la alimentación y los estados anímicos en la salud, así como el uso de plantas como remedio. Aplica la difundida teoría de los humores a cada planta y su cualidad: robustus, siccus, calidus, aridus, humidus, etcétera. Representa una síntesis original la tradición oriental, helénica y judeocristiana, una mezcla inseparable de elementos naturalistas y místicos, cuya influencia perduró hasta el Renacimiento. Barona, J. L. (2006). Hildegard von Bingen (1098-1179), mística, ciencia y medicina en la Edad Media. Mètode 50.
  28. 28. El origen de la ciencia moderna se debió al encuentro de los filósofos de la cristiandad occidental de los siglos XII y XIII, con el sistema científico greco-árabe. De los griegos heredaron la explicación racional y de los árabes la arraigada tradición de su pensamiento formal, sistemático y a la vez especulativo, basado tanto en la autoridad del Corán, como en la ciencia mágica o ciencia oculta. Pese a la opinión convencional, el medioevo no fue esa época oscurantista: la nueva ciencia que comenzó a infiltrarse en la Cristiandad Occidental en el siglo XII era predominantemente árabe por la forma, pero basada en las obras de los antiguos griegos. Crombie, Alister. 1973. Historia de la ciencia. México: Siglo XXI.
  29. 29. Robert Grosseteste (1175 - 1253) fue el primero en entender plenamente la visión aristotélica del doble científico: generalizar de observaciones particulares a una ley universal; y después deducir de leyes universales a la previsión de situaciones particulares. Daba gran énfasis a la matemática como un medio de entender la naturaleza. Roger Bacon (1214-1292), Doctor Mirabilis, alumno de Grosseteste, propagó el concepto de "leyes de la naturaleza“ y otorgó especial atención a la experimentación. Describió el método científico como un ciclo repetido de observación, hipótesis, experimentación y necesidad de verificación independiente. Contribuyó en áreas como la mecánica, la geografía y principalmente la óptica. Sus investigaciones posibilitaron el inicio de la fabricación de gafas en el siglo XII. Nominalismo y empirismo: los maestros franciscanos de Oxford y la separación de la filosofía y de la teología. .
  30. 30. La Farmacia medieval, inspirada en el galenismo, obtenía sus principios activos mediante la extracción acuosa. Con la extracción alcohólica se enriqueció la Farmacia medieval y se renovó una terapéutica anquilosada La aportación de textos alquímicos a la ciencia occidental debe buscarse en la precisión con que quedan definidas algunas operaciones, lavado, solidificación, (cristalización), sublimación (evaporación), fusión, destilación, (por ascenso, descenso o filtro), calcinación, disolución, reducción, etc.; y en las soluciones técnicas aportadas para la mejora de los instrumentos de experimentación, hornos, alambiques, que permitió la condensación de sustancias y, en definitiva, la obtención de alcoholes lograda ya por la Escuela de Salerno (s. XII), hasta la fabricación de alambiques de vidrio desde el siglo XV, cuando se creó ya un gremio de destiladores Ruiz Vega, Paloma. 2015. La Farmacia Galénica en el Periodo Árabe: El Medicamento en la Edad Media. REVISTA EPCCM (17): 403-418.
  31. 31. La Escuela de Salerno y las Universidades Bajo influencia árabe, desde Sicilia y el sur de Italia, floreció en Salerno, entre los siglos XI y XII, una escuela excepcional: exclusivamente médica y laica. Fue la principal escuela en Europa hasta el siglo XIII. Algunos aportes: descripciones clínicas (disentería y aparato urogenital), terapéuticas valiosas (ungüentos con mercurio para afecciones cutáneas y algas marinas en caso de bocio); varios tratados de anatomía basados en la disección de cerdos y diversas obras de cirugía (Regimen sanitatis Salernitatum, entre los siglos XII y XIII, aunque algunos sostienen que fue anterior al 1050).
  32. 32. Aunque las plantas fueron la principal fuente de remedios medievales, alrededor del siglo XVI la química médica se hizo más prominente con la adaptación de los procesos químicos a la preparación de la medicina". Anteriormente, se caracterizaba por el uso de materiales inorgánicos, pero luego se perfeccionó para ser más técnica, como los procesos de destilación. La química médica proporcionó un "cuerpo creciente de literatura farmacológica sobre el uso de medicamentos derivados de fuentes minerales". Multhauf, Robert. 1954. John of Rupescissa and the Origin of Medical Chemistry. Isis 45 (4): 366. doi:10.1086/348357. Juan de Rocatallada​ (1302- 1366), franciscano-joaquinista y alquimista francés, en 1351 aprendió a destilar alcohol del vino en Aviñón, donde estuvo encarcelado. Hizo tinturas agregando hierbas al alcohol, más efectivas que las hechas con agua. Además, experimento con la quintaesencia del vino, cuando notó que el alcohol no se descomponía y que la carne sumergida en alcohol se conservaba indefinidamente, pensó que había descubierto el elixir que preservaría la vida. De la alquimia a los inicios de la química médica
  33. 33. El primer jardín botánico del Anáhuac lo fundó Nezahualcóyotl (1402-1472) en el reino de Texcoco, uno de los centros de herbolaria del México prehispánico, destruido durante la conquista, al igual que el de Moctezuma Ilhuicamina (1398-1469) en Oaxtepetlel más famoso y notable. Moctezuma Xocoyotzin (1466-1520) creó varios en Tenochtitlán, Ixtapalapa, Azcapotzalco, Coyoacan, Tepoztlán, Tollancingo, Huauchinanco, Xicotepetl, Quauhnahunc, cerro del Peñón, Atlixco y Chapultepetl, uno de los principales. “Los conocimientos sobre nuevas yerbas medicinales se propagaban con rapidez, lo que permitía que se cultivaran y aprovecharan por la mayoría. De esta manera, los jardines botánicos fueron centros de investigación y aprendizaje tanto sobre vegetales nativos como sobre los procedentes de otros lugares. Más aún, los aztecas adoptaron la costumbre de imponer como pago el envío de plantas”. De Gortari, Eli. 1963. La ciencia en la historia de México. México: Grijalbo. Mientras tanto, en el continente americano……
  34. 34. Los aztecas utilizaban la astrología, la curación psíquica, los masajes, la herbología y muchos otros métodos alternativos para curar a su gente. Usaban más de 3000 hierbas Pijoan, Manuel. 2003. Medicina y etnobotánica aztecas. Revista Española de Anestesiología y Reanimación 22 (9): 128-136 El cuerpo lesionado y tratado bruscamente debe ser ungido con un yeso hecho de tlahcoteocacatl [“Hierba de la diosa del placer carnal”], centzonxochitl [“400 flores”] xiuhtontli [“pequeña planta”], axocotl,[“fruta ácida de agua”], tlayapaloni xiuhtontli [“pequeña planta de pintura negra”], el musgo de cualquier árbol, conos de ciprés, semilla de ortigas, y el árbol de ayauhquahuitl [“árbol de rocío”, una variedad del pino]. Una persona que ha sido maltratada y golpeada debe beber el jugo bien preparado del tallo de cohuanenepilli [“lengua de serpiente”], tlanexiaxihuitl [“arbol brillante”], chicomacatl [“cordón de goma”], flor de axocotl y yzquixochitl, [“flores de palomitas de maíz”], tetlahuitl [piedra ocre roja], eztetl [heliotropo, una variedad de jaspe], teamoxtli [” planta de piedra “], hígado del pájaro acuático huexocanauhtli y unas cuantas hojas de tlahtlanquaye [“tallo incorporado”, una clase de pimienta], los cuales se debían moler en agua ácida. https://cultura-azteca.com/herbolaria/
  35. 35. El Renacimiento (1453 o 1492- 1789),fue un período en la historia europea en que revivió la influencia del mundo clásico de Grecia y Roma. La cultura, las artes, las ciencias y la medicina recibieron un nuevo impulso a través de la nueva filosofía del humanismo. El humanismo renacentista rompe con la visión teocéntrica y con la concepción filosófico-teológica de la etapa medieval. El siglo XV presenció el inicio del florecimiento artístico y cultural del Renacimiento. El Renacimiento marca el inicio –o la transición- hacia la Edad llamada “Moderna”. Suele establecerse entre la diáspora bizantina a Florencia, después del ataque turco a Constantinopla en 1453; o a partir del descubrimiento de América en 1492, o con la Reforma luterana.
  36. 36. El Renaissance significó repensar lo humano y la naturaleza Implicó una revolución filosófica, estética y epistemológica. Los registros de mortalidad mostraron que morían tanto santos como pecadores. Lllevó a efectuar autopsias, observaciones y registros clínicos detallados sobre enfermedades y epidemias.
