Ramatís                                      El Evangelio a la Luz del Cosmos                     El Evangelio            ...
Ramatís                                                      El Evangelio a la Luz del Cosmos    TERCERA EDICIÓN    Traduc...
Ramatís                                       El Evangelio a la Luz del Cosmos          MI   HOMENAJE          Al colega A...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmos    REGLA ÁUREA...
Ramatís                                    El Evangelio a la Luz del Cosmos          AGRADECIMIENTO          No podía deja...
Ramatís                                          El Evangelio a la Luz del Cosmos          ORACIÓN          Yo no soy mi c...
Ramatís                                                                     El Evangelio a la Luz del Cosmos    PREFACIO  ...
Ramatís                                                                   El Evangelio a la Luz del Cosmosángel.     El Ev...
Ramatís                                                                     El Evangelio a la Luz del Cosmos    PREÁMBULO ...
Ramatís                                                                                 El Evangelio a la Luz del Cosmosso...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmos      Realmente...
Ramatís                                                                       El Evangelio a la Luz del Cosmos"picnics" y ...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmosencarnados y de...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmos    ALGUNAS PAL...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmosasuntos extraíd...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmos               ...
Ramatís                                                                     El Evangelio a la Luz del Cosmos1    EL ESPÍRI...
Ramatís                                                                                       El Evangelio a la Luz del Co...
Ramatís                                                                      El Evangelio a la Luz del Cosmosconforme aseg...
Ramatís                                                                                      El Evangelio a la Luz del Cos...
Ramatís                                                                       El Evangelio a la Luz del Cosmosy cinco por ...
Ramatís                                                                                  El Evangelio a la Luz del Cosmoss...
Ramatís                                                                     El Evangelio a la Luz del Cosmossi existe como...
Ramatís                                                                                  El Evangelio a la Luz del Cosmosp...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmostoca accionar, ...
Ramatís                                                                                       El Evangelio a la Luz del Co...
Ramatís                                                                    El Evangelio a la Luz del Cosmosretoman los tem...
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
RAMATIS  El Evangelio a la Luz del Cosmos
Nächste SlideShare
Wird geladen in ...5
×

RAMATIS El Evangelio a la Luz del Cosmos

2,844

Published on

Published in: Seele & Geist, Reisen
0 Kommentare
2 Gefällt mir
Statistiken
Notizen
  • Hinterlassen Sie den ersten Kommentar

Keine Downloads
Views
Gesamtviews
2,844
Bei Slideshare
0
Aus Einbettungen
0
Anzahl an Einbettungen
6
Aktionen
Geteilt
0
Downloads
108
Kommentare
0
Gefällt mir
2
Einbettungen 0
No embeds

No notes for slide

RAMATIS El Evangelio a la Luz del Cosmos

  1. 1. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos El Evangelio A la Luz del Cosmos Ramatís Psicografiada por: Dr. Hercilio Maes 1
  2. 2. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos TERCERA EDICIÓN Traducida del portugués por MANUEL VALVERDE EDITORIAL KIER S.A. Av Santa Fe 1260 (1059) Buenos Aires - Argentina Título original en portugués: O Evangelho a Luz do CosmoEdiciones en castellano: Editorial Kier S.A.; Buenos Aires Años: 1978-1984-1995 Tapa: Horacio Cardo LIBRO DE EDICIÓN ARGENTINA I.S.B.N.: 950-17-1334-2 Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723 © 1995 by Editorial Kier S.A. Buenos Aires Impreso en la Argentina Printed in Argentina 2
  3. 3. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos MI HOMENAJE Al colega ANTONIO PUNIÓ DA SILVA ALVIM, dedicado trabajador en la siembra espiritualista y fundador de la "Sociedad Espirita Ramatís", que distribuye cuantiosos e incalculables beneficios de orden material y espiritual para todos los necesitados, sin tener en cuenta credos o razas, dedico esta obra cumpliendo con mi gratitud y sincero afecto. Curitiba, 9 de Junio de 1974 3
  4. 4. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos REGLA ÁUREA Cristianismo ... "Todo cuanto quieras que los otros hagan por ti, tu debes hacerlo para los demás..." Confucionismo "No hagas a los otros aquello que no quieres para ti." Budismo "De cinco formas un verdadero líder debe tratar a sus amigos y demás personas; con generosidad, cortesía, benevolencia, dando lo que de él esperan recibir y ser tan fiel, como sus palabras lo expresan." Hinduísmo "No hagas a los demás, aquello que si te fuera hecho a ti, te causaría dolor." Islamismo "Ninguno podrá ser creyente hasta que ame a su hermano, como a sí mismo." Sikhismo "Juzga a los demás, como lo haces contigo mismo. Entonces participarás del Cielo." Jainísmo "Tanto en la felicidad, como en la infelicidad, en la alegría como en el dolor, necesitamos mirar a todas las criaturas, como nos miramos a nosotros mismos." Zoroatrismo "La Naturaleza sólo es amiga, cuando hacemos a los demás, aquello que es bueno para nosotros mismos-" Taoísmo "Considera las ganancias y las pérdidas de tu vecino, como si fueran tuyas." Judaísmo "No hagas a tus semejantes aquello que a ti te resulta doloroso." 4
  5. 5. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos AGRADECIMIENTO No podía dejar de mencionar al comienzo de esta obra, mi sincero reconocimiento al amigo y colega, Dr. BRENNO TRAUT-WEIN, médico psiquiatra dedicado al estudio de los fenómenos mediúmnicos y a las leyes de la vida espiritual, a cuyo talento, conocimiento y acervo de valiosas experiencias, debo la revisión de esta obra. Curitiba, 9 de Junio de 1974 5
  6. 6. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos ORACIÓN Yo no soy mi cuerpo físico, Yo no soy los deseos que lo afectan, Yo soy la mente; Yo soy la Divina Llama Dentro de mi corazón, Eterna, Antigua, Sin Comienzo Y sin Fin. Más radiante que el Sol, Más pura que la Nieve, Más sutil que el Éter, Es el Espíritu el Yo, El Ser dentro de mi corazón. Yo soy ese Ser; ese Ser soy Yo. (Poema de GEOFFREY HODSON) 6
  7. 7. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos PREFACIO Estimados lectores: Entregamos a vosotros estas sencillas páginas de comunicaciones trascendentales, en dondeRamatís no pretende agregar algo nuevo, sublime o inigualable al contenido del Evangelio, que depor sí es capaz de transformar al hombre en ángel y fue plasmado a lo vivo por el estoicismo,sacrificio y fidelidad por el Cristo Jesús. Jamás alguien pudo efectuar cualquier corrección o adicionar,con éxito, alguna interpolación personal o histórica en el deslumbrante e inmodificable Evangelio;además, agreguemos 1, que es el verdadero Código de ascenso y evolución espiritual. Conforme diceRamatís, "Una vírgula extraída o insertada en ese compendio de quimismo divino, enseñado a lo vivopor Jesús, sería lo mismo que sacar de plomo la pared de la vieja catedral". Sin embargo, existe una gran diferencia entre agregar "algo" más a lo que dijo Jesús hace dos milaños, en su Evangelio, y el estudio sincero y apasionante de los razonamientos que el mismoencierra, y además, justifica el querer saber el porqué Jesús entregó tan elevado mensaje. Se abrennuevos caminos para nuevas auscultaciones espirituales sobre esa elucidación divina para elterrícola, inclusive una ilación más exotérica de los motivos que fueron ocultados en aquella época,pero que actualmente pueden ser aclarados, entendidos y meditados en el siglo XX. El hombremoderno se encuentra más capacitado para activar su raciocinio sobre el área de la Vida Inmortal, y asu vez, posibilita un nuevo enfoque, tal vez más íntimo y perspicaz sobre las excelsas enseñanzas deJesús. Rajo la vestimenta poética de las parábolas y de los conceptos evangélicos trascendentales, seencuentra el sublime mensaje espiritual, que expone directrices morales para el espíritu encarnado; yaún más, se encuentra oculta una realidad científica del Universo sintetizada en el microcosmos de laobra humana. El terrícola, a pesar de su primitivismo e ignorancia tradicional sobre el EspírituInmortal, ya se muestra más sensible e ingenioso para percibir las bases creativas y científicas de lavida. Es capaz de comprender que el sublime e indestructible edificio del Evangelio, es la miniaturade las leyes que rigen al Cosmos. Aunque nuestra simple argumentación no pueda realzar un poco más la belleza eterna delEvangelio, del Cristo Jesús, sin embargo, insistimos en recordar a la humanidad afligida e insensata,que ha de ser destruida por sus propios inventos mortíferos y por la eclosión indisciplinada de lasfuerzas desintegradoras de la vida humana, siempre que sigan ignorando la ruta salvadora del"Evangelio". Las parábolas, los conceptos y las normas de ese maravilloso mensaje, son autenticascondensaciones de las leyes cósmicas del Universo. Jesús, además de ser un avanzado psicólogosideral, instructor moral y maestro espiritual de nuestra humanidad, posee el más alto índice deconocimiento y experiencia científica que gobierna a vuestro mundo. Bajo la simplicidad de la poesíay el encanto conmovedor de sus parábolas palpita el "micro-esquema" de las leyes y los principiosfundamentales del Cosmos, al igual que la energía eléctrica de elevado voltaje se va graduando sen-siblemente hasta cumplir con la necesidad de la simple lamparilla que ilumina el modesto cuarto. Hayun ritmo, una dinámica y cadencia poco común en la exposición evangélica, que demuestra a losespíritus sutiles la miniatura de la legislación creativa y cósmica. Las mismas leyes que rigen elinmensurable metabolismo del Universo, están genialmente sintetizadas en los conceptos y parábolasinolvidables de Jesús, así como la contextura gigantesca del roble se miniaturiza potencialmente en elcrecimiento de la pequeña semilla. A través de las palabras tiernas y llenas de esperanzas del Cristo Jesús, fluye la fuerza del Verbode la Creación. Por eso, el Evangelio no es un tratado rígido de virtudes salvadoras, ni un simplemanual CÍVK O para mantener una conducta espiritual; ante que nada, es un compendio de las leyespara el perfeccionamiento de la Vida Inmortal y la metamorfosis del hombre para transformarse en 7
