Diese Präsentation wurde erfolgreich gemeldet.
Wir verwenden Ihre LinkedIn Profilangaben und Informationen zu Ihren Aktivitäten, um Anzeigen zu personalisieren und Ihnen relevantere Inhalte anzuzeigen. Sie können Ihre Anzeigeneinstellungen jederzeit ändern.
Diagnóstico de la Cadena de
Valor del Sector Forestal
Maderable en la Región Ucayali
POR
ALFREDO RODRÍGUEZ
Y
ROBERTO KOMET...
Acrónimos
ADEX Asociación de Exportadores del Perú
ATFFS Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre
BCR Banco Ce...
3
Índice
1. Introducción.....................................................................................................
4
1. Introducción
El bosque tropical peruano es abundante en especies forestales, de las cuales se
conocen botánicamente m...
5
Gran parte del análisis se realizó con información de las bases de datos de
instituciones gubernamentales, como por ejem...
6
2. Antecedentes relacionados a la investigación
Desde el año 2000 se han desarrollado algunos informes técnicos relacion...
7
Gráfico N° 2: WWF 2008 – Flujograma del Sistema de Comercialización
El mismo estudio y autor presentan además un flujogr...
8
Gráfico N° 3: GTZ 2009 - Cadena de valor de madera aserrada.
Desde su diseño estos antecedentes no distan mucho de lo oc...
9
3. La cadena productiva
El concepto de cadena productiva se refiere al conjunto de agentes económicos que
participan de ...
10
Etapa Actividad Descripción Trámite Administrativo
Instituciones
Públicas
Vinculadas2
Revisión y aprobación del
plan ge...
11
Elaboración propia del estudio
Gráfico N° 4: Flujograma de las Etapas y Procesos de la Cadena de Valor dentro del
Secto...
12
c) Transformación secundaria: Productos con mayor valor agregado. Estos
productos pueden calificarse en 07 tipos:
 Pis...
13
RUC NOMBRE
20129614481 FORESTAL NIETO S.A.C.
20393231417 FORESTAL RENCA S.R.L.
20231257064 FORESTAL ANITA E I R LTDA
20...
14
4. Extracción ó Aprovechamiento
El inicio de la producción maderera, es la extracción de la madera rolliza de los
bosqu...
15
y comuneros respectivamente quienes asumen la responsabilidad administrativa, en
documentación, del área de aprovechami...
16
4.1 Producción Forestal (Aprovechamiento)
En las estadísticas procesadas por el Centro de Información Forestal de la DF...
17
5. Transformación primaria
La industria de aserrío es la más importante actividad de transformación de madera en
la reg...
18
 Secado de la madera
 Clasificación de madera
 Preservación de la madera
 Diseño y acabado de muebles
 Seguridad i...
19
6. Transformación secundaría
Las empresas que intervienen en este eslabón suelen ser informales y por tanto se
observan...
20
7. Distribución y comercialización
La madera de Ucayali llega a Lima por la Carretera Federico Basadre, sin embargo se
...
21
Existe un pequeño grupo de empresarios que se proyectan a nuevos mercados
con mejores niveles adquisitivos, pero casi t...
22
Cuadro Nº 7
Producción Nacional y Exportación Total de Madera por años (m3
)
2004 2005 2006 2007 2008
Producción Total ...
23
8. La Certificación Forestal
La certificación forestal es un proceso voluntario por el cual una tercera parte
independi...
24
Los principios y criterios del FSC constituyen la base de todos los estándares de
manejo forestal. Basándose en estos 1...
25
La Oficina Nacional del FSC (FSC Perú). Este Consejo, fundado en el 2000 y
reconocido en el 2001 por el Forest Stewards...
26
PGMF combinada con la certificación de cadena de custodia “multisitios”: dos
plantas industriales, un depósito y un cen...
27
9. Origen de capitales y tributaciones
En base a la información recogida se ha identificado un selecto grupo de empresa...
28
embargo cada contrato de concesión independiente se adjudica una tasa de
pago anual propia.
Derecho de aprovechamiento ...
29
Cuadro Nº 12
Pagos por derecho de procedimiento
Denominación del Procedimiento Derecho de Trámite
Aprobación del Plan G...
30
9.1.3Derecho de Aprovechamiento al Estado Natural
Para profundizar en el análisis del estado actual de las concesiones ...
31
10. Condiciones laborales y sociales
La alta proporción de informalidad en el sector forestal no permite disponer de
es...
32
 El 90% no se ha capacitado en ningún tema específico durante los dos últimos
años.
 El 84% de las empresas no consid...
33
dispone de estadísticas, que muestren cuales ó cuantas son esas empresas que
han mejorado las condiciones laborales de ...
34
11.Breve contexto sectorial y jurídico administrativo
La gestión y administración del recurso forestal maderable a nive...
35
Cuadro Nº 15
Aprovechamiento de recursos forestales maderables por categoría de ordenamiento
Categoría de ordenamiento
...
36
Etapa
Modalidad Propiedad de
la tierra
Documentación
Tipo Recurso / Actividad Tipo
secos estado
Tierras privadas
Para c...
37
CUADRO Nº 17
Volúmenes a autorizar
Departamento
Volumen a autorizar (m3
/ha)*
Autorización
automática
Información
secun...
38
Cuadro N° 19
Número de concesiones otorgadas en la Región Ucayali
Región Numero de
Concesiones
Área Total (ha) Área pro...
39
En el contrato de concesión también se reconocen otros derechos del
concesionario como son:
 A los beneficios tributar...
40
solo con un procesos de gabinete si validar la información en campo (mucho más
barato), aceptan adelantos de los “habil...
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali
Nächste SlideShare
Wird geladen in …5
×

Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali

3.285 Aufrufe

Veröffentlicht am

Analiza la cadena productiva y comercial del sector forestal maderable en la región buscando: (1) describir y analizar el flujo de la cadena del sector a nivel de la Región Ucayali; (2) describir y analizar las características de los productores (extractores) forestales; (3) describir y analizar las características de la industria y centro de transformación; y, (4) Describir y analizar las características de los flujos de comercialización incluyendo la dinámica de los productos hacia el mercado local y externo.

Veröffentlicht in: Umweltschutz
  • Als Erste(r) kommentieren

Diagnóstico de la Cadena de Valor Forestal de Ucayali

  1. 1. Diagnóstico de la Cadena de Valor del Sector Forestal Maderable en la Región Ucayali POR ALFREDO RODRÍGUEZ Y ROBERTO KOMETTER Mayo 2012 Bio Modus Tropical www.biomodus.net
  2. 2. Acrónimos ADEX Asociación de Exportadores del Perú ATFFS Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre BCR Banco Central de Reserva BPP Bosques de Producción Permanente CIF Centro de Información Forestal CITE Centro de Innovación Tecnológica CITES Convenio Internacional sobre Especies Amenazadas de la Flora y la Fauna Silvestres CODESU Consorcio para el Desarrollo Sostenible de Ucayali DGFFS Dirección General Forestal y Fauna Silvestre FAO Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación FOB Free On Board FSC Consejo de la Administración Forestal GR Gobierno Regional GT Guías de Transporte GTF Guía de Transporte Forestal GTF-R GTF de Re-transporte Forestal GTZ Cooperación Técnica Alemana IDH Índice de desarrollo humano IFFS Intendencia Forestal y de Fauna Silvestre IGV Impuesto General a las Ventas IIAP Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana INEI Instituto Nacional de Estadística e Informática INRENA Instituto Nacional de Recursos Naturales LO Libro de Operaciones MINAG Ministerio de Agricultura OIMT Organización Internacional de Maderas Tropicales OIT Organización Internacional del Trabajo ONERN Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales OSINFOR Organismo Supervisor de los Recursos Forestales Maderables MINAM Ministerio del Ambiente PBI Producto Bruto Interno PCA Parcela de Corta Anual PCE Puesto de Control Estratégico PCM Presidencia del Consejo de Ministros PEA Población económicamente activa PGMF Plan General de Manejo Forestal PNUD Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo POA Plan Operativo Anual SENASA Servicio Nacional de Sanidad Agraria SIICEX Sistema Integrado de Información de Comercio Exterior SNIC Sistema Nacional de Información y Control Forestal y de Fauna Silvestre SUNAT Superintendencia Nacional de Administración Tributaria TLC Tratado de Libre Comercio Trade Map Centro Internacional Comercial TUPA Texto Único de Procedimientos Administrativos UMF Unidades de Manejo Forestal UIT Unidad Impositiva Tributaria UPS Sistema de alimentación ininterrumpida VAB Valor Agregado Bruto WWF World Wildlife Fund
  3. 3. 3 Índice 1. Introducción......................................................................................................................... 4 1.1 Metodología ...................................................................................................................... 4 2. Antecedentes relacionados a la investigación............................................................... 6 3. La cadena productiva......................................................................................................... 9 3.1 Flujo administrativo de la cadena de valor................................................................... 9 3.2 Flujo productivo de la cadena de valor....................................................................... 11 4. Extracción ó Aprovechamiento....................................................................................... 14 4.1 Producción Forestal (Aprovechamiento) .................................................................... 16 5. Transformación primaria.................................................................................................. 17 5.1 Productividad .................................................................................................................. 18 6. Transformación secundaría ............................................................................................ 19 7. Distribución y comercialización ...................................................................................... 20 7.1 Mercados de Destino..................................................................................................... 20 7.2 Exportaciones Regionales ............................................................................................ 22 8. La Certificación Forestal.................................................................................................. 23 8.1 Principios del FSC.......................................................................................................... 23 8.2 La certificación FSC en el Perú.................................................................................... 24 8.3 Unidades de manejo forestal y empresas de transformación certificadas............ 26 9. Origen de capitales y tributaciones ............................................................................. 27 9.1 Identificación de los impuestos dentro de la cadena de valor (entidad recaudadora, rubro/concepto y valores)..................................................................... 27 10. Condiciones laborales y sociales................................................................................. 31 10.1 Condiciones generales.................................................................................................. 32 10.2 Buenas prácticas laborales........................................................................................... 32 11. Breve contexto sectorial y jurídico administrativo ..................................................... 34 11.1 Características de los procesos de concesión y el aprovechamiento forestal maderable........................................................................................................................ 37 11.2 Deficiencias y cuellos de botella en el sistema de control....................................... 39 12. Contexto Socio-Económico .......................................................................................... 41 12.1 Densidad poblacional .................................................................................................... 41 12.2 Índice de desarrollo humano ........................................................................................ 41 12.3 Servicios básicos............................................................................................................ 41 12.4 Población económicamente activa.............................................................................. 42 12.5 Producto interno bruto................................................................................................... 42 12.6 Principales sectores....................................................................................................... 42 12.7 Inversiones...................................................................................................................... 43 12.8 Crédito del sistema financiero...................................................................................... 44 13. Discusiones finales ........................................................................................................ 45 14. Referencias ..................................................................................................................... 47 15. Anexos ............................................................................................................................. 49
  4. 4. 4 1. Introducción El bosque tropical peruano es abundante en especies forestales, de las cuales se conocen botánicamente muy pocas y se comercializan menos de un ciento, y cuyos productos finales, además, enfrentan problemas tecnológicos al momento de su transformación. La región Ucayali está cubierta de bosques primarios en un 95%, en donde se han establecido aproximadamente el 30% de las concesiones forestales, siendo la producción anual de madera rolliza para el 2011 superior a los 84 mil metros cúbicos, sin embargo, es la cifra más baja de los últimos cinco años. Esta producción es transformada en alrededor de 315 empresas1 de aserrío formales con una capacidad instalada obsoleta y ratios de rendimiento menores al 40%. El sector está dividido en tres actividades fundamentales: el aprovechamiento forestal (extracción de madera), la transformación primaria (aserrío, secado y preservación, fabricación de tableros, chapas y pisos) y la transformación secundaria (partes y piezas, carpintería de obra, muebles y artesanía). Los operadores, a lo largo de toda la cadena, utilizan tecnología poco desarrollada, lo que no permite aprovechar eficientemente la madera extraída y procesada, generando así un alto porcentaje de desperdicios que no adquieren un valor económico representativo. Las operaciones a nivel industrial no se han implementado adecuadamente, los procesos productivos presentan deficiencias y la tecnología es obsoleta. En consecuencia el producto final no tiene la calidad adecuada suficiente. Con un panorama tan desalentador y con la intención de conocer con precisión la problemática sectorial existe la necesidad de caracterizar la cadena de valor de la producción de madera en la Región Ucayali. El siguiente diagnóstico analiza la cadena productiva y comercial del sector forestal maderable en la región buscando: (1) describir y analizar el flujo de la cadena del sector a nivel de la Región Ucayali; (2) describir y analizar las características de los productores (extractores) forestales; (3) describir y analizar las características de la industria y centro de transformación; y, (4) Describir y analizar las características de los flujos de comercialización incluyendo la dinámica de los productos hacia el mercado local y externo. Los alcances del análisis se dan en un contexto en el que las políticas de compra de maderas de los mercados más exigentes responden a una gestión debidamente articulada entre agentes gubernamentales, empresas distribuidoras y una sociedad preocupada por el tema ambiental; mientras que los actores públicos y privados del sub-sector forestal maderero peruano todavía no han incorporado este tema a una agenda común que facilite evaluar con mayor precisión las implicancias e impactos de estos nuevos requerimientos de tendencia global. 1.1 Metodología Para la elaboración del diagnóstico se trabajo con dos tipos de información: (a) información secundaria, recopilando documentación existente, en su mayoría literatura publicada, archivos digitales distribuidos por organizaciones reconocidas e informes no publicados y (b) información primaria, obtenida a través de una encuesta a los responsables de empresas representativas e instituciones de fiscalización y control. 1 Empresas de aserrío registradas y activas a abril del 2012 sobre la base de la oficina regional (Pucallpa) de la Súper Intendencia Nacional Tributaria (SUNAT).