  37. 37. El descubrimiento del “Nuevo continente” tuvo considerable impacto en la salud colectiva a partir no solo de la “conquista” sino por la transmisión de enfermedades infecciosas: viruela, sarampión, varicela y escarlatina diezmaron hasta el 90% de la población indígena americana. En sentido inverso la sífilis transmitida al Viejo Mundo alcanzó proporciones epidémicas, identificándose en 1558 (Fernel) su modo de trasmisión sexual. (Crosby, Alfred. 1986. Ecological Imperialism. The biological expansion of Europe 900-1000. London: Cambridge University Press.). 1492
  38. 38. La herbolaria actual tiene, de entrada, una dimensión histórica. Constituye un vestigio vigente de ese mundo prehispánico, desdibujado pero palpable, que intentamos asir en la búsqueda de nuestra identidad. Sin embargo, lo que hoy conocemos como herbolaria no es sinónimo de medicina prehispánica. El fuerte impacto de la Conquista trajo consigo la desarticulación de esa medicina, la pérdida de sus registros escritos, la desaparición de sus escuelas, la afectación irreversible de sus condiciones funcionales, y la persecución y marginación de sus curadores. A pesar de todo lo anterior, diversos elementos, provenientes de las civilizaciones prehispánicas, operan aún en el sistema conceptual de la herbolaria y en su acervo de recursos, en la taxonomía de los padecimientos en que se basan los terapeutas populares y las amas de casa para atender a sus familiares y pacientes, y también en la materia médica que emplean. La herbolaria indigena se mezcló y renovó en los conventos y cocinas, a medida que se introdujeron insumos europeos. Las plantas nativas, como el yoloxóchitl, cempaxóchitl, tecomaxóchitl, cihuapatli y otras, se comenzaron usar al lado de las llegadas: llantén, ruda, tomillo, yerbabuena o ajenjo.
  39. 39. El 22 de julio de 1553, el médico indígena Martín de la Cruz, originario de Santiago Tlatelolco, culminó su Libellus de medicinalibus indorum herbis (Libro sobre las hierbas medicinales de los pueblos indígenas), conocido como El Códice de la Cruz- Badiano, Códice Badiano o Códice Barberini. Fue el primer tratado que describió las propiedades curativas de las plantas empleadas por los mexicas.
  40. 40. El documento constó de 63 hojas, divididas en trece capítulos, en las que además de los remedios, se incluyeron 184 ilustraciones a color de diferentes plantas. Las bellas ilustraciones a color fueron hechas por un grupo de tlacuilos (escribas) que representaron con precisión las plantas que incluí: sus raíces, flores, hojas e incluso el tipo de suelo en el que crecían. Las plantas son nombradas de acuerdo al sistema nativo de clasificación. Es un herbario medicinal que contiene remedios hechos a base de plantas, animales y minerales. https://www.biodiversidad.gob.mx/biodiversidad/curiosos/sXV I/MartinCruz.php Hecho por encargo de Francisco de Mendoza, hijo del primer virrey de la Nueva España. Registrado originalmente en náhuatl, luego traducido al latín por el xochimilca Juan Badiano, estudiante del Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco. En 1626, el cardenal Barberini lo donó al Vaticano, donde permaneció olvidado hasta 1929, localizado por John Upson Clark y devuelto a México por el Papa Juan Pablo II en 1991. Está hoy depositado en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.
  41. 41. “Una primera revisión de los remedios descritos en el capítulo XXVIII del libro X, muestra que los tratamientos tienen, como principios activos, en su mayoría plantas, siguiendo en importancia componentes minerales y en menor medida animales. Se observa que las mezclas simples y complejas se usan por igual en curaciones difíciles o padecimientos simples. A lo largo del capítulo se describen infusiones, enjuagues, emplastos, ungüentos, baños medicinales, zumos, polvos, purgantes, conocimientos, cataplasmas, y diversas operaciones quirúrgicas, como puntos de sutura y bilmas o entablillados”. Sánchez Ruiz, Juan Francisco et al. 2012. La farmacia, la medicina y la herbolaria en el códice florentino. Revista mexicana de ciencias farmacéuticas 43 (3): 55-66. La descripción "de las hierbas y piedras medicinales" sigue un recurrente orden de redacción: • Nombre y explicación, en algunos casos, de la razón de haberle dado ese nombre. • Descripción, aspecto, forma y cualidades. • Parte activa y modo de uso. • Qué hace, principales propiedades medicinales y en qué males se usa. • Cómo y dónde se localiza.
  42. 42. Hieromymus Brunschwig (ca. 1450-ca. 1512) cirujano alemán alquimista y botánico, escribió el Liber de arte distillandi de simplicibus (o Kleines Destillierbuch, Pequeño libro de destilería. C. 1500), primer libro impreso sobre técnicas de destilación de sustancias vegetales y animales, considerado texto de referencia hasta bien entrado el siglo XVI. Fue uno de los primeros intentos para explicar la destilación de los líquidos, con una primera aproximación a la fitoquímica y a los aceites esenciales de las plantas.
  43. 43. Paracelso, Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim (1493-1541), médico astrólogo y alquimista suizo, precursor del uso de compuestos químicos en terapéutica, interés que desarrolló trabajando como analista en minas del Tirol, donde identificó enfermedades laborales, además de describir el bocio y la sífilis, prescribiendo tratamientos con azufre y mercurio, aun cuando se conocían ya sus propiedades tóxicas. Sin embargo, “lo similar cura lo similar”, proponía, así como que “Todas las sustancias son venenos, no existe ninguna que no lo sea. Es la dosis lo que diferencia un veneno de un remedio”. Realizó estudios químicos concentrándose en los principios activos de las plantas, así introdujo el laúdano a partir del opio. Su principal libro fue La gran cirugía (Die Grosse Wundartzney 1536). Paracelso intentó aplicar principios científicos a la medicina, aunque mantuvo siempre el interés en la alquimia y el hermetismo. “Es médico aquel que conoce lo invisible, lo cual que no tiene nombre ni materia, y sin embargo, tiene su acción”. Despreciaba las obras de Galeno y Avicena en las clases que impartía en la Universidad de Basilea, donde sus ideas produjeron un vuelco en la terapéutica, que comenzó a basarse cada vez más en la búsqueda de principios activos. La iatroquímica (de la cual habla en su libro Paragranum) tenía por objeto preparar sustancias de la manera más simple, desarrollar métodos que aseguraran resultados consistentes, descubrir las propiedades medicinales de los compuestos y encontrar nuevas sustancias de valor terapéutico.
  44. 44. La iatroquímica enlazaba la química y la medicina y puede considerarse como la precursora de la farmacología moderna y de la bioquímica. Con bases en la alquimia, buscaba explicaciones químicas reduccionistas a los procesos patológicos y fisiológicos del cuerpo humano, bajo el paradigma de que la salud dependía del balance de fluidos corporales específicos. Fue una tendencia médica de vanguardia entre los siglos XVI y XVII. El sistema iatroquímico, vigente durante la segunda mitad del siglo XVII, asumió las interpretaciones paracelsistas, pero eliminando sus elementos panvitalistas y metafísicos, que sustituyó por el mecanicismo, el atomismo y el método científico.
  45. 45. En 1546, Girolamo Fracastoro (1478-553), médico y erudito italiano, publicó De contagione et contagiosis morbis et eorum curatione (Del contagio, las enfermedades contagiosas y su curación) donde describió las enfermedades consideradas contagiosas (peste, lepra, tisis, sarna, rabia, erisipela, viruela, ántrax y tracoma, tifus exantemático y sífilis). Fracastoro fue el primero en establecer claramente el concepto de enfermedad contagiosa a través de su noción de seminaria contagiorum (semillas vivas capaces de provocar la enfermedad) Estableció tres formas posibles de infección: •por contacto directo , •por medio de fomites •por inspiración del aire o miasmas infectados con los seminaria (como en la tisis). En el poemario Syphilis sive morbus Gallicus (1530), describe los estragos y tratamientos de la sífilis
  46. 46. Luca Ghini (1490-1556), médico italiano, fue el creador del herbario, colección de plantas o partes de plantas, secadas, conservadas, identificadas y acompañadas de información crítica (recolector, lugar y fecha de la colecta, hábitat del ejemplar). Creó, además, el Orto botanico di Pisa, en 1543, con el apoyo financiero del gran duque de Toscana, Cosme I de Médicis, el primer jardín botánico universitario. Ambas ideas fueron para apoyar sus clases de medicina y herbolaria en la Universidad.
  47. 47. El franciscano Fray Bernardino de Sahagún (1500-1590), en La Historia General de las cosas de la Nueva España (1573) y el Códice Florentino (1569), entre otras obras, expuso conocimientos etnobiológicos de los mexicas. Fundamentó sus pesquisas en el dominio del náhuatl, mediante entrevistas grupales con expertos locales, auxiliados de ilustraciones botánicas. Corroboró los 12 libros en Tepeapulco, Tlatelolco y Ciudad de México,. El libro XI trata de las propiedades de “Los animales, aves, peces, árboles, hierbas, flores, metales, piedras y de los colores”. En el párrafo referente a los árboles frutales y a las hierbas comestibles, sienta los fundamentos de las técnicas de entrevista y encuesta globales y no sólo de la singularidad. Por ejemplo, cuando habla sobre las hierbas comestibles pregunta: ¿cuál es el origen de su nombre?, ¿cuál es su aspecto?, ¿a qué saben?, ¿cómo se comen? Contiene listados de plantas, animales, minerales con uso medicinal así como el uso de temazcales. En sus textos menciona que la Medicina y la Farmacia eran profesiones distintas. El médico es referido cono titícitl, tanto para el hombre como para la mujer; mientras que la voz panamacac, es para designar a los proveedores de plantas y remedios. Su obra fue publicada en México hasta 1829, gracias al diputado Carlos María Bustamante
  48. 48. Describió por vez primera especies como cardo santo, cebadilla, jalapa, sasafrás, guayaco, pimienta, canela de Indias, tabaco y bálsamo de Tolú Familiarizó a los europeos con la piña tropical, el cacahuete, el maíz, la batata, la coca o la zarzaparrilla. Numerosos ejemplares de la flora novohispana fueron descritos por el médico sevillano Nicolás Monardes (1493-1588). Su trabajo más significativo es Historia medicinal de las cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales (1565-1574), donde se propuso estudiar y experimentar con los productos y medicinas del Nuevo Mundo para explorar sus propiedades farmacológicas, aprovechando que Sevilla era el puerto de entrada de las “Indias Occidentales”. El punto de vista de Monardes se centró en la farmacognosia y la terapéutica de casi un centenar de 'nuevas medicinas‘ (López Piñero y Guck 1999).