  8. 8. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosángel. El Evangelio, como su nombre lo indica, es el "Camino" que reconduce a la criatura hacia laintimidad del Creador, y lo integra en la vida auténtica de las leyes que son la manifestación de la"Verdad". Esa criatura va alcanzando un mayor grado de conciencia, debido a la angelizaciónpaulatina que la introduce en el eterno metabolismo para la Vida Inmortal. A medida que el hombreamplía su conciencia, debido a la constante penetración en la vida oculta espiritual, también adquiereuna mejor noción de existir y, por lo tanto, alcanza una mayor comprensión sobre Dios. Es un hechoreal, porque la Divinidad vibra en la intimidad de la criatura humana. Desde los tiempos inmemoriales,los magos, iniciados y sacerdotes esotéricos enseñaban constantemente los preceptos de que el"macrocosmos" está en el "microcosmos", y "lo que está arriba, también está abajo", paralelamente alconcepto del Génesis, que dice así: "El hombre fue hecho a imagen de Dios". Por analogía, un átomo en constante expansión podría desenvolver sus elementos constitutivoshasta volverse semejantes a los astros de una constelación astronómica; el hombre, "creado aimagen de Dios", también usufructúa la gracia de poder expandirse y sintonizarse a una mayor áreadel Creador. Bajo la indefectible belleza mística y moral del Evangelio, se oculta el cientificismoirrevocable de las leyes mayores del Universo, por cuyo motivo, se justifica el concepto esotérico deque "el reino de Dios está en el hombre". La pulsación divina palpita constantemente en la concienciaespiritual del hombre y le provoca los fundamentos creadores de la individualidad, sin desvincularlode Dios, a la vez que lo libera del yugo educativo de la materia para integrarlo definitivamente en lapaz y ventura eterna. Ojalá el lector comprenda que en esta sencilla comunicación a través de un mediador humano,Ramatís únicamente pretende servir y advertir, y que vale la pena que el hombre viva integrado a lasenseñanzas del Cristo Jesús, porque esos preceptos de moral sideral son la miniatura delmetabolismo del Creador del Universo. NAVARANA Curitiba, Marzo 8 de 1974 8
  9. 9. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos PREÁMBULO Mis Hermanos. Paz y Amor. El ciudadano terrícola está alcanzando el fin del segundo milenio, y es arrojado sobre las crestasde las ondas embravecidas de una civilización electronizada, asistida por computadoras y "robots", ydeslumbrada por el transplante de órganos como admirada por la conquista de la luna. Infelizmente,no duda que se encuentra al borde de la implacable destrucción provocada por los excesos deambición, ateísmo, orgullo e inmoralidad- El hombre moderno sólo se preocupa por la salud de sucuerpo y trata de sacarle al máximo el goce y los placeres ilusorios, aunque todavía no sabe quién es,de dónde viene y hacia dónde va. Sólo le preocupa vestir bien ? comer mejor y divertirse. Epicúrea-mente, activa los deseos y vive muchas de sus indisciplinadas emociones, pero sin conseguirliberarse de la atracción de las sensaciones. A través de una vida desnaturalizada y sin controlsensorial, confundiendo la explotación indiscriminada de su cuerpo carnal con la verdadera vidahumana, el ciudadano terrícola vive sumiso al primarismo de una existencia física sin poderencontrarse con la realidad del espíritu inmortal. Abusando de la mediocridad y transitoriedad de losplaceres carnales, camina entontecido hacia la tumba, asemejándose al turista que porta su máquinafotográfica y binóculos colgados de su cuello, que toma paisajes y edificaciones de las grandesciudades para él desconocidas, pero no le produce ninguna transformación intima-Gracias a la casimilagrosa evolución de la ciencia y la técnica, el hombre terreno alcanza, en la actualidad, el máximoen lo que se refiere al empleo de los sentidos y emociones. Eufórico por los adelantos modernos, quele proporcionan el exceso de confort y goce material, que le satisfacen sus exigencias epicúreas delorganismo, se envanece por la facilidad y rapidez con que se mueve entre los polos antípodas ylatitudes geográficas más alejadas de su mundo. Seguro de que dispone de un poder incomún,entonces olvida a Dios e ironiza la ternura comunicativa del Cristo Jesús que lo invita amorosamentea la vida espiritual. Disfruta de los países bonitos y panorámicos que observa desde la altura de unavión jet; desayuna en Nueva York, almuerza en Lisboa y cena en París, pero, infelizmente, continúaestático en relación a la evolución de su espíritu inmortal. Gracias a los recursos mágicos de la televisión retransmitida por los satélites en órbita, el hombrepercibe instantáneamente los progresos del arte moderno, de los más recientes descubrimientoscientíficos, de los propulsores conceptos de la filosofía y potencializa su cerebro por las constantesrevelaciones de la cibernética; mientras tanto, aún no sabe explicar porqué existe. Paradójicamente,arregla inmejorablemente el medio externo donde vive, multiplicando conocimientos e inventos de lavida transitoria y no logra liberarse de la condición de títere, preso en los cordeles del instinto. A pesar de encontrarse en la era de las computadoras y de la conquista de la luna, además de lamanifestación de ideas y conceptos incomunes que consagran a los genios, filósofos y científicos deelevado renombre, el hombre civilizado y orgulloso del siglo xx todavía no pudo librarse del rígidoesqueleto del troglodita. Se mueve en el escenario del mundo actual, como ciudadano bienacondicionado, pero de su intimidad surge a cada instante el ser prehistórico. A pesar del esfuerzodesesperado que realiza para adaptarse a las reglas, convenciones sociales y costumbres que rigena la vida civilizada, dos tercios de la humanidad terrícola todavía actúa en forma cruel, brutal,indisciplinada, deshonesta e imbécil, cuyas características son similares a1 sus antepasados de lascavernas. Aunque el hombre terrícola manifieste tener sentido superior de la justicia, promueva y alcanceprogresos en la filosofía y psicología en favor de la mente humana, detente poderes técnicos ycientíficos que parecerían sobrepasar las facultades mágicas de las hadas y de los genios de antaño,sin embargo, no pasa de ser un desventurado carnicero que tritura la carne humana en los charcosde las luchas fratricidas, para defender retazos de paños patrióticos y límites de tierra que sólopertenecen a Dios. En su insania mental y primitivismo espiritual, los poderes públicos arrebatan yseleccionan a los jóvenes y más saludables de su nación, después los uniforman y los someten aentrenamientos específicos de belicosidad y terminan enviándolos a los campos de exterminio, para 9
  10. 10. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmossometerlos a la cruenta carnicería que ha de sustraerles las manos, los brazos o los pies,deformándoles sus caras y vaciando sus ojos, o desfigurándoles la fisonomía que Dios modeló parareflejar la sabiduría y la ternura del alma eterna. Después de las luchas sangrientas, donde matan y estropean a los hombres sanos, otroshombres vestidos de blanco se apresuran a retirar a los mutilados del matadero fratricida, y en unatarea piadosa y casi sacerdotal, les ajustan los brazos, piernas y manos, substituyéndoles losauténticos por otros miembros artificiales y genialmente electronizados. Los más desgraciados yvíctimas de la ceguera, les colocan ojos de vidrio, tan perfectos, que hasta parecen "naturales"... ¡Y, alos infelices de carnes atrofiadas, huesos fracturados y nervios lesionados, les injertan tejidos y trozosde piel de las partes menos visibles del cuerpo humano!. Sin duda alguna, las criaturas que se encuentren a la altura de la era paleolítica, son capaces depracticar esa insensata y cruel actividad enfermiza de movilizar la materia prima humana, en perfectoestado de salud, para después exponerla a las bombas y metrallas fratricidas, transformándola encomplejo teratológico, que más tarde vivirá y caminará por el centro de las grandes ciudades, cualmuestra del alcance y evolución de la técnica moderna. Desfigurados a propósito por los imperativosde la guerra, la "mejor" juventud de un pueblo se transforma en harapos vivos, ¡recompuestos por lamedicina!... En la era prehistórica, los monstruos antediluvianos eran cazados y destruidos por lostrogloditas expertos y valerosos; hoy, entre los hombres del siglo XX, a pesar de tener una civilizaciónmilenaria, del advenimiento de la cibernética y del control atómico, sus hermanos son cazados ytriturados fácilmente bajo las patas de los monstruos modernos, que además vomitan fuego y plomopulverizándolos en pocos instantes. La vida humana en medio de la civilización aún es tan insegura yprecaria, que hasta un paranoico fustigado por delirios mesiánicos podría exacerbar las pasionesbelicosas de un pueblo, y aumentar el índice demográfico de la población mutilada y teratológica,resultante de los mataderos fratricidas 1.Pero, conforme a las profecías bíblicas que anunciaban el "Fin de los Tiempos", desde Isaías,Miqueas, Job, Malaquías, Daniel, Ezequiel, Juan Evangelista y el mismo Jesús, incluyendo tambiénlos profetas modernos como Santa Odila, el Cura de Ars, Catalina Emmerik, el campesino Maximino,el profeta Frau Silbiger, Paracelso, Madre Shipton e Izgur, hasta el famoso vidente Nostradamus,cuyos tiempos profetizados ya está viviendo la actual humanidad, encontrándose en el más grave yespinoso examen de su conducta espiritual. Día a día, conforme citan las profecías bíblicas, laAdministración Sideral del orbe juzga a los "vivos" y a los "muertos", es decir, a los encarnados ydesencarnados, promoviendo a dos grupos distintos de espíritus. A la derecha del Cristo, símbolo delAmor, se sentarán los buenos, cuyos espíritus “heredarán la tierra", una vez depurada y verticalizada,retornando en futuras reencarnaciones, a fin de apresurarse en las ciencias y en las artes, parapoder demostrar su potencialidad divina. A la izquierda, se colocarán los dos tercios de almas,integradas por los malos, o los citados bíblicamente como los lobos o yuyo, en fin, los reprobados enel "Juicio Final", y que deberán emigrar hacia otro planeta, donde podrán recomenzar sus leccioneshasta alcanzar el grado de altruismo, exigido para habitar mundos pacíficos, sanos y venturosos. Los"de la izquierda" del Cristo son criaturas indisciplinadas, perversas, avarientas, orgullosas, egoístas,tiránicas, lujuriosas, hipócritas y vengativas. Deberán encontrarse en el ambiente del mundo primariodonde irán a habitar, siéndoles sus condiciones apropiadas para dar cabida a sus insanias, maldad yviolencia, como lo hacen actualmente en la tierra. Bajo la Técnica Sideral que se denomina "lossemejantes curan a los semejantes", los exiliados de la tierra encontrarán la cura espiritual bajo elsigno de las mismas pasiones, torpezas y vicios, que tanto usan y abusan en estos momentos.Mientras tanto, el "pueblo de Dios", que será probado, estará conformado por las criaturas pacíficas,amorosas y humildes, incapaces de tener deseos de pillajes y venganzas. Aunque todavía no seanpersonas santificadas, sin embargo integrarán las falanges de los "de la derecha" del Cristo, debido asus buenas intenciones y redoblados esfuerzos por seguir en el camino del Bien. 1 Es evidente que Ramatís se está refiriendo a los tipos megalo maniáticos como Hitler, Mussolini y tantos otros quearrastran a su pueblo a la destrucción e infelicidad humana. 10