  5. 5. 5 Gran parte del análisis se realizó con información de las bases de datos de instituciones gubernamentales, como por ejemplo la Superintendencia Nacional Tributaria (SUNAT - ADUANAS), la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (DGFFS), la Asociación de Exportadores (ADEX), el Sistema Integrado de Información de Comercio Exterior (SIICEX), el Centro Internacional de Comercio (Trade Map) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Para recoger la información fue necesario diseñar una encuesta (Anexo 2) aplicada en las entrevistas con los representantes de las empresas e instituciones (obteniéndose información del registros de las operaciones de aprovechamiento, movilización, transformación, ventas, gastos e inversiones, entre otros). Al procesar y analizar la información se pudo determinar, evaluar y definir la producción comercial contenida dentro de las unidades evaluadas. La estructura del documento fue concordada con el equipo técnico de la OIT.
  6. 6. 6 2. Antecedentes relacionados a la investigación Desde el año 2000 se han desarrollado algunos informes técnicos relacionados al diagnóstico aquí descrito (ver bibliografía – punto 14), pero más enfocados a la interpretación operacional y productiva de la cadena de valor con especial enfoque en la industria, ya que el poco acceso al bosque y la falta de investigación han impedido el desarrollo de estudios que se concentren en el manejo forestal tropical tomando como muestra las unidades de aprovechamiento regionales. En el año 2000 una publicación de CITE Maderas y la GTZ, señalaban que en Ucayali “se registran más de 1840 unidades productivas entre micro, pequeñas y medianas empresas, clasificadas en diferentes tipos de actividad productiva, como extracción y transporte, aserrío, fabricación de tableros, parquetería, reaserrío, carpintería y mueblería entre otros”. Precisan además que “En los rubros de extracción y transporte se genera el 46% de empleo directo, en los de transformación primaria (aserrío, reaserrío, parquetería, tableros) el 45% y en transformación secundaria y otros, el 9%.”(Quevedo 2000) En el 2003, el Consorcio para el Desarrollo Sostenible de Ucayali (CODESU) mostró el siguiente diagrama de la cadena de valor: Gráfico N° 1: CODESU 2003 - Cadena de valor de la madera. El flujo de la cadena de valor no ha cambiado considerablemente desde aquel entonces, pero es necesario agregar que el proceso de asignación de concesiones se dio recién entre el 2000 y 2004, por lo que tal vez este diagrama no haya contemplado para aquel entonces esa estructura. Se puede apreciar que uno de los inicios de la estructura se menciona “extracción bosques carretera”, algo que en la actualidad, para la ley vigente, tendría que ser considerado como un permiso de extracción y que por su naturaleza, de no ser autorizado por la oficina nacional de control forestal, sería considerado de procedencia ilegal. En el 2008, un estudio de consultoría de la WWF (Rodríguez 2008), muestra un flujograma respecto al sistema de la comercialización de la madera.
  7. 7. 7 Gráfico N° 2: WWF 2008 – Flujograma del Sistema de Comercialización El mismo estudio y autor presentan además un flujograma que interpreta la cadena comercial. GTZ, en el 2009, propone en Nicaragua un esquema más interesante, integrando dentro de la cadena de valor a los actores y procesos que influyen en ella. Además, se reconoce como actores, dentro de la cadena de transformación primaria de la madera a las comunidades nativas, dueños de bosques (por ser el caso de Nicaragua), aserraderos, abastecedores de insumos, mueblerías y exportadores. Asimismo, incluye actores de apoyo como ONGs, Cooperaciones Internacionales y gobiernos regionales. Intermediario DistribuidorProductor Local Industria Local Consumidor Final Empresarios Industriales Comercializadores Exportadores LimaPucallpa Empresas Industriales Concesionarias Madereros Ilegales Habilitadores Comunidad Nativa Habilitadores Comercializadores Exportadores Empresarios Habilitadores Habilitadores Financieros Habilitadores Comerciales Exportadores
  8. 8. 8 Gráfico N° 3: GTZ 2009 - Cadena de valor de madera aserrada. Desde su diseño estos antecedentes no distan mucho de lo ocurrido en la realidad, sin embargo, ellas presentarán alteraciones de acuerdo al entorno actual y las dinámicas de mercado, con ello queremos enfatizar que los flujos no son estáticos y solo representan un momento dado.
  9. 9. 9 3. La cadena productiva El concepto de cadena productiva se refiere al conjunto de agentes económicos que participan de manera directa en la producción, transformación, traslado y distribución hasta el mercado de un mismo producto. Es decir, trata de la interrelación de estos agentes por medio del mercado (Del Águila et al. 2008). Esta visión de la cadena productiva delimita mejor las responsabilidades y permite un trabajo más efectivo, ya que subdivide el proceso productivo en diversas actividades especializadas, y permite que todos los actores (proveedores de insumos y servicios, productores, transportistas, comercializadores, etc.) identifiquen sus fortalezas y también las sinergias para conseguir mejores oportunidades de negocios. Adicionalmente, y ya que la cadena productiva solo involucra a los “agentes económicos”, se pueden realizar variantes para identificar además a las organizaciones externas involucradas en lo administrativo (eg. SUNAT), así como además a las agencias que brindan asistencia técnica (eg. la cooperación internacional). Para comprender y poder diseñar adecuadamente la cadena productiva se sugiere tomar conocimiento del flujo administrativo que debe de cumplir el sector en estudio, de ese modo se pueden identificar los grupos formales e informales. 3.1Flujo administrativo de la cadena de valor En el siguiente cuadro se presenta un flujograma administrativo modelo genérico de la cadena del sector forestal para la región priorizada, puede haber variaciones en cuanto a los puestos de control, instituciones encargadas o vías de flujo, sin embargo el proceso es similar pero no es una receta única. Cuadro N° 1 Etapas y Procesos de la Cadena de Valor dentro del Sector Forestal Etapa Actividad Descripción Trámite Administrativo Instituciones Públicas Vinculadas2 Planificación Suscripción o adquisición de contrato de concesión forestal frente al Estado y la autoridad forestal pública Pago anual por el Derecho de Aprovechamiento3 suscrito en el contrato de concesión entre el concesionario y el Estado - DGFFS - Gobierno Regional - Banco de la Nación - OSINFOR Elaboración del censo forestal y formulación del PGMF Ninguno Ninguna Presentación del PGMF ante la autoridad pública forestal Pago por derecho a trámite - DGFFS - Gobierno Regional - Banco de la Nación 2 Las instituciones públicas vinculadas son solo las que ejercerán una función de control-fiscalización. Imponen pago de tasas por derechos, sanciones u otros y son importantes para la materia de este estudio. 3 Si se incluye la extracción de Caoba el valor del pago por DA es de US$14.5 por m3 rollizo. 1 2 3
  10. 10. 10 Etapa Actividad Descripción Trámite Administrativo Instituciones Públicas Vinculadas2 Revisión y aprobación del plan general de manejo por parte de la autoridad pública forestal Ninguno - DGFFS - Gobierno Regional Formulación y elaboración del documento de gestión anual (POA) Ninguno Ninguna Presentación del documento de gestión anual (POA) ante la autoridad pública forestal Pago por derecho a trámite - DGFFS - Gobierno Regional - Banco de la Nación Revisión, inspección ocular y aprobación del POA por parte del Gobierno Regional Ninguno - DGFFS - Gobierno Regional Movilización Solicitud de emisión de las Guías de Transporte Forestal al Estado Natural Pago por derecho a trámite - DGFFS - Gobierno Regional Transporte de la producción en campo hacia el aserradero. Si el producto es transferido comercialmente requiere comprobante de pago y movilización (factura y guía comercial) - DGFFS - Gobierno Regional - SUNAT Transformación(Aserrío) Solicitud de autorización o renovación para la transformación (aserrío) - Pago por derecho a trámite - Licencia de Funcionamiento - DGFFS - Gobierno Regional - Municipio Local Solicitud de emisión de las Guías de Transporte Forestal (productos transformados) Pago por derecho a emisión de la guía - DGFFS - Gobierno Regional Transporte de la producción en planta hacia el distribuidor/cliente Si el producto es transferido comercialmente requiere comprobante de pago y movilización (factura y guía comercial) - DGFFS - Gobierno Regional - SUNAT Comercio-Distribución Solicitud de registro y/o /autorización depósitos y/o establecimientos comerciales - Pago por derecho a trámite - Licencia de Funcionamiento - DGFFS - Gobierno Regional - Municipio Local Registro/Renovación Exportador Pago por derecho a trámite - DGFFS Permiso Exportación Inspección y aprobación Exportación Si el producto es transferido comercialmente requiere comprobante de pago y movilización (factura y guía comercial) - DGFFS - SUNAT (ADUANAS) - SENASA 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
  11. 11. 11 Elaboración propia del estudio Gráfico N° 4: Flujograma de las Etapas y Procesos de la Cadena de Valor dentro del Sector Forestal Planificación Aprovechamiento Transformación (Aserrío) Comercio y Distribución 3.2Flujo productivo de la cadena de valor Para este estudio la identificación de la cadena productiva de la madera se tomará como base la clasificación establecida por la Dirección General de Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (DGFFS), que reconoce cuatro fases: a) Extracción ó Aprovechamiento: Procesos que se realiza en los bosques de producción naturales y/o en las plantaciones forestales. Principal producto: trozas: dimensionadas en campo en función al largo de la madera a transformar (mayor a 6’). b) Transformación primaria:  Aserrado: Operaciones de corte, cepillado, secado y preservación Principales medidas: - Madera comercial: 2-3-4” de espesor, 5” a más de ancho y más de 6’ de longitud. - Madera larga angosta: 2- 4” de espesor, anchos menores de 5” y más de 6’de longitud. - Madera corta: 2” a más de espesor, 2” a más de ancho y menos de 6’ de longitud. - Madera de corte especial: 1” de espesor, 5” a más de ancho y a más de 6’ de longitud.  Laminado: Fabricación de láminas (“triplay”) de madera prensada y enchapes decorativos. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