  49. 49. Los primeros jardines botánicos europeos estaban asociados a las escuelas médicas, hasta que paulatinamente se transformaron en instituciones oficialmente reconocidas. Así, se crearon en Zúrich (1560), Bolonia (1568), Florencia (1545), Pavía (1558), Valencia (1567), Jena (1586), Basilea (1589), Leiden (1590), Montpellier (1593), París (1597), Heidelberg (1597), Copenhague (1600), Oxford (1621), Upssala (1655), Tübingia (1663), Hannover (1666), Kiel (1669), Edimburgo (1670), Berlín (1672), Chelsea (1673), Pamplemousses en Mauritania (1736), Madrid (1755), Kew en Londres (1759), Sanlúcar de Barrameda (1806), Peradeniya en Sri Lanka (1821). Kew (fundada de forma privada en 1759, convirtiéndose en propiedad estatal en 1840).
  50. 50. El registro sistemático del uso de plantas por diferentes culturas se remonta a los primeros exploradores europeos que se aventuraron en el Nuevo Mundo durante los siglos XVII y XVIII. Josselyn, J. 1674: An Account of the Voyages to New England. London: Printed for Giles Widdows. El peregrino John Josselyn (ca. 1638-1675) fue uno de los primeros en realizar una evaluación categórica de la vida vegetal de América del Norte, que conoció durante un período de ocho años viviendo con los nativos. Aplicó una perspectiva etnobotánica temprana al describir cómo las tribus con las que vivió usaban las plantas, por ejemplo, los cedros.
  51. 51. John Gerard (1545-1612), botánico inglés, publicó el que fuera el herbario más popular en Inglaterra por varios siglos: General Historie of Plants (1597). John Ray (1686-1704), naturalista inglés, definió por primera vez lo que constituye una especie en Historia Plantarum (1686). Propuso una clasificación natural de las plantas, separando monocotiledóneas de dicotiledóneas, gimnospermas de angiospermas. Dos fuerzas básicas influyen en el desarrollo de una planta: lo más importante desde la taxonomía, las características inherentes, el genotipo, derivado de la semilla; en segundo lugar, los efectos del medio ambiente, o fenotipo del organismo.
  52. 52. Pierre Magnol (1638-1715) botánico de Montpellier introdujo en la clasificación botánica la idea de la familia: subdividió todo el reino vegetal en 76 familias, en Prodromus historiæ generalis plantarum, in quo familiæ per tabulas disponuntur (1689). Geum folio subrotundo minori pistillo floris rubrio, from HORTUS REGIUS MONSPELIENSIS Taxonomía de las plantas: los comienzos
  53. 53. El término barroco, un concepto estilístico de las artes plásticas y la arquitectura, se ha hecho extensivo a la poesía, música y a la época histórica que abarca el siglo XVII. En lo que toca a la filosofía y a las ciencias, este período está marcado por dos corrientes opuestas, el racionalismo y la experimentación, que hacia mediados del siglo XVII, son complementadas, dando la forma básica del pensamiento científico moderno de las ciencias naturales. Siglo XVII: El Barroco
  54. 54. La modernidad se concibe como la salida de la inmadurez por un esfuerzo de la razón crítica, que abre una nueva fase en el devenir humano. Se daría en Europa (especialmente en el siglo XVIII), con 3 acontecimientos claves: Reforma, Ilustración y Revolución Francesa. Enrique Dussel (2000:59) propone otra visión: definir al mundo moderno (Estado, Ejército, Economía) como centro de la historia mundial desde 1492, fecha fundacional del llamado "sistema-mundo“, cuando muchos sistemas paralelos se configuran en un solo sistema, con la expansión portuguesa del siglo XV y el descubrimiento de la América Hispánica. España, primera Nación moderna, se unifica, con una Inquisición que la genera por fuerza, una Iglesia aliada al poder del Estado, el poder militar, la edición de la Gramática Castellana de Nebrija (1492), y el mercantilismo. Las minas de oro y plata de Potosí y Zacatecas (1545), permiten acumular riqueza para rearmar un ejército capaz de vencer a los turcos en Lepanto (1571). El Atlántico suplanta al Mediterráneo. La centralidad de la Europa Latina en la historia mundial es lo que determina el surgimiento de la modernidad: descubrimiento de la subjetividad, propiedad privada, libertad de contratos, etc. Inglaterra sustituye a España como potencia hegemónica desde el surgimiento del imperialismo de 1870 y hasta 1945 posee el comando de la historia mundial. Dussel. E. 2000. Europa, modernidad y eurocentrismo. En: E. Lander. La colonialidad del saber. Caracas: Faces/UNESCO.
  55. 55. Robert Boyle (1627-1691), filósofo natural, químico, físico e inventor irlandés. En The Sceptical Chymist (El químico escéptico) propone que la materia está formada por átomos y agrupaciones de átomos en movimiento, y que cada fenómeno es el resultado de colisiones entre estas partículas. Abogó por un acercamiento riguroso a la experimentación científica: creía que todas las teorías deben ser probadas experimentalmente antes de ser consideradas como verdaderas. También declaró que la química debería dejar de estar al servicio de la medicina o la alquimia, y la ascendió a la categoría de ciencia.
  56. 56. Francis Bacon (1561-1626), filósofo, político, abogado y escritor inglés, uno de los fundadores del método experimental moderno. Restringió el estudio de las causas de los fenómenos a las formales, materiales y eficientes Las preguntas lícitas eran ¿qué?, ¿cómo? y ¿por qué?, mientras que ¿para qué? aporta un procedimiento para hacer inducciones graduales y progresivas. Cuestionó la demostración silogística sin una definición adecuada de los términos, así como la excesiva importancia otorgada a la deducción. Se especula que fue rosacruz, y que escribió las obras de Shakespeare
  57. 57. Bacon afirmaba que la tecnología sería la fuente de una nueva epistemología. Que el escolasticismo había estado detenido durante siglos mientras que "las artes mecánicas fundadas en la naturaleza y a la luz de la experiencia están continuamente progresando". Opinó a favor de la intervención sobre la naturaleza manipulándola por medio del control. La elevación de la tecnología al nivel de la filosofía y la postulación del concepto de experimento constituyeron sus aportes principales a la llamada revolución científica.
  58. 58. Suele hablarse de revolución científica del siglo XVII para referirse al periodo fundamental que supuso el cambio del concepto de ciencia cualitativa, basada en la lógica silogística, por la ciencia cuantitativa basada en la lógica experimental, que combina la lógica de observación de los fenómenos con dos métodos desarrollados en otras ramas del conocimiento formal: la hipótesis y la medida. Fue fundamental la renovación del método científico, así como la creación literaria, dramatúrgica y musical. La polémica entre empirismo y racionalismo, deducción y razonamiento inductivo y otros debates intelectuales, se completaron con la “crisis de la conciencia europea” (Paul Hazard) que precedió a la Ilustración en el siglo XVIII. 1616, año de la muerte de Cervantes y de Shakespeare, o 1632 (año de la publicación del libro de Galileo, Diálogo de ambos mundos), señalan el fin del Renacimiento y el inicio de la Edad Barroca. 1600Giordano Bruno es quemado en la hoguera por herejía. William Gilbert: De magnete, describe campos magnéticos terráqueos. Jan Baptist van Helmont: fotosíntesis. 1605 Cervantes: Quixote I, Shakespeare: Hamlet. 1608 Hans Lippershey inventa el telescopio en Holanda 1610 Galileo Galilei: Sidereus Nuncius: observaciones telescopicas. Jean Beguin: Tyrocinium chymicum, primer tratado de química. 1608 Sanctorius: primer termómetro.
  59. 59. En el siglo XVII, comenzó a forjarse una visión dualista y mecanicista sobre el ser humano, con René Descartes (1596-1650), quién planteó la independencia entre lo material y lo psíquico, sentando las bases para la actual visión positivista que domina el campo de la actual biomedicina. En cambio, en la tradición médica ancestral, que aun persiste en numerosas formas terapéuticas, tradicionales y actuales, la noción de que las emociones y los pensamientos tienen un papel relevante en la salud y la enfermedad ha sido algo considerado relevante y obvio.