  11. 11. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos Realmente, esos tipos de ciudadanos adulterados por los vicios, estigmatizados por las pasionesdesenfrenadas de una civilización cada vez más epicúrea, se transforman en pesadas cargas paralos bien intencionados. Cultores de doctrinas excéntricas, negativistas y sensualistas, que ironizan lamansedumbre y la humildad de los seguidores del Cristo, operan negativamente en el plan evolutivodel planeta tierra, debiendo ser apartados de las almas que aún confían en Dios y en el Mensaje delEvangelio. Es una consecuencia ecológica, similar al proceso de las hierbas dañinas, cuando invadenla buena siembra, debiendo el jardinero apartarlas de las plantas útiles a fin de preservar la especiesuperior. En verdad, la actual civilización terrena ya alcanzó el grado de su capacidad creadora en el tratocon las formas materiales, y en la realización de modelar las instituciones socioculturales, pero, aúnpermanece espiritualmente inmadura, asemejándose al hombre de las cavernas. Los hombresactuales, mentalmente se asemejan a los monos que viven en un palacio de cristal, cuya belleza no laperciben y su objetivo ignoran, siendo su verdadero estado el vivir en la selva inhóspita y primitiva.Por eso, deben ser devueltos con urgencia al antiguo ambiente de la vida salvaje, para que puedanexponer con amplia libertad sus instintos inferiores. Imposibilitados de poder adaptarse a lasresponsabilidades morales y a los objetivos de una vida espiritual superior, la ley de la evolución losvuelve a colocar nuevamente en la cuna de la civilización. Los hombres aún son criaturas triviales ycon hábitos primarios, que requieren su pronto retorno a las cavernas paleolíticas, como hijospródigos que regresan para convivir con su antigua parentela. Es visible en la actual humanidad el sintomático movimiento de retorno mental, en donde dostercios de la humanidad vuelven a retomar viejos hábitos, gustos y preferencias infantiles y anacró-nicas, ¡confundiendo instintividad con novedad! Imposibilitados de presentir el equilibrio y la armoníapara la futura humanidad, seleccionada a la derecha del Cristo, sólo resta a esos retardatarios delprogreso espiritual en el trato con la materia, el retorno saludable a la edad de piedra, a cuya formade vida están íntimamente ligados y familiarizados. La sintonía expresiva de ese primarismo, endonde cierto porcentaje de la humanidad terrícola parece haber alcanzado un límite de susposibilidades evolutivas, se observa, poco a poco, en todas las actividades actuales, inclusive en susexteriorizaciones mentales, aunque se encuentren disfrazadas con los recursos y costumbresmodernos. Se acentúa el mal gusto por lo aberrativo y grotesco, el culto incondicional al lenguajeescatológico, y se admite como novedad la "palabrota", que antes era un derecho expresivo de losdelincuentes, sin educación de ninguna especie. La poesía, la literatura, la cinematografía y el teatroson exaltados con motivos impúdicos y sexología deformante; las pinturas se asemejan a caricaturasprimarias, saturadas de tintas llamativas, a pesar de manifestar en sus bases el primitivismo infantil,utilizado en las grutas prehistóricas; la escultura moderna, a pesar de ser un sofisticado mensajeesotérico o investigación inusitada, nos recuerda el mal aprovechamiento dado a la materia prima,conseguida en una subasta pública, cuya finalidad es aprovecharla ya que fue conseguida en formaconveniente y económica. La música preferida es disonante e histérica, sin melodía ni inspiración,cuyo fondo sonoro trae aparejado el ritmo salvaje, la gritería de los contorneos musculares de losviejos indios, cuando danzaban en son de guerra. Se admite como auténtico y estético, la libertadsobre las prácticas sexuales, debilitando costumbres e interiorizando niveles sociales, lo que es puralibidinosidad, dado que ninguna trata de exponer en publico las necedades fisiológicas, ¡lo quetambién no dejaría de ser un culto por lo auténtico! Astros de la TV y de la cinematografía hacen con-fesiones extemporáneas y escandalosas, demostrando sus preferencias pervertidas y condenables,que terminan consagradas por la prensa y el pueblo. Es la figura del Anticristo, modelada por la turbasubvertida y licenciosa, que al exponer en público sus bajezas pecaminosas, lanza un desafíovengativo contra el mensaje de pureza y moral del Evangelio pregonado por Jesús. La índole primaria del hombre, que se cobijó en el progreso de las formas materiales pero que seestancó en su conciencia espiritual, lo conduce de vuelta a sus viejos hábitos, preferencias ycostumbres familiares. Así, en la era de los veloces automóviles, se fomenta y promueve lacompetencia de los vehículos tirados por animales, o aquellos deportistas excéntricos, quepromueven excursiones y paseos en globos estratosféricos, ¡cuando el cielo se ve continuamentecruzado por jets! La bicicleta, la calesita y el paseo a caballo son entretenimientos para la playa, 11
  12. 12. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos"picnics" y excursiones para el interior, que proporcionan un nuevo goce a las-criaturas cansadas dela vida motorizada. Los niños, saturados de los juguetes electrónicos, donde todo se encuentrarealizado, que les priva del espíritu creativo, se vuelcan a jugar con barcos de vela, diligencias,soldaditos de plomo, muñecos de paño y artefactos de madera. La propia arquitectura, una vezpasada la fiebre de lo "funcional", va tomando tendencia y entusiasmo hacia los proyectos para losedificios y residencias, hacia el viejo estilo colonial, y tal vez, muy pronto, pasaran al estilo medieval.Las construcciones de aspecto macizo, con pocas ventanas y puertas faltando aire y luz, cuyosantihigiénicos ambientes funcionan con aire acondicionado, parecen un calco del gusto primitivo delhombre de las cavernas. Los muebles son otro de los gustos que manifiestan el retroceso hacia laépoca de Don Juan VI y Luis XV. Hasta los antiguos relojes "cu-cu" y muñequitas bailarinas quedanzan a la hora o la media, se acentúan cada vez más en los hogares terrenos, mientras que lasantiguas cajitas musicales de tanto éxito en los siglos anteriores, vuelven a ser moda, y con elentusiasmo de las cosas nuevas. Siendo así, no pasará mucho tiempo para que la vieja cítara, el arpay el bandolín, deban suplantar nuevamente al piano moderno en los conciertos sociales y serenatas.Por otra parte, va en aumento, la antigua novedad de las propagandas cinematográficas al aire libre yen los frentes de los edificios, y es muy probable, ¡que ha de retornar el coro y la banda de música enla plaza pública! Después del uso de las ropas excesivamente livianas y modernas, se vuelve a estimar el uso dela ropa de cuero con aplicaciones metálicas. Aparecen los zapatos con hebilla y tacos altos, así comotambién la mujer se sirve de las botas altas o inedias, tal como sucedía en la Edad Media, cuyoshabitantes las usaban para protegerse en las calles de piedras irregulares o enlodadas. Los hombresretornaron a usar el cabello largo y poblada barba, cuyo aspecto configura algo del ciudadanoprehistórico. De ahí el gusto primitivo por los llamativos dijes y collares de hierro, metal, loza oconchillas de mar, cinturones de cuero y metal, anillos de piedras vulgares pero relucientes, en francacompetencia con los indígenas. Sin lugar a dudas, el hombre no demorará en estar a la "moda"usando la peluca, mientras que las mujeres se entusiasman por los peinados a la "Pompadour" y el"maquillaje" que hizo suceso en el viejo Egipto, en Francia, Roma y Grecia en los tiempos dondeprimaba la barbarie. Y como en el "Fin de los Tiempos" es época de los extremos más contrastantes,las mujeres se visten de la cabeza a los pies, haciendo caso a la moda decretada por los afeminadoscostureros, e inmediatamente concurren las playas para demostrar la desnudez salvaje, ¡apenasprotegidas por una minúscula bikini! En verdad la marcha retroactiva hacia las cavernas se refleja también en los conflictos popularesy en los procedimientos policiales del mundo; bajo el ataque de los estudiantes rebeldes v armadosde palos y piedras, las policías europea v asiática se defienden protegidas con armaduras y escudosa "la romana". Algunos de los bárbaros castigos del pasado vuelven a ser retomados por los juecesmodernos, como sucede en Nigeria. Uganda y otras unidades africanas y asiáticas, los cuales sehabían superado: como son, cortar las manos de los ladrones, quitar los oíos a quienes prestan falsostestimonios, castrar a los delincuentes sexuales o castigar injustamente a los parientes del criminal.Tal vez, por fuerza de ese atavismo mental de la era paleolítica, es que los médicos, abogados,magistrados, profesores, psicólogos y hasta sacerdotes insisten para que se implante la pena demuerte que fuera eliminada clamorosamente por ser un castigo bárbaro e inútil. Sin lugar a dudas, la tierra está cansada de aguantar en su seno a una humanidad tan feroz,sensual e interesada, que después de alcanzar el límite de su capacidad creadora, se vanagloria conla fiebre de producir armas atómicas genocidas y bombas incendiarias, que son capaces de arrasarsu propia morada. El planeta suspira para librarse de esa carga demente y destructora, que lotransforma en un escenario de experiencias ruinosas y tétrico matadero, que vierte la sangrecreadora en el suelo y lo transforma en pozos de líquido repugnante. Los terrícolas, para cumplir consus días educativos en la materia, saltan de sus camas para matar, destruir, robar, tiranizar yprostituir. En consecuencia, Dios está obligado a seleccionar a la actual humanidad, optando por lasolución sensata y lógica que es exiliar hacia otro mundo físico, a esa multitud de almaspsicopatológicas, sádicas y masoquistas, que contrarían y desafían a la legislación divina. De ahí entonces que la Suprema Ley convocó la presencia de todos los infractores y marginados 12
  13. 13. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosencarnados y desencarnados, a fin de explicarles su acción lesiva en el orbe terráqueo y su rechazoen cumplir con los principios y los estatutos de la vida superior. La humanidad terrícola estáalcanzando el final de su curso primario iniciado hace 28.000 años, en la Atlántida, por lo cual, seencuentra en las puertas de la más severa y aflictiva "prestación de cuentas" ante el tribunal divino desu propia conciencia. En base a ese profético "Fin de los Tiempos", que promueve y reajusta alplaneta y a su humanidad, el mismo será elevado a un grado superior de educación espiritual, perodestinado únicamente a los espíritus aprobados en el actual "Juicio Final", en total procesamiento.Considerando que todo examen sobre tal o cual materia se elige por medio de una bolilla en el"sorteo", para comprobar la capacidad de los examinados, desde la época de Jesús, ese tema fueanunciado por Juan Evangelista, en forma cabalística y que es fácil de reconocer como la "Bestia delApocalipsis". Bajo el ardiente impacto de la fuerza telúrica de la carne, activada por el erotismo animal, losdisciplinados y limpios se elevarán por encima de los apetitos, vicios y sentimientos malsanos,propios de la vida instintiva, mientras que serán reprobadas las criaturas sumergidas en el lodo de laspasiones violentas e indisciplinadas, necesitadas del baño catártico espiritual en el caldo de culturade una vida planetaria, semejante a su propia frecuencia vibratoria e instintiva. Ojalá las páginas sedativas, amorosas y liberadoras del Evangelio del Amado Maestro Jesústodavía puedan inspirar a muchos terrícolas para detener sus pasos a la orilla del abismo, librándolosde la trágica emigración hacia un mundo inferior, inhóspito y salvaje donde la insania, la brutalidad yla crueldad justifican aquel concepto evangélico, que así advierte a través de Juan: "Y aquellos queno se encuentren en el Libro del Cordero, serán arrojados en el tanque de azufre y en las regionesdonde sólo se escucha el crujir de los dientes". De ahí entonces que, bajo esa advertencia atribuida al Señor, se podrá comprender que lascriaturas carentes de las virtudes señaladas en el Evangelio del Cristo Jesús, serán exiliadas hacia unmundo expiatorio, simbolizado por el "tanque de azufre", es decir, un orbe tan primario y salvaje, cuyavida cruel, violenta e indisciplinada de la animalidad, se encuadra perfectamente en la descripción del"crujir de los dientes", que es la característica de la vida inferior. RAMATÍS Curitiba 30 de Marzo de 1974 13