  12. 12. 12 c) Transformación secundaria: Productos con mayor valor agregado. Estos productos pueden calificarse en 07 tipos:  Pisos (parquet, decking, flooring)  Muebles domésticos y de oficina.  Acabados (marcos, puertas, ventanas, entre otros)  Construcción y encofrado.  Embalajes.  Carrocerías.  Astilleros. d) Comercialización: Venta y distribución de los productos terminados. A partir de la identificación y caracterización de los actores involucrados en la cadena productiva de la madera, se aplicará el concepto de «cadena de valor» propuesto por Michael Porter (1985) La actividad maderera en la región se configura como un espacio con características homogéneas y que alberga tanto a la primera como a la segunda transformación de la cadena productiva de la madera. Sus principales proveedores son los operadores forestales (extractores) y sus clientes más importantes son consumidores locales con demandas muy variables pero de mínima exigencia de calidad y precios bajos. Son muy pocas las empresas que tienen una estructura integrada operando tanto en el bosque como movilizando y transformado su propia madera. Generalmente, las que han llegado a consolidar tal tamaño de operación son grandes empresas con inversión de capitales extranjeros. La SUNAT (2012)4 ha identificado 33 empresas forestales denominadas como “principales contribuyentes”, las que representan menos del 2% de la industria formal en Pucallpa. Cuadro N° 2 Principales Contribuyentes del Sector Forestal en la región Ucayali (SUNAT 2012) RUC NOMBRE 20393509121 E Y J MATTHEI EXOTIC TIMBER S.R.L. 10211463622 RUIZ GONGORA NILSA GRACIELA 17232763051 BARRIOS GALVAN RAMIRO EDWIN 20508600195 A & A PERU S.A.C. 20128806939 FORESTAL CABRERA S.A.C 20128951947 ASERRADERO ATALAYA S.R.L. 20393514982 INDUSTRIA MADERERA RALLY S.A.C. 20393539381 MADERERA VIERA E.I.R.L 20393273926 UNION DE EMPRESAS MADERERAS UCAYALINAS S.A.C. 20310157661 PERU TIMBER S.A.C. 20514432920 PODIUM FORESTAL SAC 20393465248 MADERAP S.A.C. 20393348870 HERMANOS FORESTAL S.A.C. 10000019858 CHUQUIPIONDO CARRILLO EDELMIRA 20393349841 CORPORACION INDUSTRIAL MADERERA DEL PERU S.A.C. 20233021955 NCS AMERICAN FORESTAL SAC 20283381804 CARLOS HENDERSON E HIJO S C R LTDA 20393084368 ASERRADERO RIO PACHITEA S.R.L. 20352166007 INDUSTRIA FORESTAL HUAYRURO S.A.C 20352413616 INDUSTRIAL FORESTAL CABRERA S.A.C 20352443523 J & F INDUSTRIAL Y COMERCIAL E.I.R.L 20352486508 SHIHUAHUACO S.A.C. 20393150760 COORPORATION AMAZON WOOD S.A.C. 4 Base de Datos de SUNAT Pucallpa
  13. 13. 13 RUC NOMBRE 20129614481 FORESTAL NIETO S.A.C. 20393231417 FORESTAL RENCA S.R.L. 20231257064 FORESTAL ANITA E I R LTDA 20309681585 FORESTAL MENDOZA E.I.R.LTDA 20309877641 MADERERA SAN JORGE E.I.R.LTDA. 20393224984 GRUPO DE INVERSIONES N & H S.R.L. 20393323966 INVERSIONES FORESTALES N Y S E.I.R.L. 20393327872 MADERERA LOS INKAS S.A.C. 20393409259 NEGOCIOS MADERABLES NIVA E.I.R.L. 20393451026 MADERERA TELLO E.I.R.L. Fuente: SUNAT, elaboración propia del estudio El proceso de producción es llevado a cabo por pequeñas y microempresas, cuyas posibilidades de agregar valor se ven limitadas por su escasa capacidad financiera, de gestión e innovación, así como por una pobre tecnificación. De igual modo, tomando la información proporcionada por la SUNAT y cruzándola con la obtenida en la DFFS de la Región, se identificó que del total de unidades de negocios, aproximadamente 8.5% corresponden a concesiones forestales que mantienen un titulo y operan su propio bosque, 74% no tienen títulos y son operadores externos o brindan algún servicio (eg. aprovechamiento, transporte, entre otros), 16% son industrias de transformación pequeñas o medianas, y tan solo menos del 2% es considerado un principal contribuyente, teniendo además la capacidad de integrar toda su cadena de abastecimiento, producción, y distribución independientemente. Grafico N° 5: Mapa de proceso productivo de la madera - Pucallpa Finalmente, existen dos procesos de transformación, cada uno relacionado al tipo de productos elaborados. Uno de ellos agrega poco valor a su producto y sigue una estrategia de precios bajos, relacionados con el uso de tecnología muy básica, bajos horizontes de calidad, mano de obra poco calificada y capacidad de gestión poco desarrollada, todo lo cual se refleja en bajos niveles de efectividad. El otro proceso está representado por un pequeño grupo con una perspectiva de mercado más amplia, con otros niveles de exigencia y preocupación por la calidad, y que valoran la necesidad de mejoras en los aspectos tecnológicos y con una clara visión empresarial. Esta nueva visión se hace evidente en la implementación de los hornos de secado; sin embargo, este grupo aún no incorpora tecnología de punta a sus procesos de producción. Industrias de Transformación primaria y secundaria Concesiones Forestales Operadores forestales y servicios diversos Mercado local Mercado nacional Mercado internacional 8.5% 74% 16% Micro y pequeña empresa 1.5% Principal contribuyente 60% 30% 10%
  14. 14. 14 4. Extracción ó Aprovechamiento El inicio de la producción maderera, es la extracción de la madera rolliza de los bosques productivos, que generalmente se desarrolla de forma manual y mecanizada, estas modalidades, además requieren servicios de transporte fluvial o terrestre, izaje de grúa, entre otros. La modalidad de extracción más difundida es la mecanizada, que utiliza equipo y maquinaria como tractores forestales, tractores de oruga, camiones tronqueros, cargadores frontales, además de los equipos menores como motosierras y winches. La cantidad de equipos depende del tamaño de la operación y de la capacidad empresarial. La extracción manual, que ya es poco difundida en comparación con décadas pasadas, es ejecutada normalmente por micro y pequeños productores que utilizando aparejos de uso manual como molinetes, palancas, winches y equipos livianos como motosierras. La extracción maderera se diferencia de acuerdo a la época del año en la que se realiza por eso se dice que es estacional. En los meses de mayor precipitación, noviembre a abril, se desarrolla en las áreas donde existe mayor facilidad de transporte de la madera rolliza por ríos y quebradas. Las trozas de madera son ordenadas y acondicionadas en forma de boyas flotantes que se empujan o tiran con un motor denominado remolcador. Generalmente la madera que no flota o en algunos casos para una mayor seguridad, las trozas son transportadas sobre embarcaciones denominadas "chatas". En los meses de menor precipitación, mayo a octubre la extracción se realiza en áreas con facilidad de transporte por carretera, que están ubicadas en forma zonas con acceso desde la carretera Federico Basadre. En este caso el transporte se hace a través de camiones denominados “tronqueros”. Toda la madera tanto por río como por carretera es transportada hacia Pucallpa donde están instaladas las plantas de transformación en la Región Ucayali, sin embargo esta situación cambiará en los próximos años, dado la construcción de la carretera Atalaya – Puerto Ocopa que le da acceso directo desde Lima a la parte alta de la cuenca del río Ucayali, estimándose que en los próximos años al menos un 30% de los aserraderos de Pucallpa se trasladarán hacia Atalaya. La modalidad más usada para el aprovechamiento de la madera en la zona es la de la habilitación o el habilitado de madera. Los habilitadores son los dueños de capital y subcontratan a empresarios madereros para que consigan los volúmenes que ellos requieren, ya sea de concesiones forestales, predios privados o comunidades nativas. Difícilmente se llega a conocer la identidad de estas personas, ya que no se encuentran directamente presentes en la cadena, sino que usan sus recursos para apalancar las operaciones a través de empresarios madereros de la zona; son éstos quienes se encargan de tramitar todos los permisos que sean necesarios para que las autoridades forestales autoricen sus movimientos industriales. Los empresarios locales buscan acuerdos con titulares de concesiones de escasa capacidad logística, dueños de predios privados y comuneros indígenas para tener acceso a sus áreas de producción y desarrollar todas las acciones necesarias (permisos, pagos por aprovechamiento, trámites burocráticos, etc), el aprovechamiento propiamente dicho, transporte y aserrío. De este modo entregan su producto final a quien demandó sus servicios; actuando como proveedores de madera. Casi todos los empresarios madereros tienen o han tenido en su momento una concesión pero prefieren trabajar con comunidades indígenas ya que representan menos dificultades directas, generando muchas veces problemas administrativos hacia las mismas comunidades. Si bien lo madereros que trabajan en concesiones usan la personería jurídica de los concesionarios; en caso de predios privados y comunidades indígenas, son los dueños
  15. 15. 15 y comuneros respectivamente quienes asumen la responsabilidad administrativa, en documentación, del área de aprovechamiento. Los empresarios, con fondos del habilitador, corren con los costos administrativos; limitando a los dueños a sólo firmar la documentación requerida. Es así como el habilitador se libra de responsabilidades tributarias, conflictos con los apoderados de la tierra, inconvenientes con la producción, problemas operativos, entre otros; y recibe su producto final con el compromiso del empresario. Por otro lado; el habilitador debe tener un buen respaldo financiero para sostener los costos logísticos del aprovechamiento forestal. Además, al no estar directamente dentro de la cadena comercial, dependerá en gran medida de la habilidad empresarial de su proveedor. Son los empresarios madereros los encargados de acordar un contrato con dueños de predios privados y comunidades indígenas para el aprovechamiento forestal a mediana o alta escala; en el cual indican que el 70% del volumen aprovechado al final de la zafra corresponde al empresario maderero y el 30% corresponde al dueño o comunidad; esto por ser los primeros quienes ejecutan todas las labores administrativas (tramitar permisos de aprovechamiento) y operativas (diseñar y ejecutar los POAs). Estos convenios son aprobados por ambas partes en asambleas comunales y certificadas notarialmente. Los empresarios son quienes corren con todos los costos acarreados. El dueño de la tierra tiene la libertad de elegir a quien vende su producto, sin embargo, por no contar con capacidad logística para transportar su madera hasta Pucallpa, es el mismo empresario que trabajó en sus tierras el comprador final de su producto. A esto se le suma el vacío de capacidades forestales que existe en la mayoría de comunidades, salvo brillantes excepciones como la comunidad de Puerto Esperanza y otras aledañas en el distrito de Raymondi debido a la asistencia técnica recibida por parte de diversos proyectos liderados por la oficina nacional de la WWF. La capacidad más importante para esta interacción es la cubicación. Los comuneros, al no saber el volumen real en pies rollizos de su madera, son blancos fáciles para quienes quieren aprovechar esta debilidad, dando menos compensación económica de la que corresponde. Asimismo, una costumbre frecuente en este tipo de contrato con comuneros es que estos soliciten adelantos de dinero o materiales al empresario antes de finalizar el aprovechamiento llevando un balance a cuenta de la ganancia por la madera. Al final del ciclo de aprovechamiento se pagará el saldo en función a los requerimientos previos: cubicación – requerimientos = saldo (puede ser positivo o negativo). De este modo se han presentado casos de comunidades que terminan endeudadas al final de la zafra y son comprometidas a seguir trabajando con los madereros. Existen, además, dueños de predios privados que manejan sus unidades de producción por su propia cuenta; sin embargo, la tendencia indica que eventualmente éstos vayan desapareciendo y sus bosques sean aprovechados por los empresarios madereros habilitados.
  16. 16. 16 4.1 Producción Forestal (Aprovechamiento) En las estadísticas procesadas por el Centro de Información Forestal de la DFFS regional, entre los años 2007 al 2011, se registra la producción (extracción) anual de madera rolliza (incluidas todas las especies). Cuadro Nº 3 Producción de Madera Rolliza (m3 ) Región Ucayali 2007 2008 2009 2010 2011 Concesiones 298,397 278,768 191,562 89,780 84,589 Permisos 29,480 10,317 6,671 42,453 100,478 Total 327,877 289,085 198,233 132,233 185,067 Fuente: ATFFS Pucallpa. Elaboración propia del estudio Analizando esta información se puede ver claramente el decremento lineal del aprovechamiento en la región para las concesiones forestales con un porcentaje de variación promedio de poco más del -24%, sin embargo, es interesante notar como para el 2011 el aprovechamiento realizado en las comunidades y predios lidera ligeramente las estadísticas.