  60. 60. Descartes criticó al escolasticismo, pues su preocupación principal fue la certeza. La duda metódica llevó a Descartes a elegir a las matemáticas y a la geometría como las disciplinas modelo para la investigación de la realidad. Decía que la ciencia debía convertirse en una "matemática universal" puesto que los números eran la única prueba de certidumbre. La geometría, por su parte, aportaba el método para abordar los problemas: la división de ésta en sus unidades más simples, y una vez comprendidas y resueltas dichas unidades finalmente rearmar el problema completo, resuelto en cada uno de sus componentes. Un método simple y mecánico aplicable a cualquier objeto. Este método atomístico implica que la cosa consiste en la suma de sus partes, idea que está en la base de su filosofía mecánica. Según ésta el universo es una enorme máquina en la cual cada elemento o parte está formada de materia y movimiento, incluso aquellos fenómenos que no aparecen como materiales pero que igualmente tienen una base material. El énfasis que hace Descartes sobre las ideas claras y distintas, y el basar su conocimiento en la geometría, también sirvió para reafirmar, si no realmente para canonizar, el principio aristotélico de no-contradicción. Reducción del contenido del concepto inicial de "causa" a la "causa eficiente“
  61. 61. El “paradigma de la simplificación”, formulado por Descartes, que ha sido rector del saber occidental desde el siglo XVII, postula como principio de toda verdad las ideas “claras y distintas” y la búsqueda de reglas fijas para descubrir verdades. En el pensamiento cartesiano se distinguen dos importantes principios: el de separación y el de reducción, teniendo este último una doble articulación: por una parte, la reducción del conocimiento del todo al conocimiento de la suma de las partes; y por la otra, la limitación de lo cognoscible a lo mensurable, donde lo verdadero es lo evidente y lo evidente, a su vez, debe estar definido por la claridad y la distinción. “El paradigma cartesiano o tecnológico es (…) la igualdad de la verdad con la utilidad, con la manipulación del ambiente hecha con un objetivo. La visión holística del hombre como una parte de la naturaleza, sintiéndose en su hogar al estar en el cosmos, no es más que una trampa romántica. No al holismo, sí a la dominación de la naturaleza; no al ritmo eterno de la ecología, sí al manejo consciente del mundo (Berman 1987)
  62. 62. Antony van Leeuwenkoek (1632-1723), comerciante holandés precursor de la biología celular y la microbiología, descubrió protozoos, bacterias (1674) y espermatozoides (1677, animaculus), gracias a los microscopios de lentes biconvexas que fabricó para observar la calidad de los textiles. Opera omnia sive Arcana naturae ope exactissimorum microscopiorum detecta (1715-1722). Se enfrentó a la teoría, por aquel entonces en vigor, de la generación espontánea demostrando que gorgojos, pulgas y mejillones se desarrollaban a partir de huevos diminutos
  63. 63. Berman, Morris. 1987. Introducción. El reencantamiento del mundo, pp. 15-30. Santiago de Chile: 4 Vientos. “Él descubrimiento fundamental de la Revolución Científica — descubrimiento simbolizado por los trabajos de Newton y Galileo, fue que en realidad no había ningún gran choque entre el racionalismo y el empirismo. El primero dice que las leyes del pensamiento se conforman con las leyes de las cosas; el último dice que siempre coteja sus pensamientos con los datos de modo que se pueda saber qué pensamientos pensar. Esta dinámica relación entre racionalismo y empirismo yace en el corazón mismo de la Revolución científica, y se hizo posible por su conversión en una herramienta concreta. Descartes demostró que las matemáticas eran el epítome de la razón pura, el conocimiento más confiable de que podíamos disponer.” El siglo XVII trajo la era de la revolución científica, con el "nuevo método“: una actitud nueva ante la ciencia que consistía en investigar la naturaleza con los propios sentidos y expresar las observaciones científicas en un lenguaje matemático exacto. La importancia del razonamiento especulativo cedió terreno ante la experimentación y el método hipotético-deductivo, científico por excelencia. La interpretación de los fenómenos desde una óptica mecanicista, acompañada de una base matemática, se impuso.
  64. 64. En el Siglo de las Luces el tema de la salud entró en la agenda política para formar parte del contrato social, constituyendo uno de los derechos adicionados al concepto de ciudadanía elaborado en el marco de las revoluciones francesa y americana. Nociones como la salud nacional y su relación con los intereses mercantiles y productivos se formularon en este período. A partir del siglo XVIII la medicina se decanta por el estudio de la anatomía y la localización patológica de las enfermedades, algo que va ha provocar el abandono de la teoría del balance o equilibrio humoral y su consiguiente interrelación con la psiqué como modelos explicativos de enfermedad.
  65. 65. Woodcut from Walter Ryff (d. 1548), Spiegel und Regiment der Gesundheyt, Frankfurt, 1555. In this bedside scene in a traditional medical setting, the physician is in close contact with the patient, taking the pulse and in easy visual and verbal range. Las ideas acerca del "balance de las pasiones" fueron muy populares en el Renacimiento y en la modernidad temprana. Un trabajo famoso que muestra lo influyente de este pensar es el de Robert Burton (1577-1640), clérigo anglicano: The Anatomy of Melancholy (1621), donde el autor afirma que: “...la mente trabaja en forma efectiva sobre el cuerpo, produciendo por sus pasiones y perturbaciones milagrosas alteraciones (...), crueles enfermedades e incluso la muerte” También en este largo período se especuló mucho acerca del papel de la imaginación, añadiendo otros elementos a las causas no físicas de enfermedad.
  66. 66. • En el siglo XVII se empieza a utilizar la palabra farmacia en el sentido que tiene actualmente desarrollándose una ciencia más compleja, como se refleja en las descripciones de las farmacopeas de Londres y París. • A partir del Barroco (XVII) la Farmacia va a ser una profesión artesanal (…) se convierte en núcleo de institucionalización y profesionalización de actividades científicas relacionadas con la naturaleza” (Puerto, F. J. 1997. El mito de Panacea. España: Doce Calles: 374). • Hasta principios del siglo XIX los boticarios, químicos o los propietarios de herbolarios obtenían sus materias primas (cortezas de plantas, encurtidos, gomas, minerales, etc.) localmente o en otros continentes (el opio de Persia o la ipecacuana y corteza de quina de América del Sur), adquiriéndolas a través de los especieros y comerciantes.
  67. 67. La primera referencia registrada de la palabra farmacología es de Samuel Dale (1659- 1739), medico y naturalista inglés, autor de Pharmacologia sen Manuductio ad Materiam Medicum, Antes de entonces, el estudio de las plantas medicinales se denominaba Materia Medica, término que se mantuvo hasta principios del siglo xx.
  68. 68. Juan de Esteyneffer, jesuita moravo (1664-1716), publicó en 1712 su Florilegio medicinal de todas las enfermedades. Su función como médico en estas apartadas regiones del Virreinato lo que lo lleva a escribir este texto, que intentaba solucionar, la falta de “consuelo de recurso ninguno de médico ni de botica” en la zona. Su compendio fue ampliamente utilizado, durante el siglo XVIII, con tepehuanes y tarahumaras, pimas, yaquis, seris, mayos, cochimíes, coras y huicholes, tal como lo escribió el padre Neumann en su Historia de las rebeliones en la sierra tarahumara. “Dado que la curación y el cuidado son parte del ministerio apostólico, en estas regiones distantes, vi practicar, Reverendissima, este trabajo y ejercicio (...) Saben [los indios] que el confesor y el médico son uno, que, al mismo tiempo el tiempo, como Cristo para el paralítico, les pregunta: ¿Quieres sanar? Así que no peques más porque la curación de los cuerpos y la de las almas son consustanciales (...). Él mismo ordena y aplica al indio tanto las medicinas como los sacramentos, y reúne la receta para sanar su alma con la receta del médico de su cuerpo”. En el Florilegio incorpora obras de Zacuto Lusitano, Areteo de Capadocia, Arnau de Villanueva, Dioscórides, y desde luego la medicina hipocrática-galena, además de medicinas propias de esta tierra. No sólo plasmó los conocimientos europeos, sino los relativos a los recursos que se podían encontrar en territorio novohispano, como aguacate, chile, mezcal, epazote, copal, jojoba, peyote y, desde luego, la piedra bezoar del venado.
  69. 69. Carl von Linneo (1707-1778), naturalista sueco, desarrolló la nomenclatura binómica para clasificar y organizar animales y plantas. Partiendo del descubrimiento de los órganos genitales en las flores (estambres y pistilos), dividió a las plantas en géneros y especies, usando el estambre para determinar la Clase y el pistilo para el Orden. Distribuyó las plantas con flor, fanerógamas o angiospermas, en 23 clases, según el número de sus órganos masculinos (estambres), si estaban libres o soldado, y su altura. La clase 24, para las plantas sin flores aparentes, criptógamas. La idea de que la naturaleza puede ser dividida en tres reinos (mineral, vegetal y animal) fue propuesta por N. Lemery (1675)​ y popularizada por Linneo en el siglo XVIII
  70. 70. En 1732, la Real Sociedad de Ciencias de Upsala sufragó la expedición de Linneo a Laponia, donde estudió musgos y líquenes. En Gavle, encontró una planta rastrera y perenne (Campanula serpyllifolia) que se convirtió en su favorita, rebautizada bajo el nombre de Linnaea borealis. Linnaeus describió 100 nuevas plantas, además de realizar etnografía con los saami, aportes publicados en Flora Lapponica(1737). En Systema naturæ (1735) describe más de 7.300 especies (L.). Philosophia botánica (1751), afirma un sistema natural de clasificación a partir de la creación divina, original e inmutable de todas las especies. En 1753, con Species Plantarum, su sistema binomial fue aceptado internacionalmente como la nomenclatura botánica moderna.
