Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.

Que nos enseña platon del amor

12.182 Aufrufe

Veröffentlicht am

  • Loggen Sie sich ein, um Kommentare anzuzeigen.

Que nos enseña platon del amor

  1. 1. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILIAL LIMA FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS Y CONTABLES CARRERA PROFESIONAL: ADMINISTRACIÓN Y SISTEMAS “Año De La Integración Nacional Y El Reconocimiento De Nuestra Diversidad”CURSO : SEMINARIO DE FILOSOFÍAALUMNO : RAMOS IPANAQUE, CarlosCICLO : IVAULA : 202-B2CARRERA : ADMINISTRACIÓN Y SISTEMASPROFESOR : JORGE ZACARIAS PEDRAZA 2012
  2. 2. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍA QUE NOS ENSEÑA PLATON DEL AMORPlatón nos dejó toda su filosofía en diálogos, la mayoría de los cualestienen como protagonista a Sócrates, aunque sólo los primerosreflejan el pensamiento socrático. Hay en ellos un filosofar -justamente- al estilo de Sócrates, es decir, un pensar en compañía deotros, una averiguación continua y un sistema abierto depensamiento.Los diálogos escritos entre el 399-389 llamados "socráticos dejuventud" - Apología de Sócrates, Critón, Laques, Cármides, Lisis,Eutifrón- no tratan el concepto de amor, excepto el Lisis que intentaaproximarse a él y en lo medular definir la amistad. Es sólo en losdiálogos de madurez (385-370) en donde encontramos unaexplicación suficientemente elaborada sobre el amor. Másprecisamente en los diálogos Banquete y Fedro. El primero de éstosdesarrolla una filosofía del amor y de las ideas, mientras el segundoaborda no sólo el amor, sino también los temas de la belleza y elalma. Éste capítulo, por tanto, sintetiza la sabiduría platónica delamor extraída de esas obras.En Platón hay dos términos que guardan relación con la esfera delamor. El primero es "filía" que designa el amor en un sentido amplio,el cual incluye el amor de padre e hijos, la amistad e incluso el amorsexual. El segundo vocablo es "eros" que designa más precisamenteel amor sexual.EL AMOR EN EL DIÁLOGO LISISEl primer intento de definición del amor en las obras platónicas seencuentra en el Lisis. En este texto, en términos generales el amor es"desear que la persona amada sea lo más feliz posible", nos dice elpersonaje Sócrates, dirigiéndose al joven Lisis, a quien estimula areflexionar en su situación social en el marco de los límites de sucasa. Y Sócrates prosigue su explicación señalando que los padres deljoven le aman, por consiguiente desean su felicidad, sin embargo, nole entregan una libertad absoluta -ya que debe obedecer al esclavode la casa y al maestro en la escuela- pues no posee aún un QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  3. 3. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAconocimiento suficiente de las cosas. Esto significa que se le permitehacer todo aquello de lo cual tiene un conocimiento adecuado. Y asíse desprende que es el conocimiento y no la edad lo importante. Otraconsecuencia es que todos confiarán en nosotros si es que se dancuenta que poseemos el conocimiento para saber hacer. La gente nosestimará en la medida en que seamos útiles. Sócrates señala, al final,que si queremos ser amados, tenemos que adquirir la sabiduría, laque no debe entenderse como un conocimiento teórico, sino práctico.El punto de vista utilitarista de Sócrates es innegable aquí. El diálogoprosigue con la búsqueda -al estilo de Sócrates- de la definición deltérmino "amigo". Pero el vocablo es equívoco, pues puede serutilizado tanto para designar a la persona que quiere como paradesignar a la persona querida. Para clarificar esto, Sócrates pregunta:¿quién es el amigo, el que ama o el que es amado? El interlocutor deSócrates responde que aquí no hay diferencia, sin embargo, es claroque la hay, pues el amor no siempre es correspondido y puedesuceder que alguien ame a quien le odia. En todo caso, no hayclaridad al respecto y, por tanto, Sócrates plantea las cosas de otramanera. Se analiza, a continuación, el adagio que dice que "losemejante es amigo de lo semejante". Según esto los buenos seránamigos de los buenos, y los malos, de los malos. Sin embargo, siaceptamos el concepto platónico de que la maldad significa ignoranciay discordia, los malos no