  14. 14. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos ALGUNAS PALABRAS Mis hermanos: Tengo el presentimiento de que los lectores más intelectualizados estaban esperando, a travésde la presente obra, que Ramatís revelase las más inusitadas explicaciones sobre el metabolismocósmico. ¿Es que se estaba esperando el soñado y anhelado deseo de tener una explicación lógica ocasi definitiva de la multimilenaria incógnita, de quién es Dios? Ramatís, aunque sea un espíritu evolucionado v que en el Espacio conforma la dirección de la"Fraternidad de la Cruz y el Triángulo", comunidad sideral que está formada por espíritus orientales yoccidentales, en un trabajo específico sobre el área del territorio brasileño, sin embargo, asumió laresponsabilidad y el compromiso de activar el corazón del hombre terreno, sobre el Amor enseñadopor el Cristo Jesús. No tiene por miras exponer revelaciones sorprendentes e inusitadas, que sólodeslumbran el intelecto humano, pero que no dinamizan el sentimiento del corazón. Además, no esde mucho valor un cerebro abundante de conceptos eruditos y saturado de elucubraciones científicas,capaz de solucionar los complejos problemas de la vida física, pero al que le faltase el calor crísticode la Intuición que atempera el corazón y sensibiliza el alma, cuyo fin es reencontrarse con la verdadsobre la Vida Inmortal. No siempre los mayores descubrimientos y conquistas sorprendentesresuelven los problemas seculares, que sólo requieren un poco de amor, tolerancia, filantropía,humildad, ternura y compasión. ¿Cuáles son las soluciones definitivas que han de remediar la vida delos sumidos en la pobreza o que contribuyan a mejorar el sentimiento de los humanos, que hayanaparecido paralelamente, a las siderales sumas de dinero, empleadas para fabricar cápsulas,módulos y cohetes para que el hombre pisara la luna? Es evidente que las revelaciones extemporáneas y relativas al mecanismo del universo tendríanpoco provecho entre las criaturas humanas si únicamente fueran ágiles y sensibles de intelecto, peromuy pobres de sentimientos. Existe mucha razón y una gran advertencia cuando Ramatís manifiesta:"¿De qué le vale al terrícola haber alcanzado el suelo de la luna, a millares de kilómetros de sutradicional morada, si todavía no consiguió penetrar un centímetro dentro de su propia alma? Analizando los mensajes mediúmnicos de Ramatís, comprobamos que su posición está en lacondición de espíritu entrevistado. El éxito de sus obras depende muchísimo de la capacidad,sensatez y amplitud de los temas y preguntas formuladas por los interesados. Desde que comenzó suprimera obra por vía mediúmnica, Ramatís nos sugirió que fuese elaborada por el sistema depreguntas y respuestas, cuya fluidez, en los diálogos proporciona una mayor recepción del contenidoy favorece el descanso mental de los lectores. Los textos expuestos en forma de diálogos, debido a lacadencia de las pausas, suavizan los asuntos más complejos, cansadores y prolongados, pero sinapartarlos del tema progresivo y fundamental de la obra. Pero, en base a la multiplicidad de los asuntos que comúnmente son indagados en cada obra,casi exigiendo especialistas para preparar las preguntas adecuadas y coherentes a la secuencialógica de cada tema encarado, es también Ramatís quien suple las fallas referentes a la indagación.Entonces, elabora o hace nuevas preguntas y responde a sus propias indagaciones, como si fueranformuladas por los interesados del tema de la obra, a fin de "llenar" los claros existentes y que soncapaces de truncar la marcha armoniosa y correcta del tema central. De esa forma llega a responderanticipadamente a las dudas que asaltan a los lectores en ciertos trechos de sus obras, como si lesestuviera adivinando la indagación que tienen en mente. Nuestro grupo de estudio espiritualista siempre opta por un asunto de interés colectivo, como enel caso de esta obra, en que fue escogido el tema fundamental del "Evangelio a la Luz del Cosmos".En seguida, se vale de la inspiración y orientación asistenciales de Ramatís, para motivar lasindagaciones sucesivas, siendo compuestos los capítulos en orden correlativo. En la selección de lostemas destinados a las consideraciones de Ramatís, se incluyen las solicitudes hechas por loslectores a través de cartas, dudas e investigaciones realizadas personalmente, inclusive algunos 14
  15. 15. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosasuntos extraídos de compendios, obras y publicaciones que justifiquen serias consultas al mundoespiritual. Mientras tanto, en el caso de la obra "Sembrando y Recogiendo", en forma de cuentosreencarnacionistas, y que me fuera dictada por el espíritu de Atanagildo, pude psicografiarla sinindagaciones posteriores y casi sin interrupción. Sin embargo, insisto en recordaros que, debido a la pobreza y dificultad humana respecto alentendimiento sobre la inmortalidad del espíritu, Ramatís necesita venir al encuentro de losinteresados, a fin de llenar en forma coherente las lagunas que existirían y que sacrificarían laconexión y claridad de sus obras; y repito una vez más, sería por falta del conocimiento adecuado. Después de haberle solicitado algunas elucidaciones sobre el Evangelio de Jesús, apreciado a laluz de la Suprema Ley del Cosmos, y sobre el fundamento principal de ésta obra, Ramatís nos sugirióllevar un esquema disciplinado de la materia general de la obra, a fin de coordinar el texto indagatoriocon las preguntas de nuestra simpatía y capacidad. Nos aconsejó, entonces, que la armaduravertebral de la obra obedeciese a la triple y siguiente división: "Dios", figurando como el temapreliminar, que nos permitiría una mejor comprensión de la idea y de las leyes del Creador;"Evolución", en la segunda parte, con referencia a la vida del espíritu encarnado y su trabajo humano,para alcanzar una mayor área respecto a la conciencia en el contacto educativo con las formas físicasde los mundos planetarios; y, finalmente, el "Evangelio", como tema fundamental discurriendo sobrelas parábolas, los conceptos y acontecimientos más sobresalientes en la vida de Jesús, que ademásde ser de mucha importancia, sirven para fijarse con precisión en la memoria de los humanos. Bajo tal disposición fueron seleccionados los temas principales y elaboradas las indagaciones demayor interés y conveniencia para el esclarecimiento de los lectores de esta obra. A pesar de ciertaversatilidad profesional, de las graduaciones, especialidades, cultura filosófica, psicología yespiritualismo de los que forman nuestro grupo ramatisiano, sus indagaciones todavía no son satis-factorias para la cobertura integral y minuciosa de los temas espirituales expuestos, los cualesRamatís los rellena con su experiencia sideral. A pesar de esa deficiencia evidente para una en-trevista mediúmnica, siempre se observa la tranquilidad y la coherencia de la obra, ante la frecuenteintervención de Ramatís que corrige fallas, compensa aparentes desentendimientos y llena los clarosque transcurren por causa del trabajo indagatorio. En consecuencia, cualquier problema o deficiencia señalada por los lectores en el transcurso dela lectura sobre "El Evangelio a la Luz del Cosmos", incluida la falta de preguntas másesclarecedoras, todo ello quede a cuenta de la insuficiencia mediúmnica. En base a otras obras deRamatís, que están siendo psicografiadas, creo que los lectores insatisfechos podrán usufructuar me-jores esclarecimientos en temas más específicos, que se irán presentando. HERCILIO MAES Curitiba, 1 de Mayo de 1974 15
  16. 16. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos DIOS Pregunta: ¿Llegará el tiempo en que el hombre compruebe fehacientemente la realidad de Dios,a pesar de los vanos esfuerzos que han hecho los investigadores hasta nuestros días, sin alcanzarlos resultados apetecidos? Ramatís: Jamás la criatura humana podrá definir o identificar racionalmente la Realidad Absolutadel Creador, por más que sea una partícula divina. Si el hombre lograra tal solución, sería otro Diospara ser descubierto, descripto e identificado. Así como las hojas no pueden sentir o representar alárbol, y las gotas del agua no pueden describir la naturaleza inmensurable del océano, la partetampoco puede definir el Todo, ni el creado a su Creador. Las células del hombre jamás podránexplicar los pensamientos, sentimientos y la correcta configuración del ser humano. Sólo otro Dios osemejante al que se pretende demostrar es el que podría probarlo. Pregunta: ¿Por qué no podemos definir o explicar al Creador, si somos una partícula de, El? ¿Nodice la Biblia, que "el reino de Dios está en el hombre"? Ramatís: Dios, como fuente original e increada de la Vida, existe antes de cualquier cosa o ser;en consecuencia, jamás podríamos explicar aquello que existió mucho antes de nosotros existir. Siconsideramos a Dios simbolizado por rayos que parten geométricamente de un centro y se pierdenen el infinito, la conciencia del hombre ha de ser siempre la figura de una esfera limitada sobre elcentro de esos rayos. Aunque esa conciencia humana se amplíe y desenvuelva constantemente entodos los sentidos, está sujeta a limitaciones relativas en cada fase, y jamás podrá alcanzar los rayosinfinitos.1 Pregunta: Si el reino de Dios se encuentra en el hombre, ¿por qué no poseemos el entendimientosubjetivo de la Realidad Divina? Aunque hemos sido creados "a imagen de Dios", sin embargo notenemos una impresión correcta sobre su índole, pues lo único que tenemos es nuestra imperfecciónespiritual e ignorancia, que de nada nos es útil para comprender la naturaleza del Creador, ¿no esverdad? Ramatís: El reino del pino está plasmado y esquematizado en la simiente, así como la semilla delroble es la imagen del gigantesco árbol de su especie. Sin embargo, sólo podréis valorar ycomprender la realidad del pino o del roble una vez que hayáis plantado la semilla en la tierra fértilpara dar cumplimiento al proceso de la metamorfosis vegetal. A través de las fuerzas ocultas quedormitan en la intimidad vegetal, ambos necesitan evolucionar, poco a poco, a partir de la simple ypequeña semilla, limitada, y poco diferenciada de su estructura general. Una vez activada, rompe lacobertura de la vieja semilla, brota, crece y alcanza las alturas hasta configurar definitivamente elmajestuoso árbol, que existía potencialmente en el embrión. La simiente, después de sufrir el procesode adaptación al suelo, no siempre propicio, todavía debe concentrar sus fuerzas íntimas para romperlas membranas externas. Después necesita sobreponerse a la agresividad de los gérmenes delmedio donde fue sepultada; resistir la potencia del quimismo tóxico de la tierra; sufrir la humedad quese filtra en sus entrañas; cavar los surcos para desarrollar y afirmarse, para que el brote puedaromper la superficie de la tierra; buscar el oxígeno y la libertad para enfrentar el aire helado delinvierno o el calor abrasador del verano; sobrevivir a la lluvia torrencial y curvarse humildemente antela inclemencia del viento tormentoso. Incluso debe defenderse de la agresión tenaz de los insectosque le exterminan los brotes recientes y persistir hasta conformar definitivamente las ramas y lashojas. Su único fin es siempre ir hacia lo alto, a pesar de los impedimentos que las especies dañinasle presentan, mientras sus raíces rebuscan en el fondo del suelo los elementos minerales paradesarrollarse. A pesar de los innumerables factores agresivos del medio, la planta continúa creciendosin poder desviarse del esquema fundamental de conformar definitivamente el majestuoso árbol queaceptó la tarea de plasmarse en el seno de la tierra, a pesar de tanta adversidad durante sudesenvolvimiento. 16