  71. 71. En 1737 Linneo reunió en su obra Genera plantarum, las plantas clasificadas en 24 grandes grupos o clases, según las semejanzas o diferencias en el número y disposición de los órganos reproductores, y estableció, en las sucesivas ediciones de su Systema naturae y Species plantarum, el sistema binario de nomenclatura, que quedó así definitivamente fijado. El sistema sexual de Linneo, estaba fundado como toda clasificación artificial en un determinado carácter, en ideas sencillas y absolutas, sin más fin que el de la determinación de la especie.
  72. 72. La etnobotánica en la bioprospección colonial La propagación de cultivos hacia y desde el Nuevo Mundo por los jardines botánicos fue crucial para el registro sistemático de los usos de las plantas, ahora conocida como botánica económica. Estas transferencias fueron facilitadas por Royal Kew Botanic Gardens, establecido en Londres en 1759, donde se reciben aun plantas, semillas e información de todo el mundo. De América, Kew catalogó y envió a otras partes para cultivo, especies como cochinilla, café, azúcar, caucho y nuez moscada. Jardines como Kew, transformaron el conocimiento en riqueza y poder y se convirtieron en activos vitales para los respectivos imperios coloniales.
  73. 73. William Withering (1741-1799), médico, geólogo, químico y botánico inglés, descubrió el uso de la dedalera o digital (Digitalis sp.) en insuficiencia cardiaca, a partir de una receta familiar tradicional. En 1785 publicó los resultados exitosos de su experimentación en 200 casos (“The Foxglove and some of its Medical Uses“). Se percató que la dosis terapéutica está muy cerca de la tóxica. Tradicionalmente, la dedalera se usaba desde la antigüedad para múltiples trastornos. The Foxglove’s leaves, with caution given, Another proof of favouring Heav’n Will happily display; The rapid pulse it can abate; The hectic flush can moderate And, blest by Him whose will is fate, May give a lengthened day. Digitalis (Foxglove) poem / William Withering
  74. 74. Hanaoka Seishū 華 岡 青洲 (1760-1835), cirujano japonés del período Edo, con saberes de medicina china y cirugía holandesa. En 1785 compuso, tras largos años de pruebas, el anestésico oral Tsūsensan,de componentes herbales: Datura stramonium, Angelica dahurica, Aconitum sp., Pinellia ternata, Ligusticum wallichii, Cnidium rhizome, Arisaema rhizomatum, quizás también Angelica archangelica.
  75. 75. En el siglo XVIII se creó la Farmacognosis ("pharmakon" = fármaco y "gnosis" = conocimiento). Es una ciencia multidisciplinaría que actúa en la identificación y extracción de compuestos originarios de plantas y consiste en el estudio de su actividad físicoquímica, biológica y propiedades farmaco- toxicológicas (BRUNETON, 1993).
  76. 76. Como señala Michel Foucault (1926-1984) en El nacimiento de la clínica (1963), la práctica y la investigación médica se fue transformando entre los siglos XVIII y XIX desde un enfoque taxonómico hacia el método anatomo-clínico centrado en la demostración de lesiones tisulares para cada entidad nosológica. Lo que no analizó Foucault es que la mirada médica que fue instituyéndose paulativamente en la medicina occidental fue un enfoque que soslaya el papel de las emociones y del contexto psicosocial, incluyendo la relación médico-paciente. La medicina consiguió importantes avances, se describe mejor la enfermedad, pero se olvida del enfermo. En la medicina hospitalaria del siglo XIX el enfermo es básicamente un objeto cognoscible y una persona desconocida.
  77. 77. Poco antes de la Revolución francesa, Carlos III ordenó una serie de expediciones en los territorios de la corona hispana. Una de las primeras (1871) fue a la Nueva España, integrada por los botánicos, el aragonés Martín de Sessé y Lacasta (1751 –1808), el extremeño Vicente Cervantes (1755–1829), José Longinos Martínez (¿–1803), el naturalista Juan Diego del Castillo (1744– 1793), el farmacéutico Jaime Senseve y el dibujante Juan de Dios Cerda y Atanasio Echeverría, además de dos mexicanos, el médico José Mariano Mociño (1757–1820) y José Maldonado. En total registraron 797 géneros y 1327 especies de plantas con semilla, además de 7 criptógamas. Permitió el restablecimiento de un jardín botánico y la impartición de la primera materia de Botánica, dirigida a médicos con el fin de que conocieran las propiedades y virtudes curativas de algunas plantas medicinales.
  78. 78. Frederich Sertürner (1783-1841), farmacéutico alemán, fue el primero en aislar un ingrediente activo asociado con una planta. Usando amoníaco aisló la morfina del opio, que se inyectó a sí mismo y a tres amigos en alta dosis (100 mg), sufriendo una intoxicación aguda. En 1818 el químico alemán Wilhelm Meissner introdujo el término alcaloide para denominar a las sustancias alcalinas extraídas de plantas. En 1898 se comercializó por Bayer. “Un importante cambio (…) surgió en 1805, cuando un farmacéutico alemán de veintitres años, Friederich Sertürner, describió la extracción de morfina del opio bruto. Este fue el primer aislamiento de un agente medicinal puro y poderoso.” M. Silvermann y P. R. Lee: Píldoras, ganancias y política Siglo XXI, México, 1983: 17.
  79. 79. Dos farmacéuticos franceses aislaron un año más tarde otro alcaloide de la ipecacuana, la emetina. Fueron ellos Pierre Joseph Pelletier (1788-1842) y Joseph Caventou (1795-1877), quienes siguiendo el ejemplo de Sertürner que hizo experimentos con alcaloides, posteriormente lograron aislar la estricnina y la brucina de la Nuez Vómica, la colchicina, la cafeína y finalmente el alcaloide más importante, la quinina –además de la cinconina, de las que prepararon sales puras, hicieron los estudios clínicos y construyeron plantas de fabricación.
  80. 80. La primera edición de la Farmacopea Mexicana fue impresa en 1846 por la Academia Farmacéutica de la ciudad de México, conteniendo casi exclusivamente sustancias de origen vegetal. La obra, reconocía entonces su prólogo, se topaba con los «inconvenientes de las exageraciones modernas» y el «fanatismo polifármaco de los siglos bárbaros». Aduciendo la época de transición en que se hallaba la ciencia en México, los integrantes de aquella academia de farmacia recordaban que por su naturaleza, una farmacopea requería ser frecuentemente corregida y perfeccionada «para estar al nivel de la ciencia». El propósito de los autores era, además, conformar una materia médica nacional, pues siendo su academia mejicana, habían procurado, cuidadosamente y a conciencia, sustituir las sustancias exóticas por las indígenas.
  81. 81. Desde 1853, en la introducción a su libro Lecciones de farmacología, el doctor Leonardo Oliva hacía un ferviente llamado a los médicos para que estudiaran las plantas medicinales mexicanas. “Rica es, á no dudarlo, nuestra flora, muy rica es la flora mexicana; pero desgraciadamente poco conocida, o por mejor decir, muy poco estudiada”, se afirma en un documento de la época. hasta finales del siglo XIX las medicinas eran productos orgánicos o inorgánicos, en su mayoría secos, frescos, plantas o partes de éstas, pudiendo contener sustancias con propiedades terapéuticas, así como sustancias con efectos tóxicos. El secado de la planta, vegetales o productos animales, llevaba a lo que se conocía como droga (del francés drogue, que significa hierba seca). Actualmente, de manera coloquial, el término se usa para referirse a sustancias químicas que propician su abuso y dependencia física. Lüllman, H., Mohr, K., Hein, L. et al. 2005. Color Atlas of Pharmacology. New York: Thieme.
  82. 82. Tras una larga interrupción durante la guerra de la independencia nacional, las luchas civiles y las intervenciones extranjeras, las investigaciones y aplicaciones de la botánica medicinal comenzaron a desarrollarse de forma sistematizada hacia finales del siglo XIX. Con la presidencia de Antonio del Castillo (1820-1895), ingeniero minero y primer paleontólogo mexicano, en 1868 se creó la Sociedad Mexicana de Historia Natural, “para ampliar el conocimiento de las producciones del suelo mexicano”. Con las siguientes secciones: 1) Zoología, 2) Botánica, 3) Mineralogía, geología y paleontología, 4) Ciencias auxiliares y 5) Agricultura. Sus estatutos referían 3 finalidades: 1) Dar a conocer la Historia Natural de México y fomentar su estudio; 2) Reunir y publicar los trabajos sobre productos indígenas; 3) Formar colecciones de los tres reinos de la naturaleza.
  83. 83. Carlos Pacheco Villalobos (1839-1891), militar y político chihuahuense, gobernador de Puebla, Morelos, Chihuahua y Distrito Federal en el porfiriato, Ministro de Fomento y Colonización. Trajo el matarique (Psacalium decompositum) de la sierra Madre a la Ciudad de México en
  84. 84. Fernando Altamirano Carbajal (1848- 1908), médico y naturalista de Querétaro. Fundador y director del Instituto Médico Nacional, miembro de la Academia Nacional de Medicina de México y la Sociedad Mexicana de Historia Natural, para la que reunió el catálogo de productos naturales indígenas para la Exposición Universal de Filadelfia en 1876 . Publicó más de 250 artículos sobre plantas mexicanas y fisiología, considerado pionero en ambas áreas. Estudió la actividad colinérgica de las semillas del colorín (Erythrina coralloides), descubrió una especie de ajolote, el arroyero de la Sierra de las Cruces (Ambystoma altamirani). Tradujo del latín la obra de Francisco Hernández, además de conseguir una copia de la colección de los manuscritos de José Mariano Mociño en Madrid. Altamirano, F. 1878. Leguminosas indígenas medicinales. Contribución al estudio de la farmacología nacional. Tesis Escuela Nacional de Medicina. Altamirano, F. 1904. Materia medica mexicana: a manual of Mexican medicinal herbs. Montana: Kessinger Publishing Las iniciativas y logros del INM fueron notables, así como los personajes vinculados, quienes tuvieron como interés común las aplicaciones botánicas, especialmente económicas y medicinales.