pueden ser amigos de nadie, pues nuncamantienen una semejanza con nada, ni siquiera consigo mismos. Esdecir, el adagio sólo es válido para los buenos o armoniosos. Pero apartir de esto llegamos a una conclusión inesperada: alguiencompletamente bueno y autosuficiente no necesita de nadie que leayude a serlo. Asimismo, si la amistad se fundamenta en lanecesidad, una persona absolutamente buena no la podría sentir.Tampoco, tendría sentido la amistad entre dos personascompletamente buenas, pues no necesitan de nadie.Desde otra perspectiva, si se acepta que la amistad o el amor tienensu origen en la necesidad, es natural que los débiles sean amigos yamantes de los fuertes, los pobres de los ricos, los ignorantes de lossabios, etc. Así, vemos que el amor se da aquí entre contrarios, peroeste punto de vista, si lo vemos bien, nos conduce a algunosabsurdos: porque en este caso serán amigos buenos y malos,valientes y cobardes, justos e injustos, castos y lujuriosos.Así, llegamos a una tercera perspectiva en que lo que no es ni buenoni malo será el amigo o amante de lo bueno o de lo bello que en este QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  4. 4. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAcontexto son idénticos. Más explícitamente, aquello que no es nibueno ni malo ama lo bueno, porque el mal está latente en él. Porejemplo, el cuerpo ama la salud en razón de la presencia de laenfermedad. Asimismo, el amante de la sabiduría ama a ésta, porqueno es absolutamente sabio ni tampoco tan ignorante como para nodarse cuenta de su propia ignorancia. Con esto concluye en el Lisis labúsqueda, en sentido estricto, de un concepto del amor que,evidentemente, en este diálogo no se logra.EL AMOR EN EL DIÁLOGO EL BANQUETEEl Banquete es el diálogo más importante de Platón en torno alconcepto del amor. Sus escenas se desenvuelven justamente en unbanquete que se desarrolla en casa de Agatón para celebrar el éxitode una de sus tragedias. Los comensales han acordado dedicar sureunión, en parte, a realizar discursos sobre el dios Eros, el cual nohabría recibido jamás un elogio consistente por parte de poetas ysofistas. El texto se transforma así en una serie de discursos sobre elamor que van desde lo más superficial a lo más profundo,destacándose el discurso final de Sócrates que nos entrega elpensamiento de Platón al respecto.El primer discurso es el de Fedro quien señala que Eros, el dios delamor, es la divinidad más antigua. Eros, según él, hace que loshombres sientan vergüenza y ambición, además, que el influjo deéste en los hombres es mayor que cualquier otro sentimiento, ya quesu poder impulsa a grandes acciones, como cuando el amante muerepor su amado. En su presencia los amantes se abstienennecesariamente de toda vileza y cobardía. En suma, Eros es unafuerza inspiradora de acciones elevadas.El segundo discurso corresponde a Pausanias, quien distingue entredos tipos de Eros, cada uno de los cuales sigue a una Afroditadistinta: Afrodita Pandemos y Afrodita Celestial. El Eros de AfroditaPandemos, es el de aquellos hombres que aman lo corporal y quebuscan lograr sus fines sin interesarse en el proceso. El Eros deAfrodita Celestial es propio de hombres que buscan la perfecciónmoral. Quien está bajo el influjo de este Eros, busca una relaciónpermanente para la educación física y la filosofía así como educar asu amado en la sabiduría y el valor. QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  5. 5. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAEsta distinción entre los dos Eros demuestra que este discurso estápronunciado con un discernimiento más profundo y con unaconciencia más elevada que la del primer discurso.El tercer discurso es del médico Erixímaco quien -aceptando ladistinción de Pausanias- sostiene que no sólo los hombres poseen undoble Eros, sino todas las cosas. Basándose en la medicina, Erixímacoseñala que los cuerpos poseen este doble Eros o deseo y que es justoconsentir a los buenos deseos que se identifican con el amordenominado celeste. Según Erixímaco es labor del profesional médicosaber cuáles son dichos buenos deseos. Asimismo, para otorgar unmejor orden a las cosas -desde lo humano y lo divino hasta lasestaciones y los