  17. 17. 17 5. Transformación primaria La industria de aserrío es la más importante actividad de transformación de madera en la región. De acuerdo a la SUNAT existen 328 aserraderos y/o cepilladoras formales en la actualidad, estimando los centros de transformación informal menores en alrededor de 1000, ubicándose los más importantes en la ciudad de Pucallpa. En su conjunto, estas operaciones cuentan con una capacidad instalada estimada superior al millón de m³. La línea básica de transformación esta compuesto por la sierra principal, carro porta trozas, canteadoras y despuntadora. A esto se debe agregar la línea de mantenimiento para la sierra principal de cinta, sierras de disco simple, disco de dientes carburados, cuchillas, fresas, etc. El principal producto es la madera aserrada, donde se distingue la denominación "madera comercial", presentada generalmente en grandes bloques con espesores de 3 y 4 pulgadas, anchos variables de 6 a más pulgadas y longitud también variable mayor de 5 pies. La denominada "madera corta", tiene largos menores a 6 pies. Adicionalmente a la línea principal de producción generalmente los aserraderos tiene una línea de recuperación de madera aserrada con la utilización de sierras circulares, Este trabajo es contratado con terceros, pequeños productores que pagan al aserradero con un porcentaje de la producción de la madera recuperada. Un aspecto importante de la producción es el secado de la madera, sin embargo sólo un 20 % de los aserraderos cuenta con hornos de secado, lo que les ha permitido incorporar líneas de producción complementarias como parquet, machihembrados, molduras y madera dimensionada. Las deficiencias más notorias de este tipo de industria son el elevado desperdicio (más del 40%) de la materia prima, el poco valor agregado a los productos forestales y el déficit de capacidad de secado de madera aserrada. Los principales problemas de la madera aserrada en bruto son:  No presenta el grado de humedad apropiado debido al desconocimiento de la tecnología de secado.  No tiene medidas uniformes.  El método de preservación no es adecuado. Existen muy pocas Industrias y/ o empresas de transformación que cuentan con instalaciones de secado, y muy pocas de ellas prestan servicios a otros usuarios. Los empresarios industriales deben tener en cuenta que para el mercado de exportación, el secado debe ser al horno para lograr un producto con una humedad de 8 a 10 %. También se debe considerar que un buen nivel de secado de las maderas reducen enormemente los sobre costos de flete. El 80% de las Industrias madereras están controladas por algún miembro de la familia y en muchos casos sin ningún tipo de preparación, para el puesto. En la gran mayoría de industrias y micro empresas, se encontró una gran necesidad de capacitación tanto para el personal administrativo como para los de planta, en concordancia con la actividad de transformación maderera, a la cual se dedican. Se presenta un listado por temas de capacitación identificados como de gran interés:  Técnicas de corte  Técnicas de afilado  Mantenimiento de maquinarias y equipos
  18. 18. 18  Secado de la madera  Clasificación de madera  Preservación de la madera  Diseño y acabado de muebles  Seguridad industrial 5.1 Productividad En lo que respecta a la producción de madera aserrada, Ucayali muestra una tendencia decreciente en los volúmenes de producción y la variación porcentual se mantiene negativa. Esto es fundamentalmente por la crisis económica (2008) y la extensa temporada de lluvias del 2009. Las pequeñas unidades operativas no han podido aun recuperarse y muchas se encuentran paralizadas con observaciones y multas del OSINFOR. Esto se puede notar claramente en el cuadro anterior N° 4 (concesiones y permisos) en donde se muestra como en el último año, por primera vez, el volumen de madera rolliza extraído de permisos a superado al de las concesiones. Las 05 especies con mayor demanda por la industria, superando los 70 mil m3 anuales, son (en orden descendente): Tornillo (Cedrelinga catenaeformis), Cachimbo (Cariniana domesticata), Shihuahuaco (Diptoryx odorata), Capirona (Calycophyllum spruceanun), y Lupuna (Chorisia integrifolia). Por otro lado es notoria la disminución en el consumo de maderas protegidas por la CITES, como los son la Caoba (Swietenia macropylla) y el Cedro (Cedrela odorata). Cuadro Nº 4 Producción Madera Aserrada (m3 ) Región Ucayali 2006 2007 2008 2009 2010 Promedio Volumen de producción 357.264 280.076 177.624 143,995 145,249 220,842 %Variación -21.61 -36.58 -18.93 0.87 -19.06 Fuente: Perú Forestal en Números (2006-2010) – DGFFS. Elaboración propia del estudio
  19. 19. 19 6. Transformación secundaría Las empresas que intervienen en este eslabón suelen ser informales y por tanto se observan problemas relacionados con la entrega irregular de materias primas y el escaso conocimiento de la relación de la madera con el ambiente, la diversidad de las especies y sus características. Estos problemas se presentan con mayor frecuencia en los aserraderos y reaserraderos; sin embargo también afecta en menor proporción a las carpinterías y mueblerías, debido principalmente a que no existen almacenes o lugares en donde se pueda adquirir maderas con características y dimensiones ideales para el proceso de transformación según actividad. Por esta razón es necesario establecer estándares de comercialización de la madera tanto en el mercado local y nacional. Principales problemas observados:  Producción a pequeña escala y escasa capacidad de respuesta ante pedidos de gran volumen.  Carencia de equipos y maquinaria eficiente.  Deficiencias en el control de calidad. Gran cantidad de re-procesos y rechazos debido al bajo nivel de calidad.  Ausencia de capacitación específica y asistencia técnica.  Poca capacidad de gestión de los empresarios.  Producto final no normalizado (no existen estándares).  Falta de mano de obra calificada para la producción. Estas deficiencias se reflejan en la capacidad de exportación frente a las crecientes exigencias, especialmente en relación a los procesos de calidad total y de certificaciones. Las mermas y la cantidad de residuos, son mayores que los estándares técnicamente aceptables, tanto en la primera como en la segunda transformación de la madera. La razón principal es la normalización de dimensiones. En el Perú, las trozas son aserradas para que rindan lo máximo, aunque no se respete una estandarización de anchos, largos y espesores. Cuando alguien va a un depósito de madera para comprar ciertas piezas de dimensiones requeridas, el dueño del establecimiento pide al cliente, que busque en la ruma de madera para escoger las piezas adecuadas. No existe ningún tipo de estandarización en las dimensiones. Para los madereros nacionales, adquirir las maquinarias y equipos necesarios para el buen desarrollo de la industria maderera, puede constituir, en realidad, una decisión complicada si se considera que el mayor porcentaje de maquinaria y equipos que cuentan los establecimientos industriales, son máquinas replicas de las originales; debido a los bajos costos y a las condiciones de fabricación y/o operación; y son elaborados en la mayoría de los casos sin conocimientos técnicos, resultando por lo tanto poco competitivas y básicamente manuales, con bajo rendimiento en la transformación. A ello se suma el pobre mantenimiento de la maquinaria y equipos. Una de las negligencias más frecuentes en la industria maderera es la adquisición de los accesorios, sin considerar las características técnicas de los equipos o maquinarias; por ejemplo, en muy pocos casos se elige las cintas de acuerdo con las características de la sierra principal, de la especie y de la troza promedio a trabajar.
  20. 20. 20 7. Distribución y comercialización La madera de Ucayali llega a Lima por la Carretera Federico Basadre, sin embargo se estima que, adicionalmente el 27% de la producción exportable de Loreto llega a Lima vía Pucallpa. La falta de información de oferta y demanda es considerada como un problema frecuente por las diferentes empresas del sector forestal, así como la débil articulación al mercado, y la baja calidad de los productos ofertados. Últimamente, la WWF y otras organizaciones, están haciendo esfuerzos importantes para dar a conocer la oferta de madera proveniente de concesiones forestales. Lo que ocurre es que, muchas veces la oferta se basa en los inventarios forestales de las concesiones, pero en la práctica, no siempre está disponible. Generalmente los precios finales y clientes ya están dados desde que se empieza el aprovechamiento debido a la modalidad de habilitación. Sin embargo también ocurren casos en los que la negociación se hace directamente en los aserraderos en Pucallpa. A continuación un listado de precios de madera por especie en la ciudad de Pucallpa: Cuadro Nº 5 Precio promedio de madera aserrada – Ucayali Nombre común Precio Nombre común Precio (S/.) (US$) (S/.) (US$) Cedro 6.65 2.38 Papelillo caspi 1.25 0.45 Ishpingo 3.33 1.19 Almendro 1.20 0.43 Tornillo 2.65 0.95 Camungo moena 1.20 0.43 Moena 2.40 0.86 Huangana caso 1.20 0.43 Alcanfor 2.30 0.82 Aguano masha 1.17 0.42 Pumaquiro 2.19 0.78 Yacushapana 1.15 0.41 Estoraque 1.97 0.70 Cumala 1.05 0.38 Shihuahuaco 1.89 0.68 Cafecillo 1.00 0.36 Tahuarí 1.64 0.59 Canela 1.00 0.36 Tanque moena 1.70 0.61 Catahua 1.00 0.36 Kerosene moena 1.60 0.57 Marupa 1.00 0.36 Quillobordón 1.60 0.57 Ojé 1.00 0.36 Quinilla 1.55 0.55 Panguana 1.00 0.36 Requia 1.53 0.54 Pashaco blanco 1.00 0.36 Lagarto caspi 1.50 0.54 Ubos 1.00 0.36 Pashaco huayruro 1.50 0.54 Yanchama 1.00 0.36 Copaiba 1.43 0.51 Copal 0.98 0.35 Capirona 1.40 0.50 Lupuna 0.98 0.35 Huayruro 1.40 0.50 Mashonaste 0.98 0.35 Utucuro 1.40 0.50 Pashaco 0.85 0.30 Cachimbo 1.33 0.47 Bolaina 0.75 0.27 Ana caspi 1.25 0.45 Sapote 0.70 0.25 Huimba 1.25 0.45 Fuente: ATFFS Pucallpa 2012 7.1 Mercados de Destino El mercado nacional de madera consume aproximadamente el 90% de la producción total. En relación a los clientes, el grueso de los productores continúa centrando sus esfuerzos en el mercado local, pero no se plantean exigencias de calidad y tampoco visualizan como competencia a las importaciones de muebles de madera —que realizan los grandes almacenes— por su estilo y sus precios.