  17. 17. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos1 EL ESPÍRITU HUMANO Y LA EVOLUCIÓN DE SU CONCIENCIA DIOS Sin lugar a dudas, el reino de Dios está en el hombre, así como la naturaleza del roble futuroreside en la semilla. Si consideramos a Dios como Espíritu Total y Cósmico, como "Llama" o "Luz"infinita, por siempre y más allá del tiempo y del espacio, obviamente, los espíritus de los hombres ohijos de Dios han de ser entonces centellas emanadas de esa eterna, infinita e incognoscible energía. Pregunta: Si el hombre es un Dios en miniatura, ¿no podría conjeturar en sí mismo la RealidadDivina? Ramatís: El espíritu del Creador vitaliza la vida íntima de cada criatura, como si fuera el "paño defondo" de la conciencia del hombre. A medida que el ser amplía esa conciencia esférica, en.permanente contacto y en forma educativa con la materia de los mundos planetarios, también abarcamayor área de lo divino y va percibiendo a Dios con más precisión. Aunque la simiente posea enpotencia las cualidades del vegetal, que demostrará su condición cuando los factores naturales lopermiten, sin embargo, no podría definir por anticipado su posterior configuración vegetal sino amedida que crezca en su medio ambiente, en eterna lucha por la vida, hasta alcanzar su realconfiguración. Pregunta: Los ateos aseguran que Dios no existe; que el universo es obra del acaso, tal vezproducto de un accidente inexplicable. ¿Qué nos podéis decir? Ramatís: Respetamos la convicción de cada hombre; sin embargo, creemos que el acaso o unaccidente imprevisible, puedan producir fenómenos y hechos tan inteligentes como es la Vida en elUniverso, en verdad es un acaso poco lógico. Un accidente no crea leyes tan lógicas y sabias, que 17
  18. 18. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmostanto disciplinan en forma genial y correcta el torbellino de electrones alrededor del núcleo atómicocomo amparan y proporcionan racionalmente la cohesión de los astros suspendidos en el Cosmos yque giran armoniosamente alrededor de sus correspondientes soles. Además, todos esos astros semueven en dirección a un objetivo correcto y útil, con estructuras estables, perfectas y complejas,demostrando que existe una inteligencia poco común y muy superior, comparándola al más avanzadoíndice de intelecto humano. Decía un célebre filósofo persa: "Si Dios no hizo el mundo, necesitamosbuscar con urgencia al responsable por un hecho tan sabio y lógico".2 Pregunta: Si no podemos concebir a Dios, entonces no tiene ningún sentido que tengamos unestado de fe absoluto y ciego, que nos induzca a creer en aquello que todavía no tenemos laseguridad de que existe. ¿De qué adelanta afirmar que el reino de Dios está en el hombre, si éste nosabe quién es o cómo es su Creador? Ramatís: Y, ¿cuál sería el cambio del hombre, en el caso que supiese describirsatisfactoriamente la forma y la esencia de su Creador? ¿Acaso las criaturas harían modificacionesinstantáneas o loables en la vida, abdicando de intereses y dignificando sus relaciones humanas, sóloporque alguien consiguiera describir la Realidad Absoluta? Sin embargo, es evidente, que ese deseoconstante del hombre por conocer o sintonizarse con el Creador es lo que debiera estimularlo yacelerar su ascenso hacia una vida espiritual superior. Mientras la criatura vibre en un estado espiritual primario, todavía no está preparada paraentender a Dios y su manifestación Cósmica. El espíritu de] hombre necesita emanciparse del instintoprimitivo a través del cultivo de los valores divinos, que están adormecidos en su propio "yo" si es queen realidad quisiera comenzar a entender la naturaleza real del Creador. Además, el hombre deberásuperar el linaje animal que le plasmó el organismo carnal, y realizarse como ser espiritual e integral;por otra parte, necesita adquirir el estado angélico para liberaría definitivamente de lasreencarnaciones. Hasta que eso suceda, sólo le resta asumir una actitud sensata y tranquila; tratar deentender los designios divinos a través del respeto y amor a todas las criaturas, que sonmanifestaciones palpables de la Mente Creadora. Es natural que el hombre civilizado y esclarecido no tenga dudas sobre el hecho científico de queuna ciudad se ilumina por la fuerza disciplinada de la energía eléctrica, mientras que para el salvaje,con su mente infantil y supersticiosa, considera el fenómeno como un misterio sagrado. El poeta seextasía ante la forma y los colores de una rosa; de esa forma, pronto transforma la belleza floral enuna belleza poética. El sabio, en el silencio del laboratorio y sin la visión panorámica de la flor, tam-bién se deslumbra y conmueve tal vez más que el poeta al comprobar la sabiduría oculta quecombina los átomos en moléculas, las moléculas en células, las células en tejidos, los tejidos enórganos, conformando perfección y armonía en la investigación de una simple flor. Se emociona elpoeta por la belleza exterior de la rosa y vibra el sabio por el cientificismo que une y asegura lacontextura íntima de la flor. De la misma forma, la criatura, conforme sea su experiencia, sabiduría,sensibilidad y evolución, ha de tener visión o concepción de Dios, sea fantasiosa o aproximada a larealidad, pero nunca alcanzará la solución que sobrepase su capacidad mental. Pregunta: ¿Es censurable esa insatisfacción o incredulidad del hombre, cuando aún le faltanmedios para definir o comprender a Dios? Ramatís: ¿Qué importancia tiene la aflicción del hombre por no poder comprobar correctamentela realidad de Dios, cuando a través de las Leyes y los fenómenos inteligentes de la naturaleza puedesacar sus propias conclusiones respecto a la existencia del Creador? 2 Nota del Revisor: El científico inglés Edmorst, en sutil e irónico concepto, así se expresa sobre la posibilidad de que elacaso substituyera a Dios: "Si el acaso o un simple accidente puede crear hechos inteligentes, entonces tenemos queadmitir que, arrojando una bomba dentro de una tipografía, saldría compuesto un diccionario completo sin la intervención ointerferencia del tipógrafo". La idea de Dios y la seguridad de que existe son innatas en, el hombre, porque éste es unespíritu, una centella de luz que despierta y evoluciona constantemente en forma inconsciente en elseno del Espíritu Eterno del Creador. Secón decía Jesús, "el reino de Dios está en el hombre", y 18
  19. 19. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosconforme asegura el Génesis, "El hombro fue hecho a imagen de Dios". Hace algunos milenios, losviejos maestros de la espiritualidad de Oriente, afirmaban que Dios es el macrocosmos, el mundogrande, y el hombre, el microcosmos, el mundo pequeño. Además, corroboraban sus enseñanzasexplicando: "Lo que está arriba, también está abajo", porque el átomo es la miniatura perfecta de unagalaxia que palpita en el Cosmos. En verdad, el hombre siempre buscó a Dios; los salvajes, aunque fueran ignorantes, adoraban aTupa, el dios del trueno y del rayo, seguros de que existía un poder superior y divino, es decir, másallá del hombre. Los atlantes, aztecas y egipcios adoraban al sol, viendo a través del astro rey, elcentro de la Vida Divina del Creador; los judíos loaban a Jehová, un Dios guerrero y poderoso, queprotegía a la raza elegida; los católicos eran devotos de la figura de un viejecito de barbas blancas,que vivía en los Cielos y distribuía gracias a sus devotos, arrojando en el fuego del infierno a losherejes y pecadores. Pregunta: ¿Dios no es el fruto de una necesidad psicológica del hombre? Esa idea sobre ladivinidad, ¿acaso no progresa y se perfecciona al igual que el hombre, que la sustenta en su mundomaterial? Ramatís: No hay dudas de que la idea de Dios siempre evolucionó conforme al progreso,entendimiento y cultura de la humanidad. Además, es muy grande la diferencia entre la concepcióndivina del Tupa de los salvajes y la creencia sobre la Suprema Inteligencia, que hoy los espiritasadmiten sobre el Creador. Sin embargo, Dios no es una idea o fruto de las necesidades psicológicasde la humanidad, que evolucionó conforme al hombre. En verdad, a medida que vamoscomprendiendo la vida, nuestro psiquismo va percibiendo con más precisión la Verdad Cósmica. Noes la lucha para liberarnos de la materia lo que nos hará sentir a Dios sino que ha de ser el binomio"sentir" y "saber" el que nos ofrecerá la realidad del Infinito, pues libertad sin sabiduría es poder sindirección. Pregunta: ¿Es suficiente ser creyente en Dios, para que la criatura se salve? Ramatís: ¡Creer en Dios no es lo mismo que vivir en Dios! El hombre que no desenvuelve en símismo los atributos divinos es semejante al enfermo, puesto que puede creer en el medicamentopero no acata la prescripción médica, siguiendo la tónica de un enfermo obstinado. Si concebimosque Dios es la Verdad Absoluta, la búsqueda de esa Verdad indescriptible sólo es posible a través dela ampliación de la miniatura divina, que todo ser posee en sí mismo. La creencia del hombre que juzga estar en el camino de la Verdad, puede hasta significar lanegación de esa misma Verdad, ¡puesto que creer simplemente en Dios no quiere decir que se le haencontrado! Obviamente, si la Verdad o Realidad es desconocida, tanto la creencia como laincredulidad no proporcionan el encuentro con Dios. Comúnmente, esa creencia no es un autorealización sino una simple proyección del individuo hacia lo desconocido. Debido a que la creenciatrae aparejada una recompensa extramaterial, millones de criaturas tienen fe en la creencia, como unmotivo para vivir confiados y esperanzados, respecto a la salvación, en el caso de que existieraalguna cosa después de la muerte del cuerpo físico. Prácticamente, vendría a ser un mercado de laredención, en que ciertos creyentes toman parte en algunas acciones religiosas, en la expectativa derecoger algunos dividendos de la Divinidad-Las iglesias católicas, los templos protestantes, loscentros espiritas, los terreiros de la Umbanda, las sociedades teosóficas, los tatwas esotéricos, loscultos rosacruces y centenas de otras instituciones espiritualistas se llenan de creyentes, fieles, discí-pulos o asociados que cultivan ciertos postulados simpáticos y afines sobre una idea específica deDios. Mientras tanto, las criaturas encauzadas en esa creencia sistemática y "estandarizada" nomodifica su "yo" interior ni incorporan los valores in-comunes del "YO" superior divino.Probablemente, ignoran que es una conquista individual a través del estudio, de la abnegación, delservicio al prójimo, y sobre todo, de la acción totalmente desinteresada. Pregunta: ¿Podéis extenderos un poco más respecto a esa condición de que el hombre cree enDios pero no lo encuentra? Ramatís: Si los atributos esenciales del Creador forman una Verdad, la cual sintetiza el Amor, laSabiduría y el equilibrio infinito, entonces el hombre debe activar en sí mismo esos principios a fin de 19