climas- debemos estimular los deseos que nosconducen a la piedad y a la justicia. Doquiera que hay armonía yritmo cabe hablar de la presencia del amor. Tal es -grosso modo- lainterpretación que Erixímaco hace de Eros. En ella el significado deEros resulta ampliado al identificárselo con una fuerza universal de lanaturaleza. Ciertamente el discurso de Erixímaco es más profundoque los anteriores, aunque peque de algún grado de arroganciaprofesional.El discurso siguiente desarrolla una fantástica concepciónantropológica y le pertenece a Aristófanes. Éste nos dice que,primitivamente, existían tres tipos de seres humanos, los cualestenían sus órganos duplicados. Unos eran machos; otros, hembras y,finalmente estaban los andróginos. Estos seres primitivos habríanconspirado contra los dioses, y puesto que Zeus no podía destruir laraza humana, dado que ésta era la que adoraba a los dioses, partióen dos a los seres primitivos en castigo por su conspiración. Desdeentonces los seres humanos buscan su otra mitad. Cada mitad de unhombre y mujer primitivos se entregan a la homosexualidad en buscade su otra mitad, en tanto que, la mitad del andrógino se entrega a laheterosexualidad en busca de su otra mitad.Aristófanes en su discurso describe al Eros como un deseoapasionado por algo que es afín a nuestra naturaleza y lacomplementa. Ciertamente aquí Aristófanes confunde amor coninstinto sexual. Sitúa en un mismo nivel el amor homosexual y elamor heterosexual, lo cual, desde la perspectiva de la evoluciónespiritual es un error.El próximo discurso es de Agatón, quien critica a los demás por nohaber descrito, según él, la verdadera naturaleza del Eros. Su QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  6. 6. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAdiscurso utiliza bellas palabras, pero sin mucho control del significadode ellas. Para él Eros posee un sinfín de virtudes tales como labelleza, la ternura, la juventud, el valor, la moderación, la sabiduría yla justicia. Agrega, además, que Eros es el más grande de los poetas,porque es quien inspira la poesía. El Amor habitaría en las almas delos hombres, siendo ajeno a toda violencia y derramando todas lasbendiciones.En síntesis, podemos decir que Agatón piensa que el Eros estásiempre ocupado de la belleza y vive en las almas de los hombres, locual, no es poco decir. Sócrates, además, intentará fundamentar lodicho por Agatón en el discurso que sigue.El discurso del personaje Sócrates puede ser considerado como elverdadero pensamiento de Platón acerca de la naturaleza del amor.¿Cuál es su afirmación fundamental? La afirmación fundamental esque el amor es una forma de necesidad que tiene una meta y surelación con esta meta es de deseo, de exigencia. El amor anhelasiempre lo bello y lo bueno y, por tanto, no es ninguno de éstos sinoalgo intermedio entre lo bello y lo bueno. Tampoco el amor puede serconsiderado un dios, porque si fuera un dios no amaría, puesto queen un ser perfecto es imposible que haya anhelo, deseo o pasión. Porlo mismo, el Amor es un ser entre mortal e inmortal, es decir, unespíritu o daimon. Y al ser un ser intermedio él es quien completa ymantiene conectado a todas las cosas. Platón aclara: "Un dios nopuede mezclarse con el hombre, pero a través de Eros se lleva a cabotoda relación y diálogo de los dioses con los hombres, despiertos o enensueño." (202e)Más precisamente Eros tiene por padre a Poros (Riqueza) y pormadre a Penía (Pobreza). Del primero heredó su tendencia a acapararlo bueno y lo bello, su valentía, su atractivo y poder, su astucia, suanhelo de sabiduría. De la segunda, su falta de bienes, su rudeza, suindigencia. Así, resulta que Eros es filósofo, porque no es ignorante nitampoco sabio. Pero no sólo esto sino también la belleza, porque lameta real del amor es la belleza, la cual , según Platón no esdiferente del bien. Esto significa que el amor busca la felicidad, esdecir, la posesión del bien, al cual tiende todo el género humano.Asimismo, Eros busca la creación en la belleza, tanto en el cuerpocomo en el alma. Platón nos lo aclara: ¿Por qué amor de creación?Dar nacimiento a algo es ser tan duradero e inmortal como un mortalpuede serlo. Estamos de acuerdo, pues, en que Eros ha de desear la QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  7. 7. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAinmortalidad juntamente con lo bueno, si es que desea poseer el bienpara siempre. La inmortalidad es, pues, el objeto de Eros (206e).Para Platón cualquier tendencia a la creación es la búsqueda de lainmortalidad de lo creado. Así, aquellos hombres que son fecundos enel cuerpo son amantes de las mujeres y buscan su inmortalidad ensus hijos. Pero aquellos hombres que son fecundos en el alma,anhelan dar a luz sabiduría y otras formas más elevadas. Ellos son lospoetas y los inventores. Un tipo de hombre aún superior en sabiduríamanifestará ésta en la administración del estado. Es el legislador.Él se prenda de la belleza del alma masculina, pues es este tipo debelleza la que se asocia con lo masculino. Además, busca y seesfuerza por conducirla a su máxima perfección. Aquí hay más filía oamistad que Eros, siendo una relación mucho más estable en lamedida que esta unión tiene su razón de ser en un fruto más bello einmortal.Según el filósofo griego existe una vía ascendente para conocer elverdadero amor, para llegar a la contemplación de lo bello en sí. Setrata de un ascenso erótico que contempla los siguientes grados: 1. El amor a la belleza corporal que posee dos momentos: el amor a un cuerpo bello determinado y el amor a la belleza corpórea en general. 2. El amor a la belleza de las almas, es decir, a la belleza moral que se manifiesta en los quehaceres y en las reglas de conducta de los hombres. 3. El amor a los conocimientos, el cual trasciende la servidumbre de los seres concretos. 4. El amor a lo bello en sí, el cual es el nivel supremo de amor y que se nos revela de súbito, cuando hemos recorrido correctamente los senderos anteriores en todas sus etapas. Esta meta del amor es la Idea misma de lo bello en todo su esplendor. Ella es eterna, increada, imperecedera, estable, porque es eternamente idéntica a sí misma. De esta Belleza en sí,además, participan todas las cosas bellas. QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  8. 8. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAEl AMOR EN EL DIÁLOGO EL FEDROLa otra exposición importante acerca del amor, Platón la realiza en eldiálogo el Fedro. Si bien se trata de una exposición de otro caráctersobre el amor, los planteamientos fundamentales de ambos diálogoscoinciden, aunque sus líneas de desenvolvimiento varían bastante.Todo comienza con una discusión basada en un discurso de Lisiassobre el tema de si es mejor para un joven otorgar sus favores a unapersona que no le ama antes que a una persona que sí le ame. Lisiasseñala que los amantes actúan bajo impulsos que están encadenadospor la pasión que les produce remordimientos y que se presenta enellos como enfermedad. Además, éstos se jactan de sus conquistas yluego las abandonan, son celosos de cualquier compañía y sóloorientan su amor a la flor fugaz de la juventud. En cambio, los que noestán impulsados por el amor, entregan una amistad duradera eindependiente de lo sexual, porque buscan la compañía sin poner lamirada en el placer inmediato y efímero. Su afecto no surge de unapasión, sino de la búsqueda de un propósito común.Este discurso si bien tiene el mérito del equilibrio, de la prudencia esdesorientador en la medida en que confunde realidades muy distintasal no haber definido su autor los términos que emplea. El amor(eros), sin duda, no es la amistad (filía),pero el uno no niega el otro,puesto que son dos manifestaciones válidas de la naturaleza.El discurso siguiente de Sócrates intentará justamente aportarprecisión conceptual al debate. Sócrates comienza haciendo unadiligente definición del amor que nos dice que éste es deseo, peroincluso aquellos que no tienen Eros -según el sentido atribuido antespor Lisias- anhelan lo bello. ¿Sobre la base de qué podremosdiferenciarlos? Sobre la base de dos principios rectores que Platónafirma que existen en nosotros. El primero es un deseo innato deplacer y el segundo una capacidad de juicio desarrollada tendiente alo óptimo. Sucede que a veces tales principios coinciden y otras vecesdiscrepan, en una lucha permanente por la supremacía. Cuandoprevalece el juicio, hay en nosotros autodominio, moderación;cuando, prevalece el deseo éste nos arrastra al exceso (hybris) yactuamos en contra de nuestro juicio. Ahora bien, en relación con elplacer que proporcionan los cuerpos bellos, para Sócrates el excesoes el Eros. Tal Eros es, según el filósofo, una pasión físicadesenfrenada, algo brutal y contrario a la razón. Esta forma de amores mala para el alma del amado, porque el amante fijándose sólo en QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  9. 9. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAsu placer propio perjudica el alma del amado al mantener a éste enun estado de dependencia, de inferioridad y al impedirle, además,salir de la ignorancia.Se trata de un Eros que tiene por objetivo el placer antes que el bien,el cual no sólo es malo para el alma del amado sino también para sucuerpo en la medida en que el amante, poseído por el Eros egoísta,hace de su amado una persona físicamente débil al obligarlo a vivirencerrado en casa, privándolo con ello de dar salud a su cuerpo. Todoesto hace que sea inmensamente más sensato que el amadofavorezca al no poseído por el Eros, de lo contrario se expone a unafecto que es como el del lobo por la oveja. Tal es la acusación deSócrates contra el Eros.Sin embargo, tal Eros no es el verdadero. Más aún, Sócratesconsidera que él ha blasfemado contra el dios del amor y debe pagarcon una retractación -denominada palinodia en el mundo griego-,porque no debía haber dado el nombre de Eros a una locura erótica,totalmente corporal, absurdamente posesiva y egoísta. ¿En quéconsiste esta palinodia? Se trata del mito platónico del viaje del almaque arrojará luz no sólo sobre la verdadera naturaleza del Eros, sinotambién sobre el alma y las ideas eternas, principios indispensablespara comprender la naturaleza del Amor. Según enseña Sócrates elamor es primordialmente una especie de locura -manía- que provienede los dioses, vale decir, divina. Es una manía porque es una emociónirracional, aunque alcanza su más alta expresión sólo cuando se unea las claridades de la razón, por ejemplo, en el amor filosófico de laverdad y de la belleza. Más aún, el Eros es el origen psicológico de labúsqueda del filósofo, puesto que el punto de partida del movimientoy la fuente principal de la acción residen en el alma.Platón representa aquí míticamente el alma como un auriga quedirige un carro alado, formado por dos caballos, uno dócil y el otroobstinado. Cuando acaece la muerte, el alma se eleva hasta el bordedel firmamento y contempla las Ideas eternas que están por encima.Sin embargo, el hacinamiento de las almas le hace perder sus alasprecipitándose otra vez a la tierra. Esta alma que ha visto las Ideascon máxima claridad se convierte en filósofa o en amante de labelleza, en un ser inspirado, pero no con la inspiración del artista -que está en un nivel más bajo-, sino con la inspiración del hombreculto, del sapiente en el arte de la vida. QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  10. 10. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍADesde la perspectiva platónica, cuando en la vida captamosvisualmente el brillante esplendor de la belleza, rememoramos laIdea de la Belleza que vimos con los ojos de alma en el mundoceleste; sin embargo, no podemos hacer la misma percepción de lasabiduría ni de otras realidades dignas de nuestro amor. Sólo labelleza se muestra refulgente en la medida en que es captada por lavista que, según Platón, es el más agudo de nuestros sentidos y poresto mismo es la más amada por todos.Ahora bien, aquel que no está recién iniciado o bien ha sidocorrompido no puede dirigirse desde la belleza sensible a lainteligible. Su mirada queda atrapada por aquella forma imperfectade belleza, entregándose al placer. Pero el recién iniciado que hacontemplado ampliamente las cosas del mundo superior, al ver unrostro divino, una bella imitación de la Belleza o un cuerpo dehermoso aspecto trata de venerarlo como un dios. Luego de estovuelven a salirle alas en todo el territorio de su alma, retornando aese estado anterior en que poseía alas en su totalidad. Entonces, elalma halla descanso en la contemplación del amado, recogiendo eldulce placer de ese momento de unión. El