  21. 21. 21 Existe un pequeño grupo de empresarios que se proyectan a nuevos mercados con mejores niveles adquisitivos, pero casi todos ellos son locales. La exportación es aún incipiente, al igual que la implementación de estándares de calidad. Hay una preocupación constante y creciente por la calidad, pero falta más capacitación en este tema. Existe actualmente una demanda de productos maderables para construcción, equivalente a 2’163,254 m³/año, de los cuales 2’021,917 son de madera aserrada, 100,439 de madera para pisos y 40,898 de tableros (paneles y revestimientos). Por su parte, la oferta de madera y sus manufacturas está conformada por la producción nacional y las importaciones. Sin embargo el 94% de la oferta es de origen nacional y el 6% restante de origen importado. Según ADEX las exportaciones del sector maderero, para el periodo 2000-2008 crecieron de $78.3 millones a más de $220.0 millones, a un ritmo medio anual del 13.9%, constituyéndose en uno de los sectores más dinámicos de la exportación de productos no tradicionales. El año 2008, la Caoba participó con un valor FOB de USD 6.4 millones y el Cedro con USD 20.0 millones, es decir el 2.9% y 9.0% respectivamente. Esta estructura cambio respecto a la de años anteriores por el ingreso de la Caoba al Anexo II de la CITES; así el 2002, las exportaciones de Caoba fueron de USD 54.3 millones y de Cedro USD 10.6 representando el 47.8% y el 9.4% de las exportaciones respectivamente, según SUNAT. Desde hace cinco años las exportaciones están dirigidas mayormente a los mercados de México, China y Estados Unidos. En el 2008 captaron el 83.7% de las exportaciones totales; mientras que República Dominicana, Italia y Hong Kong que completan el grupo de los seis países de mayor destino, captaron el 6.4%. La madera con destino a México y China es procesada en estos países y luego reexportada hacia Estados Unidos como producto terminado para la distribución y consumo final. Cuadro Nº 6 Exportaciones Sectoriales 2009 US$ FOB 2009 %Part. Total 18.202.367.594 100% Total tradicional 13.801.882.854 75,82% Agro tradicional 385.826.279 2,12% Pesca tradicional 1.393.682.406 7,66% Petróleo 1.276.561.195 7,01% Minería tradicional 10.745.812.974 59,04% Total no tradicional 4.400.484.741 24,17% Agropecuario y agroindustria 1.238.692.537 6,81% Textil 256.410.143 1,41% Prendas de vestir 852.404.658 4,68% Pesca 402.424.232 2,21% Metal – mecánico 249.208.497 1,37% Químico 603.912.614 3,32% Siderúrgico y metalúrgico 345.525.006 1,90% Minería no metálica 104.653.101 0,57% Maderas 105.025.860 0,58% Varios 240.893.575 1,32% Fuente y elaboración: Adex Data Trade
  22. 22. 22 Cuadro Nº 7 Producción Nacional y Exportación Total de Madera por años (m3 ) 2004 2005 2006 2007 2008 Producción Total 8.100.699,64 8.177.558,72 8.250.439,06 8.342.697,88 8.070.059,53 Exportación Total 338.189 434.540 510.018 514.840 519.760 % Volumen Exportado 4,17 5,31 6,18 6,17 6,44 Fuente: Perú Forestal en Números (2004-2008) – DGFFS. Elaboración propia del estudio. Cuadro Nº 8 Producción Nacional y Exportación Total de Madera Aserrada por años (m3 ) 2004 2005 2006 2007 2008 Madera Aserrada Nac. 671.229,06 743.428,22 856.338,85 936.666,80 807.834,00 Madera Aserrada Exp. 221.477,78 257.802,22 264.597,78 280.588,89 266.071,11 % Volumen Exportado 33,00 34,68 30,90 29,96 32,94 Fuente: Perú Forestal en Números (2004-2008) – DGFFS. Elaboración propia del estudio. Cuadro Nº 9 Exportaciones Totales US$FOB EXPORTACIONES US$ FOB 2005 2006 2007 2008 2009 MADERAS 168.319.677 212.755.186 212.818.068 219.142.270 156.080.400 Productos semimanufacturados 27.966.317 52.159.848 54.700.851 68.647.124 64.162.044 Madera aserrada 95.668.117 114.846.511 111.009.787 98.401.271 58.479.168 Madera chapada y contrachapada 18.459.794 19.766.507 22.076.926 26.888.470 15.367.832 Muebles y su partes 15.387.005 15.572.951 17.015.343 12.467.740 7.801.731 Productos para la construcción 2.819.699 3.762.517 3.502.025 7.083.035 5.559.715 Productos manufacturados 2.935.120 3.120.456 3.023.062 2.870.355 1.954.131 Madera en bruto 2.665 53.938 5 34.098 1.753.699 Tableros de fibra y partículas 56.004 292.401 116.923 23.912 622.107 Hojas, chapas y laminas 5.016.071 3.179.222 354.909 2.478.487 370.007 Leña y carbón vegetal 8.885 835 1.018.238 247.778 9.966 Fuente: Perú Forestal en Números (2005-2009) – DGFFS. Elaboración propia del estudio. La variación anual promedio de la madera aserrada se aproxima al 16% anual. Si se proyecta para los siguientes años se tendrá un incremento anual aproximado de US$FOB 11’000,000, si la dinámica del mercado se mantiene estable. 7.2 Exportaciones Regionales Ucayali exporta básicamente productos no tradicionales, entre los cuales destacan las exportaciones de productos forestales. En el 2010 el total de sus exportaciones sumaron 52 millones 426 mil dólares americanos superiores en 1,5 por ciento respecto a similar lapso del año anterior. De ellos, USD 51 millones pertenecen a las exportaciones forestales. Los principales países de exportación son: China, 63,7% (Tablillas y frisos, y madera aserrada), México 21,3% (Tableros contrachapados, triplay y madera aserrada), Estados Unidos 4.5% (Madera aserrada y peces ornamentales), Australia 1,7% (Madera aserrada), Colombia 1,4% (Pescado seco y semillas de puerarina), Hong Kong 0,9% (Tablillas y frisos), Otros países 6,5 (Tablillas y frisos, madera aserrada y semillas).
  23. 23. 23 8. La Certificación Forestal La certificación forestal es un proceso voluntario por el cual una tercera parte independiente asegura, mediante un certificado, que la gestión de un bosque se lleva a cabo cumpliendo un conjunto de criterios y normas previamente establecidos. Lo que diferencia a las distintas certificaciones es, básicamente, el conjunto de criterios acordados en que se basan, y las organizaciones que los han impulsado. Por encima de las certificaciones nacionales de bosques que hay en algunos países, los principales sistemas de certificación son tres: el del Consejo de la Administración Forestal (FSC), el Sistema Paneuropeo de Certificación Forestal (PEFC) y como sistemas aproximativos pero no propiamente de certificación forestal las series 14.000 dentro de los Sistemas de Gestión Ambiental de la Organización Internacional de Estandarización (ISO). En el Perú, y específicamente dentro del sector forestal, el esquema de certificación FSC es el que más ha avanzado. El FSC es una organización independiente, no gubernamental y sin fines de lucro fundada para promover el manejo responsable de los bosques del mundo. Esta organización ofrece establecimiento de estándares, garantía de marcas registradas y servicios de acreditación a empresas y organizaciones interesadas en la actividad forestal responsable. Los productos que llevan la etiqueta FSC están certificados independientemente para garantizar a los consumidores que éstos promueven un manejo forestal que satisface las necesidades sociales, económicas y ecológicas de las generaciones actuales y futuras. Los estándares FSC están reconocidos mundialmente como los máximos estándares sociales y ambientales en el ámbito forestal. Los estándares internacionales FSC constituyen el marco para el desarrollo de estándares nacionales a través de toda la red FSC para asegurar la consistencia en todos los estándares FSC nacionales y regionales. Para asegurar la implementación apropiada de los Principios y Criterios FSC a nivel local, el FSC acredita estándares nacionales, sub-nacionales y regionales. El proceso de establecimiento de estándares del FSC es transparente, democrático e incluyente y ofrece muchas oportunidades para que el público interesado participe. Este proceso es el que ha permitido que el FSC se convierta en un foro importante y renombrado donde soluciones innovadoras se han vuelto realidad con el apoyo por igual de grupos ambientalistas y sociales, así como del sector corporativo. Revisiones periódicas de los estándares permiten que la certificación FSC continúe siendo eficaz, pertinente y aplicable bajo condiciones de mercado siempre cambiantes, permaneciendo fiel a los valores fundamentales del FSC. 8.1 Principios del FSC Los Principios y Criterios del FSC describen cómo deben manejarse los bosques para que satisfagan las necesidades económicas, ecológicas, culturales y espirituales de las generaciones actuales y futuras. Esos principios y criterio incluyen tanto aspectos gerenciales como requisitos ambientales y económicos. Las normas FSC son las más estrictas y los requisitos sociales y ambientales del FSC los más elevados.
  24. 24. 24 Los principios y criterios del FSC constituyen la base de todos los estándares de manejo forestal. Basándose en estos 10 principios, el FSC ha desarrollado normas adicionales (llamadas políticas o estándares) que definen y explican algunos requisitos específicos. A continuación presentamos un resumen de algunos de los puntos estipulados en los “principios y criterios”. Varios de los puntos enumerados a continuación podrían parecer demasiado básicos – pero en muchos lugares ni siquiera estos requisitos básicos se cumplen. Es aquí donde el FSC puede tener el impacto positivo más importante.  Verificación de la legalidad – acatar todas las leyes aplicables  Derechos probados de tenencia y uso de la tierra a largo plazo  Respeto a los derechos de los trabajadores y de los pueblos indígenas  Uso y distribución de los beneficios de forma equitativa  Reducción del impacto ambiental ocasionado por las actividades de la extracción de madera  Identificación y manejo apropiado de las áreas que requieren protección especial, por ejemplo los sitios culturales o sagrados, los hábitats de animales o plantas amenazados).  Panorama de los Principios y Criterios del FSC. Principio 1 Cumplimiento de todas las leyes y tratados internacionales aplicables Principio 2 Derechos de tenencia y uso de la tierra a largo plazo claramente definidos, plenamente probados y no impugnados Principio 3 Reconocimiento y respeto de los derechos de los pueblos indígenas Principio 4 Mantenimiento o mejora del bienestar social y económico a largo plazo de los trabajadores forestales y de las comunidades locales y respeto a los derechos laborales de conformidad con los convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Principio 5 Distribución y uso equitativos de los beneficios derivados del bosque. Principio 6 Reducción del impacto ambiental de las actividades de extracción de madera y mantenimiento de las funciones ecológicas y de la integridad del bosque. Principio 6 Plan de manejo apropiado y permanentemente actualizado. Principio 8 Monitoreo apropiado y actividades de evaluación para comprobar la condición del bosque, las actividades de manejo y sus impactos sociales y ambientales. Principio 9 Mantenimiento de los Bosques con Alto Valor de Conservación (BAVC) definidos como los valores ambientales y sociales que se considera tienen un significado sobresaliente o una importancia crucial. Principio 10 Además de acatar todos los principios anteriores, las plantaciones deben contribuir a disminuir las presiones sobre los bosques naturales y promover su restauración y conservación. 8.2 La certificación FSC en el Perú A fines de 1997 y por iniciativa de ONGs nacionales e internacionales se conformó un grupo voluntario con representantes de los sectores ecológicos, sociales y de la producción, para desarrollar una iniciativa nacional, que más tarde sería el Consejo Peruano para la Certificación Forestal Voluntaria (CP-CFV) y actualmente