  20. 20. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosaproximarse a Dios. Poco adelanta que el hombre crea en Dios, si no desenvuelve en sí mismo losatributos divinos, que los tiene latentes en lo íntimo de su espíritu. La creencia puramente intelectual yespeculativa no tiene ninguna finalidad si no modifica la forma de actuar y sentir. Es el centro psíquicoel que sublimiza y sensibiliza al ser, aunque sea el intelecto el que planifica a través del poder mental,y que más tarde vitaliza el crecimiento divino a través del Amor. La creencia en Dios tiene muy poco onada de valor, cuando el hombre explota, maltrata, roba, destruye y mata al prójimo. ¿De qué sirve lacreencia del rico si, a pesar de glorificar a Dios, persiste en ser avaro, astuto y egoísta? El que poseefortuna, especula con la desgracia ajena y atesora dinero para sí, rodeado de comodidades, lujos,placeres censurables, y olvida a su hermano que gime de dolor, tirita de frío y padece de hambre,jamás corresponde a la creencia divina, por más que milite en algún movimiento religioso oespiritualista. No importa si debido a su creencia trata de fortificar su fe construyendo iglesias,arreglando templos, contribuyendo con tómbolas o iniciativas de caridad, ¡lo que generalmente hacepor miedo a perder el cielo! Por ventura, ¿creéis que es suficiente enviar el cheque con carácterfilantrópico para la institución espiritualista, masónica, rosacruz, teosófica, espirita o umbandista paraatender a los pobres en la noche de Navidad, a fin de justificar su creencia en Dios? Pregunta: ¿Es preferible ser un descreído, antes que un creyente que se engaña a sí mismo? Ramatís: ¿Qué importancia tiene que el hombre crea o no, si aún no ha conseguido modificarseinteriormente? En vuestro mundo existen millares y millares de hombres que creen en Dios y acudena las instituciones espiritualistas o templos religiosos; sin embargo viven en forma tan censurable quedesmienten totalmente poseer los atributos del Creador, con los cuales creen estar cumpliendofielmente. Entre ellos se encuentran los dictadores, ministros corrompidos, parlamentarios quecomercian su posición, magistrados interesados, gobernadores deshonestos, comandantesinhumanos, profesionales competentes pero carentes de ética, religiosos fanáticos, sacerdoteslujuriosos, industriales de frigoríficos y mataderos, especuladores con la salud del pueblo, fabricantesde armas fratricidas, políticos maquiavélicos, pues todos son creyentes, ¡excesivamente creyentes!...Sin embargo, los citados ejercen una acción e interferencia perniciosas en las vidas humanas, que enrealidad justifican, con más propiedad, la existencia del insatisfecho Satanás, en vez de una entidaddivina cuyos atributos son Amor, Sabiduría, Bondad y Justicia. A pesar de tener la creencia en Dios y hacer obras filantrópicas en favor de las iglesias ycomunidades deístas, planean masacres sangrientas de los pueblos vecinos e indefensos, dirigenejércitos, flotillas aéreas o divisiones belicosas que destruyen vidas sin piedad alguna; arrasanmetrópolis con bombas nucleares; incendian campos, sembrados y poblaciones con la terribleNapalm; estimulan la fabricación de los instrumentos para la muerte; denuncian, espían y testifican enfalso en contra, de sus propios amigos, caídos en desgracia pública o política. Muchos de estos creyentes harían ruborizar de vergüenza al mismísimo Diablo- Están los querezan compungidos antes de cometer terribles masacres; los que doblan las rodillas y piden perdónpor tener que cumplir con el deber homicida de fusilar a sus hermanos, en tiempo de guerra o entiempo de paz, debidamente oficializado por la ley de la Bestia 3. Están los que bendicen las armas einstrumentos de muerte, aunque sepan conscientemente que sirven para matar ancianos y niños, yno faltan los que llegan a la insensatez de subvertir los atributos divinos y suplicar a Dios el amparopara sus huestes destructoras a fin de aniquilar al enemigo, esto es, otros pueblos que a su vezhacen también la misma rogativa para Dios a fin de ser protegidos en medio de la fatal carnicería. 3 Nota del Médium: Naturalmente, Ramatís se refiere a los comandos de guerra o pelotones de fusilamiento, en dondelos responsables tienen repugnancia .de matar al prójimo, "enemigo" o "condenado", tal vez atemorizados por el indiscutiblejuzgamiento divino. Sin embargo, olvidan la recomendación evangélica de Jesús que nos advierte sobre nuestro com-portamiento ante tal situación: "Aquel que diera la vida por mi, la ganará por toda la eternidad". En consecuencia, quiendiera la vida por el Cristo, que es Amor, prefiriendo morir antes que matar. ganará la verdadera vida del espíritu, para toda laeternidad. Considerando que el 95 por ciento de la humanidad terrícola cree en Dios, es evidente que todala maldad y destrucción por las guerras fratricidas obedecen a la responsabilidad de ese noventa ycinco por ciento de creyentes. Tendría más lógica la insania que manifiesta el terrícola, si ese noventa 20
  21. 21. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosy cinco por dentó fuera ateo, pues sus ignominias y perversidades serian consideradas normales yproducto de una naturaleza inferior, por desconocer las leyes que rigen el Cosmos y que emanan delCreador. Pregunta: Maestro, ¿vuestra opinión es que no creéis en la creencia de los hombres por el solohecho de que no viven integralmente aquello que perciben? Ramatís: Comprender a Dios exige de los hombres una realización interna, que consiste enbuscar constantemente la sabiduría y el equilibrio psíquico, y una acción externa de renuncia yservicio fraterno para todos los seres de la naturaleza. Sólo así podrá comprobar que está regido porla sublime inspiración de la creencia. Jamás tendrá autenticidad y fidelidad sobré la creencia del Amorde Dios, si su criatura odia, destruye, engaña y cultiva un fanatismo separativista. El Viejo y el Nuevo Testamento han producido cantidades de sectas, creencias diferentes yfanáticos más peligrosos que el Bien que deberían haber hecho; en base a luchas estériles poralcanzar la conducción de las sectas y divulgación de los postulados, muchas veces utilizados contrael mismo hombre y contrariando las enseñanzas amorosas del Cristo. No nos oponemos respecto ala necesidad de que el hombre tiene que creer para recibir los impulsos íntimos de comunión con suCreador, buscando el ascenso angélico. Pero es ignominiosa la creencia que divide a los hombres ylos transforma en ruina, odio, tragedia, desavenencia y falsedades, cuyas acciones desmientenfrontalmente los valores auténticos de la espiritualidad ante el predominio de los instintos inferiores dela animalidad. No se puede loar una creencia en Dios, cuando ésta conduce a los hombres hacialuchas antifraternas y religiosas, que aniquilan el placer espiritual de vivir. Creer en un Dios de Amor yVida, y después provocar la muerte del prójimo por motivos de raza, costumbres o religión; creer en labondad de Dios y después practicar torturas, masacres y destrucción de aldea, pueblos y ciudades,es crimen de lesa majestad Divina. El creyente que acciona en forma tan censurable y repelente estánegando su asimilación a cualquier postulado religioso de aspecto divino, y pecaminosamentedemuestra su atraso espiritual. Pregunta: Si el hombre fue hecho a imagen de Dios y posee en sí mismo la miniatura del reino deDios, ¿acaso, no debemos entender, que su maldad también la heredó de su fuente divina, original ycreadora? Ramatís: El mal es una condición transitoria, de cuyo reajuste resulta un beneficio para el futuro.Aun bajo la perversidad humana, en que un ser vivo mata a otro, el criminal sólo está destruyendo el"cuerpo" carnal y provisorio de la víctima, sin llegar a dañar a su espíritu inmortal. Así, el principio deCausa y Efecto proporciona una nueva existencia física a la víctima, otorgándole más provecho ycompensación porque fue perturbada en su ciclo de evolución espiritual. El homicida, bajo la mismaley rectificadora, es atraído hacia el camino del sufrimiento, a fin de rectificar ese desvío mórbido quelate en su alma y es colocado oportunamente en la ruta del perfeccionamiento espiritual, a fin deproseguir y despertar los valores eternos de la inmortalidad y alcanzar su propia ventura. El mal o el sufrimiento son etapas del mismo proceso evolutivo, cuya acción es transitoria y sutendencia es ir tras un resultado superior. Podría considerarse como un mal la agresividad de losinsectos, gusanos y aves que atacan a las plantas en su lucha por crecer; sin embargo, todos ellos,no dejan de ser elementos que interfieren y obligan al vegetal a concentrar una mayor cantidad deenergías para su defensa, culminando en el loable proceso de su desarrollo. El mal es tan sólo unaccidente en el camino de la evolución, la fase negativa que perturba, pero se corrige, perjudica ydespués compensa, y que desaparece ni bien el espíritu alcanza la fortificación y contextura definitivade su conciencia. Bajo la Ley de que "cada uno recoge lo que siembra", todo mal puede causar dolor y sufrimientopara su propio autor, lo que tampoco se traduce en injusticia para la víctima, dado que esa mismaLey la compensa. De todo ello resulta la purificación del pecador y su consecuente mejoría espiritual.Son considerados "actos malignos", porque causan perjuicios a otros; pero si la víctima es resarcidaventajosamente en el curso de su inmortalidad, entonces desaparece el estigma detestable del "mal",que es compensado por el "bien" que es merecedor en base a su sufrimiento. El mal que le fue hechoa Jesús, hace dos mil años, prosigue liberando a millares y millares de criaturas de muchos 21
  22. 22. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmossufrimientos inimaginables; el mal que resulta del fermento por la descomposición de las sustancias,luego se transforma en la magnífica penicilina, que restablece la vida a incontable número deenfermos desesperados.4 Pregunta: ¿Nos podríais ofrecer algún ejemplo concreto sobre el tema tratado? Ramatís: En los reinos de la vida física, el sufrimiento y el dolor son característicasfundamentales para el perfeccionamiento y belleza de las formas y de los seres, bajo la égida de laJusticia verdadera. Mientras tanto, ese dolor varía conforme a la sensibilidad y poder decomunicación que tiene con el mundo exterior. Por eso, el mineral sufre silenciosamente el dolor quese produce en sus entrañas adormecidas, y el vegetal se estremece bajo la acción externa, conformese puede registrar, gracias a los recursos modernos y electrónicos de los sensibles aparatos. El ani-mal, mientras tanto, exterioriza el dolor en gemidos o gritos angustiosos, mientras que el" hombre,emotivo y racional, dramatiza su perfeccionamiento doloroso por medio de poemas trágicos, novelasdramáticas o epopeyas heroicas. El dolor y el sufrimiento indeseables, aunque no agraden al hombre, son manifestacionesimplacables que subliman a todos los seres creados por Dios a fin de alcanzar estados y nivelessuperiores. Sufre el hierro en la fundición a fin de alcanzar la cualidad superior del acero; sufren losgranos del trigo y de la uva en la tortura de la molienda, para después transformarse en harina queproduce el rico y nutritivo pan o el vino generoso de las mesas bien servidas. Sufre el animal en lagestación y en el medio para sobrevivir para ajustarse definitivamente a una especie mejor; sufre elhombre en su dolor humano, desde su renacer en la materia, y atemperarse en el curso doloroso delas enfermedades infantiles, para poder adquirir la resistencia necesaria para superar lasenfermedades en la fase adulta y despertar la sensibilidad del nivel de la Vida Espiritual, hastaalcanzar el predominio del Amor. Pregunta: El progreso técnico y científico del mundo, ¿nos puede causar perjuicios y debilitarnuestra creencia o fe en Dios? ¿Ese tecnicismo no sustituye la realidad divina, en base a losprogresivos controles que sobre la vida va alcanzando? Ramatís: El progreso del mundo bajo la evolución de las ciencias positivas y lógicas, como son lafísica, biología, genética, química, astronomía, electrónica y medicina, tiene muchísimos méritosporque elimina definitivamente muchos mitos, creencias infantiles, supersticiones y melodramasreligiosos, y ayuda al hombre a distinguir y a separar lo físico y real de la fantasía improductiva.También es evidente, que bajo tal proceso de investigación caerán dogmas obsoletos, tabúesreligiosos y adoraciones excéntricas, gracias al ajuste que el hombre adquiere sobre la realidad de laCreación. Lo cierto es que la Verdad definitiva e inmutable está expresada por las leyes y losprincipios irrevocables del Cosmos. El hombre por causa de su primitivismo utiliza los recursos y objetos físicos, para manifestar elsentimiento religioso que lleva innato en su alma. Son intentos que simbolizan el esfuerzo del hombreprimario, y que son relativos para percibir la realidad del Absoluto. Pero, a medida que se espiritualizaa través del conocimiento y amplitud de su conciencia, también mejora su concepción respecto a Diosy abarca una mayor área de manifestación Divina. Por eso, el Cristo Jesús advertía en su códigoevangélico: "Buscad la Verdad y ella os liberará". 4 Ver la obra Magia de Redención, donde Ramatís demuestra el reajuste y la redención del autor, que produce unhecho destructivo o perverso, y que más tarde es tomado por la ley de rectificación espiritual y sometido al procesopurificador. El dicho: "El hechizo siempre se vuelve contra el hechicero", está advirtiendo que todo hecho maligno siemprealcanza a su autor y es reconducido para mejorar su espíritu, en base a la carga que recibe de retomo y que otrora puso enacción para perjuicio del prójimo. Pregunta: Afirman algunos científicos, filósofos y psicólogos, que la idea de Dios es un recursointelectivo y explicativo del hombre para justificar su propia vida humana. El Creador vendría a serentonces el fruto de una necesidad psíquica de la criatura, jamás una realidad. ¿Cuál es vuestraopinión? Ramatís: Es evidente que, si el hombre existe, también existe el Universo que le permite la vida, y 22
