Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.

Irrigación encefálica Definitiva Ignacio Enrique Flores

97 Aufrufe

Veröffentlicht am

CITEP DMED 2016

Veröffentlicht in: Bildung
  • Als Erste(r) kommentieren

  • Gehören Sie zu den Ersten, denen das gefällt!

Irrigación encefálica Definitiva Ignacio Enrique Flores

  1. 1. Irrigación del Encéfalo Asignatura: Anatomía Carrera: Medicina Autor: Ignacio Enrique Flores Edición: 2016
  2. 2. 2 Índice Introducción…………………………………………………………………...2 Contenido: 1) Sistema Anterior………………………………………………………..4 2) Sistema Posterior……………………………………………………….5 3) Médula Espinal – Tronco del Encéfalo………………………………...6 4) Polígono de Willis……………………………………………………...8 5) Arterias Corticales……………………………………………………...9 Sitios de Interés………………………………………………………………11 Bibliografía…………………………………………………………………..12
  3. 3. 3 Introducción La sangre llega al encéfalo por medio de las arterias carótida interna y vertebral. Las arterias carótidas internas entran en el cráneo y luego se dividen en las arterias cerebrales anteriores y media. Las arterias vertebrales pasan a través del foramen magno y se unen para formar la arteria basilar; de ahí que el término vértebrobasilar se aplique frecuentemente a esta parte de la circulación cerebral. La arteria basilar se ramifica en las arterias cerebrales posteriores derecha e izquierda. Al finalizar la lectura, el alumno será capaz de:  Identificar los sistemas que proporcionan sangre arterial al Sistema Nervioso Central.  Describir el recorrido de las arterias que componen estos sistemas.  Describir la formación del polígono cerebral (de Willis).  Detallar los territorios de irrigación de las arterias corticales.  Identificar en material cadavérico ambos sistemas, el polígono cerebral (de Willis) y sus ramas terminales.  Definir territorios limítrofes.
  4. 4. 4 Sistema Anterior La Arteria (A.) Carótida Interna nace a nivel del borde superior del cartílago tiroides, que se proyecta con la cuarta vértebra cervical, a partir de la bifurcación carotídea y se divide en 4 porciones:  C1: desde su nacimiento hasta alcanzar el conducto carotídeo. No suele emitir ninguna rama colateral.  C2: pasaje a través del conducto carotídeo.  C3: ingresa a la cavidad craneana e inmediatamente se introduce en el seno cavernoso, al cual recorre horizontalmente de atrás hacia adelante y luego se acoda en ángulo recto. En esta porción emite la Arteria Hipofisaria Inferior  C4: comienza luego de atravesar la duramadre del techo del seno cavernoso e ingresa al espacio subaracnoideo. En esta porción emite 5 ramas colaterales: las arterias Oftálmica, Hipofisiaria Superior, Comunicante Posterior, Coroidea Anterior y Cerebral Anterior.
  5. 5. 5 Sistema Posterior La A. Vertebral se origina de la A. Subclavia, se dirige hacia arriba y atrás e ingresa por el foramen transverso de la 6º vértebra cervical y asciende hasta el Axis donde se inclina lateralmente para atravesar el foramen transverso del Atlas, penetra la duramadre y se sitúa en el espacio subaracnoideo. Durante su recorrido intracraneano presenta un trayecto anteromedial, donde alcanza la línea media y se anastomosa con la Arteria Vertebral del lado opuesto. Esta anastomosis forma la A. Basilar que asciende por la cara anterior de la Protuberancia y en su borde superior se divide en las A. Cerebrales Posteriores. Llamaremos arteria vertebral dominante a aquella que posea mayor calibre, correspondiéndose ésta con la A. vertebral izquierda en la mayoría de las casos.