  25. 25. 25 La Oficina Nacional del FSC (FSC Perú). Este Consejo, fundado en el 2000 y reconocido en el 2001 por el Forest Stewardship Council (FSC), tuvo entre sus mayores logros el establecimiento de los estándares peruanos para la certificación forestal de bosques de la Amazonía Peruana con fines de producción maderable, los cuales fueron acreditados por el FSC en Mayo del 2002. Si bien han transcurrido más de cinco años, periodo de vigencia de los estándares nacionales de FSC, en el caso de Perú tiene cuatro años a partir de su primera aplicación (2005) y actualmente vienen siendo revisados. Paralelamente a esta gestión, la Ley Forestal y de Fauna Silvestre promulgada en el año 2000 y su correspondiente reglamento establecen medidas de promoción para la certificación forestal voluntaria (CFV), otorgándoles una reducción de hasta 25% en el pago de la retribución económica por el aprovechamiento de los recursos forestales a los titulares de concesiones, permisos (bosques comunales) y autorizaciones durante los primeros cinco años de obtenido el certificado y de hasta 30% a partir del sexto año; y el caso de la CFV de manejo forestal de las concesiones ésta tiene el mérito de supervisión quinquenal . A mediados del 2002, con el apoyo de USAID, se establece el Proyecto de Certificación y Desarrollo Forestal (CEDEFOR), con el fin de promover la modernización del sector forestal peruano, consolidar el proceso de concesiones forestales con planes de manejo forestal sostenible y apoyar la certificación forestal voluntaria. El proyecto implementado por WWF-Perú, con un presupuesto aproximado de USD 12 millones, tuvo como meta inicial certificar 1.0 millón de hectáreas en 5 años; pero primero debió asesorar los concursos públicos de concesiones forestales y apoyar en la elaboración de los PGMF, censos y POA y organización y la consolidación de las empresas concesionarias. Finalmente, el proyecto luego de 3.5 años de gestión y 9.8 millones de gastos culminó con los siguientes resultados: certificación forestal de 530,000 hectáreas de bosques; certificación de cadena de custodia de seis industrias forestales de transformación primaria y secundaria; 140 empresas con contratos de concesión forestal por 40 años en 2.2 millones de hectáreas; 114 PGMF y 65 POA elaborados por CEDEFOR y aprobados por INRENA; establecimiento del Club de Manejo y Comercio Forestal Responsable con 14 miembros (WWF-USAID 2006). A partir de mayo del 2006, USAID/Perú, le encarga a Chemonics, a través del Proyecto PRA, incorporar la certificación forestal como parte de su objetivo principal de articulación de productores con el mercado nacional e internacional que venía impulsando desde el año 2000 y que a través del Programa de Desarrollo Alternativo había apoyado la certificación forestal y de cadena de custodia de la Maderas Peruanas S.A.C. La gestión del Proyecto PRA con un presupuesto aproximado de USD 2.0 millones culminó en Setiembre del 2008 con los siguientes resultados: certificación forestal individual de dos concesiones forestales maderables y once bosques comunales bajo el sistema de Regencia en un superficie total de 289,000 hectáreas; y certificación de cadena de custodia de tres industrias forestales de transformación primaria y secundaria. La primera experiencia de certificación voluntaria en el país fue en el año 2001 con la cadena de custodia de EXPORTIMO, empresa dedicada a la producción de muebles finos al mercado de los Estados Unidos. Luego de cuatro años, recién se logró primera certificación forestal, bajo la Regencia de AIDER, de cinco bosques comunales de Ucayali y Huánuco. El Consorcio Forestal Amazónico, integrado por SAFI Perú S.A., Shihuahuaco SAC, Partes y Piezas SAC y Aserradero Anaconda SAC, obtuvo en el 2007, la primera certificación forestal grupal de cuatro concesiones conformando una sola UMF y un PGMF cubriendo 180,471 ha. de bosques manejados. Ese mismo año, Aserradero Espinoza S.A, como empresa regente y operadora de cuatro concesiones, obtuvo la certificación forestal de 81,128 ha de bosques con dos
  26. 26. 26 PGMF combinada con la certificación de cadena de custodia “multisitios”: dos plantas industriales, un depósito y un centro de comercialización. 8.3 Unidades de manejo forestal y empresas de transformación certificadas A marzo de 2012 los bosques certificados a nivel nacional cubren una superficie total de 857,258 ha., de las cuales 87% pertenecen a concesiones y 13% restante a 06 comunidades nativas, todas con el sistema de regencia. El tamaño promedio de las UMF es mayor a las 50,000 ha. La certificación por el sistema de regencia predomina por el ahorro de gastos tanto en el proceso de certificación como en el abastecimiento de madera certificada a las empresas industriales-regentes. Cuadro N° 10 Empresas Certificadas en la Región Ucayali Tipo de Certificado Organización Hectáreas Manejo Forestal AIDER 38,000.00 Cadena de Custodia Consorcio Forestal Amazónico S.A.C. - Manejo Forestal Consorcio Forestal Amazónico S.A.C. 180,471.00 Cadena de Custodia E & J Matthei Exotic Timber S.R.L. - Cadena de Custodia Maderas Peruanas S.A.C. (MAPESAC) - Cadena de Custodia Triplay Amazónico SAC - Manejo forestal Von Humboldt Forest S.A.C. 44,306.00 Fuente: FSC 2012 – Elaboración propia del estudio
  27. 27. 27 9. Origen de capitales y tributaciones En base a la información recogida se ha identificado un selecto grupo de empresas que cuentan con capital suficiente para: (1) integrar sus operaciones a lo largo de la cadena, (2) articularse a través de intermediarios o socios locales con actores en condiciones de inferioridad, lo que facilita y les brinda ventajas al momento de la negociación. Estos capitales pueden ser de dos orígenes: (1) nacionales, pertenecientes principalmente a familias que han estado ligadas por varias décadas al aprovechamiento de madera y que en su mayoría iniciaron actividades en regiones en las que el recurso es escaso o existe inestabilidad operativa. (2) internacionales, pertenecientes a grupos de inversionistas que han encontrado en la gestión de bosques a largo plazo una interesante oportunidad de generar amplios márgenes de rentabilidad a un riesgo elevado. Cuadro N° 11 Principales inversiones regionales identificadas NOMBRE Origen del Capital E Y J MATTHEI EXOTIC TIMBER S.R.L. Mixto (Perú – Ausralia) A & A PERU S.A.C. China FORESTAL CABRERA S.A.C Perú UNION DE EMPRESAS MADERERAS UCAYALINAS S.A.C. Perú PERU TIMBER S.A.C. Perú (ligado al grupo Bozovich) NCS AMERICAN FORESTAL SAC China CARLOS HENDERSON E HIJO S C R LTDA Perú (empresa familiar) INDUSTRIA FORESTAL HUAYRURO S.A.C Perú (empresa familiar) INDUSTRIAL FORESTAL CABRERA S.A.C Perú (empresa familiar) SHIHUAHUACO S.A.C. Perú – España (ligada a Triplay Amazónico) COORPORATION AMAZON WOOD S.A.C. Perú (empresa familiar) FORESTAL NIETO S.A.C. Perú (empresa familiar) FORESTAL ANITA E I R LTDA Perú (empresa familiar) FORESTAL MENDOZA E.I.R.LTDA Perú (empresa familiar) GRUPO DE INVERSIONES N & H S.R.L. Perú (empresa familiar) INVERSIONES FORESTALES N Y S E.I.R.L. Perú (empresa familiar) MAEXCO (Grupo Vulcano – Balarín) Perú (empresa familiar) CONSORCIO FORESTAL AMAZÓNICO Dinamarca TRIPLAY AMAZÓNICO Perú – España Elaboración propia del estudio 9.1Identificación de los impuestos dentro de la cadena de valor (entidad recaudadora, rubro/concepto y valores). 9.1.1Derecho de Aprovechamiento al Estado Natural El valor del derecho de aprovechamiento es fijado por el titular de la concesión a partir del valor base establecido por el INRENA mediante Resolución Jefatural, valor que a la fecha ha sido el mismo en todos los concursos realizados, US $ 0.40 (Cuarenta centavos de Dólar Americano) por hectárea por año5. Sin 5 R.J. N° 050-2003-INRENA emitida el 24 de abril de 2003. Anteriormente se dictaron otras R.J. que establecieron el valor base del derecho de aprovechamiento para los distintos concursos públicos que se realizaron, siendo éste siempre US$ 0.40 (cuarenta centavos de Dólar Americano) por hectárea por año.
  28. 28. 28 embargo cada contrato de concesión independiente se adjudica una tasa de pago anual propia. Derecho de aprovechamiento de la caoba - El pago anual del derecho de aprovechamiento por unidad de superficie de las concesiones forestales con fines maderables en las que el Plan Operativo Anual incluya el aprovechamiento de la caoba (Swietenia macrophylla) se establece aplicándose la siguiente fórmula: DA = ((TC) x (FP) + (V) x (X)) / (A) Donde: - DA = Derecho de aprovechamiento por unidad de superficie expresado en dólares americanos por hectárea (US$/ha). - TC = Tarifa del contrato expresado en dólares americanos por hectárea (US$/ha) - FP = Factor promocional que es de 0.6 para los años 1 y 2, 0.7 para el año 3, 0.8 para el año 4 y 0.9 para el año 5. - V = Volumen de caoba expresado en metros cúbicos, según lo declarado en el POA del año correspondiente. - A = Área total de la concesión. - X = Valor por metro cúbico de caoba expresado en dólares americanos, el cual dentro los primeros 5 años del contrato se establece en US $ 14.50 por metro cúbico. A partir del sexto año se ajustará dicho valor de acuerdo a los estudios técnicos, económicos, ambientales y de mercado que realizará ANF. La ley, otorga también un fraccionamiento del pago de derecho de aprovechamiento y zafra excepcional a modo de incentivo sectorial, así como una sería de promociones para promover el manejo forestal bajo el nuevo esquema de la Ley Nº27308, pero para el presente estudio no describiremos este programa ni lo emplearemos en el cálculo al ser este promocional y no universal. Lo mismo para los incentivos vinculados al aprovechamiento, como lo son la certificación forestal voluntaria (5% y 25% de reducción de impuestos en los impuestos del pago por el derecho de aprovechamiento para concesiones en vías de certificación y certificadas respectivamente), la integración de la cadena productiva extracción-industrialización-comercialización (25% de reducción de impuestos en los impuestos del pago por el derecho de aprovechamiento) y el descuento por las áreas destinadas para acciones de conservación. 9.1.2Pagos descritos en el TUPA de la DGFFS A continuación se describen los pagos a efectuar por el derecho de procedimiento ante la DGFFS. Cabe señalar que tan solo se han identificado los procedimientos correspondientes al proceso de aprovechamiento, movilización y distribución de los productos forestales maderables procedentes de concesiones forestales. Dado que para ejemplificar el proceso se ha tomado en cuenta un proceso lineal supuesto, no se incluyen productos no maderables, madera proveniente de otras fuentes permitidas (predios, fundos, comunidades, otros), ni tampoco solicitudes de rectificación, zafra excepcional, movilización de saldo.
  29. 29. 29 Cuadro Nº 12 Pagos por derecho de procedimiento Denominación del Procedimiento Derecho de Trámite Aprobación del Plan General de Manejo en concesiones forestales. BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 15º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 58º, 84º y 109º. (09/04/2001) - RJ Nº 109-2003-INRENA (08/08/2003) - Hasta 20 000 ha 10% UIT6 - Mayor a 20 000 ha 15% UIT Aprobación del Plan Operativo Anual. BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 15º (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 89º (09/04/2001) - R.I Nº 233-2005-INRENA-IFFS (13/05/2005) - Hasta 100 ha 1% UIT - De 100 a 500 ha 5% UIT - Entre 500 y 5 000 ha 10% UIT - Mayor de 5 000 ha 15% UIT Autorización para el establecimiento de plantas de transformación. BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 31º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 307º. (09/04/2001) - 4% UIT Renovación de autorización para plantas de transformación. BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 31º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 307º. (09/04/2001) - 2% UIT Cesión en uso de tierras para el establecimiento de plantas de transformación BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 31º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 307º. (09/04/2001) - 5% UIT Autorización para el funcionamiento de depósitos y establecimientos comerciales. BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 31º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 314º. (09/04/2001) - 2% UIT Renovación de la autorización de funcionamiento de depósitos y/o establecimientos comerciales. BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 31º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 314º. (09/04/2001) - 1% UIT Otorgamiento de la Guía de Transporte Forestal. BASE LEGAL: - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 318º y 320º (09/04/2001) - RJ Nº 280-2002-INRENA (26/07/2002) - 0,5% UIT Permiso de exportación de productos de flora silvestre BASE LEGAL: - Ley Nº 27308, Art. 31º. (16/07/2000) - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 315º, 316º, 332º y 334º. (09/04/2001) - Decreto Ley Nº 21080 (22/01/1975) - Sentencia del Tribunal Constitucional (11/04/02) - 5% UIT (Especies CITES) - 3% UIT (Las demás especies) Registro de comerciantes exportadores de productos forestales. BASE LEGAL: - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 8º. (09/04/2001) - 2,5% UIT Renovación de inscripción en el Registro de comerciantes exportadores. BASE LEGAL: - D. S. Nº 014-2001-AG, Art. 8º. (09/04/2001) - 2% UIT 6 La Unidad Impositiva Tributaria (UIT), es el indicador base a partir del cual los diferentes cobros de impuestos, multas y otros son calculados por el estado. Este año, el valor de la UIT se ha incrementado en un 1.01%, o 50 soles con respecto al año anterior encontrándose en S/. 3 600 nuevos soles.