  85. 85. Uno de los fundadores de la SMHN fue Gumersindo Mendoza, (1871-1925), quién también presidió la Sociedad Farmacéutica Mexicana y fue director del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía (1876-1883). Su biografía, como la de muchos otros, denota los intereses interdisciplinarias, bioculturales y nacionalistas de la época. "Había en Aculco, hace muchos años, un niño de humilde cuna que hasta la edad de diez años no conoció más que el idioma paternal: el otomí”(…)"Después de penalidades mil que sería largo relatar, logró obtener honrosamente su título de Farmacéutico, no cesando por esto en su afán siempre creciente, de arrebatar sus misterios a la ciencia (…)"Por oposición fue profesor en la Escuela Nacional de Medicina y en la de Agricultura. Con motivo de haber sido nombrado Director del Museo Nacional se dedicó con notable provecho a la Arqueología y al estudio del Sánscrito, encontrando idéntica significación en muchos vocablos de ese idioma , con muchos del idioma mexicano. Herrera, Alfonso. 1896. La Farmacia. Periódico de la Sociedad Farmacéutica Mexicana. Tomo V, México (9): 14-16. En la SFM Mendoza presentó un trabajo acerca del té de milpa. Analizó químicamente la infusión preparada con Bidens leucantha y comparó su constitución con la del té de China, encontrando gran similitud.
  86. 86. Alfonso Herrera (1838 – 1901), farmacéutico y naturalista, presentó una disertación sobre el chayote [Sechium edule], desde su cultivo hasta el análisis de sus féculas “de fácil digestión”. Fue director del Museo Nacional de Historia Natural y creador de la Dirección de Estudios Biológicos, hoy Instituto de Biología-UNAM. Escribió en la Farmacopea Mexicana (1884): “Se extrañará que en esta parte de la Farmacopea se mencionen multitud de plantas y productos indígenas, que ni se usan por los médicos, ni se venden en nuestras boticas; […] porque muchas de ellas pueden sustituir a ciertas drogas exóticas […] ¡Ojalá que estas indicaciones sirvan de base a estudios más completos, y que dentro de unos años tenga México una terapéutica verdaderamente nacional, aprovechándose las innumerables riquezas de la hermosa y variadísima Flora con que el Criador ha querido embellecer nuestro extenso territorio”. https://www.biodiversidad.gob.mx/biodiversidad/curiosos/sXIX/AlfonsoHerrera.php "Quisiera ser el soñador ardiente de inmenso afán y poderoso vuelo ceñido con estrellas en la frente, y empuñando la lámpara del cielo... Y así volar, fluctuando entre los mundos y el abismo sin astros indescrito y ante el destino de la vida adverso donde su barco sin piloto avanza mitigar el dolor del Universo con los cantos de amor y de esperanza."
  87. 87. Instituto Médico Nacional de México (1988-1906), tuvo por objeto “el estudio de la flora, fauna, climatología y geografía médica nacionales y sus aplicaciones útiles.” “Se trataba de crear una ciencia netamente nacional, aplicable a problemas nacionales. Aportó nuevos estudios para el desarrollo de las ciencias naturales aplicadas, además de iniciar a trazar un método para dar carácter científico a la terapéutica de tradición indígena. Con ello se daba prioridad a la flora mexicana que pudiera emplearse para curar padecimientos o producir algún efecto, la cual resultaba más accesible que los productos provenientes del extranjero; también se impulsó el estudio de las propiedades de alguna planta o animal con fines terapéuticos, con base en lo que el “vulgo” les atribuía” (Heinke 2014). El 14 de agosto de 1888, el secretario de Fomento, Carlos Pacheco, en reunión con los directores de los hospitales de la capital, informó al cuerpo médico en general que el gobierno de Porfirio Díaz había concebido un proyecto para realizar estudios sistemáticos de las plantas medicinales mexicanas. Los trabajos científicos, conforme al artículo 24, “están a cargo de un personal dividido en cinco secciones que se denominarán de la siguiente manera: Sección 1ª, Historia Natural Médica; Sección 2ª, Química Analítica; Sección 3ª, Fisiología Experimental; Sección 4ª, Terapéutica Clínica; y Sección 5ª, Climatología y Geografía Médica”
  88. 88. Aunque, “…a finales del siglo XIX se presentaron en la nación algunos elementos que podían permitir la fabricación masiva de medicamentos (como los estudios realizados desde 1888 sobre la fauna y flora medicinal en el Instituto Médico Nacional), éstos no fueron suficientes para iniciar una industria farmacéutica” Hicieron su aparición en México la medicina de patente y la especialidad farmacéutica procedentes de Europa y Estados Unidos, con características muy diferentes a las fórmulas magistrales: llegaban ya envasados, tenían una dosificación incluida y eran de fácil administración. Su principal característica consistía en que eran productos químicos que se fabricaban industrialmente a partir de la síntesis orgánica y el aislamiento de moléculas con propiedades medicinales. La llegada de estos productos trajo consigo una revolución terapéutica a nuestro país, con una transformación radical en el tratamiento y prevención de las enfermedades Godínez, Rogelio y Patricia Aceves. 2014. El surgimiento de la industria farmacéutica en México (1917-1940). Revista mexicana de ciencias farmacéuticas 45 (2): 55- 68.
  89. 89. “Durante el Romanticismo y, más aún durante el Positivismo, se va a producir un auténtico cambio revolucionario de la Terapéutica: por primera vez se conoce la causa cierta de algunas enfermedades, se aislan gran cantidad de principios activos y prepara medicamentos seguros y eficaces de acción etiológica y no sintomática…” (553) “La primera gran revolución farmacéutica consiste en el descubrimiento de los alcaloides y glucósidos, principios activos de plantas utilizadas de manera empírica hasta el momento”. Puerto Samaniego, F. J. 1997. El mito de Panacea Compendio de historia de la terapéutica y de la farmacia España: Doce Calles.
  90. 90. Robert Koch (1843-1910), médico prusiano, descubrió el bacilo del antrax (1876) desarrollando técnicas de tinción (con Gram) que le permitieron descubrir al Mycobacterium tuberculosis (1882) y al Vibrion del cólera (1883). Sus trabajos establecieron la demostración de la teoría microbiana, formulando sus postulados: 1º, el agente debe encontrarse en cada caso de enfermedad; 2º, no debe encontrarse en casos de otras enfermedades 3º, debe ser aislado; 4º, debe ser cultivado; 5º, al ser inoculado debe producir la misma enfermedad; 6º debe ser aislado de nuevo del animal inoculado. La “revolución microbiológica/bacteriológica”. Se descubren “agentes específicos de enfermedad”….
  91. 91. Louis Pasteur (1822-1895), químico y biólogo francés, a partir de sus estudios sobre la fermentación alcohólica obtuvo argumentos contundentes contra la doctrina de la generación espontánea, descubriendo además formas anaerobias de vida e introduciendo el proceso hoy conocido como pasteurización, gracias al descubrimiento del poder bactericida del calor a temperatura de 50 a 60º C. Demostró que el bacilo del ántrax era el agente del carbunco, gracias a la observación del cólera en gallinas, introdujo un método de vacunación contra el carbunco en 1881, y otro contra la rabia en 1885, mediante la atenuación de vacunas por desecación de tejido infectado 1870 – Louis Pasteur and Robert Koch establish the germ theory of disease 1872, the American Public Health Association was was founded. APHA is now the oldest and largest organization of public health professionals in the world. Tercera Conferencia Internacional Sanitaria en Estambul. Koch: Bacilo del antrax Neisser: Gonorrhoae 1879 – First vaccine for cholera 1881 – Louis Pasteur develops an anthrax vaccine 1882 – Louis Pasteur develops a rabies vaccine
  92. 92. Oswald Schmiedeberg (1838–1921), médico farmacólogo báltico alemán, considerado fundador de la farmacología moderna por sus estudios sobre el cloroformo y el cloralhidrato. Demostró el efecto vagotónico de la muscarina sobre el nervio vago, e introdujo el uretano como hipnótico, estudió la química de mucopolisacáridos y mucoproteínas para sintetizar los componentes del ácido hialurónico y describir su relación con el sulfato de condroitina, el colágeno y los amiloides. Estableció sólidos cimientos para conocer con rigor la relación existente entre la composición química de un fármaco y su acción fisiológica. Definió la ciencia farmacológica como el “estudio de las acciones y los efectos de las drogas en los organismos vivos”. A lo largo de su vida llegó a publicar algo más de doscientos artículos y libros, además de fundar, junto a Naunyn y Klebs, el Archiv für experimentelle Pathologie und Pharmakologie. Entre sus obras más conocidas Outline of Pharmacology (1878), Compendio de farmacología (1908).