  6. 6. 6 Médula espinal – Tronco del encéfalo – Cerebelo La irrigación de la Médula Espinal proviene de las A. Espinales Anteriores y Posteriores, las A. Segmentarias, y la A. de Adamkiewicz. La A. Espinal Anterior nace a partir de la anastomosis de las A. Vertebrales, y desciende por el surco medio anterior. La A. Espinal Posterior, nace de las A. Cerebelosas Posteroinferiores (PICA), descienden por la cara posterior de la Médula Espinal. Las A. Segmentarias proviene de las arterias vertebrales a nivel cervical, de las intercostales en el torax, y de las arterias lumbares y sacras en la porción más caudal del raquis. Cada una de ellas emite ramas espinales que ingresan por los agujeros intervertebrales al conducto medular, y se dividen en A. Radiculares Anterior y Posterior, y A. Medulares Anterior y Posterior. Ambas A. Espinales proporcionan ramos terminales que se anastomosan para formar una red arterial, llamada corona vascular, complementada por las ramas medulares de las A. Segmentarias. A nivel toracolumbar se encuentra la A. de Adamkiewicz. Su origen es variable pero en un 60% de los casos nace de una de las últimas arterias intercostales o una de las primeras intercostales lumbares, entre T9 y T12. La A. de Adamkiewicz, ubicada en el espacio peridural aporta una irrigación extra a la médula espinal en su ensanchamiento lumbar. Es importante evitar su daño durante procedimientos quirúrgicos, porque es una importante fuente de irrigación para la médula en niveles lumbares.
  7. 7. 7 Bulbo Raquídeo El Bulbo Raquídeo se encuentra irrigado por las A. Espinal Anterior y Posterior, y la A. Cerebelosa Posteroinferior, ambas ramas de las A. Vertebrales. La A. Espinal Anterior, irriga todas las estructuras mediales, incluidas las pirámides, el lemnisco medial, y el núcleo y ramos del Nervio Hipogloso. La irrigación de la región posterior varía de acuerdo a la ubicación por encima o por debajo del Obex. Inferior al Obex, el Bulbo va a estar irrigado por ramas de la A. Espinal Posterior. En esta zona se encuentran los núcleos de la columna dorsal y el fascículo y el núcleo espinales del Nervio Trigémino. Superior al Obex, todo el Bulbo posterolateral, recibe ramas de la A. Cerebelosa Posteroinferior e irriga al sistema anterolateral, el fascículo y núcleo espinal del Nervio Trigémino, el fascículo solitario y su núcleo, y el núcleo ambiguo. Protuberancia La A. Basilar, durante su recorrido por la cara anterior de la protuberancia, emite:  Las A. Paramedianas que irrigan las estructuras de la región media.  Las A. Circunflejas Cortas que irrigan las regiones laterales.  Las A. Circunflejas Largas que irrigan la calota protuberancial y el pedúnculo cerebeloso inferior. Las A. Paramedianas proporcionan irrigación a las fibras corticoespinales y la raíz del Nervio Motor Ocular Externo.
  8. 8. 8 Mesencéfalo Está irrigado por la A. Cuadrigémina, la A. Cerebral Posterior, y la A. Cerebelosa Superior. Las A. Cuadrigémina y Cerebelosa Superior, ambas ramas de la A. Basilar, proporcionan la irrigación para las caras posterolaterales del Mesencéfalo. Mientras que la A. Cerebral Posterior, en su segmento P1, provee ramos para la cara anterior del Mesencéfalo, que irrigan los núcleos del Nervio Motor Ocular Común, Motor Ocular Externo y el núcleo de Edinger-Westphal. Cerebelo La A. Basilar también provee la irrigación para el Cerebelo mediante las arterias:  Cerebelosa Superior: que se distribuye por la cara superior del Cerebelo e irriga también al pedúnculo cerebeloso superior y la primer porción del medio  Cerebelosa Posteroinferior (PICA): ramo de la Arteria Vertebral que irriga las regiones caudomediales de la superficie inferior del cerebelo incluido el vermis  Cerebelosa Anteroinferior (AICA): se distribuye por la última porción del pedúnculo cerebeloso medio y la región caudolateral de la cara inferior del cerebelo Circulo Arterial Cerebral - Polígono de Willis (Haciendo click en la imagen podrás acceder a un video informativo sobre el tema.) El circuito Arterial Cerebral es un heptágono que encierra al quiasma óptico, los tractos ópticos, el hipotálamo y los elementos de la fosa interpeduncular. Se forma por la anastomosis de las A. Comunicantes Posteriores derecha e izquierda (circuito anterior) con las A. Cerebrales Posteriores (circuito posterior) y las A. Cerebrales Anterioresderecha e izquierda (circuito anterior) a través de la A. Comunicante Anterior (circuito anterior).