  23. 23. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmossi existe como un efecto de una realidad concebida por la mente humana, ha de existir también unacausa primordial que plasmó el Universo, que es Dios. Poco interesa respecto a la concepción,suposición o naturaleza de esa realidad divina; lo importante es que ella existe, por encima y más alláde las concepciones mitológicas o de las investigaciones científicas. Todo efecto deriva de un origeno causa, y es la misma ciencia quien afirma que no hay "efecto sin causa". Siendo así, la planta dedurazno proviene de la semilla de la misma especie, el río caudaloso se origina en un modesto hilo deagua, los astros proceden de ciertas nebulosas, que al materializarse conforman las galaxiasestelares del universo. El hombre es una entidad "creada"; consecuentemente tiene lógica que elefecto tiene una causa justificada, y el hombre es el efecto creado de una causa creadora: ¡Dios! Para satisfacer su propia mente, el hombre no necesita imaginar la existencia de una entidadfantástica llamada Dios. Percibir la existencia de Dios es puramente una cuestión de sensibilidadpsíquica, pues cuando la criatura siente que existe como una individualidad o conciencia definida enel seno del Cosmos, también siente en lo íntimo de su alma la naturaleza divina y creadora del Padre.El hombre no es un ser estático o el producto de un acaso accidental, que después de haber sidocreado fue abandonado como una causa sin inteligencia o discernimiento evolutivo. En verdad, esuna entidad que evoluciona constantemente, cuyo linaje inferior se apresura y eleva por sobre suespecie animal, que le brinda su cuerpo carnal. Hasta donde parecería que no existe vida y progreso,la Ley está presente y llegado el momento oportuno, ahí aparecen nuevas manifestaciones quecumplen con una causa planificada. Bajo el esquema de que Dios está en el hombre, el ser humano no necesita tener dudas respectoa la existencia de Su Creador. Le basta un poco de percepción psíquica para comprobar, en símismo, que la vida microcósmica le acciona constantemente en la mente y el corazón, alcanzandoestados mentales superiores y emociones cualitativas poco comunes. La facultad que el hombreposee para apreciar y sentir su poder creador, partiendo del conocimiento común de la naturaleza, leda aspectos más bellos y coherentes, lo que debería ser más que suficiente para probarle laexistencia insofisticable de una fuente inteligente y conocida tradicionalmente llamada Dios. Delante de una rosa puede dudar y hasta sofisticar la existencia del rosal que le dio forma,pudiendo expresar cualquier teoría fantástica o excéntrica, que le satisfaga la mente, para justificar elorigen de esa flor. Sin embargo, el hombre jamás podrá eliminar la realidad que existe en el suelo,que es necesario para materializar la flor en el rosal, así como no puede negar el terreno divino, dedonde florece la criatura humana. Pregunta: Muchos filósofos sustentan la tesis de que la facultad inteligente del hombre es el frutonatural de la necesidad de su constante adaptación, sistemática y coherente, en su multiplicidad deaspectos, fenómenos y ambientes en donde vive. ¿Cuál es vuestra opinión? Ramatís: Lamentablemente, el excesivo culto a la transitoria personalidad humana, inclusive laexaltación de los ascendientes biológicos de ciertos linajes de hombres, fruto de una aristocracia quepor suerte se está extinguiendo, o de una burguesía adinerada que envanece a la criatura humana yla aleja de su realidad espiritual. El terrícola se ocupa por demás a los aspectos pasajeros de suconfiguración camal e invierte los valores de la vida inmortal. Después de los conocimientos ydescubrimientos científicos de repercusión, los filósofos se deslumbran y confunden el efecto con lacausa, pasando a exponer teorías complejas, cuando no ridículas, para explicar las cosas mássimples. La verdad de las cosas es que no existen dos principios fundamentales y antagónicos en lacreación. El principio regente de la Vida es UNO y sólo existe una unidad como centro y origen detodas las leyes, reglas y postulados disciplinados del Universo. El científico terreno se siente eufóricoal investigar y percibir los elementos fundamentales de la vida material y sus relaciones, en laingenua creencia de que ha descubierto la causa real y concreta de los seres. Envanecido, juzgasuperar el misterio de las cosas, extrapolando explicaciones sobre la solución de los fenómenosfísicos. Sin embargo, no es suficiente que la ciencia humana demuestre que la materia es energíacondensada, que abarca a todas las partes del metabolismo de la vida física, para exceptuar la 23
  24. 24. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmospresencia de Dios. Eso es meramente "transformación" y no "creación". No tenemos dudas respectoa que el hombre es el ser más valioso e inteligente de la Creación, o manifiesta la mayor expresióndivina en el planeta tierra. Además, según dice el Génesis, "el hombre fue hecho a imagen de Dios",por cuyo motivo, es la miniatura de la Divinidad trabajando y contribuyendo para la metamorfosis deun mundo primario en transformación hacia una mayor perfección. El bípedo humano, mientras tanto,se deslumbra cuando puede controlar y analizar los fenómenos que suceden a su alrededor a travésde los instrumentos de la física transitoria. Sin embargo, sólo interfiere en los intersticios de lamateria, porque participa en el fenómeno como la criatura más avanzada e inteligente de vuestromundo. Pero, siendo víctima de la propia cristalización personalista, confunde el potencial creador delUniverso, que vibra en sí mismo, con la facultad y la capacidad humana de descubrir lo que Dioscreó.5 Bajo tal inversión de los valores, se justifica que el hombre crea y cultive el Acaso, a cuenta de undiosecito que le satisfaga la vanidad, relegando a un plano inferior, la propia inteligencia y raciociniohumano. Pregunta: ¿A pesar de haber transcurrido algunos milenios de civilización humana, todavía notenemos pruebas definitivas y suficientes, que nos demuestren o confirmen la existencia de unaentidad inteligente, creadora del Universo, que es Dios? Ramatís: Bajo la lógica de la ley de "causa y efecto", podemos valorar por el efecto resultante,cómo es la causa creadora. ¡Le bastaría al hombre analizar e investigar las leyes justas, sabias ycoherentes que rigen el Universo, para percibir la existencia de un Autor inteligente, sabio, amoroso ytradicionalmente aceptado como Dios! Los billones de astros que transitan por el Cosmos, sin choques, atropellamientos o desarmonías,pero disciplinados bajo la regencia de leyes que les ajustan el ritmo y la traslación lógica, serían másque suficientes para comprobar a las mentes racionales y sensibles, sobre la acción sabia ycoherente de la Ley Divina, bajo el control de una Suprema Inteligencia que dirige el Cosmos.Sumisos y agrupados por afinidades magnéticas, los orbes intercambian entre sí sus propiasenergías, aumentan sus vidas, y ajustan las temperaturas, presiones y estructuras geológicas, paraatender las necesidades del planetario, como escuelas de los más variados tipos de seres enactividad sobre la superficie física. Indudablemente, que la existencia de una mente cósmica, sabia y justa puede responsabilizarsepor la generalidad de los fenómenos y hechos que suceden en el Universo, bajo implacable yconstante perfeccionamiento. El hombre que no tiene presunciones académicas, al estudiar las leyesque rigen la naturaleza, el destino de su mundo y el de sí mismo, siente que Dios existe como lacausa de las leyes vigentes, que lógicamente, están mucho más allá de la capacidad y elentendimiento humano. Pregunta: ¿Las personas que creen incondicionalmente en la existencia de Dios, sin oponercualquier tipo de dudas, tienen una naturaleza más privilegiada que la de los ateos, o poseen algunafacultad distinta sobre el resto de los hombres? Ramatís: El espíritu del hombre, en la manifestación primaria de su conciencia, por principiofundamental desarrolla y memoriza los valores que percibe, observa o suceden en la periferia de lavida física. Se parece a una especie de computadora viva, de raciocinio propio, donde archiva y 5 Nota del Médium: Nhó Quim, entidad del interior, de lenguaje simple y comunicativo, atendiendo a ciertas preguntassobre Dios y el hombre, así nos manifestó: "Dios, para demostrar lo que es Sabiduría, Justicia, Amor y Poder, construyó elUniverso; el hombre, para demostrar su inteligencia y capacidad, intenta destruirlo".acciona constantemente el resultado de sus anotaciones y nociones de su vida espiritual, en base alos hechos que lo retienen en la materia, situándose cada vez más alejado de la caverna de lostrogloditas. Y, a medida que despierta y desenvuelve la sensibilidad de valorar y sentir las cosas queestán más allá de su configuración física, también sublima sus impulsos psíquicos que vibran en suintimidad, y actúa con más experiencia, siendo una especie de autodidacta en los ambientes donde le 24