  93. 93. A mitades del XIX se fundaron los primeros institutos de farmacología en Alemania. Rudolf Buchheim (1820-1879) y colaboradores estudiaron el cornezuelo de centeno, las sales potásicas, la belladona, el aceite de hígado de bacalao y el sulfato magnésico en Dorpart (hoy Estonia). Siguieron los institutos de Marburgo y Berlín, donde se estudiaron fármacos y venenos, acetato de plomo, sulfato de cobre, preparados de hierro, diuréticos, ácido oxálico, ácido cítrico, etc. En 1869 se creó el de Bonn. En 1861 en Alemania existían casi 500 industrias químicas. Friedrich Bayer obtuvo colorantes de anilina que ensayó Friedrich Weskott, con quien fundó en 1863 la Empresa comercial Friedr. Bayer et com en Barmen, Alemania, inicialmente una industria de colorantes. A la muerte de sus fundadores la empresa continuó como sociedad anónima, siendo crucial su papel en el descubrimiento de la aspirina, las sulfas y el bromide, primer gas usado por los nazis, con el nombre secreto de "T-Stoff". FRESQUET FEBRER, J.L. Del medicamento natural al medicamento de síntesis. El siglo XIX, En: José Martínez Calatayud (Coord), Ciencias farmacéuticas, del amuleto al ordenador. Valencia, Fundación Universitaria San Pablo CEU, pp.69-87, 1998 John Jacob Abel (1857-1938), padre de la farmacología estadounidense, fundó el primer departamento en la University of Michigan en 1890 y en 1899, el Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics.
  94. 94. 1803 Se aisla la morfina 1819 Se aisla estrictina, de la nuez vómica (Strychnos nux vomica); cafeína del café (Coffea) 1820 Quinina, de la quina roja (Cinchona pubescens) 1832 Codeína, del opio 1835 Digitalina, de la dedalera (Digitalis purpurea);estrofantina de las semillas del estrofanto (Strophanthus gratus);atropina de la belladona (Atropa belladonna) 1844 Oxido nitroso 1856 Éter 1847 Cloroformo 1852 Salicina, del sauce 1867 Nitrito de amilo 1869 Cloral 1877 Paracetamol 1879 Nitroglicerina 1883 Antipirina 1885 Efedrina 1890 Benzocaína 1893 Metanfetamina 1899 Bayer modifica salicilina en ácido acetilsalicílico, aspirina El siglo XIX marcó los primeros hitos en el descubrimiento y aislamiento de los componentes vegetales. De forma gradual, se aislaron muchos principios activos, se explicaron sus estructuras y se demostró la estructura química de las sustancias naturales, comenzando su fabricación sintética dentro de un laboratorio. Con la iatroquímica –el paso de la alquimia a la química para curar enfermedades- comenzó la época en que la industria se dio cuenta que podía sintetizar un numero prácticamente infinito de nuevas substancias farmacológicas. Las plantas dejaron de ser el proveedor principal de recursos.
  95. 95. • Pierre-Simon Laplace: teoría del error, predicción demográfica (1801). • Carl Friedrich Gauss (1777-1855): teoría de números cuadrados, divergencia, distribución normal. • Pierre Charles Alexandre Louis (1787–1872): método numérico en medicina. • Adolphe Quetelet (1796-1874): regularidad estadística. • Poisson: Distribución de poisson (1837) • Antoine Cournot: «mediana»(1843) • Karl Pearson (1857- 1936): estadística matemática. • Anders Nicolai: muestreo estratificado (1895). • Kurt Pearson: chi cuadrada (1895) • Ronald Fisher (1890-1962): matemática en selección natural. La estadística se desarrolló en el XIX bajo la influencia de grandes matemáticos que trabajaron probabilidad. Dieron paso de la estadística deductiva a la inductiva.
  96. 96. 11 de agosto de 1890. En el semanario de ciencias médicas El Estudio, del Instituto Médico Nacional, se publica el artículo del Dr. Fernando Altamirano titulado “Breve informe acerca de los trabajos hechos en el Instituto Médico Nacional para el estudio de la planta llamada “Matarique” Cacalia decomposita (Compuestas)”: “Sin que poda alegar observaciones enteramente científicas a este respecto, sí puedo asegurar que la tintura de matarique se ha ministrado a muchas personas. Se ha observado que produce efectos purgantes; pero muy pocas veces. También se ha visto calmar dolores gotosos y reumáticos por aplicación tópica de la misma tintura. Se ha observado que produce muy buenos efectos en la curación de heridas. Parece que obra como antiséptico y cicatrizante. Vulgarmente, y según el dicho de Güereña, se emplea el matarique como antineurálgico, hemostático, antihemorroidal, antiséptico, y de otros muchos modos. La dosis empleada al interior ha sido de una o dos cucharadas diarias de tintura mezclada con agua”.
  97. 97. Desde la etnobotánica, se habla del “Complejo matarique” pues se llama así a 4-5 especies distintas (Psacalium decompositum, P. sinuatum, P. sp., y P. peltatum, así como Acourtia thurberi). Los guarijíos usan raíces con sebo, para dolor de muela; en infusión para fiebre –con chuchupate (Liguisticum porteri)-, en dolor de cuerpo, cabeza, lumbar y de pecho, reumas, "mal del pene"; tos, males del corazón, problemas menstruales y especialmente en diabetes. Los o´ob o pimas bajos, para "sangre sucia" y delgada, paludismo, fiebres; rarámuri en gripe, heridas, quemaduras, infecciones en piel, mordeduras de víbora, como purgante, digestivo, dolor de estómago, cuerpo, de cabeza, litiasis urinaria, hepatitis, cirrosis; para masajear a los corredores de bola con el aceite que exuda la raíz; otros usos son falseaduras, torceduras, cólicos, úlceras internas, ictericia, lumbalgia, como diurético y tónico, vulnerario y en gota. Su uso más común a nivel comercial es como hipoglicemiante; comercialmente se expende en pomadas, cápsulas, tintura y raíces secas. Aunque no está en la lista de especies en amenaza se ha advertido el riesgo de extinción de la especie serrana por su intensa comercialización, motivo por el que actualmente se han impulsado proyectos de cultivo en comunidades rarámuri que contemplan la producción rentable de manera sustentable. Varios compuestos en extractos de la raíz, sesquiterpenoides, derivados del eremofilano, con efectos antiinflamatorios, antioxidantes e hipoglicemiantes; entre estos, cacalol, cacalona, maturina, maturinina, maturopa, cacalohastin, decompostina; raduliolinas, RomoA, hiperina, ,sistosterol-estigmasterol, alcaloide senecina, aceites, resinas, sacarosa, taninos y glucódisos similares a digital. A nivel experimental ha demostrado ser muy eficiente para quemar grasas y se sabe que su acción hipoglicemiante ocurre por bloqueo de canales ATP de potasio, con acción similar al fármaco glibenclamida, aque estimula la liberación de insulina. por el páncreas. Se le atribuyen propiedades analgésicas, cicatrizantes, antisépticas y antibacterianas, por lo que se ha investigado su posible uso peridodontal.
  98. 98. En 1874 Stephen Powers (1840–1904), periodista y etnólogo estadounidense acuñó el término aboriginal botany para referirse al estudio del uso de las plantas en sociedades tradicionales, incluyendo vestido, alimento, caza, medicina, etcetera. BROWN, ROBERT. 1868. On the vegetable products, used by the north-west American Indians as food and medicine, in the arts, and in superstitious rites. Transactions of the Botanical Society of Edinburgh lX:378-396.Powers, Stephen (1872). Afoot and Alone: A Walk from Sea to Sea by the Southern Route. Adventures and Observations in Southern California, New Mexico, Arizona, Texas, etc. (1877). Tribes of California. Aboriginal Botany, pp. 151-157 En The Northern Californian Indians: A Reprinting of 19 Articles by Stephen Powers on California Indians Originally Published 1872-1877. University of California . Al igual que el escocés Robert Brown (1868: 390 · 391) considera a los curanderos meros hechiceros y a la medicina indígena solo como superstición, aunque reconoce que el conocimiento de las propiedades medicinales de las plantas es “empirismo pagano“. Powers expresa una aparente contradicción entre superstición y empirismo al evaluar el conocimiento médico nativo. Advierte a sus lectores que hay "muchas sustancias popularmente llamadas 'medicinas indias' que son basura y que han surgido entre los aborígenes por acción de la medicina de patente (1875: 373). “Entre los salvajes, por supuesto, no existe una clasificación sistemática del conocimiento botánico"(Powers 1875:373). "
  99. 99. Edward Palmer (1831-1911), botánico, zóologo, arquéologo y etnólogo inglés que exploró el Great Basin y el Southwest en EE.UU., así como el norte de México (1853-1910). Recolectó más de 100,000 especímenes y descubrió aproximadamente 1,000 nuevas especies. Su documentación de usos de plantas ayudó a fundar la etnobotánica moderna. A pesar de que contribuyó notablemente, en sus textos se aprecia un etnocentrismo repulsivo de las costumbres nativas. Palmer, E. 1871. Food Products of the North American Indians. Washington D.C.: U.S. Department of agriculture. Su registro de plantas útiles incluye 97 familias, 697 géneros y 2 019 especies, 1,385 medicinales. La mayoría de San Luis Potosí (158), Coahuila (109), Sonora (78), Chihuahua (77), Tamaulipas (76) y Durango (56) (Bye et al.1999).