  9. 9. 9 Las arterias que forman este Círculo Arterial Cerebral dan lugar a numerosos ramos perforantesque irrigan estructuras profundas y ramos corticales que irrigan la corteza cerebral. Los ramos perforantes se dividen en cuatro grupos:  Anteromedial: Estos vasos proveen la irrigación a estructuras próximas al quiasma óptico y porciones anteriores del hipotálamo.  Anterolateral: En este grupo se encuentran las A. Lenticuloestriadas, que ingresan al hemisferio cerebral por la sustancia perforada anterior.  Posteromedial: Los vasos de este grupo irrigan el pedúnculo cerebral y las porciones central y caudal del hipotálamo, ingresan al hemisferio cerebral por la sustancia perforada posterior. Incluimos en los ramos posteromediales a las A. Perforantes Talámicas.  Posterolateral: Grupo compuesto por las A. Talamogeniculada y A. Coroidea Posterior. Arterias Corticales Arteria Cerebral Anterior Nace como rama de la A. Carótida Interna y se ramifica por la superficie medial del hemisferio hasta alcanzar el nivel del surco parietooccipital. Origina 2 ramas:
  10. 10. 10  A. Pericallosa que recorre la cara medial del hemisferio cerebral por el giro del cíngulo.  A. Callosamarginal suministra ramas orbitarias, del polo frontal, frontales internas, paracentrales y parietales internas La A. Cerebral Anterior proporciona la irrigación de toda la cara medial del hemisferio cerebral, y parte superior de la cara lateral del hemisferio cerebral por ramos que continúan por el surco interhemisférico, provenientes de la A. Callosomarginal. Arteria Cerebral Media Continúa su recorrido como rama terminal de la A. Carótida Interna, y emerge por el surco lateral donde se divide en dos troncos, uno superior y otro inferior, que suministran ramas proximales y distales. Las ramas proximales irrigan toda la superficie del Lóbulo de la Ínsula. Las ramas distales superiores e inferiores emergen por el surco lateral, destinadas a irrigar sus cercanías. Las ramas distales del tronco superior emiten, en orden anteroposterior, las Arterias:  Orbitofrontal.  Prerrolándica.  Rolándica.  Postrolándica.  Parietal anterior y posterior. Las ramas distales del tronco inferior emiten en orden anteroposterior las arterias:  del Polo Temporal.  Temporal Anterior.  Temporal Media.  Temporal Posterior.  de la Circunvolución Angular.
  11. 11. 11 Arteria Cerebral Posterior Nace de la A. Basilar, en el borde superior de la Protuberancia, proporcionando las A. Talamoperforantes y Talamogeniculadas para el Tálamo y el Mesencéfalo. También envía ramas para las superficies ventral y medial de los Lóbulos Occipital y Temporal. En su trayecto por la cara basal del hemisferio cerebral emite ramas Temporales Anteriores yPosteriores, terminando como A. Calcarina. Su territorio de irrigación corresponde a la cara basal del hemisferio cerebral, el Lóbulo Occipital y la parte inferior del Lóbulo Temporal.
  12. 12. 12 Sitios de Interés https://www.youtube.com/watch?v=TKlwj2fQmzc https://www.youtube.com/watch?v=kuoliKHfNzk https://www.youtube.com/watch?v=o8BZ0PtGRXw https://www.youtube.com/watch?v=XA7w40ADYSk http://escuela.med.puc.cl/paginas/departamentos/anatomia/cursoenlinea/cap15/html/irrigac.html www.neuroanatomy.ca https://prezi.com/fqie0vnjrdxd/irrigacion-de-encefalo-y-medula-espinal/ En este apartado, les adjuntamos unos sitios de interés para que ustedes puedan acceder y encontrar información complementaria sobre el tema. Los primeros links son de unos videos de “www.youtube.com” bastante informativos.
  13. 13. 13 Bibliografía • GARCÍA PORRERO / HURLÉ. NEUROANATOMÍA HUMANA. Ed. Médica Panamericana. 2014. • KIERNAN. BARR EL SISTEMA NERVIOSO HUMANO. Ed. Wolters Kluwer. Ed. 10°. 2014. • HAINES. PRINCIPIOS DE NEUROCIENCIA. Ed. Elsevier. Ed. 4°. 2014. • TURLOUGH FITZGERALD / GRUENER / MTUI. NEUROANATOMÍA CLÍNICA Y NEUROCIENCIA. Ed. Elsevier. Ed. 6°. 2012. • SNELL. NEUROANATOMÍA CLÍNICA. Ed. Wolters Kluwer. Ed. 7°. 2014. • WILLIAMS. ANATOMÍA DE GRAY. Ed. Harcourt Brace. Ed. 38°. 1998. • TESTUT / LATARJET. ANATOMÍA HUMANA. Ed. Salvat. 1988. • NETTER. ATLAS DE ANATOMÍA HUMANA. Ed. Elsevier. Ed. 6°. 2015.

×