  30. 30. 30 9.1.3Derecho de Aprovechamiento al Estado Natural Para profundizar en el análisis del estado actual de las concesiones forestales, con base en la información disponible de las regiones de Loreto, Madre de Dios y Ucayali, se efectuó una revisión del pago de las tasas anuales del derecho de aprovechamiento de los períodos de cosecha del 2007 al 2008 y del 2008 al 2009. El porcentaje de pago global es poco mayor a la mitad de la muestra, lo que para el estado y los organismos del estado responsables de la fiscalización y control de las operaciones forestales no debiera ser aceptable. Un análisis preliminar de la información disponible indica que hay diferencias importantes entre las regiones y los distritos administrativos. Aunque la mayoría de las concesiones aún tienen contratos válidos, la preocupación surge por el número reducido de POAs aprobados y cómo las concesiones operan en realidad, porque parece que la mayoría de las concesiones que pagan sus cuotas anuales, el 70% para la cosecha de 2007 al 2008 y el 60% para la cosecha del 2008 al 2009, operan sin tener POA aprobado. Esto lleva a especular que una porción significativa de las concesiones forestales que pagan sus cuotas, a pesar de que no tienen POAs aprobados, se dedican a la tala y el comercio forestal ilegal. Con esta última información se estima que tan solo el déficit de recaudación proveniente de concesiones forestales maderables está alrededor del 50%. Además, el comercio de madera proveniente de otras fuentes (predios, fundos, comunidades, áreas protegidas) sin autorizaciones ni control, se estima en un 60% por sobre la producción nacional registrada (Galarza et al. 2005). Cuadro N° 14 Ingresos al fisco por Actividad – Periodo 2007-2011 CIIU Actividad Año S/. Monto 20108 Aserraderos y cepilladoras de madera 2007 11’060,512 2008 13’890,603 2009 10’302,954 2010 9’266,266 2011 5’951,898 02003 Silvicultura, extracción de madera y actividades de servicios conexas 2007 12’489,832 2008 11’354,234 2009 11’436,106 2010 9’231,137 2011 10’523,048 Fuente: SUNAT 2012. Elaboración propia del estudio Cuadro Nº 13 Pagos de derecho de aprovechamiento por región Región Zafra (Periodo) Total S/. Pagado S/. Deuda S/. % pagado Ucayali 2007 - 08 5,546,063 1,909,325 3,636,737 34 2008 - 09 6,784,805 1,987,109 4,797,696 29 Fuente: DGFFS - 2009
  31. 31. 31 10. Condiciones laborales y sociales La alta proporción de informalidad en el sector forestal no permite disponer de estadísticas sobre empleo forestal, de tal forma que el número de trabajadores en este sector debe ser estimado indirectamente a partir del tamaño de la producción. Haciendo un análisis del potencial de los recursos forestales del Perú, se estima que el número de empleos en este sector podría triplicarse, pudiendo llegar a 684,248, si se impulsara adecuadamente el desarrollo del sector, sin embargo, para el 2009 se proyectaba en aproximadamente 212,098 empleos generados. Pavan Sukhdev en el marco de TEEB/PNUD, señala que si se adopta una economía verde comprometida con la conservación forestal y la reforestación, los empleos formales del sector forestal se incrementarían al menos en un 20%. Por su parte Ccaipane (2008) menciona que “las condiciones laborales constituyen un tema crítico que afecta por igual a los trabajadores de los diferentes sectores de la economía, pero que se encuentra más latente en el sector forestal”, y “Aunque el aprovechamiento y la industria de la madera están generando empleo tanto para los fabricantes modernos como para los tradicionales, hace falta mejorar las condiciones laborales, alentar el trabajo local bajo la forma de trabajo decente, erradicar los accidentes laborales, el exceso de horas laborales y el trabajo forzoso.” Adicionalmente manifiesta que “los trabajadores están expuestos a diferentes formas de explotación por los bajos salarios, los elementos contaminantes y la inequidad de género. Las excesivas jornadas de trabajo podrían ser uno de los motivos para reproducir y eternizar las situaciones de subempleo y estancamiento de las remuneraciones”, propone de ese modo que “un país debe asumir el trabajo decente no como una utopía sino como algo cotidiano para los empresarios, los empleadores y las autoridades. Una demanda social y sostenible dará en el futuro mayores rentabilidades y reducirá el gasto social”. Otro factor que influye para que no se cumplan las normas laborales en la mayoría de las empresas de extracción forestal, es que no existen inspecciones de la autoridad del trabajo, por su ubicación en lugares lejanos y las oficinas del Ministerio del Trabajo no disponen de recursos para llegar hasta estos centros de trabajo. A partir de un estudio sobre las empresas pequeñas y mediana en la cadena productiva de la madera, liderado por el Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (DESCO)7 en el 2010, se dispone de la siguiente información:  El 52.4% de los trabajadores es asalariado. El 42% trabaja a destajo. El 5.6% de los trabajadores manifiesta ser familiar remunerado.  El índice de rotación de trabajadores es bastante elevado. Cerca del 60% de trabajadores tiene entre 1 y 3 años laborando en la misma empresa, mientras que un 25% tienen menos de un año.  El 68% de los trabajadores declara no tener ninguna afiliación al sistema de pensiones, y el 30% señala contar con la afiliación al sistema privado AFP. El 96% señala no contar con ningún tipo de seguro médico, y el 84% de los empresarios declara no tener disposición para pagarlo. 7 El estudio hace una observación respecto a la información relacionada a las condiciones laborales, indicando que es generalmente relativa y de carácter cualitativo, a partir de informes e investigaciones de estudios en base a encuestas, experiencias y opiniones. No existen estadísticas oficiales sobre las condiciones laborales en el sector forestal.
  32. 32. 32  El 90% no se ha capacitado en ningún tema específico durante los dos últimos años.  El 84% de las empresas no considera zonas destinadas para el descanso ni para la alimentación del personal.  El 65% de las empresas no ordena las herramientas de manera adecuada.  El 63% de las empresas no tiene un adecuado manejo de mermas.  El 57% de las empresas no tiene espacios libres para la circulación del personal  El 40% de las empresas no cuenta con ningún implemento de seguridad para el personal.  Las mujeres obtienen un 20% menos de remuneración que los hombres. En caso de ser trabajador familiar remunerado, las mujeres reciben un 30% menos. 10.1 Condiciones generales Las normas de seguridad y salud en el trabajo están dadas para sectores ocupacionales tales como construcción civil, hidrocarburos, electricidad, industrias, y otros. No existe nada que se aproxime al sector forestal, excepto el Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, del Ministerio de Trabajo, D.S 09-2005-TR, aplicable a todos los sectores en general, que establece el sistema de seguridad y salud en el trabajo, el cual define que la seguridad y salud del trabajador es, en principio, responsabilidad del empleador, pero también establece las obligaciones de los trabajadores. De acuerdo a la oficina local del ministerio de trabajo se desconoce el grado de aplicación de estos mecanismos en el sector forestal, y las estadísticas de accidentes graves en este sector están por elaborase. En el Perú la mayor parte de las empresas del sector forestal se encuentran calificadas como mediana o pequeña, generando la mayor proporción de los puestos de trabajo en este sector, sin embargo las condiciones laborales de estas personas no son óptimas. Esta oferta laboral se caracteriza por la «especialización, flexibilidad a los cambios de productos y procesos», con débil capacidad tecnológica. Los problemas relacionados con las condiciones laborales en el sector de la madera, al analizar los elementos básicos del trabajo decente, son:  Seguridad y salud en el trabajo  Desarrollo de capacidades  Insuficiente capital de trabajo  Estabilidad en el trabajo  Administración y organización  Nivel de remuneración  Libre elección del trabajo 10.2 Buenas prácticas laborales Las nuevas tendencias de la gerencia y responsabilidad social que están siendo absorbidas por las empresas y que están de la mano de las mejoras en las condiciones laborales, también están llegando al sector forestal, pero no se
  33. 33. 33 dispone de estadísticas, que muestren cuales ó cuantas son esas empresas que han mejorado las condiciones laborales de sus trabajadores. Un indicador importante para esto, es también la certificación, porque permite tener evidencia concreta que las empresas cumplen todas las normas laborales y sociales y se puede afirmar que en el sector forestal son las empresas certificadas las que han mejorado sustancialmente las condiciones laborales de los trabajadores, cumpliendo a cabalidad las normas laborales y sociales exigidas por el estado y los estándares internacionales. Esto no excluye que otras empresas que a pesar de no estar certificadas lo estén haciendo, pero al no existir estadísticas, que muestren resultados de inspecciones del ente responsable a las empresas, no se tendría evidencia confiable de esto.
  34. 34. 34 11.Breve contexto sectorial y jurídico administrativo La gestión y administración del recurso forestal maderable a nivel nacional es responsabilidad del MINAG a través de la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (DGFFS); a nivel regional, del Gobierno Regional a través de la Dirección Forestal y de Fauna Silvestre (DFFS) y sus entes desconcentrados (sedes y puestos de control forestales). La Ley Forestal y de Fauna Silvestre – Ley N 27308, vigente en el periodo 2000-2008 (m0mentaneamente además para los periodos 2009-2012) impulsó los procesos de concesiones forestales en los Bosques de Producción Permanente (BPP), y de permisos en bosques de las comunidades nativas de la selva. Ambas modalidades de aprovechamiento forestal maderable se sustentan en la elaboración, aprobación e implementación del PGMF y del POA como instrumentos para el manejo y aprovechamiento sostenibles de mediano y corto plazo. Del 2000 al 2008 el INRENA, Organismo Público Descentralizado del Ministerio de Agricultura, ahora reemplazado por la DGFFS, tuvo la responsabilidad de realizar y promover el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales renovables, la conservación de la diversidad biológica silvestre y la gestión sostenible del medio ambiente rural, mediante un enfoque de ordenamiento territorial por cuencas y su gestión integrada. En dicho periodo no existió un sistema debidamente articulado de información, seguimiento, supervisión, monitoreo y control de las concesiones y de las cadenas productivas del bosque al mercado, que respondiera a las políticas de compra de los países consumidores de madera procedentes de bosques bien manejados, pero sí experiencias parciales de sistemas y/o gestiones públicas abordando algunos de estos componentes con diferentes niveles de deficiencia. El presidente Alan García promulgó a inicios del 2007, a través de un decreto supremo, la transferencia de funciones del INRENA a los gobiernos regionales. Esta medida buscó transferir la administración, regulación y control de la explotación maderera en la Amazonía peruana. En ello consiste el proceso de descentralización de las funciones y recursos de los organismos del Estado. Hasta la fecha se han transferido funciones a los Gobiernos Regionales de San Martín, Loreto, Ucayali y Madre de Dios. Durante el 2009 el Perú atravesó una serie de problemas sociales debido a la propuesta de la nueva ley forestal (Ley Nº1090). Esta ley fue aprobada si haber pasado por un proceso de consulta y rechazada de inmediato por las comunidades indígenas y pequeñas poblaciones locales de la Amazonía. Una gran movilización, integrada principalmente por indígenas nativos de la selva norte del país, se enfrentó con las fuerzas militares internas. Este enfrentamiento cobró la vida tanto de indígenas como policías, y ocasionó que se derogue la Ley Nº1090. A mediados del 2011 se aprobó la Ley N° 29763, y hasta la fecha no se ha elaborado el reglamento. Mientras tanto La Ley Forestal y de Fauna Silvestres Nº27308, así como su Reglamento DS-026-2002-AG, siguen en vigencia y han previsto las siguientes modalidades de acceso a los recursos forestales maderables en bosques naturales:  Concesiones forestales con fines maderables y dentro de esta modalidad la alternativa de venta de vuelo forestal.  Permisos en bosques comunales.  Permisos en predios privados.  Aprovechamiento de madera en bosques locales.  Autorizaciones en los bosques secos de la costa.  Autorizaciones de desbosque.
  35. 35. 35 Cuadro Nº 15 Aprovechamiento de recursos forestales maderables por categoría de ordenamiento Categoría de ordenamiento Aprovechamiento de recursos forestales maderables Observaciones Bosques de producción en reserva NO - Bosques de producción permanente SI - Plantaciones forestales SI - Bosques secundarios SI - Áreas de recuperación forestal SI Pero sólo a través de concesiones para forestación y reforestación. Bosques en tierras de protección NO Bosques en tierras de comunidades nativas y campesinas SI Pero sólo en los bosques de producción Bosques locales SI - Áreas Naturales Protegidas NO Excepcionalmente en las Zonas de Uso Especial de las ANP de uso directo pero sólo para poblaciones locales asentadas previamente y no en bosques primarios Fuente: Hidalgo et al. 2005 Adicionalmente, mediante normas posteriores se ha autorizado también el aprovechamiento de la madera a los titulares de las concesiones para reforestación y de las concesiones de castaña. Asimismo, está la posibilidad de autorizar el aprovechamiento de árboles y arbustos arrastrados por los ríos. Finalmente, es práctica usual la autorización para extraer madera con fines de subsistencia, autorización que no otorga la DGFFS sino las autoridades locales. A fin de proporcionar a los encargados de evaluar los planes de manejo forestal parámetros que permitan definir y uniformizar los rangos de los volúmenes de madera que se deben autorizar en los referidos planes de manejo de las concesiones forestales con fines maderables, permisos de aprovechamiento forestal en tierras de propiedad privada, comunidades nativas y campesinas, concesiones de forestación y/o reforestación y en los bosques locales la Intendencia Forestal y de Fauna Silvestre (IFFS) aprobó la Directiva N° 017-2002- INRENA-IFFS25. Cuadro Nº 16 Tipo de Título Habilitante Otorgado por la Autoridad Forestal Nacional Etapa Modalidad Propiedad de la tierra Documentación Tipo Recurso / Actividad Tipo Otorgamientodel títulohabilitante Concesión Con fines maderables Tierras del estado ContratoPara productos diferentes a la madera Para fauna silvestre Con fines de forestación y/o reforestación Autorización Para aprovechamiento en bosques Tierras del Autorización
  36. 36. 36 Etapa Modalidad Propiedad de la tierra Documentación Tipo Recurso / Actividad Tipo secos estado Tierras privadas Para cambio de uso de unidades agropecuarias Tierras privadas Para aprovechamiento de árboles y arbustos arrastrados por los ríos Ninguna (Cauces de ríos) Permisos Con fines maderables Tierras privada s Comunid ades Nativas Permiso Comunidades Campesinas Unidades Agropecuarias Para productos diferentes a la madera Tierras privada s Comunidades Nativas Comunidades Campesinas Unidades Agropecuarias Para aprovechamiento de plantaciones forestales Tierras privadas Autorización Bosques locales Tierras del estado Contrato de Administración Permisos Bosques locales Tierras del estado Fuente: DGFFS 2010 Los parámetros que deben analizarse son: especies, áreas basales, alturas comerciales, número de árboles, tipo de bosque, estado fitosanitario, potencial forestal del área materia de evaluación, record estadístico de volúmenes de madera aprovechables en forma anual en el ámbito de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS), y modalidad de extracción terrestre o fluvial. En términos generales se establecen los siguientes volúmenes a autorizar:
  37. 37. 37 CUADRO Nº 17 Volúmenes a autorizar Departamento Volumen a autorizar (m3 /ha)* Autorización automática Información secundaria Inspección ocular Ucayali, Madre de Dios, San Martín, Huánuco y Loreto Hasta 25 25-30 > 30 Acciones que deben ejecutar las sedes, ATFFS, IFFS, según corresponda Verificar y evaluar los volúmenes solicitados con la información de inventarios realizados por instituciones como ONERN, IIAP y otras. Realizar la inspección ocular correspondiente, a fin de verificar la existencia de los volúmenes solicitados. *En el caso de caoba los volúmenes no deben ser superiores a 0.60 m3 /ha. CUADRO Nº 18 Volúmenes a autorizar en el caso de caoba Autorización automática Información secundaria Inspección ocular Volumen a autorizar (m3 /ha) Hasta 0.2 0.2 – 0.4 0.4 – 0.5 Acciones que deben ejecutar las sedes, ATFFS, IFFS, según corresponda Verificar y evaluar los volúmenes solicitados con la información de inventarios realizados por instituciones como ONERN, IIAP y otras8. Realizar la inspección ocular correspondiente, a fin de verificar la existencia de los volúmenes solicitados. 11.1 Características de los procesos de concesión y el aprovechamiento forestal maderable Las concesiones forestales con fines maderables (CFFM) se otorgan a los particulares dentro de los BPP por un plazo de 40 años renovables, a través de concursos públicos o subastas públicas. Mediante la concesión se le otorga al particular el derecho exclusivo para aprovechar los recursos forestales maderables y no maderables que se encuentran en el área concedida. Mediante concurso una persona puede acceder a una superficie de hasta 50 000 hectáreas a nivel nacional, mientras que mediante subasta una persona puede acceder a una superficie de hasta 120 000 hectáreas por Bosque de Producción Permanente. Entre el 2001 y el 2004 se otorgaron 584 concesiones forestales con fines maderables cubriendo una superficie de 7 300 831 hectáreas de bosques de producción permanente en los departamentos de Madre de Dios, Ucayali, San Martín, Huánuco y Loreto. 8 En este caso la inspección ocular para verificar la existencia de los volúmenes aprobados, se realizará con fecha posterior a la aprobación de dichos volúmenes.