  100. 100. La combinación de aplicación práctica y disciplina botánica marcó esfuerzos como la expedición de Lewis y Clark a principios de 1800 y el trabajo posterior de Edward Palmer y Stephen Powers en la década de 1870 (Wickens, 1990). Esta disciplina no especificada fue desarrollada inadvertidamente por un antropólogo estadounidense mientras realizaba investigaciones en México. Palmer planeó recolectar información antropológica y su colega, un botánico, recolectaría los especímenes botánicos. Poco después de su llegada para comenzar el trabajo de campo en 1878, su compañero cayó enfermo y tuvo que regresar a los Estados Unidos. Palmer continuó la investigación, recolectando y describiendo plantas útiles en conjunto con su trabajo antropológico, para el resto de la expedición y el resto de su carrera, haciendo que las colecciones iniciales y la documentación etnobotánica de muchas especies de plantas sean culturalmente importantes para América del Norte. Las colecciones de Palmer reflejaron su enfoque en aplicaciones prácticas y el contexto cultural de una planta dada, a menudo incluyendo partes de plantas como raíces o semillas que fueron valoradas por los pueblos indígenas, pero que pueden haber sido ignoradas por un recolector con un fondo puramente taxonómico (Bye, 1979). Powers, trabajando entre los indios Neeshenam de California (1875), usó el término 'botánica aborigen' para describir 'todas las formas del mundo vegetal que los aborígenes usaban para medicina, comida, telas textiles, adornos, etc.' (Ford, 1978). Durante aproximadamente los siguientes 20 años, este término y su definición fueron aceptados por quienes trabajan en el campo (Wickens, 1990). What is economic botany? (Queue est Botanique Economiquc?). Wicken, G. E. 1990. What is economic botany? Economic Botany 44: 12–28.
  101. 101. Paul Carpenter Standley fue un botánico y pteridólogo estadounidense, que realizó varios estudios en su campo de trabajo en la Escuela Agrícola Panamericana en la república de Honduras.
  102. 102. La colección Hazzard, expuesta en la Feria Mundial de Chicago (1893), fue analizada por John Harshberger, quien se percató de que en las plantas había un vasto objeto de estudio que denotaba un sabio uso de los recursos. No fue sino hasta la Feria Mundial de Chicago que los arqueólogos y antropólogos estadounidenses lograron la atención pública sobre los conocimientos nativos, sentando la instauración de su estudio académico “Un examen de otros artículos manufacturados de origen vegetal muestra que estas personas eran extremadamente providentes; no se permitía que nada se desperdiciara. […] Si ya no sirvió para un propósito, se dedicó a otro. […] Por ejemplo, cuando la calabaza ahuecada ya no servía para servir como jarra, se rompía en pedazos y los fragmentos carbonizados servían como instrumento para raspa (Harshberger 1896: p. 146 f.)
  103. 103. El explorador noruego Carl Lumholtz (1851-1922), arribó a estas tierras en 1890, con aportaciones notables a áreas tan diversas como la etnología, la arqueología, la zoología o la botánica. Registró varias especies endémicas de la cuenca del Río Mayo y otros sitios del noroeste, como el Pino llorón (Pinus lumholtzii Robinson & Fernald, Guoj´kó, en guarijío), y el Encino cueja, Togowé (guarijío). El pino tiene usos maderables además de medicinales (diurético, diaforético, estómago, tos, reumas); además de ser también bueno para la leña, se usa la corteza como enjuage bucal, fortalecer estómagos y encías. Ambas especies tienen alto valor ambiental y paisajístico.
  104. 104. Joseph Nelson Rose (1862-1928), botánico estadounidense especialista en cactáceas, reportó este año el hallazgo de 43 nuevas especies colectadas en la cuenca del Mayo, algunas de ellas endémicas. Rose, J. N. 1895. Report on a collection of plants made in the states of Sonora and Colima, México by Edward Palmer in the years in the years 1890-1892. Contributions to the United States National Herbarium 1: 293-365. 1895 El Etcho, o Chikí en guarijío, Pachycereus pecten-aboriginum Britton & Rose, es un cacto que hasta 25 metros de alto. Pariente del nopal (Napó) y de las pithayas (Meweri), y de al menos una docena más de plantas suculentas de la familia de las cactáceas, que tiene en el mundo 200 géneros y dos mil especies distintas. El fruto se come fresco o cocido, aprovechando la pulpa para hacer agua fresca o endulzar un atole (jípoca), que puede hacerse con las semillas molidas previamente cocidas y coladas. Se mezclan con harina de maíz para hacer tortillas, o se hacen mantequilla y aceite para freír. Su flor es una fuente importante de alimento para murciélagos y aves. Este cacto, que sustituye al saguaro de las costas, previene la erosión del suelo. Aunque abunda aquí, los desmontes y la salinidad son sus amenazas. La carne del tallo se usa para picaduras de alacrán y avispa, sarna, quemaduras, dolor de muelas, reumas, inflamaciones, heridas, problemas urinarios, estomacales, intestinales y de la piel (ronchas), prostatitis, tuberculosis, cáncer estomacal 106
  105. 105. John William Harshberger ( 1869 – 1929), botánico estadounidense que definió por primera vez el término “etnobotánica” (1896), referido a sus hallazgos arqueobotánicos en el Cañon Mancos, Colorado, como “el estudio de las plantas utilizadas por la gente primitiva”. En su tesis de doctorado Maíz: un estudio botánico y económico, expuso su teoría sobre el teozintle como precursor del maíz. Efectuó investigaciones sobre el uso de plantas en México, Sur América, Norte de África, Escandinavia y Pennsilvania, aportando notables contribuciones sobre micología, patología vegetal, economía botánica, geografía, conservación, ecología y florística. Su obra más relevante es la monumental Phytographic Survey of North America (1911, 800 paginas), una propuesta pionera para clasificar las comunidades vegetales en norteamérica, además de otros 300 títulos. Harshberger, J. W. 1896. Purposes of ethnobotany. Botanical Gaz. 21 (3): 146-154. «elucidar la posición cultural de las tribus que han utilizado plantas», «clarificar la distribución en el pasado de las plantas», «determinar las rutas comerciales» «sugerir nuevas líneas de producción actuales»
  106. 106. El 4 de diciembre de 1895, el profesor Harshberger pronunció un discurso ante la Asociación Arqueológica de la misma universidad que se informó en el local. Periódico (Anónimo 1895b). A principios de 1896 este discurso fue simultáneamente publicado en dos revistas científicas, una botánica, The Botanical Gazette, y otro histórico, etnológico y arqueológico, The American Antiquarian. En eso Harshberger formula los cuatro objetivos básicos de la disciplina, ilustrados con ejemplos de arqueología europea, pero principalmente con artefactos de amerindios del Suroeste (Anasazi), que comprende una colección arqueológica presentada en una exposición internacional. Estos objetos son todos productos vegetales, alimentos de gran valor, ropa y utensilios. Los cuatro objetivos son los siguientes: 1. "El estudio de los etnobotánicos en el esclarecimiento de la posición cultural de las tribus que usaban las plantas para alimentarse, refugiarse o vestirse ". 2. "Un estudio etnobotánico arroja luz sobre la distribución pasada de plantas ". 3. "Un estudio etnobotánico nos ayuda a decidir sobre el antiguo comercio rutas ". 4. "La etnobotánica es útil para sugerir nuevas líneas de fabricación“. Clement, Daniel. 1998. Les fondements historiques de l'ethnobiologie (1860-1899). Anthropologica 40: 109-128.
  107. 107. “Dedicado, siendo aún muy joven, a actividades comerciales, encontró a la vez tiempo para inscribirse y asistir como alumno regular en la Escuela Nacional Preparatoria, tras la cual decidió seguir la carrera de medicina. Al término de ella quiso preparar su tesis sobre la botánica y la farmacología de los antiguos mexicanos. Esta forma de inicial acercamiento a las culturas prehispánicas despertó en él tan grande interés que, aun a costa de no recibirse como médico, prefirió dedicarse por entero a los estudios e investigaciones de tema arqueológico y, muy especialmente, a la indagación de las fuentes documentales tanto de procedencia indígena como de autores españoles del siglo xvi. Pronto llegó a dominar la lengua náhuatl y a vincularse permanentemente con quienes laboraban en el Museo Nacional de Arqueología” https://www.academia.org.mx/academicos-1916/item/francisco- de-paula-del-paso-y-troncoso Francisco del Paso y Troncoso (1842 - 1916), historiador, protomédico y arqueo-antropólogo mexicano, discípulo del filósofo Gabino Barreda. Autor de varias obras donde reivindica el pasado indígena: Historia de la Medicina en México (1884), Lingüística de la República Mexicana” (1886), Ensayos sobre símbolos cronológicos de los mexicanos (1892) y Estudio sobre la historia de la Medicina en México (1896). Dio a conocer la obra de fray Bernardino de Sahagún (Historia general de las cosas de Nueva España).
  108. 108. Escribió que la iconografía del códice Cruz-Badiano revela un saber tradicional sobre las plantas que es anterior al de Linneo. Aunque tiene grandes analogías con ésta, muestra dos tipos de nomenclatura botánica: una morfológica y otra referida a las virtudes de las plantas.

×