  25. 25. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmostoca accionar, a través de las sucesivas reencarnaciones. Pero los hombres que valorizan en demasía su personalidad humana, transitoria, entoncesactivan el orgullo y la vanidad, y en algunos casos, la ferocidad, propia de la especie animal, quelucha felinamente por la sobrevivencia entre los tipos más fuertes y agresivos. Todo ello los convencede que son más que suficientes y pueden superar la necesidad de someterse o humillarse ante elvínculo creativo de un Dios. En consecuencia, mantienen una actitud cada vez más negativa, que loshace descreer o negar a priori, cualquier concepto sobre la divinidad. Su comportamientodeliberadamente negativista los priva de poder vibrar en frecuencias más elevadas, en sintonía conlos sutiles fenómenos psíquicos, por la falta de afinidad con las manifestaciones sublimes de la vidaespiritual. Así como el hombre se protege adecuadamente en los días lluviosos, el que prematuramenteniega se aisla totalmente y no percibe la sublimidad que encierran las vibraciones siderales. Pregunta: Los ateos o negativistas, sean profesionales, científicos, filósofos o psicólogos, queviven oponiéndose a la idea de un Dios Creador y Justo, ¿jamás reciben o perciben un mensajeespiritual? Ramatís: No es la creencia o la negación lo que proporciona al hombre la posibilidad de percibir otransmitir los mensajes del mundo espiritual. Evidentemente, que el ateo, si es bondadoso, modesto,disciplinado, humilde y pacífico, ha de ser un medio apropiado para la revelación espiritual, y que noquepa la menor duda, que es capaz de iluminar los caminos de la ciencia o de la filosofía, aunque seanegativista. No interesa que el hombre imponga o defienda opiniones personales u opuestas a la vidainmortal; la verdad es, que "el espíritu sopla donde quiere" y acciona en aquel que busca servir alprójimo. Es evidente que si Dios hace nacer hermosas flores en medio de los pantanosnauseabundos, ¿por qué no transmitiría mensajes espirituales por los labios de sus hijos ateos? De esa forma, los buenos ateos vibran en frecuencias espirituales superiores y por lo tanto,descubren, inventan y construyen para beneficio de la humanidad, mientras que los malos ateos,especie de científicos o magos negros, sólo acrecientan las invenciones de las armas fratricidas,aparatos genocidas, medicamentos para el aborto, afrodisíacos, alucinógenos y especialmentepromueven filosofías negativistas, derrotistas y cuando no, proliferan con la literatura pornográfica. Pregunta: ¿Cuáles serían las desventajas que tendrían los ateos o negativistas, comparándoloscon los creyentes y espiritualistas? Ramatís: Ello es cuestión del sentido común; el ateo actúa contra sí mismo, acentuando odesenvolviendo su incapacidad psíquica, por causa de su fanatismo de querer aferrarse a las cosas oformas del mundo físico. Aunque desenvuelva el intelecto y los sentidos físicos, atrofia la facultad deauscultación psíquica y por ende, disminuye el flujo de la intuición. La manifestación trascendentalrequiere una cierta electividad en la persona, una especie de encuentro simpático entre las dosfronteras de ambos mundos, el espiritual y el material. La obstinación ateísta no desenvuelve lafacultad psíquica de alta precisión, respecto a la creencia o admisión de la sobrevivencia del espíritu,pues ésta, es una comprobación de una sensibilidad poco común, aunque se la denominesuperstición, misticismo o ingenuidad. El creyente es una criatura que demuestra cierta humildad, ¡una vez que confía en algo superior,como es la existencia del Creador! La humildad, por lo tanto, no es una virtud teológica, pero sí uneficiente estado de percepción sobre la vida superior de su persona. ¡El hombre humilde escucha yaprende; el orgulloso impone e irrita! Pregunta: ¿Las religiones no contribuyen decisivamente para esa sensibilización psíquica,cuando estimulan a sus adeptos sobre la creencia de Dios? Ramatís: Algunas religiones dogmáticas del mundo, en base a su limitación sectaria, muchasveces desmienten los sencillos principios que la misma ciencia humana demuestra; por esa causa,apartan a los científicos bien intencionados, debido a que sus creencias infantilizadas yextemporáneas, asentadas en las leyendas bíblicas y las prohibiciones divinas, impiden la dinámicadel libre pensar y aniquilan las investigaciones sensatas. 25
  26. 26. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmos En consecuencia, esas religiones contribuyen a empeorar el concepto sobre la realidad de Dios,cuyos débiles postulados, místicos, infantiles y prohibitivos son insustentables ante la más simpleargumentación científica, Aún más, los hombres sensatos, cuando perciben la realidad de su tontez yesclavitud a los dogmas y "tabúes" que los apartaba de la realidad técnica de la vida espiritual, seadhieren incondicionalmente al ateísmo y hostilizan a las creencias y a las imágenes que antessostenían, como son las avanzadas doctrinas del Espiritismo, Esoterismo, Rosacrucianismo,Hinduismo o Yoga. Pregunta: Las religiones verdaderas, ¿no son aquellas que fueron fundadas, organizadas ocodificadas por profetas, maestros e instructores espirituales como son el Budismo, Hinduismo, Con-fusionismo, Taoísmo, Judaísmo, Islamismo, inclusive el Catolicismo, que se inspiró en el Evangeliode Jesús? Ramatís: Sin lugar a dudas, que desde los tiempos inmemoriales, los grandes profetas, magos,maestros, líderes e instructores espirituales descendieron a la tierra en épocas adecuadas, y tra-bajaron en el seno de las razas más apropiadas para inspirar y programar los movimientosespiritualistas de mayor y eficiente interligación religiosa de la criatura con el Creador. Pero las religiones fundadas con sus respectivos nombres, más tarde se multiplicaron y-transformaron a causa de sus interpretaciones personales. En verdad, la multiplicidad de religiones,cultos, sectas y credos que hoy existen sobre la tierra, casi nada tiene que ver con la pureza y lalógica iniciática de sus fundadores espirituales. Además, esas interpretaciones religiosas todavía vol-verán a sufrir nuevas influencias morales y religiosas de otros pueblos, por causa de la constanteemigración de los hombres de un país hacia otro. También es una verdad que las religiones surgieronsimples en su formación primitiva, sin dogmas limitativos y escenas aparatosas de los ritualeslitúrgicos. Pregunta: Bajo vuestra conceptuación espiritual, ¿cuáles son los motivos que las religionesposeen y que contribuyen a la incredulidad de los hombres, en vez de convertirlos a la realidadeterna? Ramatís: En la intimidad de los movimientos religiosos, de todos los pueblos, debe existir lamisma explicación iniciática y portillados básicos. Ello debe ser fundamental, aunque varíe lasimbología y las interpretaciones apropiadas a las costumbres y tradiciones de cada raza o pueblo.Dios y la Creación han sido explicados bajo avanzadas concepciones de los seres humanos, con-forme a cada época, es decir, están fundadas en el mejor conocimiento de la humanidad, a losefectos de configurar al Autor Divino. Siendo así, en la época de Moisés y del génesis bíblico, la tierratodavía era considerada como el centro del universo; el sol, la luna y los astros estaban fijos en elfirmamento. Eran una especie de adornos creados por Dios, para satisfacción de la humanidadterrena. La creación bíblica del Universo, plasmada en seis días y en el séptimo Dios descansó por estarcansado, sólo puede satisfacer y ser respetado en la época de su concepción 6. Hoy, gracias alprogreso científico y técnico, esa teoría se viene abajo ante la crítica de un alumno de primer grado yse vuelve aberrante para cualquier institución religiosa o espiritualista. En consecuencia, lasreligiones día a día se debilitan, ante la obstinación de sus responsables que aún conservan ydivulgan postulados anacrónicos, supersticiosos o místicos, que no resisten al más diminuto análisiscientífico. 6 Nota del Médium: Además, existen cosas totalmente graciosas en el Génesis, en donde Dios creó los cielos, la tierra,en las cuales había tiniebla y Él se mantenía sobre la superficie de las aguas. ¡Después hizo la luz, y vio que la luz erabuena; y separó la luz de las tinieblas; llamó a la luz; día y a las tinieblas; noche! ¡Dios hizo el mundo en siete días, pero alfinal hizo los días en segunda instancias! El hombre del siglo atómico reacciona irónicamente, ante la concepción bíblica y tradicional de unDios antropomorfo, que puede alegrarse u odiar, premiar o castigar, perdonar o sentenciar. Ya nocree en una divinidad que sólo se preocupa con amigos y enemigos de ciertos pueblos. Bajo tales conjeturas, la Administración Sideral providenció la codificación del Espiritismo, através del trabajo fecundo de Allan Kardec, entregando una doctrina sin dogmas, y cuyos postulados 26
  27. 27. Ramatís El Evangelio a la Luz del Cosmosretoman los temas de la Creación, la Vida y el Espíritu Inmortal, pero sin forzar el progreso de laciencia y el avanzado raciocinio del hombre moderno. Pregunta: ¿El hombre alcanzará algún día alguna comprobación de la vida inmortal y laexistencia de Dios, aunque siga sus investigaciones en forma exclusiva a través de la ciencia delmundo exterior? Ramatís: No se puede trazar barreras definitivas entre el intelecto y la emoción, la razón y elsentimiento, el cerebro y el corazón, porque el hombre no es un producto dualista, que dispone dedepartamentos psíquicos y antagónicos. En verdad, el sentimiento ilumina y clarifica la razón, puesmientras el intelecto planifica, investiga y saca sus conclusiones, el corazón sublima la actividadmental, que sobrepasa los límites comunes de las formas físicas del mundo transitorio. Además, lapropia figura del ángel, enseñada por la Iglesia Católica, indica que el alma liberada sólo puedemoverse a través del tránsito sideral, siempre que logre alcanzar perfecto equilibrio entre sus dosalas, en que una significa la razón y la otra, el sentimiento emancipado. Infelizmente, el dogmatismo religioso, actualmente, aisla a las personas por fuerza de laspreferencias devocionales, exigencias dogmáticas y excéntricas, expuestas por la religión y según eltemperamento y costumbre de cada pueblo. En cambio, la libertad de culto y la libre investigación queproporciona la actividad científica, puede unir fraternalmente a los hombres y hermanarlos en labúsqueda de Dios y de la Vida Inmortal. No existen antipatías ni competiciones, cuando losinvestigadores se basan en el mismo proceso de investigación espiritual. Pregunta: ¿El hombre comprenderá más a Dios a través de la inteligencia, volcada en lainvestigación científica, o la realizará por medio de su actividad religiosa? Ramatís: La inteligencia no es una condición exclusiva del cerebro del hombre, sino que es unaconsecuencia de la energía espiritual oculta, que lo acciona. En consecuencia, la criatura podráencontrar satisfactoria solución sobre la Realidad Divina a través de la ciencia, transformada enfilosofía trascendental, pero, tendrá más veracidad y precisión si la busca por medio del sentimientointuitivo, que es el nexo que lo vincula con la Mente Cósmica. De ahí, que es mucho más fácil para el hombre percibir la Realidad Divina a través de la intuición,cuya sensibilidad aumenta conforme éste ausculta el mundo espiritual. Todavía es razonable queexistan en la tierra credos, sectas y religiones personalizadas por sus líderes, mentores, y"salvadores" de la humanidad, las que se defienden y sobreviven por medio de dogmas, tabúes yconceptos limitados por las ideas humanas. Son movimientos a los que les falta la unidad fraternal yla inspiración superior, lo que les dificulta la búsqueda y comprensión en Dios. Por otra parte, lasreligiones dogmáticas luchan entre sí, llegando a la criticable situación de pregonar el Amor por mediode la guerra! De esa forma, las religiones se equivocan desde su nacimiento y las sectas que de ellas sederivan, se vuelven más agresivas, contrariando o desnaturalizando sus postulados fundamentales.Cuando más amplia fuera la unión entre los hombres, les favorecería para penetrar en una mayorárea de Dios, y por consecuencia, sería mayor la absorción de vibraciones divina. Como la centella divina existe en lo íntimo de las criaturas humanas, a medida que amplían sucomprensión mental, también dinamizarán el vínculo íntimo e intuitivo que los liga al Creador. Amedida que el hombre abarca una mayor área de conciencia espiritual, se libera de los dogmas,fórmulas, ritos y símbolos que lo aíslan de la pureza iniciática, y siente con más precisión lafrecuencia divina. Pregunta: ¿Existe algún misterio o relación esotérica en la palabra Dios, además del vocablográfico y oral del lenguaje humano? Ramatís: Sin duda alguna, aunque se modifique la sonorización de la palabra Dios, la mismavaría conforme al lenguaje de cada pueblo o raza, pero jamás se altera la esencia de Su NaturalezaInfinita o la Unidad de su Creación. Lo mismo sucede con la intimidad y el perfume de una flor, quepuede variar su designación conforme al idioma de cada pueblo o raza, pero no su especificaciónbotánica. Dios es y será inmodificable aunque lo llamen Dios, Gott, Supremo, Ley, Jehová, Alá, Gran 27

×