  38. 38. 38 Cuadro N° 19 Número de concesiones otorgadas en la Región Ucayali Región Numero de Concesiones Área Total (ha) Área promedio Ucayali 171 2 871 925 ha 16,794 ha Una vez consentida la buena pro y cumplidos algunos requisitos establecidos en el RLFFS y en las bases de los concursos, los adjudicatarios de los concursos suscriben el contrato de concesión forestal con fines maderables cuyo formato es aprobado mediante Resolución Jefatural. En el contrato de concesión se establecen los siguientes términos y condiciones:  El concesionario puede aprovechar tanto los recursos forestales maderables como otros recursos de flora y fauna silvestre dentro del área de la concesión.  El plazo de vigencia del contrato es de 40 años renovables.  Cada cinco años y siempre que el informe de evaluación quinquenal contenga opinión favorable a la renovación, los titulares de las concesiones pueden acceder a ésta.  El concesionario paga al concedente, durante el plazo de vigencia del contrato, el derecho de aprovechamiento, de acuerdo al monto señalado en la oferta económica que presentó en el concurso. En el punto 3 se desarrolla el régimen aplicable al derecho de aprovechamiento.  El aprovechamiento de los recursos forestales está sujeto a la elaboración, presentación e implementación de un plan general de manejo forestal (PGMF) y planes operativos anuales (POA), que deben ser aprobados por la DGFFS.  Entre la suscripción del contrato y la aprobación del plan general de manejo y el primer plan operativo anual, el concesionario puede aprovechar recursos forestales maderables dentro del área de concesión con ciertas.  El concesionario, previa aprobación del concedente, puede establecer una garantía fiduciaria a favor de sus acreedores establecer hipoteca sobre su derecho de concesión únicamente para garantizar aquellos créditos destinados a la concesión.  En relación a la supervisión de la concesión, en el contrato se establecen algunos deberes del concesionario como el establecimiento de un sistema apropiado para la recolección y registro de datos, la inclusión en el plan operativo anual de las actividades que corresponden al monitoreo del manejo y la obligación de facilitar en cualquier momento las inspecciones de la autoridad.  Para garantizar todas y cada una de las obligaciones que le corresponden al concesionario, y no sólo el pago del derecho de aprovechamiento, el concesionario debe entregar al concedente a la firma del contrato un pagaré como garantía de fiel cumplimiento del contrato de concesión, el que debe renovarse anualmente durante todo el plazo de vigencia del contrato9 . 9 Como consecuencia del incumplimiento del pago del derecho de aprovechamiento (DA), el INRENA empezó a protestar los pagarés. Sin embargo, a fin de apoyar el proceso de concesiones y considerando los problemas que estaban afrontando los concesionarios para cumplir con sus obligaciones contractuales, en julio de 2003 se promulgó la R.J. N° 104-2003-INRENA mediante la cual se autorizó a la IFFS para, a solicitud de los interesados, aceptar la renovación de las garantías del primer año de las concesiones forestales con fines maderables hasta por un plazo máximo de 6 meses a partir de la emisión de dicha R.J. Asimismo, se autorizó a las ATFFS, en los casos en que se haya realizado el protesto, para cursar las comunicaciones pertinentes para la regularización del protesto y el levantamiento del registro de protestos de las cámaras correspondientes, después del pago de la totalidad del DA o de la renovación de la garantía. Expresamente se indicó que la aceptación de la renovación de la garantía no significaba el refinanciamiento ni el otorgamiento de un plazo adicional para el cumplimiento de las obligaciones que ella garantiza sino que únicamente extiende el plazo de vigencia de la garantía del primer
  39. 39. 39 En el contrato de concesión también se reconocen otros derechos del concesionario como son:  A los beneficios tributarios otorgados en la Ley Nº 2703710, Ley de Promoción de la Inversión en la Amazonía, así como a todo beneficio tributario creado o por crearse aplicable.  A acceder a la certificación forestal voluntaria y a la reducción del 25% del derecho de aprovechamiento correspondiente.  A la reducción del 25% del derecho de aprovechamiento cuando involucren proyectos integrales de extracción, transformación y comercialización.  A gozar de los programas promocionales respecto del derecho de aprovechamiento.  A la venta de madera en pie en caso el plan operativo anual aprobado por INRENA lo establezca.  A solicitar el redimensionamiento y exclusión del área de concesión a fin que se tome en cuenta derechos de terceros sobre áreas inicialmente concesionadas. Finalmente, entre las atribuciones y obligaciones del concedente se incluyen las siguientes:  Autorizar la transferencia de la concesión, así como la constitución de gravámenes y garantías sobre parte o la totalidad de los derechos de la concesión.  Realizar la inscripción registral del derecho de concesión materia del presente contrato.  Redimensionar, excluir y compensar, según corresponda, el área de la concesión cuando exista superposición con derechos de terceros reconocidos por autoridad competente con anterioridad a la creación del BPP.  Entregar al concesionario los recursos forestales maderables y no maderables provenientes del área de concesión, que hayan sido decomisados por infracciones cometidas por terceros, de conformidad con el artículo 379 del RLFFS.  Registrar la marca que identifica la madera en troza proveniente del área de concesión. 11.2 Deficiencias y cuellos de botella en el sistema de control Los titulares de las concesiones forestales maderables elaboran los PMGF a partir de inventarios proporcionados por la IFFS, información suministrada en los concursos públicos de concesiones; y los POA, herramientas operativas de gestión anual, a partir de censos realizados por los concesionarios. Los POA son poco confiables pues, generalmente, se emplea equipos de baja calidad y precisión y no se codifica los árboles, dificultando el seguimiento del producto. Los concursos públicos al tratar de favorecer a los pequeños y medianos interesados, permitieron la participación de pequeños empresarios que no disponían de las suficientes capacidades técnicas y económicas. La mayoría no era sujeto de crédito y sin o escaso capital de trabajo. Ante esta situación, contratan a profesionales inescrupulosos que elaboran el POA cumpliendo tan año de las concesiones. Posteriormente, como consecuencia de la introducción del concepto de zafra excepcional, a la suscripción de la adenda, los concesionarios suscribieron también un nuevo pagaré con el nuevo plazo para cumplir con las obligaciones contractuales. 10 La Ley en mención se creó con la finalidad de promover el desarrollo sostenible e integral de la Amazonía, estableciendo las condiciones para la inversión pública y la promoción de la inversión privada, a través de la reducción del impuesto a la renta (IR) y la exoneración del impuesto general a las ventas (IGV)
  40. 40. 40 solo con un procesos de gabinete si validar la información en campo (mucho más barato), aceptan adelantos de los “habilitadores”, negocian su madera en pie y en algunos casos, se prestan a vender los volúmenes aprobados en sus POA y comercializar sus guías de transporte, “legalizando” madera de bosques no manejados y de dudosa procedencia (Mäki et al. 2001). La IFFS también realiza inspecciones oculares de concesiones maderables para verificar la presencia y/o extracción de ejemplares de caoba en los POA ya aprobados; e igualmente para apoyar a la Autoridad Científica de CITES en el establecimiento de la cuota de exportación de caoba. Los puestos de control, en especial los fluviales cercanos a las fronteras y alejados de los centros de transformación industrial que deberían ser clave para el control, no disponen de personal, infraestructura ni equipo de registro y transmisión de la data adecuados; siendo frecuente el registro manual de guías de transporte forestal y lista de trozas. Todo esto son condiciones que, sin duda, favorecen tanto la tala ilegal como el “ingreso” de trozas al sistema de información forestal maderero que no está diseñado para procesar data de las irregularidades técnicas y de gestión de los titulares de las concesiones y permisos y de los otros actores de la cadena productiva. Los centros de transformación primaria y secundaria y de comercialización constituyen un punto crítico y vulnerable para el control en la cadena productiva. La Ley 27308 dispuso el Libro de Operaciones como herramienta para el registro y control de madera rolliza que ingresa a las plantas industriales y de productos transformados que salen hacia los establecimientos comerciales locales, regionales o nacionales, pero su aplicación ha sido bastante irregular, en parte, por una indefinición de competencia del sub-sector forestal en la industria de transformación secundaria tradicionalmente dependiente del sector industrial. Sin embargo, este impase ya ha sido superado por la nueva ley forestal DL 1090 que para efectos del control y trazabilidad de los productos forestales maderables incluye a los centros de transformación secundaria como parte del SNIC. Los factores determinantes para la baja calidad del servicio de la administración pública forestal son la escasa prioridad de la actividad forestal en el contexto de la política nacional y el reducido presupuesto asignado, reflejándose en deficiencias en la administración, vigilancia y control de los recursos forestales Además, la distribución no equitativa del personal y el régimen laboral predominante en la administración pública forestal, particularmente en las zonas de mayor producción y potencial productivo, contribuyen a un ambiente de inestabilidad y preocupación del personal de campo que, por lo general, está sujeto a rotaciones periódicas. Sin que lo anterior sea una justificación para el involucramiento de acciones ilícitas de algunos funcionarios, es importante destacar que la ejecución presupuestal de la administración pública forestal en el 2008 evidencia condiciones labores y prioridades que deben corregirse para mejorar la gestión de la administración pública forestal:  Las ATFFS localizadas en Ucayali, que administran el 33% de la superficie de las concesiones y permisos forestales maderables y el 20% de la producción maderable nacional operan con un reducido porcentaje del presupuesto total de la administración pública forestal.  El personal contratado y nombrado bajo condiciones de estabilidad laboral y con beneficios sociales en las ATFFS representa el 1.0% de los gastos presupuestales; y por cada trabajador estable hay 4.4 trabajadores temporales contratados sin beneficios sociales.  La productividad, expresada en términos de gasto anual por volumen de madera rolliza administrada, es de 1.39/m³.

×