iniciado ya no querrásepararse de su amado porque para él éste es su tesoro másprecioso, una maravilla que le hace olvidar todo hasta el punto deestar dispuesto a convertirse en esclavo con tal que se le deje junto asu amado. Y este es el estado que los hombres llaman amor, nos dicePlatón.Seguidamente, Sócrates nos describe el efecto de Eros sobre el almaen otro aspecto, haciendo uso nuevamente de la parábola del almacomo cochero y de los dos caballos. Ocurre ahora que el caballonegro brinca hacia el amado obstinadamente y no obedece a lasórdenes del cochero, saltando hacia el amado. Sin embargo, al finales amansado. Entonces, el alma del amante, puede acercarse conseguridad al amado y éste puede dejarse venerar por un amantesincero, al cual, finalmente acepta entregándole su amistad.Transcurrido el tiempo las cosas cambian, Platón nos precisa: " Y unavez que lo ha recibido en su trato , la benevolencia del amante , queahora ve de cerca, llena de admiración al amado que comprende que,ni aun todos los demás juntos, amigos y parientes, le ofrecen unapequeña parte de la amistad que encuentra en este amigo poseído deun dios. Y cuando pasa el tiempo en este trato e intimidad, a más delos contactos en los gimnasios y en otros lugares de reunión, elmanantial de aquella corriente que Zeus cuando amaba a QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  11. 11. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAGanímedesllamó ola de deseo, corriendo a raudales hacia elenamorado, en parte desciende a él y, en parte, cuando éste estácompletamente lleno, desborda hacia fuera, y como el aliento o el ecoque de los objetos lisos y resistentes saltan de nuevo al punto dedonde partieron, así la corriente de la hermosura, pasando a travésde los ojos, vuelve de nuevo al hermoso; y cuando, por ese camino,que es el que naturalmente la conduce al alma, ha llegado a ella y laha llenado, reanima los orificios de las plumas, da impulso alnacimiento de éstas y llena de amor a su vez el alma del amado"."Está, pues, enamorado, pero no comprende de qué; y ni sabe lo quele ocurre ni puede explicarlo, sino que, como el que coge de otro unaoftalmía, no puede alegar ninguna razón, y no se da cuenta de que,como en un espejo, se ve a sí mismo en su amante; siempre queaquel está presente, deja, como él, de sufrir, y cuando está ausente,del mismo modo también, lo echa de menos y es echado de menos,teniendo así un contra-amor que es la imagen del amor. Él lo llama ylo cree, no amor, sino amistad, y desea, de un modo semejante queaquel, pero más débilmente, ver, tocar, besar al otro y acostarse conél. Y ,ciertamente, es muy probable que en estas condiciones, se sigapronto lo demás; porque, cuando están acostados juntos, el caballoindisciplinado del amante tiene algo que decir al auriga y consideraque, a cambio de sus muchas fatigas, ha sacado poco provecho; ypor su parte, el del amado no tiene nada que decir, pero hinchado dedeseo y no entendiendo su situación, abraza al amante y lo besa,como quien demuestra su afecto a uno que lo quiere bien, y siempreque están acostados es capaz de no rehusar, por la parte que le toca,sus favores al amante, si éste le pidiera obtenerlos; su compañero deyugo y el auriga se resisten a esto con su razón y pudor.""Así, pues, si es una vida ordenada y a la filosofía a lo que losconduce la victoria de lo mejor que hay en el alma, pasan esta vidaen la dicha y en la armonía, puesto que, gracias a su dominio de símismos y su moderación, han sometido a lo que producía su virtud. Yasí, cuando han llegado al fin de sus vidas, sostenidos ya por alas yligeros, de las tres luchas atléticas de esta justa verdaderamenteolímpica, han vencido en la primera, y ni la sabiduría humana ni lalocura divina pueden conceder al hombre mayor bien. Si por elcontrario, llevan una vida más grosera, sin amor a la filosofía, sino alos honores de este mundo, es fácil que en la embriaguez o encualquier otro momento de descuido los caballos indisciplinados deambos, cogiendo a las almas desprevenidas y coaligándose para el QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  12. 12. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAmismo fin, opten por el partido que para el vulgo ofrece más felicidady consumen la cosa. Una vez consumada, vuelven a lo mismo en losucesivo, pero rara vez, porque cuando obran así no lo hacen con laaprobación de toda su mente. Amigos, sin duda, también lo sonéstos, pero menos que aquéllos; viven el uno para el otro, tantomientras dura el amor como cuando han salido de él, considerandoque se han dado mutuamente y recibido el uno del otro las mayoresfianzas, a las que no es lícito faltar convirtiéndose una vez enenemigos. Y al fin, sin alas, pero no sin haberse esforzado poradquirirlas, abandonan sus cuerpos. En consecuencia, no es pequeñoel premio que obtienen de su locura amorosa; porque no es a lastinieblas ni al viaje subterráneo adonde la ley ordena que vayan losque ya han comenzado el viaje infraceleste, sino que llevando unavida resplandeciente, viajen felices en mutua compañía, y llegado elmomento, lleguen ellas a tener alas en virtud de su amor. Tangrandes son , niño, y tan divinos los dones que te ofrecerá la amistadde un enamorado. En cambio, el trato de uno que no ame, tratomezclado de prudencia mortal y que se entrega a una economíamortal, produciendo en el alma amiga una ruindad que las masasalaban como un mérito, la hará rodar nueve mil años alrededor de latierra y debajo de la tierra, en un estado irracional." (255a)Sócrates ha intentado aquí explicar la verdadera naturaleza de Erosque en este texto comienza y termina con la relación amorosa entreindividuos. El Eros, en definitiva, se sostiene en la captación de laIdeas eternas y se despierta por la visión de la belleza masculina,teniendo como objetivo como meta conducir también al amado hastala intelección de la belleza y la verdad.En síntesis, tanto en el Fedro como en el Banquete -a pesar de susdesarrollos diferentes- hallamos los tres mismos tipos de amantes. Elmás bajo de ellos corresponde a quienes están poseídos por la pasiónmeramente física y egoísta. Un poco más arriba está el amantemoderado que al no ser un filósofo verdadero termina complaciendosu impulso sexual, aún cuando racionalmente. Y ello debido a que suautocontrol es defectuoso. Se trata, en verdad, de un estadointermedio y que es positivo en la medida que prepara para la vidafilosófica.En la cima de esta escala de amantes se halla el auténtico filósofo,quien está más allá de toda servidumbre a lo sexual. Aquí losamantes pertenecen al mismo sexo y su meta no es otra que la QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR
  13. 13. UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FILOSOFÍAinspiración recíproca en la investigación de la verdad y del bien. Yaunque este amor tiene un fundamento en el instinto sexual, losamantes han tenido la fuerza y la sabiduría para sublimarlo en unapasión por el estudio en común. Éste es, también, el verdaderosignificado del "amor platónico" del que tan imprecisamente se habla.Desde la perspectiva de la evolución espiritual la sabiduría de Platónacerca del amor tiene méritos indiscutibles que es innecesariorecalcar, porque están a la vista. Sin embargo, su sabiduría tambiénadolece de errores demasiado importantes como para noconsiderarlos en esta síntesis. Por ejemplo, su concepto del amorestá claramente fundado en una atracción de tipo homosexual,aunque esto tenga como atenuante que el amor platónico es enesencia una unión mental. Recordemos, además, que para estefilósofo las más altas manifestaciones del amor y del afecto se dansólo entre hombres. Con esto Platón simplemente expresaba el sentirnormal de sus contemporáneos, para quienes la mujer era un meroser físico, sin cualidades psíquicas que la hicieran dignas del amor delhombre. Por esto mismo en la Grecia de Platón, el matrimonio nopodía ser más que una unión orientada a la satisfacción de lasnecesidades físicas y a la procreación de los hijos.Platón, en verdad, no va más allá de la cultura de su tiempo al nodarle ningún lugar al amor, a la amistad, al compañerismo entrehombres y mujeres. En definitiva, Platón vio en el amor una fuerzairracional y en esa medida un valor que está por debajo de la esferade la razón. No conoció, por tanto, este filósofo,el verdadero Amorque está más allá de lo irracional y de lo racional. QUE NOS ENSEÑA PLATÓN DEL AMOR

×